Mujer manabita.

Mujer manabita.

03_08 Mujer manabita

Joselías Sánchez Ramos. / 2017-03-08. / sjoselias@gmail.com 

Ser manabita es un honor. Así como la vida humana depende de la mujer, la identidad manabita depende de sus mujeres.

La mujer manabita está definida por su género, no pretende ser igual que el hombre, es compañera del hombre, compañera en el trabajo, en la economía familiar, en la alegría, en el dolor, en la familia que comparte y protege.

Definida por su género, la mujer manabita asume sus derechos y hace gala de su feminidad, en lo físico, en lo espiritual y en el talento.

En lo físico, la belleza de sus formas, su estructura para procrear la vida y su fortaleza para superar las dificultades, le han generado una coquetería natural que se esparce a través de su mirada, su sonrisa, su manera de hablar y su caminar.

Su espiritualidad, vinculada a su condición de producir y proteger la vida, la llena de valores humanos como su sorprendente fiereza para defender la familia, trabajar por ella, compartir con una generosidad sin límites así como el respeto y buen trato con las otras personas. Tiene una educación natural.

Su talento forma parte de la herencia familiar. Hace gala de una inteligencia múltiple que ha venido fraguando a través del tiempo.

Trabaja desde niña en el hogar paterno, en sus centros de estudio, en la singularidad de sus actividades personales, en sus artesanías y comercios. En el hogar que ha construido continúa trabajando asumiendo su papel de madre y hasta el de padre en la economía de su familia.

La mujer manabita no se queja. Vive para amar y trabajar, para trabajar y lograr el buen vivir. Es emprendedora por naturaleza, asume la equidad de género y tiende a acercarse a la excelencia. Allí está su gloria.

Su concepto de prosperidad no es la riqueza monetaria sino la calidad de vida que cada manabita aspira.

En nuestra visión, manabita es aquella mujer que naciendo o no en Manabí, se identifica con nuestra cultura, la asume como su tierra, trabaja, la ama y lucha por ella, la quiere ver grande y noble. Las mujeres manabitas honran a Manabí y convierten la ecuatorianidad en un orgullo.

Nos reunimos cada 8 de marzo para celebrar el Día Internacional de la Mujer, una jornada instituida en 1910 para conmemorar los esfuerzos que la mujer realiza por alcanzar la equidad de género en igualdad de oportunidades, la justicia sin violencia, la paz y el buen vivir.

Nos reunimos para reconocer a las mujeres manabitas cuya vida y esfuerzos enorgullecen a los ecuatorianos. Es el día de la mujer para celebrar el ser  mujer. (Josar, 2017-03-08)

03_08 mujer manabita montuvia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s