Archivo de la categoría: Manabi

María Isabel Muentes de Alvia.

MARÍA ISABEL MUENTES DE ALVIA.

Joselías Sánchez Ramos. / sjoselias@gmail.com / 2019-06-20.

María Isabel Muentes de Alvia, es una mujer de la cholería manabita que participa directamente en el “Primer levantamiento alfarista” que tuvo lugar en Colorado, el 5 junio 1864. Su nombre forma parte de la memoria histórica que Manabí recuerda cada año en el “Mes del manabitismo”.

Mujer de exótica belleza y espíritu indomable es reconocida como “la primera montonera alfarista” y destacada como “heroína ecuatoriana de la revolución alfarista”.

Su nombre lleva el Parque de Colorado. En su memoria, el GAD municipal declaró a Colorado como “Centro de la cultura de Montecristi” y crea una nueva parroquia urbana que llama “Isabel Muentes”.

En el Centro Cívico Ciudad Alfaro encontramos el “Salón Montonera Isabel Muentes”, el de mayor capacidad con un aforo de 720 personas. En la Casa de la Cultura Ecuatoriana de Manabí se denomina “Isabel Muentes de Alvia” a su Salón de Actos y se observa una placa recordatoria y retrato al óleo, autoría del artista Carlos Fernández Ferrín.

Isabel Muentes nace en Colorado, Montecristi, el 20 de junio de 1838. Cuando muere tiene más de 80 años.

LEVANTAMIENTO.

Esta mujer joven de 26 años, altiva, bravía, que cabalga sin montura, es quien organiza el levantamiento que Dumar Iglesias llama “la Fragua de Colorado”. Ella le entrega su fusil al joven Alfaro y es quien, con un disparo da la alerta para iniciar el ataque al ejército conservador y con el grito “¡Viva Alfaro, carajo!” arenga a sus compañeros.

El 5 de junio de 1864, entre Los Charcos de Colorado y Mazato de Montecristi, un pequeño grupo de campesinos, liderados por Alfaro, armados de escopetas y machetes, de manera estratégica, derrotan y capturan a una compañía de 60 soldados profesionales. Dos días después, en la propia ciudad de Montecristi toman prisionero al Gobernador Francisco Salazar.

Isabel Muentes de Álvia y junto ella, la mulata Martina, hija de esclavos libertos al servicio de Isabel, son quienes participan en esta jornada heróica junto a Pascual Alvia, Braulio Reyes, Felipe Castro, Bruno Muentes, Luis Feliciano Navarro, Ricardo Samaniego, Juan Muentes, José Rosa Lucas y Tadeo Piedra, en este primer levantamiento alfarista contra el gobierno de García Moreno.

Cholos, montuvios, mulatos, son los hombres y mujeres que inician los 31 años de luchas constantes de su líder, derrotas, destierros, persecuciones, hasta lograr la victoria el 5 de junio de 1895, El grito de “Viva Alfaro carajo”, retumbará durante tres décadas alentando la revolución liberal.

FUSILAMIENTO.

El gobierno persigue a los insurgentes de Colorado y captura algunos héroes cholos de la primera alfarada. Pascual Alvia y Bruno Muentes son apresados y se dispone su fusilamiento para el 21 de octubre de 1864 en la Plaza central de Montecristi. Entre la multitud está la montonera Isabel Muentes; con rabia y dolor contempla el fusilamiento de Pascual, su marido; y Bruno, su hermano. Braulio Reyes y Tadeo Piedra son apresados y fusilados en Jipijapa. José María Albán es detenido en la Sierra.

PERFIL DE MUJER

Isabel Muentes de Alvia es hija de caciques, mujer excepcional de carácter indómito. Desde muy pequeña mostró su orgullo y temple femenino reclamando el derecho de la mujer a ser respetada más allá de la sumisión que le impone la iglesia.

Su carácter indómito es el adecuado para participar en las reuniones de los comprometidos a quienes alienta para la insurrección y es ella quien da el tiro de alerta para el ataque y la captura.

El escritor alfarista, Dumar Iglesias Mata, sostiene: “Fue ella (María Isabel Muentes) quien organizó la “fragua de Colorado”, la que le dio el fusil para que el Héroe nacional Eloy Alfaro Delgado, protagonice el histórico primer levantamiento armado aquel memorable 5 de junio de 1864”.

Sustentado en el historiador J.J. Pino de Icaza, el Dr. Iglesias Mata dice que Isabel era: “morena, la cabellera en bucles sobre el cuello. Los almendrados, garzos, cargados de una sombra de dormida voluptuosidad que le amorataba los párpados”.

“El cuerpo juncal y delicioso en el detalle de la cintura estrecha y el vientre sumido, destacando los senos altos y erectos, estrábicos pequeños bajo la blusa de saraza blanca, cruzada de meridianos rojos, como dos peras de delicada dulzura”.

“Los brazos armoniosos y delgados. Las manos finas y aristocráticas. Y bajo la almidonada pollera campesina, remate de dos piernas que el deseo adivina largas y bien formadas, los piececillos delicados, de tobillos esbeltos, ocultos en las abarcas de toquilla. Pie de cabrita saltadora, para el símil discreto de un cantar de cantares campesino…” Es como la describe J.J. Pino Icaza.

VIUDA.

El historiador Jorge A. Cedeño Palacios, sustentado en las obras del escritor azuayo, Dr. Carlos Aguilar Vásquez, recuerda que María Isabel Muentes, ya viuda, se hizo cargo de las propiedades agrícolas de su marido y alumbró a su primogénito a quien cría y educa con esmero y dedicación; el joven, al cumplir su mayoría de edad, emigra al Perú.

Posteriormente forma hogar con don Manuel Toro y tiene considerable descendencia. Recibe una pensión por el montepío de su esposo, el capitán Pascual Alvia, según se lee en el informe del Ministerio de Guerra y Marina del Ecuador, fechado en 1915.

Vivió más allá de los 80 años y siempre recordaba la brillante trayectoria de su héroe, el Gral. Eloy Alfaro.

HOMENAJE.

Los manabitas debemos rendir homenaje a las mujeres de la revolución alfarista. Isabel Muentes es un personaje de relevancia en la historia ecuatoriana. Su heroísmo en los inicios de la Revolución Alfarista debe ser relievado. Ella mostró el camino para la reivindicación de la mujer ecuatoriana.

Alfaro no olvidaría que fue Isabel Muentes quien organizó la “fragua de Colorado”, quien le dio el fusil para derrotar al ejército gobiernista y quien mantuvo la antorcha encendida de la revolución alfarista.

Junto a Isabel hay que destacar a la Mulata Martina quien estaba a su servicio. Martina salva la vida del joven Alfaro cuando, en acto traicionero le disparan a su espalda. Martina observa el movimiento, lo alerta: “Amito Eloy, que te matan”, y recibe el disparo artero que segó su vida. Ella es también una heroína de la patria.

CONVOCATORIA.

Este 20 de junio evocamos el natalicio 181 de Isabel Muentes. Los manabitas, hombres y mujeres, niños, jóvenes y adultos, debemos recordar a esta “heroína ecuatoriana de la revolución alfarista”, como lo viene haciendo el Centro AGP de Manta.

Nuestras mujeres concejalas y las alcaldesas de los cantones manabitas, deberían reivindicar la memoria de Isabel Muentes de Alvia y su compromiso de lucha y futuro.

Las invito a mirar a Manabí con sueños nuevos, con sueños imposibles. Son mujeres del siglo XXI. El futuro debe ser construido desde el presente comprometido. Todas las mujeres pueden ser Isabel Muentes.(Joselías, 2019-06-20)

Manabí, manabita, manabitismo.

MANABÍ, MANABITA, MANABITISMO.

Joselías Sánchez Ramos. / sjoselías@gmail.com / 2019-06-16

Hola amigos. Junio es el mes del manabitismo. Los manabitas celebramos los 195 años de creación de la provincia de Manabí.

Manabí, una de las siete primeras provincias del Ecuador actual (1830), fue creada por el Gobierno de la Gran Colombia el 25 de junio de 1824 con 25.620 Km2 de superficie.

El nombre reconoce a “Cancebí”, territorio habitado desde hace 9.600 años antes de Cristo por culturas nativas que fueron evolucionando en conocimientos, destrezas, economía y organización política, hasta convertirse en dos pueblos sobresalientes: Manteños y Jama Coaque, que fueron las culturas del encuentro con los españoles en 1526.

MANABI.

El Manabí de hoy es una de las 24 provincias del Ecuador, habitada por 1’369.780 ecuatorianos (censo 2010) en 22 cantones que suman 19.427 Km2 del territorio nacional. Es la tercera provincia más poblada y la cuarta en extensión territorial. Su capital politica – administrativa es Portoviejo.

Sus actividades económicas están vinculadas a la agropecuaria (agricultural y ganadería), pesca, cultivo del camarón, comercio e industria vinculada a la producción alimentaria (conservas de pescado y aceites)

Sus habitantes han creado una cultura extraordinaria que califica a Manabí como provincia mágica en la cual, unos 50 mil jóvenes construyen una cultura académica en sus cinco universidades.

Manabí es una identidad regional, una identidad que genera pertenencia y orgullo colectivo. Que más allá de un sentimiento es una racionalidad del ser, deber ser y convivir de dos pueblos: el pueblo cholo y el pueblo montuvio, que en un espacio de tiempo y en un territorio determinado, han construido una poderosa identidad cultural que cada 25 de junio se convierte en un punto de inflexión de esta racionalidad.

¿DE QUÉ ESTÁ HECHO MANABÍ?

He preguntado a muchas mujeres. De sus directas respuestas comparto tres: Manabí está hecho de mujeres hermosas y guerreras. Manabí está hecho de hombres valientes y altivos. Manabí está hecho de mujeres inteligentes y hombres valerosos.

Entonces, me pregunto ¿Qué tiene Manabí?. ¿Qué tiene Manabí que nos reúne a todos? ¿Qué tiene Manabí que nos inspira a todos? ¿Qué tiene Manabí que nos alienta e impulsa?

Respondo: Manabí tiene la fuerza del ideal, la pasión de lo sublime, la altivez de la libertad, la razón de las vivencias. Manabí es uno, Manabí somos todos.

MANABITAS.

Somos manabitas, Somos conocimiento y pasión, una ecuación que debemos entender y resolver. Sus variables somos nosotros, la gente que nace y muere, que sufre y ríe, que se cae y levanta, que ha hecho del trabajo una oración diaria y de la generosidad una filosofía de vida.

Somos la unidad en la diversidad. Somos cholos y montuvios viviendo en 22 cantones diversos.

Somos una identidad cultural telúrica con un corazón de acero capaz de levantarse desde la más terrible tragedia. La palabra resiliente tiene un sinónimo: manabita.

MANABITISMO.

El Consejo Provincial de Manabí, el 10 de marzo de 2004, declarara a Junio como el “Mes del Manabitismo”. Su Ordenanza, dice:

Art. 1.- Declarar a junio como Mes del Manabitismo, en homenaje a todos los acontecimientos que a través de la historia se han constituido en hitos del progreso y desarrollo y que coincidentemente se produjeron en este mes.

Art. 2.- Exhortar a los manabitas y a sus instituciones representativas: culturales, educativas, clasistas, sociales, públicas, privadas y medios de comunicación social, para que se conmemore y difunda con sentido provincial a junio como Mes del Manabitismo, realizando actos cívicos-culturales y sociales de exaltación y confraternidad.

Cito algunos hechos.

17 de junio de 1745, natalicio del cacique Manuel Inocencio Parrales y Guale.

20 de junio de 1838, natalicio de María Isabel Muentes de Alvia.

25 de junio de 1824, creación de la provincia de Manabí.

25 de junio de 1842, nacimiento de José Eloy Alfaro Delgado.

5 de junio de 1864, primer levantamiento del Eloy Alfaro en Colorado.

5 de junio de 1895, triunfo de la Revolucion Liberal Radicial liderada por Alfaro.

25 de junio de 1908, llega a Quito el ferrocarril desde Guayaquil.

25 de junio de 1954, inicia labores la Universidad Técnica de Manabí.

El manabitismo es una condición humana de ser, estar y compartir la vida. Nos sentimos orgullosos de esta condición humana, propia y diferente, diversa y convergente, porque somos la unidad en la diversidad (Joselías, 2019-06-16)

Manuel Inocencio Parrales y Guale.

MANUEL INOCENCIO PARRALES Y GUALE.

Joselías Sánchez Ramos. / sjoselias@gmail.com / 2019-06-17.

Manuel Inocencio Parrales y Guale, Cacique y Gobernador del pueblo y del común de los nativos de Jipijapa, es un personaje valioso de la historia de Manabí. Su memoria forma parte de la celebración anual del “Mes del Manabitismo”.

Es el “Primer agrarista de América”. Su nombre está perennizado en una calle, una parroquia urbana, una escuela y un colegio de Jipijapa, donde se le rinden honores.

El Estado ecuatoriano lo reconoce como “Precursor de la reforma agraria y defensor de los indígenas de la costa ecuatoriana”.

Nace en Jipijapa el 17 de junio de 1745 y muere el 4 de mayo de 1806 en Santa Elena, a los 61 años.

PRECURSOR Y DEFENSOR.

La Asamblea Nacional del Ecuador, el 11 de octubre de 2011, lo declara: “Precursor de la reforma agraria y defensor de los indígenas de la costa ecuatoriana”, por su inclaudicable accionar en la era colonial.

Acoge la propuesta presentada por el GAD municipal de Jipijapa, y gestionada por la asambleísta manabita, Lídice Larrea.

La Asamblea Nacional considera:

“Que, el ciudadano insigne Manuel Inocencio Parrales y Guale fue el primer precursor de los ideales independentistas desde los años 1760, desde Manabí para el Ecuador.”

“Que, el cacique Manuel Inocencio Parrales y Guale fue defensor de las comunidades indígenas de un extenso territorio de la colonia comprendido en las provincias de Manabí, Esmeraldas y parte de Pichincha.”

“Que, el cacique Manuel Inocencio Parrales y Guale se adelantó dos siglos en la Reforma agraria al proponer las políticas que presentó ante la Audiencia de Quito, luego ante el Virrey de Santa Fe y la Corte de Madrid en un memorial del 22 de octubre de 1793, obteniendo una cédula de amparo el 17 de febrero de 1794, protestando en defensa del indigenado costeño, hecho que culminó con el reconocimiento de las tierras de común, de los habitantes de la región con la expedición de la Cédula Real a favor de los indios en común de Jipijapa el 2 de agosto de 1780.”

“Que, el Gobernador Manuel Inocencio Parrales y Guale como orador y visionario en su época promovió y fortaleció la cultura indígena, creando un importante espacio para difundir las bondades del agro, respetando los derechos de los indios sobre el territorio de la comunidad y luchando valientemente contra el abuso y las humillaciones de los conquistadores.”

“Que, los principios, postulados y acciones del cacique Manuel Inocencio Parrales y Guale han sido insumos para la legislación de la República desde 1830 y que en la Constitución y leyes en vigencia sigue inalterable su aporte para contribuir al Buen Vivir.”

Con estos antecedentes, la Asamblea Nacional, resuelve:

“Declarar al cacique jipijapense, gobernador Manuel Inocencio Parrales y Guale, “Precursor de la reforma agraria y defensor de los indígenas de la costa ecuatoriana” por su inclaudicable accionar en la era colonial.”

“Reconocer su obra social que fue motivo permanente al que dedicó hazañas y virtudes como ejemplo para presentes y futuras generaciones.”

SÍNTESIS BIOGRÁFICA.

Manuel Inocencio nace en Jipijapa el 17 de junio de 1745. A los 61 años muere en Santa Elena el 4 de mayo de 1806. Sus padres Inocencio Parrales y Manuela Guale, noble y principal de familias antiguas del Común de estos pueblos.

El cura párroco Francisco Javier Ruiz-Cano le enseña a leer, escribir y las cuatro reglas. Se convierte en un nativo que habla y escribe español. Es un buen tenedor de libros.

Es un orador visionario que a los 17 años es elegido Cacique gobernador de Jipijapa. Un valeroso líder nativo que fortalece la cultura de su pueblo, promueve las bondades del agro y lucha incansablemente por el derecho de su pueblo sobre el territorio de la comunidad ante el abuso y humillación de los conquistadores españoles.

Viaja a Quito, Bogotá y a las Cortes españolas obteniendo el reconocimiento de las tierras a favor de los nativos en común de Jipijapa con la expedición de la Cédula Real del 2 de agosto de 1780.

En el Diccionario biográfico de Rodolfo Pimentel el retrato es descrito así: “Aparece vestido a la usanza española con pelo lacio y negro partido en medio y sujeto hacia atrás con un moño o coleta. Nariz aguileña, mentón fuerte y ojos negros y pequeños pero muy penetrantes. La frente amplia y despejada y un ligero prognatismo dan a su figura una apostura y arrogancia poco común.”

El Prof. José Arteaga Parrales, en un valioso estudio biográfico sobre el cacique Parrales y Guale, lo considera el “Primer agrarista de América”.

El retrato que se adjunta a este ensayo es un testimonio único de cómo era Manuel Inocencio Parrales y Guales porque, en el siglo XIX, Jipijapa sufrió varios incendios devastadores que terminaron con los testimonios de su pasado.

TRASCENDENCIA.

Manuel Inocencio Parrales y Guale es un personaje ilustre de Manabí. Su memoria trasciende en la historia nacional como “Precursor de la reforma agraria y defensor de los indígenas de la costa ecuatoriana”.

El Ministerio de Educación debe publicar una cartilla sobre su memoria y distribuirla en todas las unidades educativas del Ecuador intercultural. El Ministerio de Cultura y Patrimonio disponer su nombre entre los personajes ilustres de la Patria.

El natalicio de Manuel Inocencio Parrales y Guale, cacique y gobernador de los nativos de Jipijapa, 17 de junio, es una de las fechas conmemorativas del “Mes del manabitismo”. (Joselías, 2019-06-17)

Manabí. Esculturas de madera.

ESCULTURAS DE ARENA

Joselías Sánchez Ramos / sjoselías@gmail.com / 2019-06-17

Hola amigos. En este mes del manabitismo (Junio), Canoa fue es el escenario para el concurso de esculturas de arena promovido por el GAD provincial dentro de la programación de festejos para celebrar los 195 años de la provincialización.

Artistas de Canoa, Jama, Portoviejo y Manta, con arena y agua, construyeron sendas esculturas, creaciones maravillosas, que captaron la imaginación, admiración y aplausos de los turistas que llegaron a las playas de Canoa, cantón SanVicente, atraidos por este concurso.

Un arte efímero pero que requiere de mucha creatividad, agua y arena para construir figuras que causan admiración pero que, luego de unas horas, la marea se lleve todo.

Este arte forma parte de la riqueza cultural manabita cuya identidad, lo afirmo, es una conciencia compartida de sus habitantes, una conciencia de pertenencia a una comunidad territorial especifica.

Este identidad es resultado de un largo proceso sociohistórico que se inicia en la prehistoria latinoamericana, se condiciona durante la conquista, se refuerza durante la colonia, se vigoriza durante las luchas de la independencia, se trasluce durante la Republica del siglo XIX como revolución alfarista, para convertirse hoy en una «ideología manabita» desarrollada sobre la territorialidad y la etnicidad.

En esta territorialidad de Manabí conviven dos pueblos, el pueblo cholo y el pueblo montuvio, que se llaman asímismos: manabitas. (Joselías, 2019-06-16)

Manabí celebra. Los manabitas comparten su alegría.

MANABÍ CELEBRA. LOS MANABITAS COMPARTEN SU ALEGRÍA

Joselias Sánchez Ramos. / sjoselias@gmail.com / 2019-06-15

Hola amigos. Manabí celebra los 195 años de creación provincial. Como provincia se crea el 25 de junio de 1824. Al mismo tiempo, políticamente nacen sus primeros tres cantones: Portoviejo, Montecristi y Jipijapa. También, en otro 25 de junio de 1842 nace en Montecristi, don José Eloy Alfaro Delgado, el ecuatoriano más grande de todos los tiempos.

Otros dos hechos tienen lugar en un 25 de junio. La llegada a Quito, en 1908, de la primera locomotora del ferrocarril Guayaquil – Quito, construido por Eloy Alfaro. Y, el inicio de labores académicas, en 1954, de la Universidad Técnica de Manabí, el primer centro de educación superior de la provincia.

MANABÍ – CANCEBÍ.

Al concluir la guerra de la Independencia, la Presidencia de Quito pasa a formar parte de la Gran Colombia como Departamento del Sur integrada por tres departementos: Ecuador (Quito), Azuay (Cuenca) y Guayaquil (Guayaquil)

El 25 de junio de 1824, el gobierno grancolombiano crea la Ley de División Territorial. Francisco de Paula Santander,  encargado de la presidencia de la Gran Colombia, puso el Ejecútese. Se crea la provincia de Manabí con sus cantones Portoviejo, la capital; Montecristi y Jipijapa. Aunque, políticamente depende de Guayaquil, se le designa un Gobernador de la administración pública que la colocó en plano de igualdad con Guayas.

Cuando se crea la provincia, su territorio tiene 25.620 kilómetros cuadrados. Un año después, en 1825 pierde Atacames que la anexan a Esmeraldas. Durante la República, en 1878, durante el Gobierno de Veintimilla pierde Muisne (antiguo Mompiche), que también la anexan a Esmeraldas.

Cuando se crea la República, el el 13 de mayo de 1830, el presidente Juan José Flores designa al coronel Juan Antonio Muñoz como el primer gobernador de Manabí.

MANABI DE HOY

El Manabí de hoy, a los 195 años de su creación, es una de las 24 provincias del Ecuador. Tiene una población de 1’369.780 personas según el censo 2010 (en el 2020 se hará el otro censo).  En sus 19.427 Km2 de superficie se asientan 22 cantones diversos. Es la tercera provincia más poblada y la cuarta en extensión territorial. Su capital politica – administrativa es Portoviejo.

Sus actividades económicas están vinculadas a la agricultural, pesca y ganadería; tiene un activo comercio y su industria está vinculada a la producción alimentaria (conservas de pescado y aceites)

CELEBRACIÓN.

Durante junio, los manabitas tienen innumerables motivos para celebrar su tierra, su forma de ser, estar y convivir que se refleja en su telúrica identidad cultural.

Es también una oportunidad para pensar y reflexionar sobre su protagonismo político que es facilmente superado por su protagonimo electoral.

Su gobierno provincial está cumpliendo un extenso y variado cronograma de actividades durante todo el mes destacando la sesión solemne de aniversario para las 11:00 del martes 25 de junio en Portoviejo. (Joselías, 2019-06-15)

Periodismo y política.

PERIODISMO Y POLÍTICA.

Los estudiantes del 9no. Semestre de Periodismo de la Universidad San Gregorio de Portoviejo organizaron un panel que reunió a cuatro expositores quienes respondieron preguntas y esbozaron sus tendencias políticas.

El evento, que se cumplió el pasado 7 de febrero en el Auditorio de la Universidad, se inició con la participación de la maestra Marjorie Cevallos quien presentó un estudio sobre las tendencias de los partidos políticos en Ecuador y, en el desarrollo del Foro, cada panelista: Dr. Vicente Abril, Lic. Julio Villacreses, Dr. Leonardo Viteri y Lic. Joselías Sánchez, al responder las preguntas planteadas, analizó las tendencias políticas que alientan el quehacer político ecuatoriano.

El objetivo del encuentro, explicó el docente, Ab. Mario Cedeño, es demostrar el desarrollo, los cambios sociales y económicos que surgen a través de las tendencias políticas producto de las ideas y estrategias que se producen mediante el sistema político de cada tendencia.

El ceibo del amor y la amistad.

EL CEIBO DEL AMOR Y LA AMISTAD

Joselías Sánchez Ramos. / sjoselias@gmail.com / 2019-02-14

Hola amigos. El Ceibo es el árbol patrimonial de Manabí. En Manta es un árbol ciudadano. En la Plazoleta Azua es el “ceibo del amor y la amistad”.

El ceibo del amor y la amistad en la Plazoleta Azua de Manta, Ecuador.

18 AÑOS.

Jacqueline de Munizaga, su progenitora, ha convocado a los mantenses para celebrar el cumpleaños 18 de este “ceibito del amor y la amistad”. Así lo llama, desde el 14 de febrero del 2011 cuando lo sembró en la Plazoleta Azúa. Ella y otros ciudadanos, hombres y mujeres, lo han regado y cuidado para que crezca hermoso y corpulento frente al Palacio Municipal, al pie del Palacio de Justicia, a un costado del Museo Cancebí.

Una de las damas que con amor y entusiasmo acompañó su siembra fue la Sra. Elvira Cedeño de Zambrano quien ha dedicado su vida a la cultura del árbol. Ella lo ha visto crecer y es hoy un orgulloso símbolo verde de la ciudad, un corpulento árbol que desafía al espacio.

A este árbol ciudadano, los mantenses lo cuidan y protejen su entorno.

Otro ciudadano que merece aplausos es don Luis Arturo Erazo Guamán, respetable vendedor de periódicos y revistas quien, orgullosamente dice: “El ceibo me protege, yo lo protejo. Conmigo creció. Lo he regado desde que era pequeño y lo he cuidado con amor y paciencia. Mientras crecía tomaba sus ramas, las ataba a los costados para que crezca recto. Ya está enorme. Nadie me dio esta responsabilidad. La asumí voluntariamente porque yo amo la vida, amo a la naturaleza como ella me ama a mí.”

Conversando con sus amigos al pie de este árbol, Julio Antonio Alarcón Cevallos, recordaba: “Cuando lo sembraron hubo muchos curiosos. Algunos asumimos el papel de padrinos para cuidar su crecimiento. Yo soy uno de ellos. Lo vi sembrar. Lo he visto crecer”.

JACQUELINE DE MUNIZAGA.

¡Qué gran mujer! Su vida está comprometida con la cultura, con el arte y los derechos de la naturaleza. Llega a Manta como asesora cultural del Banco Central que funcionaba en el hoy Palacio de Justicia; su oficina miraba a la Plazoleta. Luego dirige el Museo Municipal con las enormes figuras del adoratorio aborigen de Los Esteros; su despacho, en el tercer piso del Palacio Municipal, estaba frente a la Plazoleta Azua. Hasta mediados del 2014 dirige el Museo Etnográfico Cancebí, ubicado al costado derecho de la misma Plazoleta. En este entorno siembra y crece su “ceibito del amor y la amistad” Curiosa coincidencia.

A nadie se le había ocurrido sembrar un ceibo en un parque de la ciudad. Sólo a Jacqueline de Munizaga. Su iniciativa es fortalecer la cultura del árbol y el buen vivir. Quien mejor que el árbol para preservar la vida humana. Este mensaje lo trasmite en sus “plumillas” y en sus libros. Para ella, el respeto y reconocimiento de los mantenses.

EL ÁRBOL CIUDADANO.

El ceibo de la Plazoleta Azua, ya es un “árbol ciudadano” con todos los derechos que el concede la Constitución de la República del Ecuador. Cuando uno se detiene bajo su follaje, con el susurro del viento se escucha su historia.

“Mi semilla fue recogida al pie de mi padre ceibo, allá por el Higuerón. Con todos los cuidados nací y fui trasplantado en la Plazoleta Azua el 14 de Febrero del 2001, al pie del Palacio de Justicia de Manta”.

Yo era el único ceibito en el perímetro urbano de la ciudad, y como era tan pequeñito, la gente casi ni me tomaba en cuenta. Yo ofrecí que algún día brindaría mi fresca sombra y también la belleza de mi verde follaje, para formar parte del ornato de mi ciudad”.

“Ya he crecido, tengo 18 años, me he convertido en un árbol ciudadano, robusto y corpulento, gracias al amor y respeto que todos me han brindado. Acompañen a mi mamá Jacqueline quien me festeja todos los años.”

ARBOL PATRIMONIAL

El 27 de abril del 2015, el Gobierno Provincial declaró al ceibo como “Árbol patrimonio natural y símbolo de la identidad cultural de Manabí”. Una gran iniciativa de la Universidad San Gregorio Portoviejo y del maestro e historiador, Eduardo Ramiro Molina Cedeño.

Es el árbol de nuestra provincia que sigue enhiesto protegiendo el bosque seco, hábitat de aves, refugio de pequeños animales, fuente de trabajo para muchos; unos recogen la miel de los panales de las abejas que revolotean las flores del ceibo, otros recogen su lana con la que preparan múltiples artesanías como colchones y almohadas.

El Ceibo está vinculado con nuestras culturas ancestrales. Con su lana, los tejedores de la Cultura Manteña elaboraban mantas y telas que intercambiaban en su comercio global a lo largo de la cuenca del Pacífico americano.

Cuando Francisco Pizarro se encontró con Atahualpa en Cajamarca, Perú, le sorprendió la finura del tejido de la manta con que se cubría. Era una manta manteña según cuentan los cronistas repitiendo la narración del intérprete de Pizarro quien era un nativo manteño que había capturado Bartolomé Ruiz.

Los ceibos están a su lado, vigilantes silenciosos de los tiempos, configurando el viento, el alma, la soledad, el placer y la vida en las sabanas manabitas. Hay que cuidarlos y preservarlos por sus bosques están siendo devastados por las nuevas urbanizaciones que se levantan, sobre todo, en el territorio de la mancomunidad del Pacífico: Manta, Jaramijó y Montecristi.

INSPIRACIÓN.

Los ceibos que crecen en nuestros campos con sus múltiples y peculiares formas sirven de inspiración a poetas, pintores, fotógrafos y a la sabiduría popular. Cuando usted viaja de Tosagua a Rocafuerte observa un ceibo muy particular con formas de mujer. Los publicistas de Industrias Ales han colocado allí un letrero que dice: “Producto de calidad”

El ceibo, vida y ternura manabita. Pintura del artista José Loor.

Ivo Uquillas y José Loor, escultores y pintores, tienen cuadros donde retratan al ceibo en todo su esplendor.

El maestro pintor José H. Pozo Tobar es un enamorado del ceibo. El artista Alberto Santoro Williams, expositor en el Museo Cancebí, presentó en sus cuadros la maravillosa paradoja de la naturaleza. Líder García, arquitecto, artista y fotógrafo, es otro artista que ha logrado sintetizar la cosmogonía del ceibo a través del lenguaje de sus ramas; ha regresado desde y nos invita a su exposión en el Museo Histórico de Portoviejo,

ÁRBOL HERMANO.

Ningún lugar está lejos cuando tienes un árbol. Siempre habrá un abrazo y un suspiro, una lágrima y una sonrisa, siempre habrá una palabra en silencio que brota de tu mismo silencio.

El ceibo, árbol patrimonial de Manabí.

Gabriela Mistral lo llama: “Árbol hermano, que clavado / por garfios pardos en el suelo, / la clara frente has elevado / en una intensa sed de cielo; / Árbol que no eres otra cosa / que dulce entraña de mujer, / pues cada rama mece airosa / en cada leve nido un ser.”

En su caminar, el poeta Antonio Machado lo mira y exclama: “buen árbol, quizá pronto te recuerde, cuando brote en mi vida una esperanza que se parezca un poco a tu hoja verde”

Daniel Adrián Madeiro, le dice a su “Árbol, estoy aquí”. “Te contaré algo que no le he contado a otros, solos aquí, tu y yo, quedará esto entre nosotros: Vendré a beberme tu sombra cuando se cierren mis ojos.”

“El árbol, es el árbol de los libres, árbol tierra, árbol nube, árbol pan, árbol flecha, árbol puño, árbol fuego”, sentencia Pablo Neruda.

El árbol es un hermano clavado en el suelo mientras sus ramas se elevan al cielo.

ÁRBOL COMPAÑERO.

El ceibo podría ser su árbol compañero. Hágalo su familia. Siémbrelo en su patio.

Los entendidos señalan que es un árbol de rápido crecimiento, cultivo ornamental y madera liviana, muy apto para jardines donde se lo siembra sólo, dejándole un espacio de cuatro metros de lado por lo menos, dada la altura que alcanzará en sus 140 años de vida y en los dos metros de grosor de su tronco. También lo puede podar para mantenerlo pequeño si su patio es reducido.

Recuerde. Un solo árbol puede dar sentido a un bosque, a un pueblo, a una persona. El ceibo es su árbol. Salude al ceibo del amor y la amistad en la Plazoleta Azua de Manta, Ecuador. (Joselías, 2019-02-14)

El ceibo y la luna.

El ceibo del amor: 18 años.

EL CEIBO DEL AMOR: 18 AÑOS

Joselías Sánchez Ramos. / sjoselias@gmail.com / 2019-02-09.

Hola amigos. Manta es la única ciudad de Manabí que tiene un árbol ciudadano. Es el ceibo de la Plazoleta Azúa. Este 14 de febrero cumple 18 años de vida desde que la Sra. Jackeline Munizaga lo sembrara un 14 de febrero del 2001.

Se llama tambien el “Ceibito del amor y la amistad” porque su nacimiento coincide con esta glamorosa fecha. Es un árbol ciudadano con todos los derechos que le concede la Constitución de la República, la única en el mundo que reconoce los derechs de la naturaleza.

Como en años anteriores, el jueves 14 de febrero, desde las 10:00, los mantenses se reunirán para celebrarlo. En derredor del árbol, al pie de su follaje, al amparo de su sombra, habrá una ceremonia que preside la Sra. Jackeline Munizaga; los asistentes degustarán copas de rompope, dulces manabitas y, entre comentarios y alegrías, surgirá el compromiso de cuidar nuestros árboles y protegerlos de la destrucción.

Este árbol evoca mi niñez. En esos años sin destino, abrazando mi algarrobo, me convertí en árbol en el silencio de la tarde, mi piel junto a su tronco se volvió corteza, fui hojas gritando la oración de la alegría; me sentí mecer como las ramas se mecen con el viento y me dejé ir entre la tierra húmeda para sentirme en el cielo de arreboles, mirando el mar y conversando con la luna.

Mi algarrobo. Mi padre lo sembró; mi madre nos enseñó a regarlo. Entienden por qué amo la vida.

Ahora, en mi casita del Barrio Santa Martha, que le construí a Cecilia después del terremoto, debo sembrar un ceibo, este árbol patrimonial de Manabí, árbol ciudadano de Manta.

Crecí entre árboles. Los árboles de mi infancia y adolescencia en el jardín de la casa: Guachapelí, Matapalo, Jaboncillo, Tamarindo, el viejo algarrobo. Mi padre sembraba árboles, mi madre sus flores y plantitas para todos los dolores y comidas (nadie se acuerda del mastuerzo para el dolor de muelas). Mi abuelo tenía sus vacas y burros, muyuyales, perlillos y copés; mi abuela nos contaba cuentos de lutonas y aparecidos.

Yo estoy aquí, junto a ustedes, con este bosque de palabras para invitarlos a celebrar el cumpleaños del ceibo de la Plazoleta Azúa. El árbol es un amigo, un recuerdo, una misión. Escuche en sus adentros la canción de Alberto Cortez: “Mi árbol y yo” y comprenderá por qué el árbol es un compromiso con la vida.

Gracias Jackeline Munizga. Invitamos a los niños y a las familias mantenses. (Joselias, 2019-02-09)

Humanizar la política.

HUMANIZAR LA POLÍTICA

Joselías Sánchez Ramos. / sjoselias@gmail.com / 2019-01-27.

“Contigo Siempre” es un diálogo con el pueblo que don Carlos Bergmann Reyna ha mantenido durante los últimos 206 sábados del ejercicio de su dignidad como asambleísta de la República elegido por los manabitas.

Este sábado 26 de mayo, desde Ciudad Alfaro, Montecristi, “Contigo Siempre” alcanzó la edición 206. Son, en buen romance, 206 semanas que representan cuatro años y varios meses.

Este programa radial televisivo, que lo realiza en diversos lugares de la provincia y de la república, le ha permitido escuchar a los manabitas y ecuatorianos de los más apartados rincones; allí, en el lugar donde se reúnen los convocados, alguna familia del sector los invita a un desayuno donde el diálogo se interpersonaliza.

Con justeza y méritos, Carlos Bergmann puede expresar que es un político que se acerca al pueblo no sólo en tiempos de elecciones. Es casi filosófica la misión que cumple: “humanizar la política”.

El aplomo de sus opiniones, la serenidad de su palabra, su capacidad para percibir al otro y esa manera de ser tan sencilla que lo engrandece, hizo que los asambleístas lo designaran Vicepresidente de la Asamblea Nacional, dignidad que honra a los manabitas. Demuestra también la experiencia política que ha logrado y el aprecio que le tienen los manabitas quienes lo eligieron no encabezando él la lista de asambleístas de su Movimiento político.

Repetiré lo que dije en Twitter: “Felicitamos a Dn Carlos Bergamn @bergmannerestu porque su diálogo con el pueblo #ContigoSiempre alcanza la edición 206 y agradecemos su invitación para expresar nuestro pedido sobre el pueblo cholo del Ecuador y evocar el pensamiento de Eloy Alfaro, héroe nacional del siglo XXI”.

Nos honra ser su amigo. (Joselías, 2019-01-27)

Dra. Teresa Sánchez Ramos: “Ser de luz”.

DRA. TERESA SÁNCHEZ RAMOS: “SER DE LUZ”.

Dra. Doris Carpio Vélez. / Coordinadora del Centro Geriátrico del Centro de Salud B – IESS Portoviejo. / XV aniversario del Centro Geriátrico “Dra. Teresa Sánchez Ramos”. / Portoviejo, 2018-07-18.

“Una persona no envejece cuando se le arruga la piel, sino cuando se le arrugan los sueños y la esperanzas”

Antes de proseguir, pido un sonoro aplauso, para este grupo de quinceañeros, quienes con el fulgor que irradian sus ojos, nos enseñan e invitan afrontar dentro de poco la inevitable y hermosa edad dorada.

En otros tiempos cada uno de ellos, en calidad de profesionales, maestros, etc., fueron artífices del progreso de la sociedad a la que pertenecen.

El transcurso del tiempo, no ha logrado minar, su sapiencia y su capacidad intelectual, estas facultades aún se mantienen vitales, siendo la razón que los impulsó hace 15 años a conformar el Centro Geriátrico “Dra. Teresa Sánchez Ramos”, aunaron esfuerzos, elevaron su autoestima, rechazaron la idea y costumbre de ver pasar el tiempo y esperar pacientemente en algún lugar preferido del hogar a que llegue el final de sus vidas, en este trajinar tuvieron la guía generosa de la Dra. Teresa Sánchez, “Ser de luz” quien les enseñó a envejecer con dignidad y a disfrutar de una mejor calidad de vida, así aprendieron a convivir, con personas dignamente humana, donde prevalece la honradez, la verdad y el espíritu de lucha, donde se comparten desafíos, triunfos y derrotas del hoy y del ayer. Sin importar el qué dirán la timidez y la vergüenza, proporcionaron a través de la danza movimientos a su cuerpo y ese movimiento constituye vivir. Y con el coro, sinfonía a sus oídos, con la gimnasia y musicoterapia, un agradable sonreír al atardecer y sucumbir en un mundo de ensueño.

Fraternizaron con un corazón abierto y sensible saboreando el agridulce del diario vivir, donde se sueña y se permite soñar, donde la conciencia está en paz consigo mismo y con el entorno.

Muchos son los científicos e investigadores que buscan el secreto de la eterna juventud, pero ese secreto esta tan cerca de nosotros y no logramos descubrirlo. Según Javier Gonzales Martin “el elixir de la eterna juventud está escondido en el único lugar en donde nadie se le ocurre buscar, en nuestro interior”.

Respetable público, brindo a ustedes la más cordial bienvenida a este solemne y significativo acto.

GRACIAS.

Dra.Doris Carpio Vélez
Coordinadora Centro Geriátrico