Todas las entradas por Joselías SÁNCHEZ RAMOS

Acerca de Joselías SÁNCHEZ RAMOS

Soy la vida hasta que muera. Historiador y cronista de Manta - Jocay, mi ciudad puerto de Manabí, Ecuador. Periodista - Docente en la Universidad Laica Eloy Alfaro de Manabí, Ecuador - Mis estudiantes me llaman "Maestro de la sonrisa eterna". Mi Facultad me declara "Patriarca de la Facco". Para mis lectores soy un "Diálogo con Joselías". Soy amante de la vida, río a carcajadas, con Cecilia somos una familia de cuatro hijos y nueve nietos, por ahora. Bailamos "chévere". Nací junto a las olas, vivo frente al mar, converso y río con mis padres que siguen iluminando mi vida aunque estén muertos. Mis hijos son maravillosos. Cada uno de ellos me llena de asombros. Los amigos son libros abiertos para la descontextualización de la relación humana. Proclamo la paz y respeto la diversidad.

Reactivación económica de Tarqui.

REACTIVACIÓN ECONÓMICA DE TARQUI.

Joselías Sánchez Ramos / sjoselías@gmail.com / 2018-12-09.

Hola amigos. El señor Alcalde y los vecinos que se dan en llamar “Tarqui central” piensan que la reactivación económica de Tarqui vendrá con la construcción de un nuevo mercado. El sector hotelero de Tarqui considera que la reactivación económica de Tarqui será posible con la construcción del “Corredor Turístico de Manta”.

Repito la palabra Tarqui para concienciar a los mantenses que aquí, en este sector, el terremoto destruyó vidas, edificios, negocios, hoteles, economías y que, a pesar del tiempo transcurrido, las secuelas del desastre siguen siendo mayores que el mismo terremoto.

Con el terremoto, el comercio de Tarqui explosionó hacia todos los sectores. La dinamia comercial de Manta es ahora un distintivo de todos sus vecindarios. El “Nuevo Tarqui” es un fiasco. Sin planificación urbanística, sin planificación comercial, sin proyección económica, soporta hoy la ausencia de clientes. Un comerciante vende USD3,50 diarios para pagar UDS4 diarios por el uso del local. Ese y muchos otros comerciantes piden a gritos que se construya el mercado de Tarqui.

Pero, la construcción de un nuevo mercado, donde estuvo el Mercado que inauguramos en 1972 cuando fui concejal, no atraerá a los miles de compradores y demandantes que ahora tienen muy cerca otros comercios donde satisfacer sus necesidades.

Por ello es que pedimos que se mire de otra manera a la reactivación económica de Tarqui. A más del comercio habitual hay otra alternativa posible. El aprovechamiento de la hermosa bahía de Tarqui y Los Esteros, de su playa, de su hotelería, de su gastronomìa, de su turismo.

Construir el “Corredor Turístico de Manta” es un imperativo del Gobierno Nacional cuyo presidente ha prometido que en 18 meses estará listo la Terminal aeroportuaria. Esto debe entenderlo el Director Ejecutivo del Comité de la Reconstrucción para que sea lo primero que presente al nuevo Vicepresidente de la República. Esto debe entenderlo el Prefecto Provincial que es el Vicepresidente de este Comité de la Reconstrucción.

Esto debe asumirlo el Alcalde de Manta que, en sus últimos cuatro meses puede dar un golpe de timón presionando al Presidente Moreno. Además, sería un gran empujón para la elección de su esposa como nueva Alcaldesa de Manta.

Le pido a los mantenses. Hablen sobre el “Corredor Turístico de Manta”. Pidan la construcciòn del “Corredor Turistico de Manta”. Innunden las redes sociales pidiendo el “Corredor Turístico de Manta”. Convoquen foros, debates y coloquios sobre el “Corredor Turistico de Manta”.

La gran beneficiada de esta obra será la ciudad de Manta porque allí, en ese corredor turístico estarán los locales de 23 miembros de la Asociación de Trabajadores Turísticos de la Playa de Tarqui que, con sus 50 años de existencia, siguen siendo víctimas del desastre del 16-A. (Joselías, 2018-12-09)

“Historia de una misión. Los Jesuitas en Manabí y Esmeraldas”.

“HISTORIA DE UNA MISIÓN. LOS JESUITAS EN MANABÍ Y ESMERALDAS”.

Joselías Sánchez Ramos. / sjoselias@gmail.com / 2018-12-08

Hola amigos. 2018 es el año centenario de la llegada de los Jesuitas a San Pablo de Manta. Con este motivo, la Compañía de Jesús y la Parroquia La Merced organizaron un evento de primera línea para presentar la magnífica obra del P. David Chamorro Espinoza S. J., que recoge la historia misionera de los Jesuitas en dos provincias de la costa ecuatoriana: Manabí y Esmeraldas.

“Hace un siglo, el 6 de mayo de 1918, el P. Maurilio Detroux, S. J. desembarcó en el puerto de Manta. Venía desde Guayaquil, donde había sido superior por quince años, a bordo del vapor Quilpué”. Su misión era fundar una residencia de la Compañía de Jesús en Portoviejo.

Así comienza la “Introducción” de este libro que relata la presencia del primer párroco de Manta.

JULIO PIERREGROSSE, S. J.

El 21 de enero de 1923, el padre Julio Pierregrosse toma posesión de la Iglesia La Merced como primer párroco permanente de Manta. Unos meses antes, el 4 de noviembre de 1922, Manta adquiría la categoría de Cantón. Unas semanas después, el 14 de febrero de 1923, se posesionaba el primer ayuntamiento del Cantón Manta.

Durante los próximos 20 años, el P. Julio Pierregrosse construye la espiritualidad de nuestro pueblo, inserta en los mantenses la fe cristiana, la solidaridad y amor al prójimo, honestidad e integridad personal, respeto a la familia y la “querencia” a su terruño. En sus encuentros con la gente, les repetía “Adelante, siempre adelante”.

Dada su avanzada edad, es reemplazado por P. Luis Olascoaga, S. J., quien toma posesión de la parroquia el 12 de octubre de 1943. Cinco meses después, el 9 de marzo de 1944, el P. Julio Pierregrosse fallece en esta ciudad. Su sepelio congregó a miles de personas que lo despiden con llanto, gratitud y admiración, recordando su mandato: “Mantenses, adelante, siempre adelante”.

EL LIBRO.

Esta crónica forma parte del libro “Los Jesuitas en Manabí y Esmeraldas. Historia de una misión”, que fuera presentado en la tarde del viernes 7 de noviembre, en el Salón de la Ciudad del Palacio Municipal de Manta.

El evento contó con la presencia del Obispo ( e ) de Portoviejo y la jerarquía de la comunidad Jesuita, matizado con música en piano y guitarra. En este entorno, el P. David Chamorro Espinoza S. J., autor del libro, presentó su obra, una historia del carácter misionero de los Jesuitas en el Ecuador.

“Los jesuitas han sido protagonistas de la historia ecuatoriana. Catedráticos en las Universidades católicas. Formandores de la juventud en Colegios y escuelas. Acompañaron la santidad de Mariana de Jesus y Mercedes Molina, constructores de templos, literatos y científicos como Velasco, Aguirre, Wolf, Sodiro, Espinoza Pólit”, destaca la contraportada del libro.

El autor, David Chamorro S.J. es un ilustre sacerdote, docente universitario y profesor de filosofía, investigador de la historia de la Iglesia ecuatoriana, miembro de número de la Academia Ecuatoriana de Historia Eclesiástica, especialista y magister en Historia. (Joselías, 2018-12-08)

Jaramijó, Museo de la Libertad.

JARAMIJÓ, MUSEO DE LA LIBERTAD

Joselías Sánchez Ramos / sjoselias@gmail.com / 2018-12-06.

Hola amigos. Mientras los quiteños celebran la fundación de su ciudad, los manabitas evocamos los 134 años de la batalla naval de Balsamaragua, Jaramijó (6 de diciembre de 1884), para enfatizar dos propósitos: 1) Un reencuentro con los valores; 2) Un museo de la libertad.

MENSAJE.

Reitero el mensaje que vengo proclamando a los jóvenes manabitas. Nuestros hitos históricas son fechas para reencontrarnos con nuestros valores, para reflexionar el pasado y mirarnos hacia nosotros mismos, para evocar a nuestros ancestros y examinar nuestra actual condición humana.

La batalla naval de Balsamaragua, entre los buques gobiernistas “Huacho” y “9 de Julio” con el “Alajuela”, comandado por el Gral. Eloy Alfaro, es una poderosa gesta de nuestra memoria social y de la historia ecuatoriana. Plantea un parangón entre la realidad vivida en el Ecuador de 1884 y la del Ecuador del 2018.

La gesta de Balsamaragua es una batalla por la vida porque la derrota del “Alajuela” y su incendio en el mar, demostró el arrojo y la audacia de los 72 montoneros navales quienes dieron todo de si para preservar la vida de Eloy Alfaro porque si hubiera sucumbido el líder, no se habría completado la revolución.

REENCUENTRO CON LOS VALORES

Los ecuatorianos no tenemos hoy una batalla naval, tenemos una batalla por la integridad de cada uno de nosotros. Debemos incendiar la palabra corrupción con la que nos está educando el poder político.

Esa es la consigna de hoy. Enfrentemos la batalla por la dignidad ciudadana. Los medios de comunicación, los comentarios ciudadanos y los rumores de las redes sólo hablan de la corrupción, Hoy hacen un parangón de la corrupción de dos vicepresidentes del Ecuador. Estamos tan ensartados en el tema “corrupción” que hemos perdido de vista nuestro propio valor humano: los ecuatorianos somos gente honesta. Hablemas de nosotros mismos, de nuesta familia, de nuestros hijos, de nuestros vecinos.

Debemos hablar, escribir y reafirmar la integridad ciudadana. Debemos mirarnos y creer en nosotros mismos. Nos están haciendo mirar a los otros y, en ellos sólo vemos corrupcion. Quieren hacernos creer que los ecuatorianos somos corruptos. Contra eso es la batalla de hoy en día.

UN MUSEO DE LA LIBERTAD.

Invito a los jóvenes manabitas para rediseñar la memoria alfarista del siglo XXI. Para ello, les planteo que emprendan la construcción, en Jaramijó, de un gran ”MUSEO DE LA LIBERTAD” donde se preserven los valores del pueblo manabita, donde se reafirme su identidad chola – montuvia, donde se proyecte el Eloy Alfaro Delgado del siglo XXI, donde exista una “Cátedra alfarista para América Latina” dado que su Universidad, la Laica de Manta, no pudo crearla en los últimos 30 años.

El plazo para que esta obra esté lista es de seis años, hasta el 25 de junio de 2024, cuando Manabí cumpla el bicentenario de su creación provincial.

CONCLUSION.

Eloy Alfaro no es pasado. Eloy Alfaro es futuro. ¿Por qué? Porque Eloy Alfaro no fue sólo un revolucionario, fue sobre todo, y lo sigue siendo, un visionario. Su pensamiento social, político y económico superó el siglo XIX, ha superado el siglo XX y, debe ser hoy, el pensamiento y la consigna de los jóvenes del siglo XXI. (Joselías, 2018-12-06)

Manta, memoria y toquilla.

MANTA, MEMORIA Y TOQUILLA.

José Elías Sánchez Ramos / sjoselias@gmail.com / 2018-12-05.

Hola amigos. Hace seis años, el 5 de diciembre de 2012, la UNESCO declara al “Tejido tradicional del sombrero de paja toquilla ecuatoriano” como “Patrimonio cultural inmaterial de la humanidad“.

INTRODUCCIÓN.

Los manabitas debemos evocar esta declaración para fortalecer nuestra memoria colectiva, para reafirmar a Manabí como una identidad cultural chola – montuvia, porque son las comunidades del pueblo cholo las que tejen la toquilla, arte milenario que se viene ejerciendo desde hace 4.000 años.

Todo es parte de un proceso. Primero, la investigación liderada por el Instituto Nacional de Patrimonio Cultural. Segundo, el expediente técnico que, acogido por el Ministerio Coordinador de Patrimonio, lo presenta a la UNESCO, a través de la Cancillería del Ecuador. Y, tercero, la declaratoria de la Unesco.

Este reconocimiento afirma el significado y función sociocultural del patrimonio inmaterial como conjunto de conocimientos, prácticas y técnicas tradicionales de las comunidades que tejen la paja toquilla y elaboran el sombrero.

Las comunidades que tejen la paja toquilla forman parte del pueblo cholo del Ecuador, declaratoria que fortalece su autoestima y surge de ellos el compromiso de continuar con la transmisión de los saberes como lo está haciendo el pueblo de Pile (Montecristi).

ARTE MILENARIO.

El origen de tejido del sombrero de paja toquilla se localiza en la provincia de Manabí. Es un arte milenario que el pueblo cholo manabita, como heredero de las culturas ancestrales, lo vienen tejiendo desde hace unos 4.000 años, utilizando la paja toquilla que se cultiva en las montañas de Manabí y Santa Elena.

EN LA COLONIA.

Hacia 1630, en Jipijapa, el nativo Domingo Chóez comenzó a tejer sombreros bajo el modelo español, técnica con la que se especializan los tejenderos de Montecristi y Jipijapa.

Maritza Aráuz, historiadora guayaquileña, en su libro “Pueblos de indios en la costa ecuatoriana“, relata:

“En esta economía mercantil, pareció insertarse desde épocas tempranas la población indígena, mayoritaria en Jipijapa y Montecristi: sea como arrieros, transportando mercaderías desde el puerto de Manta a otras poblaciones del mismo Partido (Portoviejo) y a Guayaquil, suministrando víveres y mantenimientos a los navíos que hacían escala en Manta, o comercializando fibras naturales y sus artesanías, especialmente en el último cuarto del siglo XVIII, cuando se inicia el tejido del sombrero de la paja toquilla.”

En mi ensayo histórico “Disfrute y recuperación de la memoria histórica del cantón Manta, Manabí, Ecuador – 2010“, señalo que Manta es el puerto de escala obligada de los buques españoles que navegan entre Panamá y Lima; que este contacto entre nativos y españoles incrementa la producción del sombrero; y que, dado el esplendor que va adquiriendo el puerto de Manta, es asaltado y destruido por los piratas en los años 1543, 1607, 1628 y 1741, obligando a sus habitantes a trasladarse a las faldas del cerro Montecristi, llevándose consigo a la Virgen de Monserrate, obsequiada por el Rey Carlos V. En Manta solo quedan dos vigías o centinelas para divisar a tiempo los buques piratas.

Para la segunda mitad del siglo XVIII el sombrero de paja toquilla es ya un producto de comercialización.

Wilfrido Loor, historiador manabita, relata:

“La industria de la paja toquilla era la más próspera. Entre junio y septiembre de 1823, se exportaron por el puerto de Guayaquil, 40.109 sombreros de paja toquilla, la mayor parte tejidos en Montecristi y Jipijapa”.

EN LA REPUBLICA.

El auge exportador de sombreros generó una etapa de bonanza económica sin precedente. En 1854 la exportación de sombreros de paja toquilla superó al cacao; hacia 1863 se exporta, desde el Puerto de Guayaquil, 500.000 sombreros hacia Europa y Estados Unidos, mercado que demanda este producto que fue promocionado en la exposición Mundial de París en 1855.

Pero, la mayor demanda es hacia Panamá, a fines del siglo XIX, como resultado de la construcción de su Canal porque el sombrero es, inicialmente utilizado por los obreros de protegerse del sol; Cuando se inaugura el Canal de Panamá en 1914, el presidente Roosevelt usa el sombrero para protegerse del sol. Fue un hecho clave para que luego, importantes figuras políticas y del espectáculo, empezaran a usar el sombrero de paja toquilla, convirtiéndose en un importante accesorio de la moda.

Para fines del siglo XIX, Eloy Alfaro envía tejenderas manabitas para que enseñen este arte de tejer la paja toquilla a los artesanos del Austro ecuatoriano. Las provincias del Azuay y Cañar fueron las protagonistas de lo que se conoció como el “boom toquillero”.

UN PROCESO ANCESTRAL.

El sombrero de paja toquilla se teje con las fibras de una palmera peculiar que crece en las costas del Ecuador. Los agricultores del litoral cultivan los toquillales y recogen los tallos a fin de separar luego la fibra de la corteza verde, hirviendo esta última para eliminar la clorofila y secándola después con carbón de leña y azufre para que se blanquee.

Con esta materia prima, los tejenderos comienzan el tejido de la copa y del ala del sombrero. El tejido de un sombrero puede durar de un día a ocho meses, según su calidad y finura.

En la comunidad costera de Pile, los tejenderos confeccionan sombreros extrafinos que requieren la existencia de condiciones climáticas específicas y un número exacto de puntos en cada hilera del tejido. Finalmente se lava y se blanquea el sombrero, antes de plancharlo y hornearlo.

Los tejenderos son en su mayoría familias campesinas y las técnicas de tejido se transmiten a los niños en el hogar, mediante la observación y la imitación, desde una edad muy temprana. Las técnicas y conocimientos engloban una trama social compleja y dinámica que comprende, entre otros elementos, las técnicas tradicionales de cultivo y producción, diversas formas de organización social y el uso del sombrero como parte de la indumentaria cotidiana y festiva.

RECONOCIMIENTO.

Con el avance de la industria, el comercio del sombrero de paja toquilla decayó, pero este arte del tejido se conservó y se transmitió de generación en generación.

El 5 de diciembre de 2012, la UNESCO declara al “Tejido tradicional del sombrero de paja toquilla ecuatoriano” como “Patrimonio cultural inmaterial de la humanidad“. Este reconocimiento supera la visión monumentalista del patrimonio y el enfoque conservacionista de la artesanía como un objeto.

COMUNIDADES.

El INPC mantiene un registro de las comunidades cuyos conservan esta tradición, citando a: Picoazá, Pacoche, El Aromo, Montecristi, San Bartolo, Las Pampas, Valencia, Nueva Esperanza, Las Palmas, Los Bajos, Los Anegados, La Solita, Pile, Guayabal, La Pila, Calceta, Santa Marianita, Cerro Copetón, La Sequita, Pepa de Huso, en la provincia de Manabí.

En la provincia de Santa Elena: Dos Mangas, Febres Cordero, Barcelona. En la provincia de Cañar: Luis Cordero, Nazar, Solano, Zhud, Déleg, Azogues, Uishil.

En la provincia del Azuay: Sidcay, Molleturo, Luis Cordero, Checa, San Joaquín, Cuchil, Tarqui, Tullupamba, Bella Vista, San Fernando, Pucará, Santa Isabel, El Pan, Oña, La Unión, Ricaurte.

Para las comunidades que la perpetúan, esta tradición artesanal constituye un rasgo distintivo de su identidad y un componente de su patrimonio cultural.

NUEVOS TEJENDEROS

En el sitio Pile del cantón Montecristi, el Gobierno Nacional a través del INPC crea una escuela de tejenderos. El 20 de agosto de 2015, se graduaron los primeros 20 artesanos tejenderos de la paja toquilla, hombres y mujeres jóvenes que asumen la tarea de continuar la tradición de sus mayores: tejer el sombrero fino, extrafino y superfino, que identifica a su pequeña población de familias cholas, tejenderas, agricultoras y pescadoras, ubicada a un costado de la vía Spondylus.

Los nuevos artesanos fortalecen la cultura del tejido de sombreros finos, extrafinos y superfinos.

En fechas como estas, rendimos homenaje al pueblo cholo del Ecuador. Su arte de tejer la paja toquilla tiene tanta importancia patrimonial como su arte de la pesca artesanal. (Joselías, 2018-12-05)

Periodismo, oficio o profesión.

PERIODISMO, OFICIO O PROFESIÓN.

Joselías Sánchez Ramos / sjoselías@gmail.com / 2018-12-02.

Hola amigos. El ex futbolista Jorge Corozo, ahora asambleista de la República del Ecuador ha planteado una disyuntiva que, aunque superada desde 1975, vuelve a ser tema de actualidad. El periodismo es un oficio o una profesión.

Cuando en 1975 se dicta la primera Ley de Ejercicio Profesional del Periodista Ecuatoriano, el periodismo deja de ser oficio y se convierte en profesión. En la misma ley de aquel entonces se establece que, a partir de ese año, para ejercer el periodismo había que egresar de una escuela o Facultad universitaria.

La profesión del periodista está garantizada por la Constitución de la República del 2018 y, en su Art. 81, garantiza el derecho a buscar, recibir, conocer y difundir información, especialmente por parte de periodistas y comunicadores sociales.

El numeral 18 del Art. 97 de la misma Constitución de la República, establece que todos los ciudadanos tienen el deber y la responsabilidad de “Ejercer la profesión y oficio con sujección a la ética.

Las leyes no pueden contradecir ni estar por encima de la Constitución de la República; las normas legales deben dictarse en concordancia con la Constitución, de allí que, la vigente Ley Orgánica de Comunicación, en su Art. 42 señala que “las actividades periodísticas de carácter permanente realizadas en los medios de comunicación, en cualquier nivel o cargo, deberán ser desempeñadas por profesionales en periodismo o comunicación”.

En Ecuador, son las Universidades las instituciones que reconocen, otorgan títulos profesionales y autorizan el ejercicio de una profesión como la del médico, ingenieros, arqutectos, abogado, periodista, psicólogo, profesor, etc.

Por tanto, el asambleista Corozo, presidente de la Comisión que tramita las reformas a la ley de comunicación, con su declaración demuestra desconocer el texto constitucional, por ello está hablando “bobadas” y demuestra su ignorancia jurídica.

O, de equivocarme en mi apreciación, las declaraciones del señor Corozo tienen como objetivo desviar la atención de periodistas y ciudadanos de los sonados casos de corrupción.

Al asambleista Jorge Corozo se suma José Hernández quién, en la página virtual “Conexiones4Pelagatos/Elenfoque”, sostiene que los periodistas son como los taxistes (no sé por qué), que el título académico es un “cartón”, que el periodismo es un “oficio” y que el asambleista Corozo “si pegó en el centro”. Pobre señor Hernández, es un verdadero pelagatos.

Concluyo, recordándole al señor Corozo y a sus adláteres vocingleros que para ser futbolista o para ser asambleista no se requiere de un título académico o profesional. Pero, para pensar la comunicación como ciencia y proceso de relación social se requieren aprendizajes académicos, investigación social e integridad profesional; es lo que hacen los periodistas en las universidad donde se titulan académica y profesionalmente. (Joselías, 2018-12-02)

Gran dama: Aura Toala Lucio, adiós.

La Familia Sanchez Pinoargote a la Familia Pita Toala. Gracias por habernos brindado la alegría y la bondad de esta gran dama: Aura Cristina Toala Lucio.

Fallece en los Estados Unidos donde está su familia; su ultima voluntad fue yacer en su tierra manabita. Hoy domingo se realizan las honras fúnebres, a las 15:00, en la Iglesia del Divino Niño de Manta y de allí, sus restos mortales son trasladados al Parque del Recuerdo de Jaramijó. Es la tierra de la Mancomunidad del Pacífico. Es la tierra de Manabí donde florecen las peregrinas y los ceibos, donde canta el Dios Te Dé y vuelan los picaflor, donde el viento esparce la fragancia del galán de noche, donde los amaneceres son amores y los atardeceres son abrazos de Dios y donde las familias se recogen en oración para agradecer por la vida.

Paz en la tumba de la Sra. Aurita.

Manta, 100 años.

MANTA, 100 AÑOS

Joselías Sánchez Ramos. / sjoselias@gmail.com / 2018-11-30.

INTRODUCCIÓN.

Hola amigos. Concluyo este mes de la manteñidad con un análisis sobre Manta y sus 100 años. Aplaudo a la Dirección de Gestión Cultural y Patrimonio del GAD municipal que convocó a profesores mantenses quienes hablaron sobre Manta rumbo al centenario y a la Cámara de Comercio de Manta que ha conformado un grupo de estudio para escribir los 100 años de Manta cantón.

Son esfuerzos importante para un tema que vengo planteando desde inicios del siglo XXI. Planteaba en el año 2002 que los niños de ese tiempo serían jóvenes, que los jóvenes serían adultos y que ellos serían quienes celebren los 100 años de la cantonización de Manta. Que debíamos mirar el futuro, visionar nuestra ciudad y construir obras emblemáticas que ubiquen a Manta como la ciudad – puerto de la Cuenca del Pacífico para América Latina.

Bueno, el tiempo pasó. Durante estos primeros 18 años del siglo XXI han sucedido muchas cosas. Miren el entorno de la ciudad. Estamos viviendo los útimos cuatro años del pre centenario. Ahora visiono la ciudad como punto de convergencia del turismo y la cultura de América Latina.

Gracias por acompañarnos en estas reflexiones. Sus criterios nos son de mucha utilidad en este análisis sobre la historia manteña.

MANTA.

Manta es un cantón manabita con una superficie de 306 kilómetros cuadrados donde conviven 226.477 personas de conformidad con el último censo del año 2010, de los cuales, 217.553 habitantes viven en la zona urbana, el 96,06 %; y 8.924 habitantes viven la zona rural, es decir, el 3,94%.

Manta es un cantón predominantemente urbano con un 50,81 % de mujeres y 49,19 de varones y una densidad poblacional de 808,70 habitantes por kilómetro cuadrado.

Se calcula que para el 2022, año centenario, la población de Manta llegue a los 270.00 habitantes.

Una rápida visión en este segunda década del siglo XXI permite observar que la economía de Manta está vinculada con el comercio, la actividad portuaria, la pesca y una incipiente industrialización. En los últimos 20 años, con un creciente turismo.

El comercio es predominantemente “informal”, indisciplinado y esparcido por toda la ciudad ocupando calles, veredas y parques. Este comercio informal convirtió a Tarqui en el sector más dinamico de la economía manabita de manera que se lo llamó “corazón económico de Manta”. Despues del terremoto, este comercio se esparció y se incrementó por toda la ciudad.

La pesca industrial, con la mayor flota pesquera, mantiene 14 empacadoras de pescado, la mayoría ubicadas en Los Esteros y cuyo aporte al erario nacional representa el 7% del Producto Interno Bruto.

La pesca artesanal abastece el 45% de las necesidades alimenticias del mercado nacional, y la pesca del “camotillo” lo ha posicionado como plato representativo de la gastronomía manabita.

La actividad portuaria sigue siendo modesta y se espera incrementarla en los próximos años. El año 2017 movilizó 871 mil toneladas métricas, recibiendo vehículos (48.749), cargas a granel y cruceros turísticos, actividad que le representa a la ciudad ingreso de unos 200 mil dolares en 12 horas de estadía.

El aeropuerto Eloy Alfaro, con dos aerolíneas que cubren la ruta Manta – Quito – Manta moviliza más de 50 mil personas al año entre ejecutivos, funcionarios públicos y turistas. Para mayo del 2020, este aeropuerto tendrá una moderna terminal en la que se habrán invertido 21 millones de dólares financiados por el Eximbank de China, según anuncio del propio Presidente de la República el pasado 23 de noviembre de 2018 en Manta.

El moderno Terminal Terrestre “Luis Valdivieso Morán” moviliza unas 3.000 personas diarias que ingresan y/ salen de la ciudad convirtiéndola en la más dinámica de Manabí. A más de una terminal de pasajeros es un centro comercial con un amplio espacio exterior para eventos masivos y un espacioso patio de comidas que se habilita para exposiciones y ferias como la Feria Regional del Libro y la Lectura que preparó y presentó el Ministerio de Cultura y Patrimonio a fines de noviembre del 2018.

Manta es una ciudad terciaria, una ciudad de servicios que, en los últimos años ha registrado una significativa expansión económica, demográfica y territorial. Es la ciudad que mueve la economía de la provincia con cerca de 10.000 unidades productivas y de servicios que mantiene en su industria, comercio, comunicación y en el turismo.

Por su acelerado crecimiento poblacional y por el desastre generado por el terremoto del 16 de abril de 2016, la ciudad ha sufrido grandes cambios sociales y económicos. Su clase media convertida en gran consumidor se ha constituido en el motor del dinamismo económico y por ello exige una mejor calidad de productos y de servicios urbanos.

Manta mantiene 46 establecimientos de salud entre públicos y privados. La cobertura en educación destaca 352 instituciones educativas, unos 3.800 docentes para la educación de unos 75.000 niños, niñas y adolescentes.

CENTENARIO.

Este es el entorno de la ciudad que el 4 de noviembre de 2022 cumplirá los 100 años de su cantonización.

Estos 100 años forman parte de los más de 1.500 años de vida histórica que tiene Manta según estudios que he realizado a lo largo de mi vida, investigaciones que he publicado en Diario El Mercurio, desde 1981; en 1985 publique un ensayo completo en diez separatas y en el 2004 se publica como libro en Cyberalfaro de la Editorial Mar Abierto.

Desde aquel año, este ensayo histórico, “Manta, 1500 años de vida histórica y la racionalidad (razón de ser) de la identidad cultural manabita“, se mantiene en el ciberespacio como libro virtual. Sostengo que esta ciudad está llamada a convertirse en destino cultural y turístico de América.

Una fecha y/o un número de años o un centenario, no tiene más valor símbolico que el que nosotros querramos darle. Es la razón de mis producción intelectual. Es lo que he venido haciendo durante todos estos años. Crear, expandir y fortalecer el imaginario popular de los mantenses para celebrar el centenario de su cantonización.

UN CAMINO DE CUATRO AÑOS.

Nos faltan cuatro años para el centenario. Me percibo como historiador. Como historiador no puedo darles ni comida, ni trabajo, ni vivienda, pero puedo ofrecerles ideas para trazar una ruta centenaria de cuatro años.

  1. Manteñidad. Fortalecer la manteñidad para que cada habitante de Manta se siente orgulloso de su identidad cultural manabita.
  2. Nueva Agenda Urbana. Comprometernos en una “Nueva Agenda Urbana“ para desarrollar una ciudad de Manta, compacta, inclusiva, participativa, resiliente, segura y sostenible.
  3. Ideal de ciudad. Estas dos ideas permitirán promover un ideal de ciudad para todos, una ciudad para el desfrute de todos los habitantes.
  4. Integridad. Recuperar la integridad personal como valor humano del ser mantense, implícito en su deber ser manabita, identificado con su ser, deber ser y estar como ecuatoriano.

Para lograr aquello se requiere a los maestros, a los periodistas y a los políticos.

Los maestros educan a los futuros ciudadanos que son los niños y jóvenes. Los periodistas informan sobre el presente a la sociedad humana, información que debe ser propositiva, soslayando la mediocridad. Los políticos son los únicos que toman las decisiones, decisiones que configuran el futuro.

Convoco a los maestros de todas las unidades educativas de la Educación Intercultural y de la Universidad para que durante el año 2019 dialoguen permanentemente con sus educandos sobre el centenario de Manta y las cuatro ideas sugeridas, para conocer lo que piensan y dicen sus padres y familiares, para indagar lo que piensan sus vecinos. Aquello dará fortalece e identidad local a los estudiantes y a los docentes.

Para el año 2020, esos niños y jóvenes deberán, coordinadamente, visitar otras unidades educativas con cuyos estudianes y docentes dialogarán sobre sus experiencias y aspiraciones sobre la Manta centenaria.

Para el año 2021, las unidades educativas convocarán a los medios de comunicación para hacerles partícipes de lo que piensan los estudiantes solicitando se difunda para conocimiento ciudadano.

Entonces, para el año 2022 tendremos nuevos ciudadanos, nuevos liderazgo y una ciudadanía comprometida con la manteñidad, una nueva agenda urbana, un nuevo ideal de ciudad y serán ciudadanos íntegros para mejorar la sociedad ecuatoriana.

CONCLUSIÓN.

Este es nuestro aporte a una ruta centenaria para llegar al 2022. (Joselias, 2018-11-30.

Conferencia “Psicología de la Comunicación. Tendencias y Desafíos en el contexto laboral”.

CONFERENCIA SOBRE PSICOLOGÍA DE LA COMUNICACIÓN, TENDENCIAS Y DESAFÍOS EN EL CONTEXTO LABORAL.

Interesante conferencia de Joselias Sanchez Ramos, en la Sala de Conciertos de la Universidad Laica Eloy Alfaro de Manabí acerca de la Psicología de la Comunicación en el marco del Congreso “Tendencias y desafíos en el contexto laboral”, que está desarrollando la Facultad de Gestión, Desarrollo y Secretariado Ejecutivo de la Universidad Laica Eloy Alfaro de Manabí.

La exposición analiza el proceso de la comunicación desde la perspectiva de la Psicología de la Comunicación en una sociedad moldeada por la cultura de masas, moda y manipulación colectiva que aliena las mentes, homogeneiza la personalidad, anula el sentido crítico y el pensamiento reflexivo.

En este entorno la Psicología de la Comunicación se convierte en un poderoso instrumento para fortalecer el entorno laboral de las secretarias.

Fabián E. Sánchez R. y su pasión por Latinoamerica.

FABIÁN E. SÁNCHEZ R. Y SU PASIÓN POR LATINOAMERICA.

Joselías Sánchez Ramos. / sjoselias@gmail.com / 2018-11-25.

Hola amigos. El Dr. Fabián Ernesto Sánchez Ramos es un apasionado por latinoamerica. Siendo muy joven creó un semanario que tituló “América Joven” donde expresaba sus ideas y alentaba a sus compañeros. Ahora, con sus 50 años a cuesta, lo encuentro recorriendo latinoamérica como un Doctor de cuarto nivel (PhD), ejerciendo la investigación social, económica y del buen vivir.

Con un Doctorado Internacional en Ciencias y Humanidades por la Universidad Siglo XX de la Paz, Bolivia, y sus estancias doctorales en prestigiosas universidades de México (UNAM, México DF), Colombia (San Gil-Bucaramanga), Brasil (Unisinos, Porto Alegre), Argentina (U de Rosario), Bolivia (IIICAB, La Paz), es convocado por la Sociedad de Estudios Sociales sobre América Latina y El Caribe (SOLAR) de la Universidad Nacional Autónoma de México y lo designa su Presidente (2016-2018) tiempo durante el cual establece la Cátedra Eloy Alfaro para las universidades del continente y lidera el proyecto: “Fortalecimiento de las políticas de integración de América Latina y el Caribe desde el pensamiento de Eloy Alfaro y Leopoldo Zea“.

Conferencista internacional en Brasil, Bolivia, Argentina, Uruguay, Paraguay, Chile, Perú, Colombia, Panamá, Cuba, Costa Rica, México, ha logrado fortalecer la visión latinoamericana desde la decolonización y el desarrollo hacia el buen vivir.

Ejerce la docencia universitaria. Fue gestor de la creación y decano de la Facultad de Comercio Exterior. Actualmente ejerce el Decanato de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Laica Eloy Alfaro de Manabí.

El pasado 19 de noviembre, Día Internacional del Hombre, el GAD municipal de Manta y el Consejo Cantonal de Protección de Derechos de Manta, convoca a este investigador social, apasionado por Latinoamérica, para un reconocimiento a su trayectoria de vida, conjuntamente con otros cuatro destacados e ilustres mantenses: Ing. Marco Marchán, Dr. Xavier Centeno, Lic. Tito Macías y Dr. Johnny de León.

Manta tiene connotados ciudadanos de los cuales debemos sentirnos orgullosos. (Joselias, 2018-11-25)

Manta tiene connotados ciudadanos de los cuales se siente orgullosa. Ing. Marco Marchán, Dr. Xavier Centeno, Lic. Tito Macías, Dr. Johnny de León y Dr. Fabian Sanchez Ramos, por sus rayectorias de vida fueron reconocidos por el GAD municipal de Manta y el Consejo Cantonal de Proteccion de Derechos de Manta.
Dra. Marcia Chávez Rodans, Presidenta del Concejo Cantonal de Protección de Derechos de Manta (centro), gestora del reconocimiento a la trayectoria de vida de estos ilustres mantenses: Tito Macías, Fabian Sánchez, Marco Merchan, Johnny de León y Xavier Centeno.

Manta, ciudad histórica.

MANTA, CIUDAD HISTÓRICA.

Joselías Sánchez Ramos. / sjoselias@gmail.com / 2018-11-24.

Hola amigos. Tres grandes señoríos conformaron la Liga de Mercaderes de la Cultura Manteña: Calangomé (Agua Blanca), Jocay (Manta) y Picoazá (Portoviejo). El centro administrativo político era Jocay, población destruida por el Adelantado español Pedro de Alvarado sobre cuyo territorio establece la hoy ciudad de San Pablo de Manta, el 2 de marzo de 1534.

Sobre los Manteños, la última cultura precolombina hay abundantes trabajos de investigadores nacionales y extranjeros. Citamos a Monseñor Federico González Suárez (1890) en su “Historia del Ecuador”, Dorsey (1901) y sus excavaciones en la Isla de La Plata, Marshall H. Seville (1907 y 1910) con sus dos tomos de “Antigüedades de Manabí”, R. Verneau y Paul Rivet (1912 y 1920) con sus dos tomos de “Antiguedades Etnográficas del Ecuador”.

Karen E. Stothert, en su obra “Contribuciones de Olaf Holm” (2001) cita a G.H.S. Bushnell (1951), Jacinto Jijón y Caamaño (1941), Max Hule (1931). Posteriormente Emilio Estrada (1951), y recientemente, Jorge Marcos (1981), Lunnis y Nailing (1983), Viliulfo Cedeño Sánchez (1985), Presley Norton (1986), Álvarez y García (1995), McEwan y Silva (1989); y los estudios sobre Hojas – Jaboncillo “Tras las huellas de la Ciudad de los Cerros (Ciudad Alfaro, 2016)

TESTIMONIOS.

Del pasado histórico de Manta mostramos tres imágenes vinculadas al territorio que actualmente ocupa la ciudad de Manta y su entorno.

1) 1906. Estelas de piedra que el arqueólogo norteamericano, Marshall H. Seville, encontró en el entorno de Manta y las presenta en su su libro “Las antigüedades de Manabí” que publicó en 1907.

2) 1966. Adoratorio de la cultura Bahía descubierta por el mar en los arenales de Los Esteros. Fuente: Revista Manabí.

3) 2018. Estela de piedra, réplica, en mi poder.

ESTELAS.

Igual que las Sillas de Piedra, las Estelas de Piedra de la Cultura Manteña son objetos sagrados. La Estela representa la vida y la fertilidad. Por ello la figura de la mujer se presenta en posición de alumbramiento. Refleja la naturaleza que produce los alimentos para vivir y la mujer que procrea y da a luz niños que representan la vida y la continuación de la especie. ¿Por qué las mujeres de hoy no quieren tener hijos?

ADORATORIO.

El mar de Manta, en 1966, realizó un fabuloso descubrimiento en las dunas de arena de Los Esteros: un adoratorio de la Cultura Bahía que habitó esta zona, antes de la Cultura Manteña (500 años antes de Cristo). A la Bahía le sucede la Cultura Manteña que surge 500 años después de Cristo. El comandante de bomberos, Fito Sierra y el Arq. Francisco Moreira, en su juventud (1966) acompañañon al Profe. Viliulfo Cedeño Sánchez quien fue el encargado de rescatar y recuperar las figuras del adoratorio que estaba siendo saqueado. En el lugar, hoy se encuentra una cancha deportiva construida por el GAD municipal. A raíz de su descubrimiento el Gobierno Nacional hablo de construir allí un “Museo de sitio”.

Manta es una ciudad con más de mil quinientos años de vida histórica. (Joselías. 2018-11-24)