Homenaje a los derechos humanos.

10 de diciembre.

HOMENAJE A LOS DERECHOS HUMANOS.

Alfonso Sánchez Ramos / sanchezalfo56@gmail.com / 2017-12-10.

Nota del editor. “Hoy es el Día de los derechos humanos. Para evocar la fecha compartimos el pensamiento del jurista y docente universitario, Ab. Alfonso Sánchez Ramos, referido al Encuentro Cholo – Montuvio, en el Centro Cívico Ciudad Alfaro, el pasado 8 de diciembre.“

ENCUENTRO cholo montuvio

Felicito a don Gilberto de la Rosa Cruz, presidente de la Federación Nacional del Pueblo Cholo de Ecuador, a don Jorge Castro, presidente Provincial en Manabí del Pueblo Cholo; al Lic. Carlos Carrión Astudillo; a la delegación del Pueblo Cholo de Santa Elena; a don Antonio Pico, representante del Pueblo Montuvio de Manabí; al Lic. Joselías Sánchez Ramos, historiador e impulsor del reconocimiento del pueblo cholo; de manera especial al escultor manabita, don José Loor, quién se movilizó a esta reunión para terminar una escultura en homenaje al cholo del Litoral Ecuatoriano; a los antropólogos, arqueólogos y consultores presentes; y, con aplausos. a la Dra. María Isabel Silva, directora del Centro Cívico Ciudad Alfaro por convocar a un conversatorio sobre la importancia del reconocimiento constitucional del Pueblo Cholo.

El pueblo Cholo es un colectivo de ecuatorianos que tiene memoria antigua, símbolos, gastronomía, arte como el tejer sombreros de paja toquilla que es una memoria cultural inmaterial de la humanidad, festividades como la de San Pedro y San Pablo que es una memoria cultural inmaterial del Ecuador, identidad propia, un pueblo que ha superado el estigma de la no inclusión colonial, lamentablemente todavía presente en algunos ecuatorianos del siglo 21 que en la Constituyente de 2008 lo excluyeron en su reconocimiento.

Gilberto de la Rosa

Como académico y profesor de Derechos, observo que este hecho, su reconocimiento constitucional, debe ser un real HOMENAJE A LOS DERECHOS HUMANOS EN ECUADOR, concebido desde una concepción crítica de los DD.HH. donde se supere el individualismo etnócentrico y la visión formalista jurídica.

Los Derechos Humanos es un proceso en construcción que surge desde las luchas sociales, desde los colectivos humanos que aspiran a un estado de inclusión, para realizar la dignidad, libertad e igualdad humana.

Hoy, hay que sumarse a este desafío y reto social de los habitantes de la costa. El o los Derechos surgen y existirán cuando se los lucha, se los exige, en la sociedad, en el Estado y en ciertas personas que los niegan.

LOS DERECHOS HUMANOS UNA UTOPÍA NECESARIA QUE NOS PERMITE CONSTRUIR UN MUNDO DE ARMONIA Y DEL BUEN VIVIR.

Cuando dejemos de luchar por nuestros derechos, la humanidad perecerá (Alfonso Sánchez Ramos, 2017-12-10)
Jose Loor, escultura chola

Tiempos de consulta popular y de dinero electrónico.

TIEMPOS DE CONSULTA POPULAR Y DE DINERO ELECTRÓNICO.

Joselías Sánchez Ramos / sjoselias@gmail.com / 2017-12-07

Hola amigos. No es un tema para todos, pero puede interesarle. Son tiempos de consulta popular y, otros temas quedan en la zaga. El dinero electrónico, por ejemplo, que es objeto de una intensa campaña de promoción desde la banca privada; hace menos de un año era tema y promoción sólo del gobierno, ahora es tema de ambos.

Si tiene tiempo analice este tema del dinero virtual que en Ecuador se llama DE (dinero electrónico)

BITCOIN.

BITCOIN es dinero electrónico, es una moneda virtual e intangible. Es decir, que no se puede tocar en ninguna de  sus formas como ocurre con las monedas o billetes, pero puede utilizarse como medio de pago de la misma forma que éstos. La diferencia con el dinero común es que no puede monetizarlos, como ocurre cuando, por ejemplo, retiramos dinero de un cajero automático.

http://computerhoy.com/noticias/internet/que-es-bitcoin-como-funciona-donde-compran-5389

DINERO ELECTRÓNICO.

El Dinero Electrónico es el dinero que se utiliza para hacer transacciones a través de diferentes tipos de medios electrónicos, como por ejemplo una red de computadoras o el internet; aunque el concepto de dinero electrónico también se extiende a sistemas de pago digital que sustituyen las monedas convencionales en ciertos países.

https://iiemd.com/dinero/dinero-electronico/que-es-dinero-electronico

En Ecuador, desde el gobierno se promueve el DINERO ELECTRÓNICO (el DE). Ahora también lo promueve la Banca privada.

El dinero electrónico de Ecuador, es también una moneda virtual e intangible, un medio de pago electrónico, implementado por el Banco Central del Ecuador, cuyo respaldo es el dinero físico. Quien desee acceder a este sistema debe abrir una cuenta de Efectivo Desde Mi Celular (dinero electrónico), a través de su teléfono móvil.

http://www.elojodigital.com/contenido/15309-ecuador-funcionar-el-dinero-electr-nico

LA BURBUJA DEL BITCOIN.

El bitcoin es una burbuja. ¿Cuándo reventará? Es la batalla que viene, dice “El Economista“. Traigo el tema a propósito del “dinero electrónico“ que promueve el Gobierno ecuatoriano y, ahora, también promueve la banca ecuatoriana.

https://www.eleconomista.com.mx/opinion/Bitcoin-la-burbuja…-la-batalla-que-viene-20171206-0029.html

Se anuncia una burbuja del Bitcoin que, desde un precio mínimo en sus inicios, en tan pocos días ha llegado al valor de 15 mil dólares por unidad.

http://www.lavanguardia.com/economia/20171207/433470354421/bitcoin-precio-record-comprar.html?utm_source=webpush&utm_medium=notification&utm_campaign=ultima_hora,economia&utm_content=el_bitcoin%2C_de_record_en_record%2C_supera_ya_los_15.000_dolares_de_valor&utm_term=20171207

Revise la Internet para mejor información.

Balsamaragua, la batalla por la vida.

6 de diciembre.

JARAMIJÓ. BALSAMARAGUA, UN REENCUENTRO CON LOS VALORES.

Joselías Sánchez Ramos / sjoselias@gmail.com / 2017-12-06.

00 Combate_Naval_de_Jaramijo

En la mañana del 6 de diciembre, en la playa de Balsamaragua, Jaramijó, se recordaron los 133 años de la batalla naval entre los buques gobiernistas “Huacho” y “9 de Julio” con el “Alajuela”, buque comandado por el Gral. Eloy Alfaro, quien dispuso fuera incendiado en alta mar para impedir que caiga en poder del enemigo y enfilado hacia la playa de Balsamaragua, Jaramijo , donde encalló en la madrugada del 6 de diciembre de 1884.

LA MEMORIA.

03 PublicoOrganizado por el Centro Cívico Ciudad Alfaro que dirige la Dra. María Isabel Silva, autoridades, organizaciones sociales, estudiantes y ciudadanía en general participaron en el evento que se realizó en la playa de Balsamaragua donde los oradores recordaron la gesta, esbozaron los desafíos del presente histórico del Ecuador y plantearon retos, programas y compromisos que deberían cumplirse hasta el 2024 cuando Manabí celebre los 200 años de su creación como provincia.

VALORES.

01 BalsamaraguaEste acto es un “reencuentro con los valores” que Eloy Alfaro legó a los ecuatorianos: libertad, derechos, inclusión, dignificación de la mujer, educación laica, organización del Estado, un ejército organizado y un Estado superado, destacó la Dra. Silva quien presentó la ceremonia como una de las tareas que viene cumpliendo el Centro Cívico Ciudad Alfaro.

MUSEO DE LA LIBERTAD.

Por su parte, el historiador manabita Joselías Sánchez Ramos, evocó la memoria histórica y social de la gesta; planteó un parangón entre la realidad vivida en el Ecuador de 1884 y la del Ecuador del 2017; calificó la gesta como una batalla por la vida porque la derrota del “Alajuela” y su incendio en el mar, demostró el arrojo y la audacia de los 72 montoneros navales quienes dieron todo de si para preservar la vida de Eloy Alfaro porque si hubiera sucumbido el líder, no se habría completado la revolución; arengó a los jóvenes para que cada uno se convierta en un “Alfaro” del siglo XXI y les planteó que ellos emprendan la construcción, en Jaramijó, de un gran “Museo de Libertad” que debe preservar los valores del pueblo manabita pero sobre todo proyectar la memoria alfarista rediseñandola para el siglo XXI.

09 Con la concejalaRECONOCIMIENTO.

La concejala Estrella Villamarin, en nombre del GAD cantonal, reconoció el aporte y agradeció al Centro Cívico Ciudad Alfaro por este evento que demuestra la participación del pueblo de Jaramijó en la revolución alfarista.

OFRENDA.

La sesión de recordación histórica culminó con una caminata hacia la playa donde los asistentes lanzaron sendas flores en el mar mientras desde una canoa se lanzaba una gran ofrenda floral de Ciudad Alfaro en las aguas de la Bahía de Jaramijó.

13 Ofrenda floral

El arte de tejer la paja toquilla.

LA UNESCO Y EL ARTE DE TEJER LA PAJA TOQUILLA.

José Elías Sánchez Ramos / sjoselias@gmail.com / 2017-12-05.

El arte  de tejer la paja toquilla es un patrimonio cultural inmaterial de la humanidad reconocido por la Unesco el 5 de diciembre de 2012.

INPC R4 Cdad Alfaro

Manabí evoca esta fecha con una “Exposición del sombrero de Paja Toquilla: Patrimonio Vivo”, que se realizó en centro cívico Ciudad Alfaro, en Montecristi, desde las 09:00, en la que participaron artesanos de la provincia quienes expusieron sus experticias en la elaboración de los sombreros, reconocidos en el mundo entero por su fineza y textura.

Los representantes de los Ministerios de Cultura y Patrimonio, del Ministerio de Turismo y del Instituto Nacional de Patrimonio Cultural; el Prefecto Provincial y el Alcalde de Montecristi; la presentación del libro “Senderos de Toquilla“, de la autora María Emilia Moncayo; la participación del escultor manabita Ivo Uquillas quien pintó en vivo un cuadro de la tejendera, la presentación de Raymundo Zambrano quien mostró su arte oral con el amor fino y la música montuvia, fueron elementos importantes de esta celebración.

ARTE MILENARIO.

El origen de tejido del sombrero de paja toquilla se localiza en la provincia de Manabí. Es un arte milenario que se viene ejerciendo desde hace unos 4.000 años utilizando la paja toquilla que se cultiva en las montañas de Manabí y Santa Elena.

EN LA COLONIA.

Hacia 1630, en Jipijapa, el nativo Domingo Chóez comenzó a tejer sombreros bajo el modelo español, técnica con la que se especializan los tejenderos de Montecristi y Jipijapa.

La historiadora guayaquileña, Maritza Aráuz, en su libro “Pueblos de indios en la costa ecuatoriana“, relata:

“En esta economía mercantil, pareció insertarse desde épocas tempranas la población indígena, mayoritaria en Jipijapa y Montecristi: sea como arrieros, transportando mercaderías desde el puerto de Manta a otras poblaciones del mismo Partido (Portoviejo) y a Guayaquil, suministrando víveres y mantenimientos a los navíos que hacían escala en Manta, o comercializando fibras naturales y sus artesanías, especialmente en el último cuarto del siglo XVIII, cuando se inicia el tejido del sombrero de la paja toquilla.”

En mi ensayo histórico “Disfrute y recuperación de la memoria histórica del cantón Manta, Manabí, Ecuador – 2010“, señalo que para mediados de aquel siglo, se incrementa la producción y la exportación “para los navíos de aquel mar”, esplendor del puerto de Manta que atrae a los piratas que la asaltan y destruyen en los años 1543, 1607, 1628 y 1741, obligando a sus habitantes a trasladarse a las faldas del cerro Montecristi, llevándose consigo a la Virgen de Monserrate, obsequiada por el Rey Carlos V. En Manta solo quedan dos vigías o centinelas para divisar a tiempo los buques piratas.

Para la segunda mitad del siglo XVIII el sombrero de paja toquilla es ya un producto de comercialización.

Relata Wilfrido Loor (+), historiador:

“La industria de la paja toquilla era la más próspera. Entre junio y septiembre de 1823, se exportaron por el puerto de Guayaquil, 40.109 sombreros de paja toquilla, la mayor parte tejidos en Montecristi y Jipijapa”.

EN LA REPUBLICA.

El auge exportador de sombreros generó una etapa de bonanza económica sin precedente. En 1854 la exportación de sombreros de paja toquilla superó al cacao; hacia 1863 se exportó desde el Puerto de Guayaquil 500.000 sombreros. Europa y Estados Unidos empezaron a demandar este producto que fue promocionado en la exposición Mundial de París en 1855.

Sin embargo, la construcción del Canal de Panamá generó una gran demanda de este producto utilizado inicialmente por los obreros de protegerse del sol; luego, importantes figuras políticas y del espectáculo, empezaron a usar los sombreros de paja toquilla, convirtiéndose en un accesorio de moda muy apetecido.

Para fines del siglo XIX, Eloy Alfaro envía tejenderas manabitas para que enseñen este arte de tejer sombreros a los artesanos del Austro ecuatoriano. Las provincias del Azuay y Cañar fueron las protagonistas de lo que se conoció como el “boom toquillero”.

UN PROCESO ANCESTRAL.

El sombrero de paja toquilla se teje con las fibras de una palmera peculiar que crece en las costas del Ecuador. Los agricultores del litoral cultivan los toquillales y recogen los tallos a fin de separar luego la fibra de la corteza verde, hirviendo esta última para eliminar la clorofila y secándola después con carbón de leña y azufre para que se blanquee.

Con esta materia prima, los tejedores comienzan el tejido de la copa y del ala del sombrero. El tejido de un sombrero puede durar de un día a ocho meses, según su calidad y finura.

En la comunidad costera de Pile, los tejenderos confeccionan sombreros extrafinos que requieren la existencia de condiciones climáticas específicas y un número exacto de puntos en cada hilera del tejido. Finalmente se lava y se blanquea el sombrero, antes de plancharlo y hornearlo.

Los tejenderos son en su mayoría familias campesinas y las técnicas de tejido se transmiten a los niños en el hogar, mediante la observación y la imitación, desde una edad muy temprana. Las técnicas y conocimientos engloban una trama social compleja y dinámica que comprende, entre otros elementos, las técnicas tradicionales de cultivo y producción, diversas formas de organización social y el uso del sombrero como parte de la indumentaria cotidiana y festiva.

RECONOCIMIENTO.

Con el avance de la industria, el comercio del sombrero de paja toquilla decayó, pero este arte del tejido se conservó y se transmitió de generación en generación.

El 5 de diciembre de 2012, la UNESCO declara al “Tejido tradicional del sombrero de paja toquilla ecuatoriano” como “Patrimonio cultural inmaterial de la humanidad“ como resultado de un proceso liderado por el Instituto Nacional de Patrimonio Cultural, entidad que elabora el expediente técnico, lo remite al Ministerio Coordinador de Patrimonio que, por intermedio de la Cancillería, lo presenta ante la UNESCO.

Este reconocimiento supera la visión monumentalista del patrimonio y el enfoque conservacionista de la artesanía como un objeto. Este reconocimiento logra que se entienda el significado y función sociocultural del patrimonio inmaterial como un conjunto de conocimientos, prácticas y técnicas tradicionales de las comunidades involucradas, que se fortalezca su autoestima y asuman el compromiso de continuar con la transmisión de los saberes.

COMUNIDADES.

El INPC mantiene un registro de las comunidades cuyos conservan esta tradición, citando a: Picoazá,  Pacoche, El Aromo, Montecristi, San Bartolo, Las Pampas, Valencia, Nueva Esperanza, Las Palmas, Los Bajos, Los Anegados, La Solita, Pile, Guayabal, La Pila, Calceta, Santa Marianita, Cerro Copetón, La Sequita, Pepa de Huso,  en la provincia de Manabí.

En la provincia de Santa Elena: Dos Mangas, Febres Cordero, Barcelona. En la provincia de Cañar: Luis Cordero, Nazar, Solano, Zhud, Déleg, Azogues, Uishil.

En la provincia del Azuay: Sidcay, Molleturo, Luis Cordero, Checa, San Joaquín, Cuchil, Tarqui, Tullupamba, Bella Vista, San Fernando, Pucará, Santa Isabel, El Pan, Oña, La Unión, Ricaurte.

Para las comunidades que la perpetúan, esta tradición artesanal constituye un rasgo distintivo de su identidad y un componente de su patrimonio cultural.

NUEVOS TEJENDEROSMontecristi, exposombreros

En el sitio Pile del cantón Montecristi, el Gobierno Nacional a través del INPC crea una escuela de tejenderos. El 20 de agosto de 2015, se graduaron los primeros 20 artesanos tejenderos de la paja toquilla, hombres y mujeres jóvenes que asumen la tarea de continuar la tradición de sus mayores: tejer el sombrero fino, extrafino y superfino, que identifica a su pequeña población de familias cholas, tejenderas, agricultoras y pescadoras, ubicada a un costado de la vía Spondylus.

Los nuevos artesanos fortalecen la cultura del tejido de sombreros finos, extrafinos y superfinos.

CINCO AÑOS.

La “Exposición del sombrero de Paja Toquilla: Patrimonio Vivo” en el Centro Cívico Ciudad Alfaro, permitió recordar este quinto año de la declaración y enfatizar en la importancia que tiene este patrimonio cultural inmaterial para Manabí y el Ecuador.

En el Parque Central de Montecristi también se realizó otra exposición del sombrero de paja toquilla y la artesanía de Manabí. Turistas de un crucero que arribó al puerto de Manta quedaron encantados durante su recorrido y adquieron la famosa prensa de paja toquilla.

 

Manta, del color de mi piel.

MANTA, DEL COLOR DE MI PIEL

Joselías Sánchez Ramos. sjoselias@gmail.com / 2017-12-04

Le pregunté al Lic. Mario Rodríguez, periodista de Diario El Telégrafo, ¿de qué color es la ciudad de Manta?. Su respuesta me dejo apabullado.

“Manta es multicolor, bullanguera. Es celeste de su mar, violeta de sus atardeceres… Manta es del color de la piel de sus cholos.“

Ahora sé que Manta es el del color de mi piel. Una cosmogonía que surge de la singularidad del universo, que se fragua en los eones del tiempo y se configura con las alegrías aún no descritas.

Hace años, configuré a los mantenses como jóvenes hijos del trueno. Venía desde Europa junto a Cecilia. Conversábamos de nuestro continente, de nuestro país y nos estacionamos en Manta.

La contemplé inmensa como un perfil que surge, de lo que llamo, la singularidad del universo. La observé como una sinfonía de vientos, volar de alcatraces y piececillos de niño caminando en la arena húmeda de la playa de Tarqui.

Un vaporino saludó mi pensamiento, un estibador mi hizo mirar hacia el cerro y mientras un pescador me mostraba su corvina, Dacho Pablo recorría en su teclado desde Tarqui al barrio Obrero, puerto lindo.

Manta es del color de mi piel, del color de la piel de los manteños, del color de la piel del  cholo manteño.

Mario estuvo algunos años al frente de la redacción de El Telégrafo en esta ciudad y, con él, Manta fue ocupando un espacio en el diarismo nacional. Sé que ahora ha retornado a Guayaquil, pero, como dice Vivian, a Mario, Manta le inspira. Gracias Mario Rodríguez.

Bueno, Manta nos inspira a “propios y extraños“. Nosotros predicamos que será grande con el esfuerzo de todos. Con José Mero Bazurto estamos trabajando a Manta como una ciudad de paz y prosperidad.

El turismo en la Manta centenaria.

EL TURISMO EN LA MANTA CENTENARIA.

José Elías Sánchez Ramos / sjoselias@gmail.com / 2017-12-01

26 Manta, ciudad de la paz - El Infinity

Hola amigos. Proclamo a ”Manta, ciudad de paz y prosperidad“. La proclamo, porque considero a Manta una ciudad de turismo y, el turismo es fuente de paz y prosperidad.

Pregunto a mis comprovincianos: ¿Qué le falta a Manabí para consolidar su condición como región de turismo (paz y prosperidad)?

Termina 2017. Ahora nos faltan cuatro años para celebrar el centenario de nuestra cantonización en el 2022. Ya lo he dicho. Es una fecha como cualquier otra, pero es un buen referente para pensarnos como pueblo, para mirarnos hacia adentro como personas, como familia, como ciudad cosmopolita, como sociedad ecuatoriana.

Si. Es un buen referente para medir nuestro desarrollo, para discutir nuestro futuro, para repasar nuestra memoria histórica y colectiva, para consolidar nuestras entelequias como manteños, como mantenses, como manabitas, como ecuatorianos; para consolidar nuestras aspiraciones como pueblo de una ciudad cosmopolita.

El pasado 29 de noviembre llegó a Manta el enorme crucero Celebrity Infinity con sus 2.088 turistas y más de 940 tripulantes. Al día siguiente leí una crónica en diario El Telégrafo. Felicito a su redactor y aplaudo la foto de Rodolfo Párraga; ellos inspiraron mis reflexiones.

Los turistas de cruceros llegaron a Tarqui. La foto los muestra encantados observando el descargue del pescado; luego van a astillero de Los Esteros para observar la construcción de barcos. El periodista describe recursos del turismo que Manta ofrece, mientras la fotografía  destaca el pescado en hombros, los turistas que observan, el mar y el crucero; todo ello en un paisaje fabuloso.

El turismo de Manta y Manabí hay que mostrarlo así. No solo los edificios. La gente y sus recursos de vida constituye elemento fundamental del turismo que debemos ofrecer, promover y mostrar al Ecuador y al mundo.

Nuestros gestores culturales, artistas, escritores y poetas, mostraron el turismo cultural manabita en dos Festivales internacionales. En el Festival Internacional del Libro Quito 2017. En el Festival Internacional de Artes Vivas Loja 2017.

El 29 de noviembre estuve en el Museo Centro Cultural Manta escuchando al antropólogo Fabián Saltos. Una pareja de turistas del Celebrity Infinity llegó a la biblioteca del Museo donde se desarrollaba el Seminario Taller. Cuando los vi, me levanté y los atendí con mi inglés chamuscado. Observé que se fueron encantados.

Entienden porqué me siento entusiasmado para proclamar a ”Manta, ciudad de paz y prosperidad“. La proclamo, porque Manta es una ciudad de turismo y, el turismo es fuente de paz y prosperidad.

COMENTARIO:

La Lic. Vielka María Silvana Navia-Loor, comenta:

“¡Fantástica reflexión! Prepararnos para esa celebración del centenario de cantonización con una reflexión más profunda, sociológica y con un pensamiento colectivo más que el mero individual.

Turismo comunitario debe ser el objetivo, querido maestro Joselías; uniéndonos como provincia y país, a través de toda la enorme riqueza cultural y natural con la que contamos.

Sólo uniendo fuerzas, pensando en un fin común y social, olvidándonos de las fronteras… entonces, lo lograremos.

Aunque suene utópico, si se puede. Se puede, sí, CON EL ESFUERZO DE TODOS!“ (2017-12-02)

La Psicología social del pueblo de Manta.

LA PSICOLOGÍA SOCIAL DEL PUEBLO DE MANTA.

Joselias Sánchez Ramos. / sjoselias@gmail.com / 2017-11-30.

En el 2017, el Delfín SC, equipo de fútbol ídolo de Manta, empata con el Clan Juvenil, un equipo de fútbol en descenso. Falló dos pénales. Es casi una derrota que le significa disputar el campeonato nacional en una segunda ronda. De haber ganado, se erigía como el campeón nacional del futbol ecuatoriano 2017. Ahora, le será difícil llegar a campeón. Debe disputar con Emelec.

En el 2007, Manta se convierte en puerto de transferencia internacional de carga para América Latina. Con este propósito, un año antes (2006) se firma la concesión del puerto con la operadora china, Hutchinson Port Holding. Dos años después (2009), los mantenses resuelven pedirle al Presidente de la República que despida a la Hutchinson Port Holding y que la TIDE devuelva el puerto al Gobierno nacional. Para esa fecha, las concesiones ya están prohibidas en Ecuador.

Estos dos fenómenos son interesantes para pensar en la psicología social del pueblo de Manta. Pierde las oportunidades de liderar para convertirse en segundón.

Cuando ya ha perdido las oportunidades, comienza una letanía de quejas buscando un culpable de lo que considera su “desgracia“.

Dado que la Universidad de Manta (Uleam) tiene un sociólogo manabita, el Dr. Guido Zambrano, le pido al señor Rector, Dr. Miguel Camino, disponga se analice este fenómeno de la pisco-sociología mantense en estas dos primeras décadas del siglo XXI.

Dado que el Ministerio de Cultura y Patrimonio tiene al antropólogo ecuatoriano, Mg. Fabián Saltos Coloma, coordinando el Museo Centro Cultural Manta, le pido al Lic. Fabián Abad, Director de la Regional 4, disponga se analice este fenómeno de la pisco-sociología mantense en estas dos primeras décadas del siglo XXI.

Consideramos necesario analizar esta psicología social de Manta, pueblo manabita, ciudad en cuyo cosmopolitismo se sustenta su fortaleza y proyección.

Mi generación de mantenses era diferente. Nunca dejó pasar una oportunidad y se disputaba hasta lograr la propuesta que apuntale nuestro desarrollo. Se llegó hasta la concesión para el puerto de transferencia. Después, todo cambió.

El análisis es importante para conocernos y establecer nuestros compromisos como sociedad manabita que cumple 100 años de cantonización. El tema está planteado.

Fabián Saltos Coloma, antropólogo. Coordinador del MCCManta.

Fabián Saltos Coloma, antropólogo.

COORDINADOR DEL MUSEO CENTRO CULTURAL MANTA.

José Elías Sánchez Ramos ./ sjoselias@gmail.com / 2017-11-30.

Hola amigos. Damos la bienvenida al nuevo Coordinador del Museo Centro Cultural Manta, el antropólogo Fabián Saltos Coloma. Su perfil académico cultural fortalece la gestión de este gran museo del Ministerio de Cultura y Patrimonio.

Fabian Saltos y el Seminario

Inicia su gestión dictando un seminario – taller durante tres días sobre “Gestión cultural para el buen vivir“ (28 al 30 noviembre) durante el cual, con los talleristas, analiza cuatro temas: 1) El Cambio de la Matriz Cultural; ideas para alcanzar un mismo sueño de país; 2) La Gestión Cultural: Fundamentos y Modelos para Transformación Social; 3) Turismo Cultural: Estrategias para el Sostenimiento del Patrimonio Cultural; y 4) Metodología para la identificación, apropiación y salvaguardia de los recursos culturales.

Lo escuché en el segundo día. Afirmo que está cumpliendo su propósito de “aportar al desempeño de los gestores y actores culturales buscando generar un impacto positivo en la comunidad“.

El evento, que culmina el viernes 30 de noviembre, se desarrolla en la Biblioteca Café Cultural del MCCM. Al mismo tiempo se exhibe una muestra de la Cultura Bahía. Se pueden observar las figuras del adoratorio que, en 1966, fueron encontradas en Los Esteros de Manta.

La experiencia del Magister Fabián Saltos Colama es fabulosa; sus experticias sumados a sus vastos conocimientos académicos logrados en Europa y América, deben ser aprovechados por la comunidad mantense.

El Seminario Taller culminará con propuestas que los talleristas producirán para ser entregadas al GAD municipal de Manta.

Bienvenido Fabián Saltos. En nombre de mis amigos y conciudadanos allegados te recibimos con los brazos abiertos.

83 años. Raúl Franco Marrasquín.

83 años.

RAUL FRANCO MARRASQUIN

Joselías Sánchez Ramos. / sjoselias@gmail.com   / 2017-11-24

Hola amigos. Desde el terremoto del 16 A, en la zona cero de Manta (Tarqui), todos somos protagonistas. Raúl Franco Marrasquín, es uno de ellos, pescador, 83 años, reside toda su vida en la avenida 102 y calle 107.

Raul Franco M.Lo encontramos hace unos días. ”Estoy vivo por la gracia de Dios“, nos dice cuando hablamos sobre el terremoto.

”Para un hombre viejo como yo, el terremoto fue una tragedia terrible. Estaba en mi casa, todo crujió como palo viejo. Salí tembloroso y angustiado. Para mi, la tragedia no terminaba. En la esquina estaba la casa de mi vieja madre, Zoraida Marrasquín. El balcón se vino abajo, le cayó encima de mi hijo Marzo Franco de 47 años, murió aplastado.“

“Compréndame don Joselías, en medio de la noche y la tragedia me sentí solo. Un grito me estremeció: “¡Hijueputa, a Abraham le cayó el poste, hijueputa“¡. Los muchacos estaban jugando cuando se estremeció la tierra. El poste de la luz eléctrica de la esquina se vino abajo y aplastó a Abraham Cedeño de 13 años.“

 El relato lo hace mirar hacia el infinito. Han pasado 19 meses. Los recuerdos le pesan, pero no lo sucumben. Su Tarqui, su Manta, su pueblo forma parte de su vida y sigue vivo.

“Hace años repetíamos esa frase y tiene usted razón, “Manta será grande con el esfuerzo de todos“. Raúl Franco Marrasquín, viejo cholo manteño de 83 años, orgullo de su pueblo y de su estirpe.

Elena y Génesis. Mantenses, íntegras y orgullosas.

Elena y Génesis.

MANTENSES, ÍNTEGRAS Y ORGULLOSAS.

Joselías Sánchez Ramos. / sjoselias@gmail.com   / 2017-11-23

Hola amigos, Un encuentro casual con Elena y Génesis en la calle 13, fue agradable y aleccionador.

Agradable, porque nos pudimos encontrar tras un largo tiempo. Aleccionador, porque tras escuchar a madre e hija, se comprende aún más el valor de la familia y la tenacidad de nuestras mujeres.

Elena Miranda, casada, empleada, 48 años es Licenciada en Secretariado Ejecutivo, fue alumna de Cecilia en la Universidad de Manta; su hija, Génesis Macías Miranda, 19 años, es estudiante de Psicología Clínica en la Universidad Técnica de Manabí.

Nos hablaron de sus experiencias de vida, la una, esposa y empleada; la otra, hija y estudiante universitaria. Dejaron traslucir su orgullo de ser manteñas y comentaron el progreso de su ciudad. De los esfuerzos diarios por viajar y estudiar en Portoviejo; por trabajar y con su esposo mantener la familia.

Manta, ciudad cosmopolita, se sustenta en sus familias. Las familias se conforman por sus relaciones afectivas y de parentesco. En las familias se fraguan y trasmiten los valores y antivalores humanos. Su característica más valiosa es la unión. “Una familia unida come en el mismo plato“, dice un proverbio africano.

Elena, madre, y Génesis, hija, lo ratifican; se percibe la integridad de su condición humana, su orgullo de ser mujeres y, coinciden en que ”Manta será grande con el esfuerzo de todos“.

22 Madre orgullosa

El derecho a la ciudad.

EL DERECHO A LA CIUDAD

20 Mancomunidad del Pacifico

Joselías Sánchez Ramos. / sjoselias@gmail.com  / 2017-11-15

La población mundial se estima en 6.000 millones de personas, de los cuales el 55% vive en ciudades. Según la ONU hasta el 2025 la población mundial será de 8.500 millones, de los cuales, el 65% será urbana.

En el territorio de la Mancomunidad del Pacífico: Manta, Montecristi, Jaramijó, habitan 315.257 personas según el censo poblacional del 2010. Esta población representa el 23% de la población total de Manabí (1´369.780).

Esta población de 315.257 personas, con una edad promedio de 27 años, habita 93.951 viviendas distribuidas en los tres cantones que registran un 24,1% de analfabetismo.

El territorio de estos tres cantones vincula estrechamente a su población. Es lo que pedimos a los planificadores, observar la realidad de su entorno y entender el derecho a la ciudad que le asiste a cada ciudadano.

El derecho a la ciudad es un derecho individual y colectivo de los habitantes de Manta, Montecristi y Jaramijó. En el territorio de sus ciudades y alrededores, los GAD municipales deben garantizar, primero, la seguridad y los derechos humanos; luego el derecho al trabajo, a la cultura y la educación; y finalmente, la distribución equitativa del bienestar colectivo a través de servicios públicos eficientes y suficientes para procurar el buen vivir de todos.

Nos quedan sólo cinco años para llegar al centenario de cantonización.

20 Manta, viril

Esta fecha es una fecha como cualquier otra, pero debemos ubicarla como referente para diseñar y cumplir una “agenda urbana” que asegure el derecho a la ciudad de la creciente población de la Mancomunidad del Pacífico: Manta, Montecristi, Jaramijó, una ciudad con tres GAD municipales y tres alcaldes, pero que habitan un mismo territorio.

Comparto con ustedes, la visión de ciudad que plantea el Arq. Eduardo Delgado, respondiendo a la inquietud de la Manta centenaria:

  1. Diseñar y construir un Colector submarino para ir eliminando las lagunas de oxidación y desaparecer los malos olores-
  2. Sobre Tarqui, terminar de construir el PLAN MAESTRO DE AGUA POTABLE Y ALCANTARILLADO en Tarqui.- Dinanizar el comercio en Tarqui con la creación de plazas comerciales y temáticas en toda la extensión del Malecón de Tarqui.- Descontaminacion y recuperación de la Playa de Tarqui, una de las más hermosas playas donde nació el verdadero Turismo de Manta.-
  3. Realizar un verdadero estudio de MOVILIDAD Y ACCESIBILIDAD URBANA para aplicarla como debe ser. Hoy en día, gente extraña opina sin conocer técnicamente lo que se debe hacer-
  4. Crear una Zona Franca donde se haga también maquila. Proponiendo la plataforma de la Refinería donde hay vías de primer orden que ya están construidas y se deben utilizar.
  5. Mejorar, con obras de ingeniería portuaria, como Groint Malecones servicios de pesca turísticas en todo el perfil costanero de Manta para hacerla más atractivo al turismo.
  6. Planificación para que Manta se convierta en una Ciudad Digital de fácil acceso de información para el turista nacional e internacional.
  7. Pero, sobre todo, cambiar nuestras aptitudes.

El diálogo está planteado. Vaya usted construyendo su propia agenda urbana. (Joselías Sánchez Ramos)

Manta. Mirar a Tarqui y Los Esteros.

MANTA. MIRAR A TARQUI Y LOS ESTEROS.

Miren las dos fotografías de la Bahía de Manta.

Joselías Sánchez Ramos. / sjoselias@gmail.com  / 2017-11-14.

19 Vieja foto Bahia de Manta.

Hola amigos. Vivimos noviembre, mes de la manteñidad. Hemos celebrado nuestro aniversario cantonal; los 51 años de nuestra Autoridad Portuaria; los 32 años de nuestra Universidad. Velozmente viene la Virgen de Monserrate para encontrarnos en su celebración cargada de “mandas” y salud. Y, de allí, navidad, fin de año y un nuevo año para vivir y morir.

Creemos es hora de mirar a Tarqui y Los Esteros. Somos parte de la ciudad – cantón. Hay una ausencia de compromisos. Proponemos diseñar una “NUEVA AGENDA URBANA” para la Manta centenaria que está a la vuelta de cinco años. En esta nueva agenda urbana debe consolidarse una NUEVA CULTURA URBANA.

Que Manta crece en infraestructura, si, nadie puede negarlo, pero nuestro crecimiento psicosocial está siendo superado por la cotidianidad cargada de indiferencia y egoísmo. Aún no logramos aprender la lección del terremoto. El tiempo de resiliencia se está volviendo monótono.

Los maestros, los periodistas y los políticos tienen un reto generacional. Los profesionales de todo género tienen un reto de honestidad y eficiencia. Las familias tienen un reto de educación y valores humanos. La comunidad LTGB tiene un reto de comprensión y vinculación.

Pero, el mayor reto lo tienen las mujeres manteñas; en ellas reside el futuro de este pueblo que después de cinco años cumplirá 100 de cantonización. ¿Por qué? Bueno, mi nieta que estudia Psicología, sostiene que las mujeres son más inteligentes.

Un centenario es una fecha común, como cualquier otra, pero la enfatizo como un hito de reconocernos para ser personas, de comprometernos para hacer ciudad urbana, de convivencia para fortalecer nuestro buen vivir.

Manta debe recuperar su condición de ciudad política. Hay un manifiesto fracaso político en los últimos 25 años. No hay reemplazo de liderazgo, lo cual revela la ausencia de una generación comprometida con el futuro. Desde 1996 a la fecha (21 años) sólo hemos elegidos dos alcaldes y, sus partidarios, han vivido ensartados en una letanía de insultos y acusaciones.

Es hora de cambiar el modelo de pensamiento y acción. Por eso pedimos mirar a Tarqui y Los Esteros.

Desde 1980 las factorías pesqueras se apoderaron de Los Esteros. Después de 37 años es muy fácil percibir que en nada han contribuido a su desarrollo. Su responsabilidad social parece un cuento. Su argumento es que  dan trabajo pero olvidan que sin el trabajo humano no hay producción ni riqueza. Sus ejecutivos deberían observar la contaminación industrial.

Después del fenómeno de La Niña en 1998, Tarqui se convirtió en el estercolero de la ciudad. Los ductos de aguas servidas se conectaron al alcantarillado pluvial y, la playa de Tarqui, que en 1980 fue declarada patrimonio turístico de Manta, se convirtió en laguna de oxidación.

Observen las dos fotografías de la bahía de Manta. Concuerden conmigo. El pasado ya no tiene remedio, por eso pido mirar a un futuro muy cercano que es el centenario de cantonización de Manta. El terremoto aún nos puede servir de lección. (Joselías Sánchez Ramos)

El “Eugenio Espejo” 2018 para el gran Wilman Ordóñez.

EL EUGENIO ESPEJO 2018 PARA EL GRAN WILMAN ORDÓÑEZ.

“Retrovador” cumple 31 años creando y promoviendo la cultura ecuatoriana del litoral “costeño”.

18 INVITACION. Folklorismo costeñoJoselías Sánchez Ramos / sjoselias@gmail.com / 2017-11-22.

El folklore costeño danza de alegría. La Compañía de danzas folclóricas Retrovador, arriba a sus 31 años, creando, fortaleciendo y proyectando la cultura ecuatoriana del litoral “costeño”, sus cantos, su danza, su oralidad.

Fue creada y es dirigida por el folclorista e historiador, Wilman Ordóñez Iturralde desde el 26 de noviembre de 1986,

18 Un montuvio del puertoGuayaquil, la ciudad más poblada del Ecuador, su capital montuvia, le rinde homenaje en diversos eventos.

Hoy, 22 de noviembre, el Museo Antropológico y de Arte Contemporáneo, desde las 18:00, con la Escuela de Danza MADA, le ofrece un perfomance de su libro “Alma montuvia de la música y el baile ecuatoriano”.

Para el 30 de noviembre, en la Casa de la Cultura y 

en el Teatro José Martínez Queirolo, diversas agrupaciones del país se reúnen para reconocer el valor artístico de Retrovador y rendir homenaje al gran Wilman Ordóñez Iturralde.

Entre esos grupos estará el Ballet Folkcontemporáneo Spóndylus de Manta que dirige la Ab. Jessy de Caminos. También estarán, Hilda Murillo, Los compadres del Ph, Inti Raymi de Ambato y Tierra Negra de Esmeraldas.

Desde la zona cero de Manta (Tarqui) nos adherimos a este homenaje y sugerimos, desde ya, iniciar una campaña nacional para que en el 2018 se otorgue al gran Wilman Ordóñez Iturralde, el Premio Eugenio Espejo. Tiene los méritos suficientes.

Día Internacional del músico. 22 de noviembre. ¡Viva Santa Cecilia!

DÍA INTERNACIONAL DEL MÚSICO. 22 DE NOVIEMBRE. VIVA SANTA CECILIA.

Joselías Sánchez Ramos. / sjoselias@gmail.com  / 2017-11-22.

El día del músico se celebra el 22 de noviembre conmemorando a Santa Cecilia, patrona de los músicos. La UNESCO también estableció el 22 de noviembre como el “Día internacional del músico” con la finalidad de ofrecer “un merecido tributo a músicos cuya contribución artística ha acompañado el desarrollo de la civilización occidental a través de los siglos.”

La fecha de celebración data de 1570 cuando, en Normandía, un 22 de noviembre de realizó un torneo de compositores. Más tarde, en Edimburgo, en la misma fecha de 1695 se comenzó a celebrar con regularidad. Desde 1975, por disposición de la UNESCO se convierte en una celebración internacional.

La música, arte de las musas, es un producto cultural, que expresa los sentimientos de un pueblo, es un lenguaje universal que, a través del ritmo y los sonidos, une a las personas.

La música no tiene fronteras, me decía en Medellín el maestro Jesús Martín Barbero mientras filosofaba sobre la comunicación.

¡Ah, la música!, el lenguaje de los dioses. En nuestro país, la riqueza musical es múltiple y variada. Pasillo, pasacalle, sanjuanito, albazo, danzante, cachullapis, yaravíes, y los nuevos ritmos e intérpretes ecuatorianos.

En Manta y Manabí, la riqueza musical es extraordinaria. A más de los múltiples cantantes y músicos como los Hnos. Mera, existen organizaciones privadas y públicas, que auspician y fomentan este arte musical como la UTM y Los Mentaos de la manigua.

La Uleam mantiene su Departamento de Cultura y una Sala de conciertos donde se expresa el arte musical en múltiples ocasiones. Manchecaña que dirige el Prof. Luis Andrés Macías, es un tributo a la música montuvia.

Son muchos nuestros músicos y artistas. Cito unos cuantos que surgen en la prisa de esta crónica.

Manchecaña

Los grupos musicales como el de Tito Macías Jr., Ají Ligero, Almas Negras, Orquesta dominguera, Kabana, Panteras blancas, entre otros. Los tríos y solistas como Vocal Tres, Jocay, Liliana Baduy, Gerónimo, Maykel, Julio Cabezas o nuestros Mariachis.

Los grupos como Excelencia. Los coros y sus maestros como el Coro lírico con Ángel Muentes, Coro Universitario con Luis Alfredo Campuzano Campo, Coro infantil municipal con Ramiro Parreño, el maestro Hernán Gil Medina, Tito Macías, Fernando Zambrano.

Los Festivales como Zampoñas, lluvias y charango, el Festival de música nacional en San Lorenzo y escuelas musicales de nuestras Unidades Educativas.

Mientras escribo y me prepara el desayuno, Cecilia me dice: “Joselías, saluda a mis amigos los músicos, sin ellos no habría Festival, para ellos realizamos un producto televisivo que difundimos a través de Televisión Manabita. Recuerda que también es mi día, el día de Cecilia, la patrona de los músicos”.

Entonces, me acuerdo de la fabulosa expresión de Henry Rollins: “Los músicos no deberían tocar música. La música debería tocar a los músicos”.

Mas, creo que la de Elton John es subyugante: “La música tiene poder sanador. Tiene la habilidad de sacar a la gente fuera de sí mismas durante unas horas”.

Feliz día músicos de mi pueblo. Me casé dando serenatas con los músicos de mi tierra, y Cecilia, es la patrona de los músicos. Hola estimado Fernando, Gerónimo, Bosquito, Tito Mera, Dr. Ronquillo, feliz día. (Joselías Sánchez Ramos)

Manabí en las Artes Vivas, Loja 2017.

MANABÍ NECESITA UN “TEATRO”, UN VERDADERO “TEATRO”. El Prof. Ángel Muentes sugiere que se construya en Montecristi.

MANABÍ EN LAS ARTES VIVAS, LOJA 2017.

Joselías Sánchez Ramos. / sjoselias@gmail.com  / 2017-11-19.

23519392_1722302921136754_9092580549149744167_nHola amigos. La Ópera Eloy Alfaro, llegó, se presentó y triunfó en el Festival Internacional de Artes Vivas Loja 2017 (FIAVL), evento que, organizado por el Ministerio de Cultura y Patrimonio del Ecuador, se presenta durante 10 días, desde el 16 y concluye el 26 de noviembre,

El Festival, en su segundo año, reúne 16 grupos nacionales y 14 grupos internacionales de artes plásticas, visuales y escritas que tienen como centro y razón de ser, el cuerpo y todo lo que conlleva su movimiento, su fuerza, sus formas, sus configuraciones, sus contracciones, sus inherencias, su visibilidad y su invisibilidad, como lo explican los organizadores del evento.

Dentro de las artes vivas se encuentra la ópera, el teatro, la danza, el clown, el mimo, el circo teatral, la música y demás combinaciones de las artes escénicas, plásticas, visuales y escritas que producen actos vivos sobre un escenario que, en el caso de este Festival, como lo dice su alcalde, el escenario es la ciudad de Loja.

OPERA ELOY ALFARO

2 Artes vivas

La Ópera Eloy Alfaro, dirigida por el maestro manabita Ángel Muentes, con el acompañamiento de la Orquesta Sinfónica de Loja bajo la batuta de la maestra Andrea Vela, tuvo dos presentaciones en el Teatro Benjamín Carrión, el sábado 18 y el domingo 19 de noviembre.

La presentación de los 135 artistas, entre actores, cantantes líricos, músicos y bailarines, fue sorprendente, espectacular y ovacionada de pie por los espectadores, según los comentarios difundidos por las redes sociales y el propio Ministerio de Cultura.

Karla Medina, cronista cultural de diario El Universo señala, que la obra no solo recoge hechos históricos en torno a Alfaro, sino que ahonda en la parte humana de este personaje, el mayor referente histórico del pueblo manabita.

Lo confirma el maestro Ángel Muentes, director de la obra y también director de Cultura y Patrimonio del GAD de Montecristi.

Destaca que, para él y para el elenco de la obra, es importante dar a conocer esta propuesta, que recoge un período histórico en la vida de Alfaro, desde el 27 de enero de 1912, cuando es tomado prisionero en Guayaquil y llevado a Quito en el tren que había construido durante su gobierno y asesinado.

El maestro Muentes aspira presentar su obra en otras ciudades del Ecuador que tienen teatros como Quito, Guayaquil y Cuenca para mostrar facetas desconocidas del héroe ecuatoriano.

MANABÍ.

Manabí ha presentado su producción intelectual, artística, musical y sus artes vivas en dos ferias internacionales.

En la Feria Internacional del Libro Quito 2017, convocada como provincia invitada, presentó un pabellón de su identidad cultural, el museo rodante de Ciudad Alfaro, sus poetas, pintores, escritores, cuentistas, ensayistas y diseñadores, tuvieron escenarios para compartir su producción con el exigente público quiteño y los cientos de intelectuales extranjeros.

En el Festival internacional de Artes Vivas Loja 2017 con la Ópera Eloy Alfaro.

RECONOCIMIENTO.

Felicitamos al maestro Ángel Muentes y a su gran elenco. Manabí está posicionando su marca cultural en los grandes eventos internacionales. El GAD de Montecristi y su pueblo deben seguir apoyando esta gran manifestación cultural que se inserta en el mundo cultural latinoamericano.

Manabí en el Festival Internacional de Artes Vivas Loja 2017. Manabí en la Feria Internacional del Libro Quito 2017. Aquello nos permite exclamar: Manabí necesita un “teatro”, un verdadero “teatro”. (Joselías Sánchez Ramos)

El mensaje de Ángel Muentes.

2017-11-22

Muy real y conmovedoras sus palabras mi querido maestro Sánchez Ramos Joselias. Es un honor leer sus palabras a todo este equipo de trabajo que puso su contingente para lograr este éxito.

Leo Medero como orquestador; Carlos Quinto como Director Escénico y Diseño de Luces; Luis Jiménez, Director Coreográfico; Inés Gloria Leyton Catagua, apoyando en guiones y puesta en escena; la reconocida participación de la Sinfónica de Loja dirigidos por la gran maestra Andrea Vela; a todos los coristas del Coro Lírico Montecristi; actores de Monte Chapu-los; Bailarines de Danza Criste; y la incondicional gente de producción que están tras relojes pero que hacen un trabajo vital; y, muy especialmente a mi amada esposa Brenda Castro Valdiviezo por su aporte vital en ideas y con su grandiosa voz.

Esto suma un gran trabajo que fue aplaudido en ese grandioso escenario.

Manabí necesita un Teatro y mi propuesta es que nos unamos para que sea en Montecristi por ser el cantón que está generando estos procesos, por ser ciudad Patrimonial e Histórica, por su ubicación geográfica que permite congregar a cinco cantones estando, en el centro de Manta, Portoviejo, Jipijapa, Jaramijo. Y lo digo, siendo un mantense que piensa en un desarrollo regional más que local.

Seguiremos trabajando con humildad para alcanzar más logros.

Muchas gracias…

Manabí en la fiesta de la palabra, FILL Quito 2017.

MANABÍ EN LA FIESTA DE LA PALABRA, FILL QUITO 2017.

Joselías Sánchez Ramos. / sjoselias@gmail.com  / 2017-11-18.

La identidad cultural de Manabí, en todo su esplendor, durante 10 días, en la X Feria Internacional del Libro y la Lectura Quito 2017 que se inició el 10 y culmina el 19 de noviembre.

Nadie nos contó. Lo observamos. Lo recorrimos. Dialogamos con sus gestores culturales, escritores y artistas. Abrazamos a nuestros amigos. Conversamos con los visitantes.

El pabellón de Manabí, en el ingreso del Centro de Convenciones Bicentenario, fue el más llamativo. Caña guadua, sombreros de paja toquilla tejidos en vivo por el artesano Jhony Chávez, su stand de libros, la pintura trabajada por Ivo Uquillas, el diálogo de don Pascual con Grace y los amorfinos desbordando los contrapuntos para explosionar en carcajadas.

15 Manabi es todo

Lo que llegaban eran recibidos por Eloy Alfaro, el cholo presidente nacido en Montecristi. Allí, el museo rodante de Ciudad Alfaro presentaba al héroe símbolo de la libertad y el hacer patria.

LA ORALIDAD.

Don Pascual (Raymundo Zambrano) y doña Grace (Macías), a más de sus dos presentaciones oficiales se pasearon por todo el pabellón demostrando el valor cultural de la oralidad manabita.

15 Libros manabitas FILL

ESCRITORES, MÚSICOS Y POETAS

Desde Yury Vladimir Palma y sus “Mentaos de la Manigua” hasta María Isabel Silva y Libertad Regalado recreando las culturas ancestrales y “la fibra que escribió la historia”.

En la clausura, los Hermanos Mera” demostraron la fibra artístico – musical del Manabí profundo que se recrea en las tabladas conversando con luna y escribe canciones con las olas y el viento marinero.

Fidel y Ernesto Intriago, el fabulista Gilber Alcívar, Alexis Cuzme, Pedro Gil, Luis Enrique Medina, Horacio Mendoza, describieron a Manabí en todas sus facetas.

Fidel, escritor, cineasta y presidente de la Casa de la Cultura de Manabí; Ernesto, su hermano, periodista, diseñador gráfico y poeta; Gilber, poeta, decimero y fabulista; Alexis, poeta, periodista cultural, cronista de cine, editor de Marfuz y de la editorial Mar Abierto; Pedro, poeta y cuentista, una voz diferente en la poesía ecuatoriana; Luis Enrique, cuentista, guionista y fotógrafo; Horacio, poeta reconocido que le canta el amor en las barriadas de Portoviejo.

PINTURA E ILUSTRACIÓN.

15 Ivo Uquillas2 en la FILL

Ivo Uquillas, pintor, escultor, poeta y hasta músico quien sostiene que la cultura manabita no se ha adormecido; trazó una pintura en vivo.

“He llegado para disfrutar de la vida e interactuar con los visitantes” dijo mientras presentaba su libro “Boceto” con la portada en blanco; quien compraba el libro, el autor le hacía dibujo en la portada en blanco.

También estuvo Érika Uscátegui con sus ilustraciones manabitas retratando su realidad mientras se interpretan sus dibujos.

NUESTRAS POETAS

En la tarde del jueves 16, en la Sala Carlota Jaramillo, un “Encuentro con la poesía” protagonizado por Yuliana Marcillo, Diana Zavala, Roxana Delgado Perero, Liliana Arcentales y María Belén Muñoz, reflejando las nuevas tendencias de la producción poética que Manabí describe a través de la mujer y las letras.

Yuliana, poeta, narradora y periodista. Diana, cronista, cuentista, editora y periodista. Roxana, poeta y gestora cultural. Liliana, poeta, escritora y abogada. María Belén, escritora y poeta, directora del departamento de cultura de la Universidad de Manta. 

15 Manabi es todo2

LOS OLVIDADOS.

Los olvidados no fueron olvidados. Fabián nos concentró a todos, armó el escenario y allí, en el Pabellón de Manabí, se presentaron tres obras: El cuento “La Guacharaca Inteligente” del ecologista Daniel López, director de la Fundación Nueva Vida que protege el cerro Montecristi; “Auxilio, el planeta en exterminio” de Bernardo Avellán, otro ecologista que lucha por salvar la vida; y “Criollismo mágico” de Santos Miranda Rojas, presidente de la Federación Hispanoamericana de Escritores.

CHOLERÍA.

Manabí es una nación chola – montubio, sostengo en todos mis encuentros. Mi charla, en la mañana del jueves 16, en la Sala Pablo Palacio, versó sobre “El cholo del litoral ecuatoriano en el Ecuador Plurinacional del siglo XXI”.

MANABÍ.

Es una provincia extraordinaria. Es una tierra mágica con su mula ciega, sus designios, su hombre y un río o su sed en el puerto, mientras los animales afirman el poder de la palabra repitiendo al poeta montubio en unos bocetos sin portada mientras le trenzan el cuello al cisne blanco.

Es que, desde la montaña, siete puñaladas no son nada, en la palabra nueva de Ciudad Hecatombe, porque hay como un llamado “Construyamos paz” en los rostros de la felicidad con una carne tierna y otros platos.

Para mí, “Manabí tiene la alegría pintada en todos los rostros. Es como si Dios se posara en Manabí cada mañana y cada atardecer para recogerse en la paz y la libertad” (Joselías Sánchez Ramos)

15 Charla1 de Joselias

Nuestra ULEAM y el centenario de Manta.

NUESTRA ULEAM Y EL CENTENARIO DE MANTA

Joselías Sánchez Ramos. / sjoselias@gmail.com / 2017-11-13.

Hola amigos. Noviembre será siempre el mes de la manteñidad, pero después de cinco años Manta se convertirá en ciudad centenaria y cada mantense tendrá habrá vivido cinco años más.

Dos preguntas me asaltaron: ¿Seguiremos siendo los mismos? ¿Seguiremos vivos o estaremos muertos? Ustedes podrían responderlas.

Tres hechos me han volteado la mirada: Radio Marejada y el puerto; El Gad municipal y Otto Ruperti; y, el aniversario de la Uleam.

A las 07:00 en Radio Marejada, Tulio Muñoz y Pedro Vincent en su lunes centenario hablan sobre el puerto y entrevista a un ejecutivo de Agunsa/TPM. En un 12 de noviembre de hace 51 años (1966) se posesiona el primer directorio de Autoridad Portuaria de Manta.

A las 08:00, el Alcalde de la ciudad y el GAD municipal tributan homenaje al ciudadano Carlos Otto Ruperti Delgado, reconociendo su lucha y aporte en la consecución de la obras portuarias de Manta. Hace 59 años (1958) los manteños protagonizan un paro cívico reclamando la construcción de su puerto.

A las 16:00, la Universidad de Manta, en sesión solemne, conmemora el trigésimo segundo (32) aniversario de su existencia como Universidad Laica Eloy Alfaro de Manabí (ULEAM) Este último hecho me permite plantear algunas preguntas a mi universidad.

Sesion 32 años1

PREGUNTO A LA UNIVERSIDAD

¿Cómo será la Universidad Laica Eloy Alfaro de Manabí cuando Manta celebre el centenario de su cantonización?

¿Qué nuevas ideas van a crear los jóvenes en el transcurso de estos cinco años hasta el 4 de noviembre de 2022?

¿Qué aportes profesionales, académicos y laborales vamos a entregar a la ciudad oceánica de Manta?

Son las preguntas que le hago a mi universidad. Son las preguntas que me hago yo mismo porque yo soy la universidad. Hemos vivido una bonita historia que la podemos recordar siempre. Pero, es hora de cambiar.

LA ULEAM: 32 AÑOS.

La educación es un recurso ilimitado. Tenemos confianza. Los universitarios de la Uleam ven la luz al final del tunel, por eso Manabí tiene esperanza. El presente de la Uleam está para construir y reconstruir. El futuro de la Uleam está para compartir e innovar el conocimiento.

Estas expresiones se escucharon durante durante la sesión solemne del trigésimo segundo aniversario, muy diferente a las otras porque en ella se tributó homenaje a tres ciudadanos vinculados con la génesis y existencia de esta gran Universidad de Manta: nuestra ULEAM.

14 Manta 1975, U. Autonoma

Al Dr. Miguel Moran Lucio, primer decano, en 1967, de la extensión en Manta de la Universidad Laica Vicente Rocafuerte de Guayaquil, génesis de la ciudad universitaria de Manta.

Al Ing. Vicente González Toala, secretario durante 18 años de la extensión en Manta de la Universidad Laica Vicente Rocafuerte de Guayaquil y Vicerrector Académico durante 15 años en la ULEAM.

Al Dr. César Acosta Vásquez, diputado y presidente de la Comisión de Presupuesto del Congreso Nacional en 1985 quien, ante la negativa del presidente de la República a firmar el decreto de creación de la Universidad de Manta, llegó hasta el Ing. Febres Cordero para exigir la firma y presionar al ejecutivo con la aprobación del presupuesto nacional.

En los 31 años anteriores no se había reconocido la génesis la Universidad en Manta ni a algunos de sus protagonistas.

EL CAMBIO HA COMENZADO

Las ideas son transitorias, decía mi maestro de filosofía, Guillermo Mensi. Reafirmarlas o desecharlas con nuestro conocimiento, es la misión de los pensadores, nos decía a los alumnos del 4ro curso del Colegio Salesiano San José.

Cuando Cristo nos dice: “la verdad os hará libres” también nos recuerda que el proceso de ser libres es permanente porque no hay una verdad absoluta. Tenemos que descubrirla todos los días para volverla a redescubrir.

La Universidad, nuestra ULEAM, en sus 32 años, exige madurar el pensamiento de docentes y estudiantes porque no sólo se forman profesionales; de manera particular, se están formando académicos, se está enseñando a pensar.

Es interesante reeleer a Guido Vásconez en La Alfarada y leer a Leonardo Moreira en su Feriado Universitario.

MI HOMENAJE A LOS JÓVENES.

14 Manta, Kandy U

Me contagió la alegría que esparcieron durante la murga universitaria. Percibo sus sueños de gaviota, pero confío más en sus ambiciones de águila.

MI CIUDAD.

Esta es mi ciudad, esta es mi gente. He planteado que todos pensemos en una “Nueva agenda urbana Manta centenaria”.

“Aullemos, dijo el perro” se lee en el Libro de las Voces. José Saramago escribe su “Ensayo sobre la lucidez”.

Le pido a los jóvenes que elijan entre aullar o ser lúcidos. Entonces, “Manta será grande con el esfuerzo de todos”. (2017-11-13)

Manta, su puerto. La lucha de un pueblo.

AUTORIDAD PORTUARIA DE MANTA: 51 AÑOS. 

Manta, su puerto. La lucha de un pueblo.

Joselías Sánchez Ramos. / sjoselias@gmail.com / 2017-11-12.

Hola amigos. A principios de siglo, presenté una reseña histórica sobre la Autoridad Portuaria de Manta. Eran tiempos desafiantes, tiempos de cambios, tiempos de globalización. Tiempos de decisión. La APM celebraba 35 años.

En el 2009 publique “La lucha de un pueblo. La construcción de las obras portuarias de Manta”. Fueron tiempos de desconcierto, tiempos de desaliento. Perdimos la oportunidad. Dejamos de ser “Puerto de transferencia internacional de carga del Pacífico Sur”. La APM celebraba 43 años.

Hoy, en el 2017, celebramos 51 años. Entre esos 16 años hay una experiencia grata y al mismo tiempo dolorosa.

Grata porque hasta el 2009, la APM había reordenado su visión y su misión transformándose, desde el 2007 en un puerto de transferencia internacional de carga. “La alegría en la casa del pobre dura poco”, dice el refranero popular. El 2009 dejamos de serlo.

13 Manta, puerto

Desde marzo del 2017, Agunsa/TPM en una Alianza pública – privada con el MTOP (Gobierno) administran el puerto de Manta durante los próximos 40 años; el terminal pesquero sigue bajo la tutela de APM que es el gobierno.

MANTA. 1966.

“Hoy inicia labores este Directorio formado por elementos dignos, capaces y honestos en todo sentido. Tengo la seguridad que la Autoridad Portuaria de Manta se enrumbará de inmediato por senderos de rápido progreso y organización efectiva”, pronuncia don Carlos Pólit Ortiz, primer presidente de esta entidad, en la sesión inaugural que tiene lugar el 12 de noviembre de 1966, en el Salón de la ciudad del Palacio Municipal de Manta.

“El día de hoy, 12 de noviembre, es un día grato para el pueblo y la ciudad de Manta. Esta sesión inaugural de su Autoridad Portuaria es un acontecimiento de incalculables beneficios para el desarrollo y progreso de Manabí. Su presidente, don Carlos Pólit, es el indiscutible factor principal de la creación. La ciudad de Manta seguirá en su camino ascendente de progreso cultural y material”, pronuncia su Alcalde – Presidente del Concejo, Dr. César Acosta Vásquez, cuyo Municipio también forma parte del Directorio de Autoridad Portuaria.

Son palabras proféticas que me permito recordar, 51 años después, para que los mantenses de hoy recuperen su altivez y autoestima; para que exijan al Gobierno Nacional que los manabitas tenemos el talento y el conocimiento para administrar nuestras instituciones, que los mantenses somos respetuosos y honorables pero no estúpidos.

IDENTIDAD Y DESTINO.

Manta tiene una identidad y un destino portuario desde sus orígenes como pueblo que se vigoriza a lo largo de su historia.

Es el puerto más antiguo de Ecuador.

Su primer muelle, de 50 metros de longitud, se construye en 1930, por gestiones de su Cámara de Comercio creada en 1927.

En 1939, 6 de noviembre, el Municipio de Manta percibe un pequeño impuesto sobre las importaciones y exportaciones, destinado a la construcción de las obras portuarias de la ciudad.

En 1955, 27 de octubre, se dicta Decreto Legislativo que crea una cuenta especial denominada “Obras Portuarias de Manabí, Esmeraldas, Los Ríos y El Oro”. Dispone la entrega a Manta del 45% y a Bahía de Caráquez el 15%, del 0,5 % ad-valorem del total de las importaciones y exportaciones del país. Se publica en el Registro Oficial # 964 del 8 de noviembre.

En 1955, el pueblo de Manta conforma su Junta de Instituciones, que integra a todos los sectores sociales, encabezada por el presidente de la Cámara de Comercio.

En 1956, 18 de abril, el Gobierno Nacional crea, mediante Decreto Ejecutivo # 644, el “Comité de Obras Portuarias de Manta” que preside el representante del presidente de la República.

En 1957, las dos instituciones gestionan que el Gobierno Nacional promueva en Washington un Concurso Internacional para los estudios de las Obras Portuarias de Manta. La Compañía Rider & Associates se adjudica el concurso por un monto de USD347.400.

13 Manta, paro cívico

1958 es un año de grandes decisiones.

En junio, se convoca a licitación para la construcción de las obras portuarias de Manta. Se presentan tres compañías: SIMAR, INCA y GRANDA CENTENO. Se la declara desierta.

El pueblo de Manta pide que se convoque inmediatamente a una nueva licitación. El 15 de septiembre, el gran paro cívico hasta que se atienda el pedido.

El 16 de septiembre se publica la nueva licitación. Se adjudica a SIMAR, única empresa concursante.

1959, 20 de febrero, en los bajos del Municipio de Manta se firma el Contrato con la compañía SIMAR por un monto de USD82´871.680, con un plazo de entrega de 3 años, en dos etapas consecutivas. Suscribe el propio presidente de la República, Dr. Camilo Ponce Enríquez. Testigo de honor es Pedro Balda Cucalón, presidente del Concejo.

La obra tarda 8 años, tiempo durante el cual se crea la Autoridad Portuaria de Manta.

1966, 12 de noviembre, sesión inaugural de la Autoridad Portuaria de Manta y posesión de su primer presidente (Carlos Pólit Ortiz) y directorio del que forma parte el Municipio de Manta.

13 Dos cargueros en la terminal portuaria de Manta

51 AÑOS.

Cuando celebramos, este 12 de noviembre de 2017, 51 años desde la posesión del primer directorio de la APM, observamos que a nuestro puerto lo único que le han dado son nombres rimbombantes, con los cuales, una burocracia centralizada, engatusa a los mantenses y descubre el agua tibia.

La burocracia gubernamental dice que Manta es un puerto de aguas profundas (lo fue desde 1966), puerto multipropósito (lo ha sido siempre), puerto turístico (¡noticia!). La APM administra la terminal pesquera.

El puerto de Manta ya no es de los mantenses. Es del Ministerio de Transporte y Obras Públicas (gobierno) que, con la firma chilena Agunsa (TPM), suscribe una Alianza Público – Privada para administrar las operaciones portuarias.

Mientras Agunsa/TPM pagará 177 millones de dólares en 40 años, el MTOP invierte, en el primer año de esta Alianza, la suma de 83 y más millones de dólares de los “fondos de la reconstrucción”, para construir un carril y pasos elevados como “Vía de descarga portuaria”, desde el puerto hasta el redondel de El Imperio.

TIEMPOS DESAFIANTES.

Si. Vienen tiempos desafiantes. No debemos temer. Manta y Manabí será lo que el pueblo y sus líderes quieran. Ya estamos superando un terremoto. Superaremos la visión centralista portuaria que engulle la ambición de los manabitas. Los nuevos líderes manabitas gestarán visiones más realistas para el desarrollo regional.

Los señores que, en 2017, dirigen la Autoridad Portuaria de Manta llegan a mesa puesta.

A los mantenses les digo: “Pensemos en nuestras fortalezas, con vigor y coraje. No nos detengamos en nuestras debilidades.” Manta será grande con el esfuerzo de todos.

13 Manta, puerto turístico

Otto Ruperti y las obras portuarias de Manta.

CARLOS OTTO RUPERTI DELGADO, EL PASADO ES EL FUTURO QUE LLEGA.

Joselías Sánchez Ramos. / sjoselias@gmail.com / 2017-11-11.

Carlos Otto Ruperti Delgado, “visionario, gestionador y perseverante ante las causas nobles para el progreso de la ciudad”, recibirá homenaje del GAD municipal de Manta, en la mañana (08:00) del lunes 13 de noviembre de 2017, en el Salón de la Ciudad del Palacio Municipal.

¿Quién es Otto Ruperti?, me pregunta mi nieto. Claro, no tiene por qué conocerlo. El nace en el siglo XXI. Otto es un ciudadano del siglo XX.

El Ing. César Delgado Otero, autor del libro “El puerto de Manta”, dice que “Otto Ruperti es un ciudadano de Manta que luchó activamente, en forma preponderante para lograr la firma del contrato de la construcción de las Obras Portuarias de Manta”.

Con las obras portuarias, con el puerto internacional y con la Autoridad Portuaria integrada y dirigía por mantenses, el destino de Manta cambió radicalmente.

En este proceso, César Delgado Otero, como ingeniero de puertos, supera los errores técnicos de los estudios iniciales, los corrige y demuestra que la obra puede continuar, cuando ya se habían, técnicamente, paralizadas.

Es, precisamente, este notable profesional quien solicita al GAD municipal de Manta, resolver justo reconocimiento para don Carlos Otto Ruperti Delgado. La solicitud fue  acogida. Se realiza este lunes 13.

Otto Ruperti era, como todos los mantenses de la época, un pelotero playero que competía, alentaba, premiaba y muchas veces ganaba, los torneos del futbol playero en el campus Miramar, donde Vicente Gorriti y Pedro Azua eran activos dirigentes. Un gran gestionador que alentó la construcción del Estadio Modelo, hoy Jocay.

El célebre jugador de fútbol, Guillermo “Cachorro” León, dice: “Otto Ruperti es un destacado mantense; hablar de él es remontarse a los años 60 – 70 cuando jugábamos en la playa, él con el Deportivo Cristal y Rocke Cantos con el Deportivo Tarqui, equipo que jugaba con el “Guaro” Roca, Pepe Cedeño, José Moreira, Paco Andrade, César SanClemente, Joel León,  Carlucho Dueñas, Mamita Arce, Edison Alvia y otros. Otto, un gran amigo con quien disfrutamos de muchas anécdotas, puesto que es un hombre de pueblo. El GAD Manta acierta al hacer un reconocimiento a este ciudadano que hizo historia en Manta, con su bazar Ruperti, Radio Tropical y su don de humanista. Felicitaciones y bendiciones a Carlos Otto Ruperti Delgado.”

Otto Ruperti, como todos los jóvenes de su época asumió el comercio como su principal actividad económica. Un gran emprendedor. Su “Bazar Rupertí” era un punto de encuentro obligado y el más dinámico de la década de los 60´s.

Para Walter Intriago Holguín, mantense residente en los Estados Unidos, “Otto Ruperti es un mantense de pura cepa, un personaje emprendedor que contribuyó en el engrandecimiento de nuestro querido puerto. Su bazar y el famoso eslogan “El campeón de los precios bajos”.

12 Martha Paz y Otto Ruperi

La Lic. Martha Paz, presidenta del Colegio de Periodistas de Manabí comparte sus recuerdos: “Recordar es volver a vivir dos veces y don Otto Ruperti es un icono de la ciudad; recuerdo cuando mi padre, muy pequeña, me llevaba de compras al almacén Ruperti, el mejor de la ciudad de ese entonces. Es un honor asistir al acto de su reconocimiento.”

Mantense visionario. Son tiempos de la radiodifusión. Alienta a los hermanos Giler, se construye un trasmisor de radio, y surge Radio Tropical, musical, noticiosa, deportiva, comprometida con los más “caros intereses de Manta”. Lo demostró. Radio Tropical generó una conciencia cívica trascendental en la comunidad manteña. Fue la voz del pueblo en el proceso de reclamo, contratación y construcción del puerto de Manta.

Carlos Cristóbal Quintero Q., mantense de viejo cuño, desde los EE.UU. observa que es un merecido reconocimiento porque “el señor Ruperti es una historia de los que lucharon para que Manta sea lo que es ahora. Gracias Carlos Otto.”

Otto Ruperti JrLos mantenses somos viajeros, cosmopolitas, nos encantan los nuevos entornos. Otto Ruperti no fue la excepción, viajó y se radicó en México, luego fue a los Estados Unidos.

Don Efraín Zavala, docente universitario y periodista señala: “Me precio de ser amigo de Carlos Otto Ruperti y de su esposa, doña Gladys Mantuano, quienes me recibieron como familia en mi paso por ciudad de México. Tuve la suerte de trabajar en Radio Tropical de su propiedad y siempre me ligó una amistad llena de mucho respeto.”

Regresa para el sepelio de su hermano Emilio. Lo encontramos en la despedida de Víctor Saltos. Sin pensarlo, sin quererlo, debe ahora recibir el homenaje que el pueblo de Manta, a través de su GAD municipal, le tributa este lunes 13 de noviembre, desde las 08:00, en el Salón de la Ciudad. El 15 retornará a su residencia en los Estados Unidos.

Me quedo observando el pasado. Recuerdo que el pasado es el futuro que llega. Miro el centenario de la cantonización de Manta el 4 de noviembre de 2022. Exclamo que “Manta será grande con el esfuerzo de todos”.

“Manta hechicera”: Víctor Arias Aroca.

MANTA HECHICERA.

Por Víctor Arias Aroca.11 Manta, Victor Arias

 

Si el hechicero azul te descubriera

Cómo nació tu cuerpo y tu figura

Tu fuego, tus sirenas, tu locura

Seguro que una reina te volviera.

En el muelle las barcas a la espera

Están bailando y rompen sus amarras

Se prende el mar y suenan las guitarras

Y hay fiesta entre la gente marinera.

Y la pequeña aldea cabalgando

Se convirtió en ciudad y va marchando

Impetuosa y violenta cual centella;

Mientras afuera el mar está cantando

Porque el nombre de Manta va volando

En el vuelo infinito de una estrella.

Víctor Arias Aroca.

Poeta.

Nuestros poetas le cantan a Manta. Con ellos nosotros gritamos que “Manta será grande con el esfuerzo de todos”.

La alegría de Jessy Cedeño: “Mi papi y sus 83 añitos”.

RAMON CEDEÑO PAZ: 83 AÑOS. (La alegría de Jessy Cedeño: Mi papi y sus 83 añitos)

Joselías Sánchez Ramos. / sjoselias@gmail.com / 2017-11-09

Hola amigos. “Mi papi y sus 83 añitos”. Esta expresión y este mensaje es de Jessy Cedeño Vega. Su padre, don Antonio Ramón Cedeño Paz, cumple 83 años de vida.

10 Manta Ramon Cedeño, Hotel Las Rocas

Don Ramón Cedeño es un ciudadano ilustre de Manta. Un hombre vigoroso e inteligente emprendedor hotelero cuyo aporte al desarrollo turístico de Manta tiene casi medio siglo. Su Hotel Las Rocas, construido en 1974, con una arquitectura diferente y en un lugar privilegiado puede señalarse como el despegue hotelero de la Manta después del cincuentenario de la cantonización (1972)

En este puerto sólo existían cuatro hoteles: En Manta, el desaparecido Hotel Manta Imperial. En Tarqui, el Manabí Hotel y el Hotel Las Gaviotas.

Con sus cinco pisos, Las Rocas se constituye en un Hotel de primer orden. Con una vista espectacular frente al mar es el lugar predilecto de quienes llegan al puerto dinamizado por la exportación del café, el ir y venir del parque automotor pesado más grande del país.

Manta es el puerto por donde desembarca la maquinaria para la explotación petrolera, para el oleoducto transecuatoriano, para la refinería de Esmeraldas y su Central Termoeléctrica. Es el puerto del desembarque de los aviones de guerra que llegan desde Francia, las bobinas de papel para Quito y las bobinas de cartón para Guayaquil.

En la década de los 70, Manta es ya puerto de transferencia de la carga que, por tierra, se traslada hasta el Perú; es el puerto implementa para el sistema Roll On Roll Off.

La Cámara de Comercio de Manta lo reconoce como emprendedor turístico porque a más de su Hotel Las Rocas, comienza a construir otros complejos habitacionales como el Hotel Arena Mar. Pero, lo más fabuloso es que su hija Jessy asume la tarea de su padre e implementa su propio Hostal Las Velas.

Pero, el terremoto 16 A, ni la destrucción de su Hotel Las Rocas, han detenido el ímpetu de este mantense orgulloso de su tierra y de su estirpe..

MI PAPI, 83 AÑOS.

En su cuenta de Facebook, que me permito reproducir, doña Jessy nos dice:

“Gracias a Dios por aún mantenerlo con nosotros. He aprendido de su humildad, a trabajar para conseguir lo que deseamos, a mantenernos firme y de pie ante las adversidades.

“Gracias papá por darnos tanto, por su presencia incondicional en cada uno de nuestros momentos importantes, por ser un padre para sus nietos. Gracias por tanto cariño, por querer siempre darnos lo mejor, por nunca decirnos no, a nuestros caprichos y gustos.

“Gracias papá por cada palabra de apoyo. Gracias papa!!!!

“Hoy brindó un homenaje al hombre que le tocó luchar sin un padre a su lado, por ayudar a sus hermanos sin ningún interés, por darle la mano a toda persona que lo necesitaba. En vida son los reconocimientos y hoy reconozco toda su labor durante estos 83 años de vida. 

“Soy su orgullosa hija, ¡qué viva el cumpleañeroooo más guapo (toda la vida)! Lo queremos mucho papá, y hoy, ante las circunstancias que estamos pasando, nos llenamos de amor y de alegría para festejarlo”.

Don Ramón Cedeño fue el tercero en invertir en la hotelería de Tarqui. El terremoto no ha detenido el ímpetu de sus herederos. Por eso los invito a exclamar: “Manta será grande con el esfuerzo de todos”.

4 de noviembre. El día que Manta se hizo cantón.

Noviembre, mes de la manteñidad.

4 DE NOVIEMBRE. EL DÍA QUE MANTA SE HIZO CANTÓN.

Joselías Sánchez Ramos. / sjoselias@gmail.com / 2017-11-08.

Hola amigos. Repetiré lo que vengo repitiendo. Noviembre es el mes de la manteñidad. Es el mes de la cantonización. El 4 noviembre de 1922 fue el día en que Manta se hizo Cantón.

El pueblo de la pequeña parroquia se reunió en la Plaza Quito, hoy Plazoleta Azua. El notario don César A. Ochoa da lectura al Decreto de Cantonización publicado el 30 de septiembre de 1922 en el Registro Oficial No. 602, lo protocoliza oficialmente, y el pueblo alborozado, asume su cantonización, cumpliéndose el término de la distancia de conformidad con el Código Civil de la época.

PROCESO.

Diez años antes, en 1912, bajo el liderazgo de don Ascario Paz Bonilla se conforma el Comité Cantón Manta. Diez años después se logra la cantonización; durante ese tiempo, su liderazgo es indiscutible e incluso sufre la persecución del Municipio de Montecristi. En ese lapso de tiempo surge un segundo comité, en 1921, presidido por don Carlos Cevallos Barreiro quien es apresado por esta causa; y un tercer comité, el 9 de julio de 1922, presidido por don Pedro Helio Cevallos, tres meses antes de la aprobación del Decreto.

El 25 de septiembre de 1922, el Congreso Nacional en Pleno aprueba el proyecto. El 29 de septiembre, el presidente de la República, don José Luis Tamayo, firma el Decreto de Cantonización y pone el ejecútese. El 30 de septiembre, se publica en el Registro Oficial No. 602.

CANTONIZACIÓN.

El 4 de noviembre de 1922 se oficializa el Decreto de Cantonización tras aplicarse el término de la distancia dispuesto en el Art. 6 del Código Civil vigente en dicha época.

Sobre la promulgación de la ley, el Código Civil, vigente en 1922, establece:

“Art. 6° En el cantón al que pertenezca la capital de la República se entenderá que la ley es conocida de todos y se mirará como obligatoria después de seis días contados desde la fecha de la promulgación; y en cualquier otro cantón, después de estos seis días, y uno más por cada veinte kilómetros de distancia entre las cabeceras de ambos cantones.”

PRIMER MUNICIPIO.

El primer ayuntamiento de Manta se instala el 4 de febrero de 1923 presidido por don Carlos T. Cantos, primer presidente del Municipio de Manta.

Los primeros concejales principales fueron:

Aquiles Paz, Ricardo Delgado Pinto, Celio E. Ripalda, Augusto V. Alvarado, Ramón Miranda Alarcón y José Alipio Ávila M.

Los primeros concejales suplentes fueron:

Aurelio Salazar M., J. Lisandro Reyes, J. Salvador Mata, Efraín M. Álava y José Braulio Escobar.

FECHA CÍVICA.

El Municipio de Manta, presidido por don Efraín Loor, en 1938 resuelve y declara al 4 de noviembre como fecha cívica cantonal.

La Asamblea Nacional de 1938 reconoce la fecha y, el 4 de octubre de ese año, emite Acuerdo Legislativo acogiendo lo resuelto por el Municipio y aprobando el 4 de noviembre como fecha cívica cantonal.

En 2017 celebramos 95 años de la cantonización de Manta. El 4 de noviembre del 2022 celebraremos 100 años de cantonización.

¿QUÉ EXTRAÑO: DOS FECHAS?

Por ello resulta extraño que, desde el actual Gobierno Autónomo Descentralizado Municipal de Manta surjan voces que desconciertan a la ciudadanía, que ponen en tela de duda el proceso histórico cantonal.

Lamento las declaraciones del concejal, Mg. Raúl Trampuz, quien afirma que hay dos fechas de creación del cantón Manta: la del 29 de septiembre cuando se firma el Decreto y la del 4 de noviembre cuando se oficializa el Decreto.

En declaraciones a la prensa dice que en la comunidad de Manta existe un debate al respecto. No existe ningún debate entre los mantenses, señor concejal. Los mantenses nunca hemos dudado de nuestro proceso histórico, nunca hemos puesto en tela de duda el 4 de noviembre.

A lo mejor tienen duda los ciudadanos avecindados en Manta, los que llegan a convivir con nosotros, los que logran posiciones políticas y, de pronto, pretenden vernos como ignorantes de nuestra propia historia.

Son falacias históricas que estamos dispuestos a debatir. Entiéndase bien, debatir las falacias históricas.

09 Las 2 fechas

Repetiré lo que dije en el 2010 frente a docentes y estudiantes de la Facultad Ciencias de la Comunicación de la Universidad Laica Eloy Alfaro de Manabí:

“Como ser humano, no sólo soy un cronista de los hechos. También soy un protagonista de algunos. Este interactuar en la propia historia de mi pueblo, es posible que influya en mis análisis y conclusiones; al proclamarlo, rescato el principio de la relatividad del conocimiento frente al avance de la ciencia, de la tecnología y de nuevos instrumentos de investigación. Por tanto, la tarea del historiador, no es sólo narrar un suceso, es, sobre todo, una tarea de aproximación al conocimiento histórico y, al hacerlo, deben surgir las reflexiones críticas sobre las interpretaciones de la realidad fáctica, sobre este aquí y este ahora que nos reúne”.

Cada uno de ustedes tiene la palabra dado que cada uno es un historiador de su propia vida. Les invito a concienciar que “Manta será grande con el esfuerzo de todos”. (Josar, 2017-11-08)

Manabí y la X Feria Internacional del Libro – Quito 2017

MANABI EN LA X FERIA INTERNACIONAL DEL LIBRO – QUITO 2017.

Joselías Sánchez Ramos. / sjoselias@gmail.com / 2017-11-08.

Manabí tiene la alegría pintada en todos los rostros. Es como si Dios se posara en Manabí cada mañana y cada atardecer para recogerse en la paz y la libertad” Sanchez Ramos Joselias en la Feria Internacional del Libro Quito 2017.

La X Feria Internacional del Libro – Quito 2017 está lista en el Centro de Eventos Bicentenario desde el viernes 10 al domingo 19 de noviembre. http://filquito.com/

Lleva el nombre del escritor guayaquileño José de la Cuadra en homenaje a su obra y su trayectoria.

Manabí será la gran protagonista de esta Feria, todas sus expresiones culturales se darán cita en el Centro de Convenciones Bicentenario”, sostiene Pérez Torres.

Sin embargo, en la agenda virtual que circula, se omitió inicialmente a los representantes manabitas obligando a una campaña contra la invisibilización de la provincia invitada. Parece que todo está corregido.

La mujer será también la gran protagonista. La mujer en sus facetas como lectoras, editoras y escritoras. Estarán presentes, entre otras, Marina Colasanti, Premio de literatura infantil 2017; Magela Baudoin, ganadora del premio García Márquez de cuento; la española Lara Moreno, la uruguaya Fernanda Trías y la cubana Marilyn Bobes.

La Feria presenta 250 eventos literarios y 70 stands de librerías con los títulos más destacadas de las editoriales nacionales e internacionales. El público podrá interactuar con los autores y escritores invitados en una amplia agenda cultural. Se busca fomentar el hábito de la lectura en nuestro país.

La “Noche del libro” será el 16 de noviembre.

08 Stand Manabi

MANABÍ

Mientras el Ministerio de Cultura y Patrimonio dice que Manabí es invitado de honor, Edgar Allan García, del Plan Nacional de Promoción del Libro y la Lectura en la Feria del Libro, dice que Manabí será la gran protagonista.

Yo creo que la mejor forma de ayudar a una provincia que ha sido golpeada por este fenómeno natural (terremoto del 16 de abril de 2016) y que ha repercutido en ámbitos sociales y culturales es precisamente dando un espacio particular en vista de que Uruguay declinó su invitación”, señaló el señor García en publicaciones oficiales de la Feria.

Agrega: “Manabí es un crisol de elementos culturales, es donde se asentó la cultura más antigua de nuestro país, la Valdivia. Por consiguiente, Manabí tiene una riqueza cultural y arqueológica enorme, además de que es el lugar donde floreció el sombrero de paja toquilla que este momento recorre el mundo. Cabe destacar su rica tradición oral, como cuentos amorfinos, que necesitan ser rescatados”.

Fidel Intriago, presidente de la Casa de la Cultura de Manabí afirma que es un orgullo para los manabitas ser los invitados de honor en esta Feria. “Así se reconocerá la importancia de la cultura manabita y se reivindicará a la misma como una potencia literaria”, enfatiza.

María Isabel Silva Iturralde, presidenta ejecutiva del Centro Cívico Ciudad Alfaro (Montecristi) destaca que la Feria “Es la oportunidad de presentar la otra cara de esta extraordinaria provincia frente al pasado terremoto de abril 2016”.

El escritor mantense, Santos Miranda Rojas, me confirmó que su obra “Criollismo mágico” será presentada en la mañana del jueves 16 de noviembre en la Sala 1 “Pablo Palacio”.

En esta Feria Internacional del Libro, yo afirmo: Manabí tiene la alegría pintada en todos los rostros. Es como si Dios se posara en Manabí cada mañana y cada atardecer para recogerse en la paz y la libertad”. Sanchez Ramos Joselias.

 

“Homenaje a Manta” (Hugo Mayo)

HOMENAJE A MANTA

Por Hugo Mayo (Miguel Augusto Egas)

 

“Manta, mi ciudad y mi cuna

¡Te saludo de pie, enardecido,

buscándote en la noche de tu origen!

Aquí tu hijo que un día se alejó,

igual a muchos, sin decirte palabra,

trayendo el corazón para estrellarlo,

y poniendo un beso de amor sobre tu suelo

¡Suelo en el que hice bailar cuando era niño,

un muñeco de felpa y un trompo de hojalata!.

 

“Manta, mi ciudad y mi cuna

El mágico ancladero. El puerto que embelesa.

¡Un poema engastado en el Pacífico!

Me acoge tu inmenso mar con su oleajes,

Y está golpeando duro.

Los vientos, desatados, me saludan,

grabando sinfonías en las jarcias

De tus mujeres, un dormido verdor

sobre los ojos, alegra mi llegada

La casa donde nací, la vieja casa,

me ha esperado impaciente años muchos.

Quiso el tiempo guardarla cual reliquia,

capricho que he cercado con mis lágrimas.

De mi pasado ya casi nada

A veces un recuerdo redivivo.

Mi silabario donde aprendí está enterrado

No hay cruz que lo señale

Sólo queda mi amor que es infinito, amor sin riendas,

Mayor que en su pasado.

Pero hay algo que me turba,

Que va arraigándose en mi estada

El anchuroso abrazo que viene de mis padres,

Transidos en su tumba.

 

Manta, mi ciudad y mi cuna

Te saludo de pie, enardecido,

Izando banderolas de alegría.

Toda mi sangre ardiente en homenaje

¡Mi explosión es un júbilo!

Si pudiera robarte,

En holocausto daría mi propia vida

Sin embargo, ¡cómo te roban mis retinas,

cuando mi inspira una puesta de sol

sobre tu océano!

Hugo Mayo / Poeta.

Nuestro homenaje y reconocimiento a los poetas y gestores culturales del Grupo “PapagayoK” quienes, durante Octubre, mes del arte y la cultura de Manta, realizaron homenaje a este gran poeta vanguardista. 

“Mi Manta crece muy rápidamente”.

GUILLERMO ELOY CHÁVEZ, “EL GATO”.

Mantense, 83 años, comerciante portuario.

Joselias Sánchez Ramos. / sjoselias@gmail.com / 2017-11-06.

Hola amigos. El encuentro fue casual. A la hora meridiana de un día cualquiera. La García Moreno, hoy calle 13 es el entorno porteño para el saludo y los recuerdos.

  • “Ya estamos viejos”, don Joselías, me lo dice sin reparos.
  • “Si Gato”, no sé por qué mis amigos se están poniendo viejos”, le contesto.
  • Él sonríe.

Guillermo Eloy Chávez, “El gato”, habitúe del Parque Central es un comerciante de mercancías que se bajaban de “a bordo” cada vez que al puerto llegaban buques de la Gran Colombiana o de la Grace Line o los alemanes que agenciaba la firma Schwarz.

Junto a otros comerciantes del mismo “encargo”, se reunían en el tradicional Parque Central junto a la Casa de Aduanas de Manta. Aquí, un mercado subrepticio, satisfacía las necesidades de conocidos clientes que compraban “Agua florida”, Menticol, mentol chino, medias, vinos y/o botellas de whisky. En la otra vereda estaba el “Comandante Joza” con su “heladas” y sus ceviches en un competencia que nunca generaba rencillas.

Era la pequeña Manta de los 60´s y de los 70´s. Con la inauguración del nuevo puerto internacional de aguas profundas con sus dos muelles y la Autoridad Portuaria de Manta, colegios, agua potable, buques planta, extensión universitaria, estadio, nueva iglesia y medios de comunicación, todo comenzó a cambiar.

El desarrollo urbano se volvió dinámico. Primero, se incrementa la exportación del café a todas partes del mundo. Casi al mismo tiempo, oleadas y oleadas de manabitas de todos los rincones huyendo de la sequía o atraídos por los nuevos trabajos. Luego, la llegada y descarga de todo el engranaje para la explotación petrolera, los oleoductos, la refinería de Esmeraldas y su central termoeléctrica, los trailers y la William Brothers.  Manta cambió radicalmente y se fue convirtiendo en puerto de transferencia de carga hacia el Perú y del sistema Roll On Rolof.

Hacia los 80 cuando decaen las actividades del puerto y declina la exportación del café, estos comerciantes fueron buscando otras actividades.

  • “Que hace usted por acá, cómo está Tarqui”, me pregunta don Guillermo.
  • “El terremoto “Gato”, el terremoto. Vivo alquilando en Santa Martha”, le contesto.
  • “A qué te dedicas ahora”, le pregunto.
  • “A lo mismo, pero ya es diferente. Mi Manta crece muy rápidamente y nosotros ya estamos viejos, seguimos pobres pero honrados”, contesta.

“El gato” como muchos otros viejos mantenses es un protagonista silencioso de todas las jornadas de luchas y reclamos por el desarrollo de Manta. El paro cívico del 15 de septiembre para el puerto. El paro cívico de 1975 contra la dictadura militar por las obras de infraestructura urbana. El paro cívico de 1984 por el agua desde Cazalagarto.

Cuando le pregunto por la frase de este mes, me dice: “Claro, don Joselias, si, porque “Manta será grande con el esfuerzo de todos”.

Manta puerto

La Manta de 1906 y las ruinas de Jocay.

LA MANTA DE  1906 Y LAS RUINAS DE JOCAY.

Joselias Sanchez Ramos. / sjoselias@gmail.com  / 2017-11-05.

Manta es una ciudad cosmopolita. Sus habitantes, nacidos o llegados, deben conocer su pasado histórico. Tan sólo cinco años nos separan del centenario de cantonización.

Comparto con ustedes una referencia que sobre Manta escribe, en 1907, el antropólogo norteamericano, Marshall H. Saville.

Estuvo en Manta y Manabí haciendo estudios arqueológicos en 1906 y escribió un informe inicial (1907) y otro final (1910) con el título: “Las antigüedades de Manabí, Ecuador”.

Un siglo después, el guayaquileño, Benjamín Rosales Valenzuela, traduce al castellano el primer tomo y lo publica en 2010.

La descripción sobre la Manta de 1906, dice:

“Cerca de la actual ciudad de Manta se encuentran las ruinas de un extenso poblado precolombino.

“En la segunda parte de la “Descripción de la Gobernación de Guayaquil” hay una interesante descripción de Manta que dice que el poblado indio era llamado Jocay, y que los aborígenes no conocían cuando había sido fundado.

“Esta descripción dice, además, que a una distancia de dos leguas de Jocay había otros tres pueblos llamados: Jaramijó, Camilloa y Cama.

“Los españoles obligaron a los indios a abandonar estos poblados y concentrarse en Manta. Un mismo lenguaje se hablaba en todas estas poblaciones (con toda seguridad una lengua parecida al Mochica).

“Aparentemente al tiempo de la conquista, Jocay estaba gobernado por un Cacique llamado Lligua Tohallí. Era una población de considerable extensión, pero por la crueldad de los españoles que torturaban a los indios para obtener oro y plata, la población disminuyó rápidamente.

“Las ruinas de Jocay se ven, (en 1906) hasta el sur de la actual ciudad, y se extienden sobre ella misma (tal vez superior a la extensión actual si nos regimos por las ruinas y depósitos de tiestos).

“Probablemente en tiempos pasado estas ruinas llegaban hasta la playa, pero la población moderna ha eliminado toda traza de las casas antiguas.

“Existen los restos de cientos de casas y montículos, y por todos lados innumerables tiestos rojizos sobre el terreno.

 

Ruinas de Jocay - Manta 1906

“Estas habitaciones muchas veces son de un cuarto; pero hay muchas de dos o más, y hasta de siete cuartos en un mismo edificio. Poco queda de las paredes, cuyas bases eran piedras enterradas de canto.

“El promedio de ancho de las paredes es de 91,4 centímetros a 122 centímetros, las hileras exteriores e interiores construidas de la misma manera y probablemente rellenada con piedras y tierra.

“Las formas de los cuartos de muchas de estas casas aún pueden ser distinguidas, pero por generaciones el sitio ha servido de cantera para los habitantes de Manta, quienes constantemente llevan piedras de los muros para ser usadas en la ciudad. Algunos de los edificios fueron enormes.”

Concluyo: “Manta grande con el esfuerzo de todos.

Fuente: Saville, Marshall H. “Las antiguedades de Manabí, Ecuador; un informe preliminar. Una contribución a Arqueología Suramericano. Vol. 1. Irving Press, New York, 1907.

Manta celebra 95 años de su cantonización.

MANTA CELEBRA 95 AÑOS DE SU CANTONIZACIÓN

Joselias Sanchez Ramos. / sjoselias@gmail.com / 2017-11-04.

El 4 de noviembre de 1922 es el día en que Manta se hizo cantón. Es la fecha que celebran los mantenses y que hoy se reúnen para celebrar los 95 años de esta gesta cívica que tiene un líder indiscutible: Ascario Paz Bonilla.

Manta, Logo1 GADOtros líderes de la cantonización son: Carlos Cevallos Barreiro, Gil Delgado Pinto, Pablo Santana, Flavio Reyes Alvia, Lizandro Reyes Alvia, Enrique Ruperti Muentes, Teodoro Delgado Barcia, Efrén Gómez, José Fortunato Alvarado, Miguel Anchundia, César Rodríguez, José Carreño, Augusto Roca, Gabriel Coello, Simón Ávila Delgado, Víctor Sánchez Robalino (mi padre), Nicolás Miranda, Lauro Fernández, Alberto Solórzano, Julio Lourido Indacochea y Jorge Paz Bonilla.

El historiador manabita, Dr. Wilfrido Loor, en su obra “Manabí desde 1822” reseña lo siguiente:

“Según el Código Civil las leyes regían, en Quito seis días después de su publicación, y en los demás lugares de la República un día más por cada veinte kilómetros. Como Manta estaba a 580 kilómetros de Quito, según el itinerario de distancias de aquel año, el decreto de cantonización rigió el 4 de noviembre, y en Manta se lo publicó en este mismo día por bando, con el único fin de despertar el júbilo popular. Desde entonces se celebra el 4 de noviembre como aniversario de la fecha en que Manta adquirió la categoría de cantón.”

La primera autoridad del naciente cantón es el señor Filemón Vásquez quien se posesiona como Jefe Político el 24 de noviembre de 1922. Hasta que se posesione el nuevo ayuntamiento seguirán rigiendo las normas del cantón Montecristi.

El 14 de enero de 1923 se realiza la primera elección de concejales.

El 4 de febrero de 1923, en los salones de la Casa de Aduanas de Manta, se posesiona el Primer Concejo Municipal presidido por el señor Luis T. Cantos.

Manta comienza su vida independiente. Todo cuanto ocurra después dependerá de la dedicación de sus hijos.

Jocay, la ciudad nativa de la Liga de Mercaderes de la Confederación Manteña, recupera su liderazgo y autonomía para conducir su destino.

El primer ayuntamiento comienza a funcionar en la Casa Rosada de Manta desde 1924. En 1952, la administración municipal se traslada a su moderno edificio ubicado en el mismo lugar donde hoy se encuentra el Palacio Municipal. Este edificio ha sido modificado en varias ocasiones desde 1977.

 

Palacio Municipal 2017El 1938, el Municipio de Manta presidido por don Efraín Loor, resuelve y declara al 4 de noviembre como fecha cívica cantonal.

La Asamblea Nacional de 1938 reconoce la fecha y, el 4 de octubre de ese año, emite Acuerdo Legislativo acogiendo lo resuelto por el Municipio y aprobando el 4 de noviembre como fecha cívica cantonal.

En 2017 celebramos 95 años de la cantonización reconociendo que “Manta será grande con el esfuerzo de todos”.

Manta, tierra de gracia y de paz.

MANTA, TIERRA DE GRACIA Y DE PAZ.

Joselias Sanchez Ramos. / sjoselias@gmail.com / 2017-11-03.

“Manta es un pueblo tan lindo y su gente tan gentil y generosa que me sentía feliz cada vez que llegaba en el tren para viajar por barco a Guayaquil donde estudiaba medicina”. Así me dijo el Dr. Verdi Cevallos Balda, autor del Himno a Manta, en un conversatorio que sostuvimos durante algunas horas.

Siendo usted de Portoviejo, como pudo interpretar al pueblo de Manta para escribirle su Himno, le pregunto.

“Cuando era estudiante de Medicina en Guayaquil, viajaba en el tren hasta Manta. Desde la loma de Colorado cuando empezaba a bajar, veía esa pequeñita ciudad, tan apacible, recostada en el mar Pacífico. Al llegar al terminal en Tarqui, era recibido con mucha gentileza por la gente de Manta que saludaba con cariño y me ayudaba con mi maleta hasta el muellecito donde me embarcaba en un bote para ir a bordo de la motonave Colón que me llevaba a Guayaquil. Desde el buque volvía a contemplar a Manta que se despedía de mí. Era maravilloso ese entorno. Cuando el Municipio de don Efraín Álava me pidió que escribiera un Himno a Manta la percibí como una tierra de gracia y de paz, como un pueblo que vuela sin las alas del odio”, me explicó este médico manabita, científico, humanista y poeta portovejense.

“Cuando mi Himno fue acogido y aprobado me invitaron a Manta; me recibieron con alegría y me dieron una copa de champaña; era la primera vez que lo tomaba, tenía un gusto maravilloso”. En nuestra conversación con el Dr. Verdi Cevallos, surgieron otras anécdotas y precisiones.

El 1 de noviembre de 2017, el cronista, Edwing Encalada, redactor de Diario EL COMERCIO de Quito, sobre Manta, escribe: “La ciudad portuaria es considerada como el eje económico de la provincia de Manabí. Se destaca por la amabilidad de su gente y por los paisajes naturales, dos características que configuran un matiz único de este destino nacional”.

Manta, esta tierra de gracia y de paz, “será grande con el esfuerzo de todos”.

“Manta será grande con el esfuerzo de todos”.

MANTA, ES LA CIUDAD OCEÁNICA DEL ECUADOR.

Joselias Sanchez Ramos. / sjoselias@gmail.com / 2017-11-02.

Hola amigos. Desde el siglo pasado venimos repitiendo que “Manta será grande con el esfuerzo de todos” Es el compromiso de quienes nacemos y venimos a vivir para crecer y morir en esta ciudad oceánica.

Si. Somos una ciudad puerto. Como Manta – Jocay, un puerto marítimo desde hace 1500 años. 

Siendo Señorío Jocay dirige la Liga de Mercaderes de la Confederación Mantaña y, con sus balsas oceánicas, mantiene un intercambio global desde Chile hasta México.

Durante la Colonia es un puerto obligado en la ruta Panamá – Lima – Panamá. En sus playas, 1736, desembarca la Misión Geodésica Francesa.

Al iniciarse la República, en 1937, el Gobierno de Vicente Rocafuerte lo declara “Primer Puerto Marítimo del Ecuador”.

En la última mitad del siglo 19 fue un puerto exportador del sombrero de paja toquilla.

En la primera mitad del siglo XX fue un puerto exportador de tagua. Los exportadores de tagua impulsan la construcción del ferrocarril Manta-Montecristi-Portoviejo-Santa Ana, alientan la cantonización de Manta, conforman la Cámara de Comercio y logran, para 1935, la construcción de su primer muelle de 50 metros.

Desde los años 50 se convierte en primer puerto exportador de café. El pueblo de Manta, entre ellos los exportadores de café y su Cámara de Comercio, logran la construcción de las obras portuarias de Manta que, en 1966, lo convierten en el “Puerto de aguas profundas del Ecuador”. Ellos financian la construcción del Estadio Modelo (Jocay), la modernización de la Iglesia La Merced, sostienen el trabajo en sus grandes piladoras de café e inician la construcción del Manta vertical con enormes edificios.

Desde 1980 se convierte en el primer puerto pesquero del Ecuador.

Entre el 2007 al 2009, se convierte en el Puerto de Transferencia Internacional de Carga del Ecuador alentando la llegada de los cruceros turísticos.

En el 2017, el Gobierno Nacional que preside el Ec. Rafael Correa, a través de su Ministerio de Transporte y Obras Públicas concesiona el puerto de Manta, por los próximos 40 años, a la firma chilena Agunsa, por tan sólo 177 millones de dólares. A 200 Km hacia el sur, concesiona en 1.200 millones de dólares, la construcción del puerto Posorja

El manteño es un hombre de vocación marinera que lleva el mar en su mente, en su sangre y en su corazón. El mar es su maestro, su aurora y su ocaso, el mar lo hace retornar siempre para no separarse jamás de él.

Hoy que es el Día de los muertos, en el cementerio General, desde las 09h00, lo espera el Festival de la colada morada.

Repita con su familia: “Manta será grande con el esfuerzo de todos”.

Noviembre, mes de la manteñidad.

4 DE NOVIEMBRE. EL DÍA QUE MANTA SE HIZO CANTÓN.

Joselías Sánchez Ramos. / sjoselias@gmail.com / 2017-11-01.

Hola amigos. Noviembre es el mes de la manteñidad. Es el mes de la cantonización. El 4 noviembre de 1922 fue el día en que Manta se hizo Cantón. El pueblo de la pequeña parroquia se reunió en la Plaza Quito, hoy Plazoleta Azua. El notario don César A. Ochoa da lectura al Decreto de Cantonización publicado el 30 de septiembre de 1922 en el Registro Oficial No. 602, lo protocoliza oficialmente y el pueblo alborozado asume su cantonización. El presidente de la República, don José Luis Tamayo, firmó dicho decreto el 29 de septiembre del mismo año.

El Municipio de Manta presidido por don Efraín Loor, en 1938 resuelve y declara al 4 de noviembre como fecha cívica cantonal.

La Asamblea Nacional de 1938 reconoce la fecha y, en 4 de octubre de ese año, emite Acuerdo Legislativo acogiendo lo resuelto por el Municipio y aprobando el 4 de noviembre como fecha cívica cantonal.

En 2017 celebramos 95 años de la cantonización de Manta.

Hoy, 1 de noviembre, en la Plaza Cívica, se elige a la Reina de Manta 2017.

Homenaje a don Ascario Paz Bonilla.

Homenaje a don Ascario Paz Bonilla.

 Palabras de su nieta, Lic. Martha Paz, presidente del Colegio de Periodistas de Manabí. El evento tuvo lugar el pasado 8 de octubre de 2017, al pie del busto de prócer de la cantonización.

Estimados ciudadanos, amigos, autoridades y familiares de los próceres de la Cantonización de Manta.

Es para mí un gran honor poder agradecer vuestra presencia en este sencillo acto en homenaje a uno de los grandes actores de nuestra historia, a uno de los padres de la ciudad Don Ascario Paz Bonilla.

Ya que partimos de la convicción de que no sólo es nuestro deber cívico recordar a nuestros próceres y sus fechas históricas, sino también nuestra responsabilidad moral reafirmar los valores y principios que proclamaron y defendieron para que nos sigan sirviendo de guía en nuestras acciones presentes y futuras. Ese debe ser nuestro verdadero homenaje.

Don Ascario Paz Bonilla es una de las personalidades de la historia mantense que ha logrado el reconocimiento indiscutido de todos los ciudadanos.

Fue una figura clave para la creación y la consolidación de nuestra independencia política y ha contribuido de manera decisiva en los procesos independentistas de Manta, por lo tanto, fue un hombre indispensable para la emancipación de este cantón.

Èl estuvo acompañado de grandes líderes como fueron: Carlos Cevallos Barreiro, Gil Delgado Pinto, Pablo Santana, Flavio Reyes Aivia, Lizandro Reyes Alvia, Enrique Ruperti Muentes, Teodoro Delgado Barcia, Efrén Gómez, José Fortunato Alvarado, Miguel Achundia, Cesar Rodríguez, José Carreño, Augusto Roca, Gabriel Coello, Simón Ávila Delgado, Víctor Sánchez Robalino, Nicolás Miranda, Lauro Fernández, Alberto Solórzano, Julio Lourido Indacochea y Jorge Paz Bonilla.

Pero más que reseñar datos y hechos del Manta de la gesta Ascariana, creo que lo importante, como dije al principio, es que reflexionemos sobre el significado de su legado en el día de hoy.

Y aunque seguramente tenemos todavía un largo camino por recorrer para llegar a la Manta soñada por Don Ascario Paz, y anhelada por todos los mantenses, no tengo dudas de que su visión sustenta nuestros objetivos históricos de soberanía cantonal, en la integridad de nuestro territorio, de allí el redamo permanente e irrenunciable sobre el puerto, aeropuerto, agua potable, etc, etc.

Los valores de nuestros próceres son la herencia que refuerza el sentimiento de una ciudad convencida de que los principios democráticos, ei respeto por los derechos humanos y el desarrollo con inclusión social, son los pilares para la construcción de una sociedad más justa y equitativa, para nosotros y para todos los hombres y mujeres del mundo que quieran habitar el suelo mantense, en un marco de cooperación y amistad con nuestros vecinos.

Por todo esto, por la grandeza de una vida que fue ejemplo de virtud, por las convicciones y los ideales que sentaron las bases de una ciudad independiente junto a sus vecinos, y por ese legado que se proyecta y debe ser guía de nuestro presente, esa tarde del 8 de octubre de 1922, en el parque central de la parroquia, el Procurador de Manta, don Carlos Cevallos Barreiro, dio lectura al Decreto de Cantonización y comunicó al pueblo su nueva condición política, como cantón.

Esta información generó gran júbilo entre todos.

Ese día, hace 95 años, el “Padre de la Patria” pasó a la inmortalidad, don Asearlo Paz Bonilla.

En nombre de ia Familia Paz, agradezco una vez más al GAD de Manta en la persona del Ing. Jorge Zambrano, a la Dirección de Cultura que dirige la Lcda. Analía Navarrete, y lo preside la Lcda. Margarita de Kaviedes, pero, sobre todo, a dos grandes hombres como son: don Carlos Cevallos y al “Niño” Chávez como lo conocemos cariñosamente, por visibilizar la verdadera historia de Manta.

Quiero hacer entrega de dos placas de reconocimiento a estos líderes de la historia.

Muchas gracias. (2017-10-08)

01 Damas y Ascario Paz

 

11 de octubre: Un buen “Día del cholo”.

Un buen “Día del cholo”

Joselías Sánchez Ramos. / sjoselias@gmail.com / 2017-10-11

Hola amigos. Fue un buen “Día del cholo manteño”. En el auditórium de la Asociación del Playita Mía se realiza un conversatorio sobre el cholo del litoral ecuatoriano en el que participan delegados de Manta, Jaramijó y Santa Elena.

En el 2008, el GAD municipal de Manta declara al 11 de octubre como el “Día del cholo manteño” y, desde hace nueve años, es la primera vez que las organizaciones sociales, turísticas, hoteleras, pesqueras de Tarqui, junto a microempresarios, profesionales, choferes, académicos y comunicadores sociales se reúnen, en esta playa urbana, para dialogar sobre el cholo y su realidad socio política.

Organizadores.

Plutarco Bowen, presidente de la “Asociación de Hoteles de Tarqui“, quien a abrió el Encuentro; y Richard Delgado Mendoza, presidente de la “Asociación Playita Mía“, quien clausuró el evento, como miembros del Consejo Consultivo de Turismo de Manta, tuvieron a su cargo la organización del encuentro.

Ponentes.

Víctor Arias Aroca, conocido abogado constitucionalista y director de noticias de Televisión Manabita; Gilberto De la Rosa Cruz, presidente de la Federación Nacional del Pueblo Cholo del Ecuador; y Joselías Sánchez Ramos, historiador, investigador académico de la comunicación y proponente del tema, participan en el conversatorio.

Fenapuchodec.

Gilberto De la Rosa Cruz, abrió el conversatorio, informando las tareas que ha realizado a nivel nacional para sensibilizar al Gobierno, a los medios de comunicación y a los ecuatorianos en el derecho que tiene el pueblo cholo para ser incluido en el Art. 65 de la Constitución.

Destacó la creación de la Federación Nacional del Pueblo Cholo del Ecuador, desde el 2011; los cuatro encuentros del pueblo cholo en los Juegos nacionales autóctonos y ancestrales, desde el 2012 al 2017; La participación de la Fenapuchodec en dos encuentros plurinacionales; los planteamientos sobre el seguro social para el pueblo cholo y el petitorio elevado al gobierno nacional para incluir la pregunta – aspiración del pueblo cholo en la Consulta Nacional.

Las tres “P”.

Víctor Arias Aroca, por su parte, aludiendo a “3 P”, enfatizó que el cholo forma parte de un pueblo que ha demostrado “Pericia”, “Patria”, y “Paciencia”, a lo largo de la historia ecuatoriana.

Su pericia la ha demostrado y demuestra en el arte de la pesca, en el arte del tejido de la paja toquilla, en la organización de sus festividades que lo convierten en un pueblo superior.

Se adhesión a la patria es tal, que desde la Colonia ya mostraba, en Jipijapa, sus decisiones libres y soberanas; recibió a la Misión Geodésica Francesa (1735) que llegó a Manta y la condujo hasta el Cabo Pasado donde se divide al mundo; se levantó con Alfaro en la primera revuelta de 1864 y lo acompañó durante 31 años en la más grande revolución ecuatoriana; le ha dado al Ecuador dos presidentes cholos, Alfaro (Montecristi) y Plaza (Charapotó); y una heroína extraordinaria como lo es Isabel Muentes de Alvia; jamás ha pedido más de lo que le corresponde y ha dado todo por el Ecuador, su patria

Paciencia es lo que más le sobra al pueblo cholo del Ecuador; aún sigue esperando ser reconocido y reivindicado constitucionalmente.

05 Publico Dia del cholo

Pueblo invisibilizado.

Joselías Sánchez Ramos, en su condición de historiador hizo una breve síntesis del pueblo cholo y sus ancestros originarios. En la comprensión del pueblo cholo hay que entender dos procesos, uno de resistencia y otro de apropiación, destacó.

Los pueblos nativos resisten al invasor español que destruye sus pueblos y los asesina junto a sus líderes, no acepta ser sometido y huye al interior de la Costa; cuando el español abandona este territorio quedando sólo 20 españoles en Portoviejo, los nativos retornan formando pueblos como Jipijapa, Montecristi o Charapotó.

Éstos y otros pueblos a lo largo de la costa del Pacífico, inician un proceso de apropiación de la forma de hablar, vestir, comerciar e incluso creencias, en los contactos que tienen lugar con los españoles de los buques que cubren la ruta Panamá – Lima y viceversa, los cuales llegan para aprovisionarse de provisiones.

En estos dos procesos no hay mestizaje de manera que los pueblos nativos, con las nuevas de ser, son llamados “cholos” con sentido despectivo para diferenciarlos de mestizos y españoles.

Así han vivido hasta el 2008 cuando, al definirse el Ecuador como un Estado plurinacional, los desconoce constitucionalmente.

Convocando a los presentes para trabajar por el reconocimiento del pueblo cholo, señala que “invisibilizados desde la Colonia, marginados del poder público, despreciados por el color canela de su piel, pero seguros de sus ancestros, recreando su cultura y ejerciendo su heredad en la tierra y en el mar, el pueblo cholo del litoral ecuatoriano convive ya en la segunda década del siglo XXI con una Constitución del Ecuador Plurinacional, que no lo reconoce específicamente como pueblo, a pesar de que su presencia es real y afirmativa”.

Los presentes aplaudieron la iniciativa de Plutarco Bowen y Richard Delgado para organizar este evento reconociendo que ha sido un buen “Día del cholo”. (Josar, 2017-10-11)

Crítica de arte: “La Cosmogonía del cholo en la creatividad escultórica de José Loor.”

Crítica de arte: La Cosmogonía del cholo en la creatividad escultórica de José Loor.

Por Joselías Sánchez Ramos. / sjoselias@gmail.com / Manta, 2017-10-11

En la sala múltiple del Museo Municipal Etnográfico Cancebí, Manta, Ecuador, dentro del programa de “Octubre, mes del arte y la cultura”, con motivo del “Día del cholo” (11 de octubre), se inauguró la muestra escultórica “Loor al cholo” de José Loor, escultor y gestor cultural. Comparto con ustedes una crítica de arte sobre esta obra escultórica.

02 Joselias y Mantarraya

Introducción.

El pueblo cholo, es una cosmogonía aún no descubierta todavía.

Sobre este cholo.

Para este “Día del cholo”.

Para gritar “Loor al cholo”,

Nuestro escultor y gestor cultural, don José Loor, nos presenta esta exposición.

José Loor.

José Loor es un “gestor cultural” creativo y magnífico, es un artista plástico comprometido con la cultura de nuestro pueblo a través de su arte.

Su arte es la escultura. La escultura es una creación humana. José Loor, es un creador tridimensional del arte como vida.

Fue sorprendente su exposición “Parto humanizado”, una colección de vida y libertad, que nos mostró en el Museo Centro Cultural Manta con motivo del Día del Museo.

Su colección “Identidad e ideal”, configurando un Alfaro diferente, cautivó en este Museo Etnográfico Cancebí con motivo del natalicio del “Héroe ecuatoriano”.

José Loor es un escultor de visión cósmica que ha ido construyendo desde sus estudios en el Colegio Salesiano San José, en el Instituto Técnico Luis Arboleda Martínez donde se gradúo como bachiller técnico.

Estudios superiores en la Escuela de Decoración de Interiores de la Facultad de Arquitectura de la Universidad Laica Eloy Alfaro de Manabí; y sobre Gerencia Social en el Instituto ILDIS de Alemania, en Guayaquil.

Para José Loor, su experiencia en la plástica comienza en 1992 como instructor de arte en INSOTEC y luego en OSCUS por varios años.

En 1994, con el auspicio de FedExpor y la embajada de Ecuador en Florida, Estados Unidos, participa como expositor en la Expo-arte de Miami.

Se especializa en medicina psicosomática con la organización Clearwater de Florida, USA.

Crea la Fundación cultural “Docupido”, Documento Pictórico Narrado y es ciudadano fundador de la parroquia Eloy Alfaro del cantón Manta.

Asume nuevos conocimientos pedagógicos y fortalece sus experiencias educativas en Argentina, Venezuela y Ecuador, su país, donde se relaciona profundamente con los programas de la niñez y la familia.

A la conceptualización de su arte suma su experiencia escultórica que universaliza en obras que rompen todos los convencionalismos.

03 Publico y corales en diálogo

Observemos esta exposición escultórica: “Loor al cholo”.

La describo como una “Cosmogonía del cholo en la creatividad escultórica de José Loor” porque con sus trazos y su inspiración escrudiña la génesis del pueblo cholo, moldea su presente como un mito y, genera una proyección humana más allá de la estrecha cotidianidad.

Tres exposiciones escultóricas, colocados en escenarios públicos, demuestran su creatividad superior y su extraordinaria dedicación artística.

“Loor al cholo”

Esta exposición es un homenaje al pueblo cholo del litoral ecuatoriano.

Este cholo que venera profundamente al mar.

Este mar que “es sagrado” para los viejos pescadores.

El cholo quiere profundamente a su familia.

Para ella pesca, a veces naufraga y también desaparece.

El cholo vive con la libertad de la naturaleza.

Esta exposición es un tributo a Manta cuyo Municipio declaró al 11 de octubre de cada año como el “Día del cholo”.

Es también un reconocimiento al pueblo de Puerto López cuyo Municipio declaró también al 11 de octubre como el “Día del cholo”.

Es un reconocimiento a la Federación Nacional del Pueblo Cholo del Ecuador –Fenapuchodec- que, desde su sede en Santa Elena, sigue alentando su reconocimiento e inclusión en la Constitución de la República.

El gran poeta manabita, Horacio  Hidrovo canta:

“El cholo, habla como las olas,

cuando tejen alfombras de espumas sobre la playa.

Mira, como el faro en una noche total.

Tiene la altivez de los mástiles, cuando besan la frente del cielo.

El cholo, duerme hilvanando sueños de gaviotas

Y es protagonista, de la más audaz acrobacia.”

“Loor al cholo” un tributo del arte al pueblo cholo a través de la escultura.

El arte expresa ideas.

04 Perlas del marLas ideas resumen pensamientos y emociones de cómo el hombre percibe el mundo. José Loor, percibe al cholo como la esencia del pueblo de Manta en una comunión permanente del mar y de la vida.

La escultura es un arte sorprendente.

La escultura crea formas en el espacio, formas que, de las manos del escultor cobran vida y conciencia, belleza y sublimidad, ritmo y armonía, obras de arte que tienen volumen para ser apreciadas tridimensionalmente.

El cholo es un pueblo vivo.

El pueblo cholo es nativo de la región litoral. Es un pueblo vivo, heredero de las culturas ancestrales. Existe desde antes de la estructuración del pueblo montuvio del Ecuador y de la presencia del pueblo afro ecuatoriano en la costa norte de la actual provincia de Manabí.

El pueblo cholo convive con el mar a quien venera y considera sagrado como fuente de vida y recreación humana.

Las esculturas.

Con estos conceptos, José Loor, da rienda suelta a su creatividad artística y, a través de la imagen visual tridimensional de su escultura, configura al pueblo cholo como señores del mar.

Moldea mitos transfigurando formas marinas.

Conceptualiza significados en las voluptuosas formas del diálogo.

Construye la memoria del mar como expresión artística.

Protagoniza las huellas de la historia para argumentar la presencia de un pueblo constitucionalmente invisibilizado.

José Loor, nos hace voltear la mirada para mirar formas diferentes.

Nos detiene para escuchar el susurro de los peces en su “Corales en diálogo”, una escultura que explosiona en armonía y complementariedad para mostrar el permanente coloquio de la naturaleza marina a la que debemos proteger.

Nos ilumina con ese “Faro luz”, una escultura que recoge los sueños de la mujer chola mientras la tarraya trata de extenderse.

Una obra de infinito significado. El mar, el navegante, el pescador, su mujer como sirena de única belleza, la ciudad y su historia, la luz del faro como guía.

El “Faro luz”, dice José, representa el “faro de la vida”, como un símbolo de comunión directa con el mar. Allí, el pescador a punto de lanzar su red; recostada, está la mujer símbolo de la belleza de la mujer porteña, con ese destello de luz en su mirada, con el furor de la pasión que el mar produce, con esa voluptuosidad de las cosas mínimas recostada en la sinuosidad de la ola evocando el viento en la vela del bongo.

Nos reviste de colores con la transparencia de peces y camarones en esa obra de exquisita evocación, “Perlas del Mar”. El escultor usa el arte de la plástica para mostrar nuestras raíces, las perlas nuestras, una ola del mar, el pez y el camarón; aquí no está el hombre, pero están los elementos de su creación, en la gastronomía, en el faenado para la cocina familiar, en el arte de la pesca.

Nos compromete para leer la memoria del mar y traducir la armonía del cholo pescador.

Me reafirmo. Estamos frente a una “Cosmogonía del cholo en la creatividad escultórica de José Loor”.

Nos contagia con la imaginación de su “Paraíso marino”, una escultura de reivindicación de los elementos del pueblo cholo: el mar que surge en la imaginación, el caracol que repite el sonido de las olas, los peces que lo acompañan siempre.

05 Paraiso MarinoEl observador de la escultura se recrea en la desnudez de la pareja de cholo y chola, parados en un caracol como plataforma disfrutando muy relajados de las bondades de un puerto, de una playa, de un fruto de la mar como es el pez; delante de ellos una mancha de atunes coqueteando en movimiento.

El desnudo es la estética del arte como una manifestación espiritual. Se recupera el caracol de su invisibilidad como especie marina.

Nos invita a recorrer el mar en una carroza de concha Spóndylus jalada por caballitos de mar, es el “Mito manteño” una escultura maravillosa.

Para crearla, José Loor, mira profundamente al pescador, a ese hombre de mar que domina las olas, que tiene poder sobre el mar, que cada mañana sale a las faenas de pesca y, a veces, no retorna, mientras en la playa, su mujer, sus hijos, su familia, esperan.

La escultura recrea el retorno del pescador en una biga de concha Spóndylus jalada por dos caballitos de mar navegando entre las olas del Pacifico.

Regresa con el poder y el dominio en el mar, renaciendo de las espumas, como un ser mitológico, con toda esa fuerza y gallardía única que posee el pescador sobre las olas.

Regresa el gran señor del mar a encontrarse con la gran señora de la esencia de todas las sociedades: la familia.

Todos los pueblos ancestrales tienen sus propios mitos fundadores o referenciales del que hacen parte sus deidades, su espacio cultural, su entorno, así, el pueblo Manteño tiene lo suyo y a ello nos aproximamos en esta escultura, afirma el escultor.

Los artistas en el mundo, especialmente los griegos, han creado una mitología que conmueve y asombra, como la Venus, diosa del amor y la belleza, que renace de las espumas del mar.

Los griegos no son los únicos poseedores de la mitología. Los ecuatorianos del litoral también posemos nuestras deidades, como la venus de Valdivia, la Estela Manteña, la Diosa Umiña; todas ellas recreando la abundancia, la creación, la fertilidad y la reproducción. Ahora, tenemos esta “Mito manteño”.

Finalmente, cerca de usted y de todos, con una humildad endemoniada de colores se observa el volar de “La mantarraya”; está allí como en silencio orando por la preservación del mar que está siendo violentamente contaminado.

Conclusión.

Es hora de preguntarnos.

¿Para qué y por qué esculpe José Loor?

Para fortalecer la cultura estética de la manteñidad, lo afirma.

Pero hay también otro aspecto que, antes de concluir, quiero compartir con ustedes.

El artista aspira encontrar el financiamiento adecuado para monumentalizar estas obras de arte;

Monumentalizarlas para ubicarlas en lugares adecuados.

Monumentalizarlas para fortalecer la cultura estética y mantener la memoria histórica de la manteñidad.

Monumentalizarlas como homenaje permanente al pueblo cholo de Manta y del litoral ecuatoriano.

01 Mito manteño y Jose Loor

Monumentalizarlas para recrear el turismo cultural de Manta que busca convertirse en destino turístico de América.

Corolario:

Los invito a rendir tributo al cholo pescador en este “Día del cholo” mientras miran y reflexionan sobre las esculturas del maestro José Loor

Joselias Sánchez Ramos

sjoselias@gmail.com

2017-10-11

“El pueblo cholo del litoral ecuatoriano en el Ecuador Plurinacional del siglo XXI”.

Ponencia: “El pueblo cholo del litoral ecuatoriano en el Ecuador Plurinacional del siglo XXI”.

Ponente: Joselías Sánchez Ramos. / sjoselias@gmail.com / Biblioteca del Museo Centro Cultural Manta, Ecuador. / 2017-10-11.

00.2 Cholo y cholos

Resumen.

La investigación aspira demostrar la existencia real y afirmativa del pueblo cholo del litoral ecuatoriano cuya presencia en este territorio es anterior a la presencia del pueblo afro ecuatoriano y del pueblo montuvio; que el pueblo cholo proviene de los pueblos ancestrales y originarios, aún más antiguos que los de la sierra y de la Amazonía, pero que, en este Ecuador plurinacional del siglo XXI es un pueblo constitucionalmente invisibilizado.

Abastract.

The research aims to demonstrate the real and affirmative existence of the Cholo people of the Ecuadorian coast whose presence in this territory is prior to the presence of the Afro-Ecuadorian people and the montuvio people; which comes from ancestral and original peoples, even older than those from the sierra and Amazon, but which, in this plurinational Ecuador of the 21st century, is a constitutionally invisible people.

Palabras claves.

Constitución, pueblo, cholo, cosmovisión, invisibilización, derecho.

Introducción.

Una reflexión sobre el pueblo cholo del litoral ecuatoriano, desde su identidad cultural, como marginado y constitucionalmente invisibilizado en el Ecuador plurinacional del siglo XXI, implica abordar su estudio desde dos niveles mínimos: El uno, de manera general, como pueblo cuya cholería es resultante histórico, de allí la necesidad de su recuperación, conocimiento y proyección cultural en el marco de la plurinacionalidad ecuatoriana; y el otro, más preciso, sobre su valor social como pueblo que aporta sustancialmente a la economía regional al ejercer la pesquería, agrocomercio y artesanía como actividades plenas del desarrollo humano de la mancomunidad del Pacífico.

Esta ponencia forma parte de un largo trabajo de investigación que, en una primera reflexión aborda su conciencia de pueblo sometido al ostracismo constitucional del Ecuador plurinacional del siglo XXI como resultado de una educación unidireccional que analiza patrones preestablecidos de la sociología histórica del Ecuador.

A ello se agrega la fijación intelectual de que el cholo es un “indígena de la costa” que debe responder a las políticas del indigenado andino, en unos casos, o a la supuesta transculturización de un mestizaje inexistente.

La investigación recoge y analiza la supuesta transculturización desde el proceso de resistencia de los pueblos originarios, el Manteño, de manera específica, a la invasión española en 1535; y al proceso de apropiación de formas de hablar, vestir, comerciar e incluso creencias que tienen lugar en la costa del hoy Ecuador, durante la Colonia.

A través el estudio surge el término “cholo” con una connotación de desprecio, humillación y marginación que se va transformando en un término de identidad y cultura, hasta convertirse en una condición de auto identidad de los habitantes de pueblos y ciudades identificados como “cholos”.

00.3. cholo pescadorProblematización.

Invisibilizados desde la Colonia, marginados del poder público, despreciados por el color canela de su piel, pero seguros de sus ancestros, recreando su cultura y ejerciendo su heredad en el mar y en la tierra, el pueblo cholo del litoral ecuatoriano convive ya en la segunda década del siglo XXI con una Constitución del Ecuador Plurinacional, que no lo reconoce específicamente como pueblo, a pesar de que su presencia es real y afirmativa.

Objetivos.

Frente a este problema se plantean tres objetivo

Uno, mostrar una cosmovisión del ser, estar y convivir del cholo del litoral ecuatoriano cuya presencia en el territorio del Estado es anterior a la presencia del pueblo afro ecuatoriano y del pueblo montuvio.

Dos, demostrar que el pueblo cholo proviene de los pueblos ancestrales y originarios, aún más antiguos que los de la sierra y de la Amazonía.

Tres, concienciar a los ciudadanos y sus familias, sobre el por qué, el pueblo cholo del litoral ecuatoriano debe ser incluido en el artículo 56 del capítulo cuarto de la Constitución de la República del Ecuador.

Marco de referencia o estado del arte.

Constitución.

El Art. 56 de la Constitución de la República del Ecuador.

“Las comunidades, pueblos, y nacionalidades indígenas, el pueblo afroecuatoriano, el pueblo montubio y las comunas forman parte del Estado ecuatoriano, único e indivisible.”

A pesar que el pueblo cholo está invisibilizado en la Constitución de la República, su presencia en la cultura nacional es visible y trascendente desde lo local, nacional hasta mundial.

00.4 Cholo faenandoPueblo cholo.

El pueblo cholo del Ecuador es nativo de la región litoral.

Estudios de arqueología, antropología y sociología destacan la existencia del cholo costeño como descendiente directo de las sociedades prehispánicas que dominaron el litoral desde Manabí, Santa Elena, Guayas, Los Ríos, hasta El Oro.

Existe desde antes de la estructuración del pueblo montuvio del Ecuador y de la presencia del pueblo afroecuatoriano que se inserta desde la Colonia en la costa norte de la actual provincia de Manabí para posteriormente asentarse en lo que es hoy Esmeraldas y el valle del Chota.

Cosmovisión y cultura.

La cosmovisión del pueblo cholo lo vincula con el mar y con las tierras cercanas de la costa ecuatoriana. A lo largo de la costa es identificado como pescador, artesano y con una agricultura de subsistencia. En estas actividades, ha creado su economía y su cultura, sus festividades sincréticas, y ha fortalecido sus familias.

Su cosmovisión es resultado de las culturas precolombinas que le precedieron y de las cuales es originario, desde hace 10.000 aC, con La Vegas en Santa Elena, la cultura Valdivia, Machalilla, Chorrera-Engoroy, Bahía, Guangala y Manteña que es la última cultura y la del encuentro con los españoles.

A partir de esta cosmovisión el pueblo cholo ha forjado su cultura su identidad y su cultura.

La cultura chola es un conjunto de comportamientos, costumbres, valores, simbolismos y significados, modos de trabajo y relación social que caracteriza la vida de los pueblos cholos de la costa ecuatoriana.

Patrimonios.

Artesanía. El arte de tejer la paja toquilla para confeccionar el sombrero es un “Patrimonio cultural inmaterial de la humanidad” reconocido por la UNESCO desde el 5 de diciembre de 2012, arte y patrimonio que el pueblo cholo del litoral ecuatoriano lo viene ejerciendo desde hace 4.000 aC. Este patrimonio que contribuye al fortalecimiento de la cultura del Ecuador de hoy.

Festividad. La Fiesta de San Pedro y San Pablo es un “Patrimonio cultural inmaterial del Ecuador”. Así lo estableció el Instituto Nacional de Patrimonio Cultural, el 28 de junio de 2007.  Es una fiesta del sincretismo de la cholería de la costa ecuatoriana que transformó la tradicional fiesta de la cosecha y su veneración al mar, en una fiesta religiosa del catolicismo colonial originando una celebración sincrética conocida como Fiesta de San Pedro y San Pablo que, a pesar de los esfuerzos del clero, por desaparecerla, es cada día más vigorosa en pueblos que la han convertido en fortaleza de su identidad cultural.

Pesca. El arte de la pesca del cholo pescador artesanal, dada su ancestralidad milenaria, debería ser declarado por la Unesco como patrimonio cultural inmaterial de la humanidad. Afirmación de la investigadora brasileña, Dra. Ruth Vianna, quien permaneció dos años estudiando a los pescadores de Manabí.

Cholo pescador.

El cholo hereda de sus padres y trasmite a sus hijos las experticias pesqueras que los identifican y con cuya actividad sustenta la economía de su familia y de su pueblo. El pueblo cholo de Manta, en los últimos 35 años, desde 1980, ha convertido a esta ciudad en el principal puerto pesquero del Ecuador.

Cholo montonero.

Son los cholos de Colorado, Montecristi, los primeros montoneros que acompañan a Alfaro en su primera revuelta de 1864 y, al grito de ¡Viva Alfaro, carajo! lo acompañan durante 31 años en la revolución más larga y victoriosa de la historia ecuatoriana.

El gran poeta manabita, Horacio Hidrovo Peñaherrera, le canta al cholo:

“El cholo se levantó en Colorado

Al Águila Roja siguió en la jornada

Agitó el machete y a la revolución cantó

¡Viva Alfaro, carajo! ¡Viva Alfaro, carajo!

Se levantó fusilado en la plaza de Montecristi

Isabel no lloró, se mordió la rabia chola.”

Cholos presidentes de la República.

Dos cholos presidentes de la República constan en la historia. El cholo Eloy Alfaro, nativo de Montecristi; y el cholo Leonidas Plaza, nativo de Charapotó.

Precursor de la reforma agraria.

El cacique de Xipixapa, Manuel Inocencio Parrales y Guale, se  adelantó dos siglos en la Reforma agraria al proponer las políticas que presentó ante la Audiencia de Quito, luego ante el Virrey de Santa Fe y la Corte de Madrid en un memorial del 22 de octubre de 1793, obteniendo una cédula de amparo el 17 de febrero de 1794, protestando en defensa del indigenado costeño, hecho que culminó con el reconocimiento de las tierras de común, de los habitantes de la región con la expedición de la Cédula Real a favor de los indios en común de Jipijapa el 2 de agosto de 1780.”

Esta Cédula disponía la prohibición a los españoles a transitar o establecer en estas tierras.

El historiador José Arteaga Parrales lo considera el primer agrarista de América y la Asamblea Nacional del Ecuador, el 11 de octubre de 2011, lo declara “Precursor de la reforma agraria y defensor de los indígenas de la costa ecuatoriana”.

Formulación de la pregunta

¿Por qué el pueblo cholo del litoral ecuatoriano no consta en el Art. 65 de la Constitución de la República del Ecuador plurinacional del siglo XXI?

00.5 Gilberto de la Rosa - Museo Cancebi

Resultados.

El estudio histórico analítico nos configura a una Asamblea Constituyente del 2008 integrada por constituyentes educados en una historia unidireccional, incapaces de percibir que se reunían en el pueblo cholo de Montecristi.

Ellos redactan la Constitución de la República en que se excluye al pueblo cholo del litoral ecuatoriano, texto constitucional que, en referéndum de octubre del 2006, es aprobado por el pueblo ecuatoriano.

En la Constituyente de Montecristi no se atendieron nuestras múltiples solicitudes. Aminta Buenaño fue la única voz constituyente que clamaba por el reconocimiento de los pueblos montuvios y cholos.

Nueve años después, aún resuenan sus palabras. “Alfaro que dio a los indios, a los negros y a los montubios, una bandera de lucha, que fue profundamente incluyente, reconocedor de un país diverso, sentiría vergüenza por la exclusión de cholos y montuvios.

Finalmente, el pueblo montuvio fue incluido en el Art. 56. El pueblo cholo fue desechado. Desde el 2008 comenzó su invisibilización constitucional.

En este Estado, único e indivisible, del que habla el Art. 56, prospera la marginación del cholo del litoral ecuatoriano.

La reacción.

Los pueblos del litoral ecuatoriano reaccionaron.

En ese mismo año, 2008, el Municipio de Manta, pueblo de cholos, mediante Ordenanza resuelve celebrar el “Día del cholo” el 11 de octubre de cada año. Aquel año se desfiló por las calles demostrando su presencia, existencia y afirmación.

Esta fecha del 2017, nos reúne también, para inaugurar el “Café cultural” de la Biblioteca del Museo Centro Cultural Manta, convertido ya en la Casa de la Cultura de los mantenses.

En el año 2011, el pueblo cholo de Santa Elena convoca a los pueblos cholos de El Oro, Guayas, Los Ríos, Esmeraldas, Manabí y conforman la Federación Nacional del Pueblo Cholo del Ecuador, la FENAPUCHODEC.

El Sr. Gilberto “Moises” De la Rosa Cruz, Presidente de la Federación Nacional del Pueblo Cholo del Ecuador –FENAPUCHODEC- ha solicitado al Gobierno Nacional se apruebe y ponga en consideración del pueblo ecuatoriano la siguiente pregunta:

“¿Está usted de acuerdo que el cholo ecuatoriano sea reconocido como pueblo en la Constitución de la República del Ecuador?”

En el año 2016, el pueblo cholo del Municipio de Puerto López, a través de su GAD municipal, aprueba Ordenanza disponiendo que el 11 de octubre, igual que en Manta, se celebre el “Día del cholo”.

Día del cholo.

En este Día y en esta celebración vale recordar una frase muy intelectual entre los letrados:

 “Los pueblos originarios no necesitan fechas alusivas. Necesitan respeto y leyes que protejan su identidad y cultura”.

Pero, en el Ecuador plurinacional del siglo XXI, el pueblo cholo del litoral ecuatoriano no tiene el respeto ni la protección de las leyes. Se invisibiliza su identidad y su cultura.

Método y técnicas de investigación.

Este trabajo se sustenta en la investigación cualitativa con prevalencia del método histórico – analítico – descriptivo.

Se utilizan como técnicas de investigación desde la observación científica a las técnicas bibliográficas, entrevistas y conversatorios.

Conclusión.

  1. El pueblo cholo del litoral ecuatoriano requiere ser constitucionalizado y asumido como una realidad cultural del Ecuador plurinacional del siglo XXI.
  2. El pueblo cholo proviene de los pueblos ancestrales y originarios. De ellos hereda su cultura, conocimientos científicos y tecnologías para la navegación, la pesca, la agricultura, el comercio y las artesanías, que sustentan su economía.
  3. El cholo del litoral ecuatoriano, originario de las culturas ancestrales, habita este territorio mucho antes de la presencia del pueblo afro ecuatoriano y del pueblo montuvio.
  4. La cultura chola del litoral ecuatoriano es resultado de un largo proceso de resistencia al invasor y apropiación de sus modos de hablar, vestir, comerciar e incluso creencias con las que fue creando su identidad cultural sin mestizaje durante la colonia y la República del siglo XX. Desde inicios del siglo XXI se inicia un proceso de auto identificación de todos o de la mayoría de quienes viven en pueblos y ciudades identificadas con la cultura chola del litoral ecuatoriano.
  5. El pueblo ecuatoriano debe concienciarse sobre la existencia y presencia del pueblo cholo del litoral para respaldar su inclusión en el artículo 56 de la Constitución de la República del Ecuador. Han pasado nueve años desde su vigencia, se han planteado múltiples enmiendas, pero ninguna de ellas observa el reconocimiento de esta pluralidad ecuatoriana: el pueblo cholo del litoral.

Recomendación.

  1. Al Estado ecuatoriano, para que reconozca la existencia del pueblo cholo del litoral ecuatoriano.
  2. A la Asamblea Nacional, para que resuelve una enmienda e incluya al pueblo cholo del litoral ecuatoriano en el Art. 56 de la Constitución de la República.
  3. A la Academia, para que promueva el compromiso de sus docentes y estudiantes en la reafirmación de Manabí como la provincia chola – montuvia del Ecuador del siglo XXI.
  4. A la Federación Nacional del Pueblo Cholo del Ecuador, con asiento en la provincia de Santa Elena para que persista en su misión de incluirlo en el texto constitucional.
  5. A los medios de comunicación, que investiguen, reflexionen y se comprometan para superar la invisibilización constitucional de un pueblo libre, digno y altivo como es el pueblo cholo del litoral ecuatoriano.

00.6 Cafe cultural MCCM

Referencias:

ALVAREZ, Aurelio; ALVAREZ, Silva G.; FAURÍA, Carmen; MARCOS, Jorge G. (1995), “Primer Encuentro de Investigadores de la Costa Ecuatoriana en Europa”. Ecuador, Ediciones Abya Yala, Cayambe.

ARAUZ, Maritza, (1999), “Pueblos de indios en la costa ecuatoriana. / Jipijapa y Montecristi en la segunda mitad del siglo XVIII”. Ecuador, Editorial Talleres Gráficos del Archivo Histórico del Guayas, 1era. edición.

ASAMBLEA NACIONAL (2016) “Constitución de la República del Ecuador”, Ecuador.

BANCO DEL PACÍFICO, (1985), “El Señorío de Jocay”, Guayaquil, Ecuador.

BENZONI, Girolamo, (2000), “La historia del mundo nuevo”, Ecuador, Banco Central del Ecuador, Guayaquil.

CEDEÑO SANCHEZ, J. Viliulfo (1985), “La confederación manteña”, Ecuador, Editorial Offacoda Color, 1ra. Edición. Manta.

CORDES – ULEAM (1993), “La identidad de Manabí: realidad actual y perspectivas”, Ecuador, Editora Porvenir, 1era edición.

DELGADO MANTUANO, Domingo Olmedo, (2003), “Ensayo histórico y geográfico del cantón Montecristi”. Ecuador, Imprenta Universitaria, ULEAM, Manta.

DUEÑAS SANTOS de ANHALZER, Carmen (1991), “Soberanía e insurrección en Manabí”. Ecuador, Editorial Abya Yala.

DUEÑAS SANTOS de ANHALZER, Carmen (1997), “Marqueses, cacaoteros y vecinos de Portoviejo”. Ecuador, Editorial Abya Yala.

DE LA CUADRA, José, (1996), “El montuvio ecuatoriano”, Ecuador, Editorial Ecuador, 1ra. Edición.

ECHEVERRÍA ALMEIDA, José, (1996), “Betty J. Meggers. Personalidades y dilemas de la arqueología ecuatoriana”, Ecuador, Ediciones Abya Yala.

ESPINOZA APOLO, Manuel (1995), “Los mestizos ecuatorianos y las señas de identidad cultural”, Ecuador, Editorial Tramasocial, 2da. Edición, corregida.

ESTRADA ICAZA, Emilio (1962), “Arqueología de Manabí Central”, Ecuador, Museo Víctor Emilio Estrada, Guayaquil.

FRIEDMAN, Jonathan, (2001), “Identidad Cultural y proceso global”, Ecuador, Amorrortu editores, Buenos Aires.

INTRIAGO MACÍAS, Carlos, (2003), “Manabí autónomo”, Ecuador, Editora Criloma Kainza, Portoviejo.

LOOR MOREIRA, Wilfrido (1969) “Manabí, desde 1822”, Ecuador, Editorial Ecuatoriana.

MARCOS, Jorge G., (2000), “Arqueología de la antigua provincia de Manabí”, Ecuador, Centro de Estudios Arqueológicos y Antropológicos CEAA-ESPOL, Ediciones Banco Central del Ecuador, Guayaquil.

MUÑOZ VERNAZA, Alberto (1984), “Orígenes de la nacionalidad ecuatoriana”, Ecuador, Corporación editora nacional.

HOLM, Olaf (1982), “Cultura manteña – huancavilca”, Ecuador, Editora Cromos, 1ra. Edición, Guayaquil.

POLIT CENTENO, Manuel (1983), “La provincia de Manabí y sus cantones”. Ecuador.

RESTREPO A., Roberto (s/a) “Cosmovisiòn, pensamiento y cultura”, file:///Users/jubiladO/Downloads/1103-1-3508-1-10-20120705%20(1).pdf

SÁNCHEZ RAMOS, Joselías (2017) “Ensayos sobre el cholo”, Archivo personal, Ecuador.

SAVILLE, Marshall (2010), “Las antigüedades de Manabí, Ecuador”, Ecuador, Banco Central del Ecuador, traducción de Benjamín Rosales.

SECRETARIA MUNICIPAL (2008) “Ordenanza que establece en San Pablo de Manta la institucionalización del Día del Cholo Manteño”, Archivo municipal, Manta, Ecuador.

STOTHERT, Karen, (2001) “Lanzas silbadoras y otras contribuciones de Olaf Holm”. Banco Central del Ecuador, Guayaquil.

VACA VERA, Douglas, (2003), “El sol de oro es manabita”, Ecuador, Casa de la Cultura Ecuatoriana de Manabí, Portoviejo.

VELASCO, Juan de, (1998), “Historia del Reino de Quito en la América Meridional”. Ecuador, Casa de la Cultura Ecuatoriana Benjamín Carrión,

ANEXO.

Bomberos de mi pueblo: Gracias.

Gracias bomberos de mi pueblo

Joselías Sánchez Ramos. / sjoselias@gmail.com / Manta, 2017-10-10.

10 de octubre: Día del bombero ecuatoriano.

22448085_10214374086616081_7138469954721141645_n

Fecha propicia para saludar con honor, respeto y gratitud a los bomberos y bomberas de mi pueblo, a su distinguido Comandante en Jefe y valerosos oficiales.

Hace 127 años en la pequeña parroquia de 1890 se funda el Cuerpo de Bomberos de Manta.

Durante este siglo y más de un lustro, los mantenses hemos mirado con asombro y reconocimiento innumerables acontecimientos y sus trágicas consecuencias en las que, de mil maneras, los bomberos se han configurado en la memoria colectiva como héroes populares que, a más de enorgullecer a sus familias, se convierten en símbolos de valor humano.

Esta memoria colectiva sustenta a la memoria histórica que se transforma en una evocación volcada hacia el presente. En este presente conviven con el valor simbólico de las acciones colectivas que los pueblos recuerdan con pasión y gratitud.

Así lo hizo el pueblo de Tarqui, el pasado 10 de octubre de 2016, al rendir gratitud pública al Benemérito Cuerpo de Bomberos reconociendo su heroicidad durante la catástrofe del 16 de abril.

En fechas como esta, las comunidades se detienen para celebrar el “Día del Bombero”. Es una fecha de valor del presente y una oportunidad para vislumbrar el futuro.

El maestro colombiano, Dr. Germán Fierro Medina, mi maestro de cultura social, explica que estos actos celebratorios fortalecidos por la tradición le dan nuevos sentidos al colectivo social y al romper lo cotidiano marcan un ritmo social y cultural que afirma las identidades.

El bombero mantense como una identidad cultural. La identidad de quien soy, la cultura de lo que soy.

Quienes ejercen esta tarea en nuestra sociedad son bomberos superiores. 

Su identidad es que son bomberos como todos los bomberos del mundo, pero su cultura es ser superior, tener una vida de calidad, es decir, ser cada día mejores y para lograrlo están en constante ejercicio de su responsabilidad y en permanente aprendizaje de nuevas destrezas y tecnologías para cumplir su encargo social.

Es el perfil profesional, es la identidad cultural del bombero mantense.

La comunidad reconoce al bombero como una persona que se dedica a extinguir incendios utilizando diversos medios, entre ellos la motobomba. Esta visión tradicional nos viene desde la antigua Roma donde se asegura se crea el primer servicio contra incendios.

Con esta visión se crea el Cuerpo de Bomberos de Manta el 6 de agosto de 1890, hace 127 años. Vale recordar la fecha para enfatizar que la institución bomberil es más antigua que el Municipio de Manta cuya celebración cantonal recién alcanza los 95 años.

Con el paso del tiempo las responsabilidades del bombero se vuelven más complejas dado que, a su responsabilidad de extinguir incendios para salvaguardar los bienes materiales se suma la de proteger la vida humana

Los bomberos de Manta son reconocidos en la ciudad por esta extraordinaria labor de salvaguardar la vida humana.

Múltiples y enormes son los comentarios ciudadanos quienes se muestran orgullosos de sus bomberos porque cuando hay accidentes en los que peligra la vida humana los paramédicos del Cuerpo de Bomberos llegan primero que la policía, comentario que no menoscaba el valor de la Policía Nacional, sino que reconoce la nueva responsabilidad social de los bomberos.

El bombero es un personaje heroico que asume voluntariamente su tarea. En el cumplimiento de su deber sufre y muchas veces perece. Sin embargo, nadie se fija en este sacrificio.  El bombero es un héroe silencioso.

TARQUI. GRATITUD.

Hace un año, el 10 de octubre de 2016, los vecinos de la Zona Cero de Manta se reunieron para, en acto público tributar homenaje y gratitud a los bomberos de Manta.

Ese homenaje surgió de la voluntad libre y soberana de la Junta de Vecinos de la Zona Cero de Mana.

Ellos fueron testigos de la oportuna intervención de los bomberos de Manta desde los primeros minutos posteriores al terremoto del 16 de abril de 2016.

Fueron los primeros en llegar, los últimos en irse de la Zona Cero. Llegaron y se quedaron hasta el agotamiento.

Algunos vecinos, expresaron:

“Escarbaron los escombros, sacaron a nuestros familiares fallecidos y rescataron a los vivos que quedaron atrapados.

“Más allá de eso, cuando policías y militares acordonaron los espacios y nos impedían sacar nuestros enseres de casa, equipos que necesitábamos para vivir, fueron ellos, los bomberos, quienes cargando nuestras cosas las sacaron de las viviendas y nos las entregaron”

LOS BOMBEROS Y LA VIDA.

Los bomberos de Manta también han superado la tradicional misión de combatir los incendios. Su misión va más allá, su misión es ahora, proteger la vida, vida que se desenvuelve en el ambiente de la naturaleza.

Desde el 2008, Ecuador se convierte en un Estado constitucional de derechos y justicia. En esta constitución se protegen los derechos humanos, pero también se protegen los derechos de la naturaleza.

La vida es un derecho constitucional. Por tanto, hablamos de la vida, de esta energía vital que alienta al universo, de nuestra vida humana y de la vida de los seres de la naturaleza.

La misión del bombero de hoy es trascendental, histórica, es una misión cósmica, su misión es proteger la vida, es proteger el ambiente donde se desarrolla la vida.

Le corresponderá al bombero del siglo XXI proteger y defender la vida, la vida humana, la vida del ambiente o de la naturaleza para superar la exclusión e inequidad que atentan contra la humanidad.

Los bomberos de Manta a lo largo de estos 127 años han sumado experiencias y sacrificios que justifican plenamente este homenaje en su Día clásico. Su presencia vive en la memoria colectiva del pueblo de Manta, allí vive su heroicidad y sacrificio.

Al bombero de Manta, a este héroe silencioso que, entre los grandes es el más bueno, valeroso, tierno; que entre los nobles es fuerza, arrojo, abnegación; a este bombero del pueblo, en su día, “Día del bombero ecuatoriano”, saludamos con reconocimiento y emoción.

HOMENAJE.

Desde la zona cero de Manta, desde Tarqui, rendimos homenaje a todos los hombres y mujeres bomberos que ayudaron a las familias porteñas que sufrieron la horrible tragedia del terremoto del 16 de abril de 2016.

Los bomberos son apóstoles de la vida; son guardianes de los derechos de la naturaleza. Ellos son los mecenas del buen vivir. (Josar. Manta, 2017-10-10)

La Tarqui de Manta, su Ordenanza y mi propuesta.

La Tarqui de Manta, su Ordenanza y mi propuesta

Joselías Sánchez Ramos. / sjoselìas@gmail.com / 2017-10-09.

Resumen.

Análisis sobre la Ordenanza Municipal de 1929 que crea la parroquia urbana Tarqui y una propuesta para cambiar la fecha de su evocación o reasignarle su nombre primigenio para llamarla “parroquia urbana La Ensenadita”.

Abastrac.

Analysis on the Municipal Ordinance of 1929 that creates the urban parish Tarqui and a proposal to change the date of its evocation or to reassign its original name to call it “urban parish The Ensenadita”.

Palabras claves.

Ordenanza, parroquia, Tarqui, cultura, urbano, futuro.

Introducción.

Inicio este estudio pidiendo a mis lectores y amigos, un minuto de silencio, por nuestros hermanos de México, fallecidos, durante la catástrofe que sufrieron el pasado 19 de septiembre.

Hace 18 meses también soportamos una tragedia y, por nuestras calles de Tarqui caminaban “los topos” mexicanos amenguando nuestro dolor. Muchas gracias.

La Ensenadita.

10_09 Tarqui, atardecer

El 9 de octubre de cada año, desde hace 88, los mantenses del territorio llamado Tarqui, nos reunimos para recordar que, en una fecha como ésta, de 1929, con 50 sucres que nos otorgó el Municipio, nuestros padres y vecinos del barrio mantense llamado La Ensenadita, se reunieron para inaugurar el cambio de nombre.

En vez de barrio La Ensenadita se comienza a llamar parroquia urbana Tarqui.

El cambio de nombre tiene 88 años. La vida histórica de Tarqui, antes La Ensenadita, tiene más de 1.500 años.

Ordenanza municipal.

¿Que dice la Ordenanza Municipal que dispone el cambio de nombre?

El numeral dos de esta Ordenanza señala el por qué se crea la parroquia urbana. Dice:

“Que el barrio de La Ensenadita por su numerosa población, su importancia comercial y su notable desarrollo, merece vivir al amparo de autoridades que garanticen el orden social de sus habitantes que pasan de 2000”.

El artículo único de este Ordenanza dispone:

“Elévese a la categoría de Parroquia Urbana el citado barrio de La Ensenadita con el nombre de Tarqui, en homenaje histórico al lugar denominado “Portete de Tarqui” en la Provincia del Azuay, donde el ejército nacional alcanzó un glorioso triunfo contra el ejército invasor del Perú en la clásica Batalla, cuyo primer centenario se conmemora el 27 de este mismo mes.”

La misma Ordenanza señala los linderos de la nueva Parroquia: Por el norte el Océano Pacífico; por el sur y por el oeste con el Cantón Montecristi, y por el este con el Río denominado Manta que la separa de esta cabecera cantonal.

Análisis.

A lo largo de estos 88 años del cambio de nombre, los habitantes de La Ensenadita, hoy parroquia urbana Tarqui, han superado con creces los por qués de su categorización como parroquia urbana.

La Ordenanza dice:

Por su numerosa población.

Se categoriza como parroquia urbana Tarqui por su numerosa población de 2.000 habitantes. En 1929, Todo el cantón Manta tiene 5.000 habitantes. La Ensenadita, hoy Tarqui, tiene el 40% de esa población.

88 años después de 1929, en el 2017, la parroquia Tarqui tiene la mayor población urbana de la ciudad y el mayor número de electores del cantón.

Por su importancia comercial.

Cuando la otrora Ensenadita comienza a llamarse parroquia Tarqui, ya teníamos el ferrocarril que nos conectaba con Montecristi, Portoviejo y Santa Ana.

Ya teníamos nuestra Placita construida al pie del terminal ferroviario. Para 1970, siendo ya un joven concejal, construimos el Mercado de Tarqui. Fue mi homenaje a los comerciantes de mi pueblo. Este Mercado fue destruido con el terremoto.

Por el ferrocarril llegaban los productos para comerciar y exportar como la tagua, los sombreros, el algodón y todos los alimentos para comerciar en La Placita.

Hasta hace dos años, antes del terremoto, Tarqui se había convertido en el centro comercial más dinámico de la provincia y era el corazón comercial de Manta.

“Por su notable desarrollo”:

10_09 Tarqui vista desde el mar

Si en 1929, el Municipio de Manta considera que La Ensenadita tenía un notable desarrollo, es porque, en ese tiempo estaban en Tarqui desde la fábrica La Sirena productora de galletas, caramelos, hielo e incluso la gaseosa “Patito”, Casa Comercial Azua que desmotaba algodón y comercializaba la tagua.

La pesca artesanal en la playa de Tarqui era abundante para satisfacer las demandas de la población y, a través del ferrocarril, llevarlas a otras localidades.

La playa de Tarqui era el escenario de los torneos deportivos y lugar de recreación para la población.

A través del ferrocarril vinieron numerosas familias que se establecieron en Tarqui.

Y, ya se comenzaba a hablar del “campo de aviación”.

88 años después, La Ensenadita, hoy llamada parroquia urbana Tarqui, ha superado todas las expectativas y, a pesar del terremoto, sigue siendo un escenario de notable desarrollo humano, educativo, comercial, turístico, artístico, cultural y centro de todas las miradas del país y del mundo.

“Por su amparo y orden”:

Hace 88 años, en 1922, la ordenanza municipal que crea la parroquia urbana Tarqui, dice:

“merece vivir al amparo de autoridades que garanticen el orden social de sus habitantes que pasan de 2000”.

En consecuencia, corresponde a las autoridades municipales la reflexión sobre este ¿por qué se crea la parroquia urbana de Tarqui?

“Vivir al amparo de autoridades”.

“Autoridades que garanticen el orden social de sus habitantes”.

El 16 de abril del 2016, una horrible tragedia azotó a Manta.

Su territorio llamado Tarqui fue el más devastado: vidas humanas, edificios y viviendas, locales escolares, la infraestructura de los servicios básicos y una terrible crisis psicológica y social generada por el poder político que difundía noticias alarmantes sobre el suelo y se acusaba a la propietarios, constructores y albañiles.

Aquello generó el éxodo de los habitantes y una psicosis colectiva de terror que aún no ha sido superada.

18 meses después, los habitantes de Jocay y de Miraflores, así como los habitantes de la zona cero, se consideran abandonados.

¿Será una apreciación equivocada de la realidad que viven estos vecinos y moradores a pesar de que la zona cero sigue reduciéndose?

La respuesta la tienen las autoridades de los gobiernos: nacional, GAD provincial y GAD municipal.

9 de octubre.

Finalmente, en este análisis histórico de la Ordenanza de 1929, observamos que, mientras su ARTÍCULO UNO, dice:

“Elévese a la categoría de Parroquia Urbana el citado barrio de La Ensenadita con el nombre de Tarqui, en homenaje histórico al lugar denominado “Portete de Tarqui” en la Provincia del Azuay, donde el ejército nacional alcanzó un glorioso triunfo contra el ejército invasor del Perú en la clásica Batalla, cuyo primer centenario se conmemora el 27 de este mismo mes.”

Nosotros, los mantenses de Tarqui, para recordar esta parroquialización, nos seguimos reuniendo cada 9 de octubre, Día de la Independencia de Guayaquil.

Para honrar nuestro nombre, Tarqui, deberíamos reunirnos cada 27 de febrero, aniversario del “glorioso triunfo contra el ejército invasor”.

De no ser así, entonces, recuperemos nuestro nombre primigenio: La Ensenadita, para llamarnos parroquia urbana La Ensenadita y celebrarnos cada 4 de noviembre.

Apelo a la sindéresis de los ilustres miembros del Cabildo mantenses.

El terremoto

Repetiré lo que vengo repitiendo desde el 2016. El terremoto es una oportunidad. Debemos aprovecharla.

Se considera que el Corredor Turístico de Manta y el Museo Naval de Manta, que deben construirse en Tarqui, son dos obras que alentarán el imbatible espíritu de los mantenses que nacimos y/o vivimos en este territorio mantense.

El sector hotelero, los trabajadores turísticos, las asociaciones de operadores turísticos, los centros de recreación turística, los maestros con sus escuelas y colegios detruidos.

Las asociaciones de comerciantes, los choferes, los artesanos libres o asociados, las viejas familias y las familias jóvenes, los niños y los viejos, las mujeres y los hombres mantense de Tarqui, todos, no han perdido la fe.

La esperanza sigue en pie.

Corolario

Se concluye que hoy, después del terremoto, los mantenses de Tarqui no son historia. Son el futuro. Mírenlos a sus ojos.

Los mantenses somos Tarqui.  /  Tarqui es Manta.  /  Los mantenses veneramos profundamente al mar.

Manta vive en Tarqui.  /  Vive en cada uno de ustedes.  /  Para los mantenses, el mar es sagrado.

Aceptamos el desafío de conservar la naturaleza.

A todos los mantenses de Tarqui y de todo el cantón les convoco para aprender la lección del terremoto.

Aún es tiempo para construir una nueva cultura urbana, para preservar y proteger nuestro mar urbano.

Aún es tiempo para fortalecer nuestros valores humanos y demostrar a Ecuador y al mundo que Manta se levanta, que Tarqui vive. (Josar, 2017-10-09)

10_09 Ramon Cedeño, Hotel Las Rocas

Referencias:

López Noguero, Fernando (2002) “Análisis de contenido como método de investigación”, España, Universidad de Huelva, Revista de Educación 4.

Archivo municipal (1982) Municipio de Manta, Ecuador.

Sanchez Ramos, Joselías (1998) “Semblanza histórica de la parroquia Tarqui”, Manta, Ecuador.

Sagan, Carl (2016) “El mundo y sus demonios”, Barcelona, España, Editorial Crítica.

8 de octubre: Día Cívico de Manta.

8 de octubre: Día Cívico de Manta.

Joselías Sánchez Ramos. / sjoselias@gmail.com / 2017-10-08

Gesta 8 Oct

Manta es un pueblo que, con veneración, evoca su pasado; con fuerza y dignidad vive su presente; con su infinita mirada de horizontes marinos diseña su futuro.

Considero que es un pueblo altivo que construye sin peldaños de sangre y vuela sin las alas del odio.

Por eso todos quienes vienen a Manta, son bien recibidos, sin preguntarles de donde vienen ni quienes han sido, porque aquí, todos son hijos del mar y del trueno, en consecuencia, libres. Aquí construyen una nueva vida con su propia creatividad.

Hoy, el pueblo de Manta se reúne para recordar una gesta de su historia cantonal.

El 8 de octubre de 1922, el pueblo de Manta, luego de desfilar por las calles de la parroquia, gritando su alegría, se concentra en el Parque Central donde escucha al Procurador de Manta, don Carlos Cevallos Barreiro, quien da lectura del Decreto de Cantonización de Manta que le fuera entregado por el diputado Sergio Domingo Dueñas y el líder de la cantonización, don Ascario Paz Bonilla, quienes llegaron a Manta, desde Guayaquil, en la motonave Colón.

Esta gesta histórica viene siendo recreada y dramatizada en el Parque Central de Manta por los hijos de los líderes de esta gesta cívica de cantonización y de otros ciudadanos quienes participaron en este proceso que se inicia en junio de 1910 con el Comité “Cantón Manta” y concluye el 4 de noviembre de 1922 cuando al oficializarse el Decreto, cumpliéndose el término de la distancia establecido en el Código Civil de aquella época, Manta se convierte en Cantón. Es el día de su cantonización.

La recordación e inicia con un desfile cívico por las calles de Manta en el que participan ciudadanos porteños vestidos a la usanza de la época; encabezado por la banda del Cuerpo de Bomberos llegan hasta el Parque Central “4 de noviembre” donde se dramatiza lo ocurrido en esa fecha, hace 95 años.

Los señores Carlos Cevallos, Roger Chávez y un grupo de damas porteñas, lideran este acto de recordación que se viene presentando en la ciudad desde algunos años con el aporte del GAD municipal y su alcalde. (Josar, 2017-10-08)

Día Mundial de los Docentes.

Día Mundial de los Docentes. / “Enseñar en libertad, empoderar a los docentes”.

Joselías Sánchez Ramos. / sjoselias@gmail.com / 2017-10-05.

¡Qué tal amigos! Hoy es el “Día Mundial de los docentes”. Una resolución de la UNESCO, desde 1994 (5 de octubre), para reconocer el valor humano, académico y científico del docente universitario cuyos conocimientos especializados y competencias pedagógicas forman a las nuevas generaciones para preservar y fortalecer la cultura de la humanidad.

Poster Dia mundial del docente

El lema de este día docente es: “Enseñar en libertad, empoderar a los docentes”, o como dice el poster: “Enseñar con autonomía empodera a los docentes”.

Aunque jubilado de mi Universidad de Manta, ULEAM, sigo siendo un docente. Mi vida es la docencia que he venido ejerciendo como maestro primario en el Colegio San José; como profesor secundario en el Colegio Manta y en el Colegio Cinco de Junio, como docente durante 28 años en la Universidad de Manta.

Como periodista también soy un docente, un aprendiz de la vida, de la comunicación social y sus efectos en la comunidad y su entorno. Como docente y periodista un investigador académico permanente.

Miriam

Como hace un año, hoy vuelvo a pedir por los niños de la “Zona cero” de Tarqui, Manta, Ecuador. Pedimos al nuevo Gobierno Nacional que construya los locales escolares en el mismo lugar donde estaban antes del terremoto. Padres de familia. Apoyemos este pedido. Recuerden que la educación transforma vidas.

El concejal Raúl Trampuz también tiene el mismo propósito. Lo escuche en una sesión del GAD municipal clamar sobre este mismo asunto.

A pesar de la terrible catástrofe del 16-A y de los lindos informes que justifican las obras que se hacen, nada se observa sobre la reconstrucción de los tradicionales locales de nuestras escuelas.

Hay que recordar a los funcionarios que toman las decisiones para gastar el dinero de la reconstrucción que estas escuelas se educaron los tarqueños con cuyo trabajo se ha cimentado el progreso de Manta y que en esas escuelas se educan sus hijos. Está muy bien que regalen casas por doquier, pero los tarqueños tenemos derecho a nuestras escuelas.

A veces me pregunto: ¿Quién le hace caso a los niños de la zona cero?

Rocio y Cras

El rol de los docentes es fundamental para la educación de la sociedad humana. Del docente depende la calidad de vida de los pueblos. Construir la paz en la mente de los hombres y de las mujeres es un compromiso del docente.

Junto a la UNESCO está la OIT, Organización Internacional del Trabajo. Bien vale recordar lo que establece la Agenda de Educación 2030. “Los docentes deben tener las competencias necesarias, ser contratados y remunerados de forma adecuada, recibir una buena formación, estar profesionalmente calificados, encontrarse motivados y recibir apoyo dentro de sistemas dotados de recursos, eficaces y bien administrados”.

Entre esas competencias está el manejo de las tecnologías de la comunicación, los dispositivos móviles, sean tabletas o celulares.

Recordaré al maestro colombiano Omar Rincón, para quien el celular es el instrumento de la comunicación, de la educación y de los negocios, en el futuro. Los periodistas deben aprender a leer y escribir para el celular. Los docentes ejercer el aprendizaje con el celular

Repetiré. Los docentes ya no somos el gurú del conocimiento, somos mediadores del aprendizaje entre el estudiante y el conocimiento. Somos docentes. Mi tributo a Cecilia, mi mejor maestra. (Josar, 2017-10-05)

Rectoras

“El Pasillo”, Manta, Ecuador.

“El Pasillo”, Manta, Ecuador.

Joselías Sánchez Ramos / sjoselias@gmail.com / 2017-01-01

Hola amigos. En una fecha como ésta rendimos homenaje a viejos cultores del pasillo. Al trío Jocay, cuyas emblemáticas interpretaciones han recorrido las comarcas manabitas tal como ahora lo hace el Trío Vocal 3; también a ese gran amigo, el compositor montecristense, Domingo Olmedo Delgado.

Para los ecuatorianos no es desconocido que el 1 de octubre de cada año, desde 1993, se celebra el “Día del pasillo ecuatoriano”. En tiempos del presidente Sixto Durán Ballén, se declaró así mediante Decreto Ejecutivo No. 1.118 para evocar el natalicio de Julio Jaramillo quien nace en 1935.

Desde el 17 de octubre de 2012, el pasillo es “Patrimonio cultural del Ecuador” por disposición del Ministerio Coordinador de Patrimonio, el Ministerio de Cultura (hoy fusionados) y el Instituto Nacional de Patrimonio Cultural, por considerar que es la música que identifica a los ecuatorianos.

El Festival

En Manta, desde el 8 de octubre de 1987, se cumple el Festival de Música Nacional en la parroquia San Lorenzo de Manta organizado anualmente por la maestra universitaria, Lic. Cecilia Pinoargote de Sánchez.

El género que identifica a este Festival es el pasillo. Su organizadora lo inicia para promover el canto del pasillo en las zonas rurales de Manta, abandonadas de la atención de las autoridades; ella percibió que la música es el mejor mecanismo para mantener la identidad cultural. Así lo hizo y así lo hace. Este año cumplió su XXX edición y estableció “El Tohallí de Oro” para reconocer a los artistas.

Hoy, llegar a San Lorenzo es un paseo. Hace 30 años llegar a la parroquia era una verdadera aventura que Cecilia asumió, será porque su padre nació allá o porque a ella, le fascina el pasillo y el pasacalle que los cantó con su padre que fue el mecenas del básquetbol de Manta.

Música nacional

La música nacional es la música que caracteriza a un país. Ecuador tiene una riqueza musical inigualable. Junto al Pasillo hay otras consonancias musicales, notas y espacios, sones que reflejan el estado de ánimo de la sociedad ecuatoriana, en un tiempo, territorio y cultura determinados

La tristeza y el recuerdo se perciben en el Yaraví, Fox incaico, Tonada y Pasillo, caracterizados por su melancolía.

La alegría de la sociedad ecuatoriana recoge dos estilos interpretativos: el “Pasacalle” en la Costa; el “Sanjuanito” y el “Danzante” en la Sierra. La caracterización de ambos es el movimiento y la soltura de baile y la interpretación “danzante” de sus instrumentos e interpretación vocal; su vinculación sentimental profundiza “la querencia” de la tierra, la identidad del entorno y asume una correlación sujeto (hombre) objeto (música) para definirnos.

Por ejemplo, en la costa: “Alegre playita mía, porque eres mía te vuelvo a ver,…”;  “Guayaquileño madera de guerrero, hombre de coraje lo digo en mi canción, …”

Por ejemplo, en la sierra: “Ambato, tierra de flores, cielito lindo te vuelvo a ver, …”;  “Yo soy el chullita quiteño, la vida la paso cantando, …”

Pero ambos sones musicales son bailados sin ningún rubor por los habitantes de la Sierra y de la Costa.

En la Costa, por su identidad marina vinculada con Perú, prendió muy rápidamente el “Valse” pero no pudo superar al “Pasillo” del cual se deriva el pasacalle costeño. Por ello, el “pasillo costeño” es más dulce, más tierno y refleja sentimientos vinculados con el entorno

En Perú, el valse es su identidad musical, recoge su sentimentalismo y sus ansias, sus momentos y sus amores, sus aspiraciones y sus fracasos, por ello tiene establecido el “Día de la música criolla”. 31 de octubre, para cantar y rendirle homenaje.

La fuerza del valse (peruano) y del pasillo (ecuatoriano) los recoge la voz de Julio Jaramillo de manera que esa voz, criticada porque no es entendida, recoge el sentimentalismo de la costa latinoamericana: Ecuador, Perú, incluso Chile, Colombia, Panamá, México o Venezuela, donde J.J. es ídolo nacional.

Desde el último cuarto del siglo pasado y con mayor fuerza en los inicios de este siglo surgen compositores e intérpretes que agregan sones nuevos a la música tradicional, sin embargo de ello, el pasillo mantiene su fuerza interpretativa.

El Pasillo

El pasillo viene desde Colombia, pero es desarrollado, identificado, asumido por Ecuador que lo convierte en su estilo, género e interpretación de ecuatorianidad declarándolo Patrimonio cultural del Ecuador.

En el Festival de Música Nacional de San Lorenzo, se estableció una distinción para los mejores maestros de música, intérpretes, mecenas y compositores del Pasillo: “La balsa manteña” que se entrega en el transcurso del Festival. En el 2017, con motivo del XXX Festival, su organizadora estableció “El Tohallí de Oro” para reconocer a los intérpretes de la música nacional.

En este “Día del Pasillo Ecuatoriano” les invito a mirar con ternura a nuestra gente y a cantar con ellos a esta tierra hermosa cual ninguna, cual ninguna hospitalaria; mirar a la manabita linda que va tejiendo su sombrero con rayos de luna india mientras canta una canción de toquilla.

Si, algún día se mustiarán nuestros rosales, algún día, pero mientras llegue, seguiremos entonando un invernal para nuestros cabellos de plata, en esas tardes en que uno desearía, embarcarse y partir sin rumbo cierto, con la única flor que conozco que es la rosa de los vientos. ¡Salud! con el Pasillo ecuatoriano. (Josar, 2017-10-01)

Héctor Lavoe y los sábados salseros de Joselías.

HÉCTOR LAVOE Y LOS SÁBADOS SALSEROS DE JOSELÍAS.

Joselías Sánchez Ramos. / sjoselias@gmail.com / 2017-09-30.

09_30 Hector Lavoe y Willie Colon

Hola amigos. “Los sábados salseros de Joselías” fue un programa de nuestra radiodifusora “Ventarrón Radio Interactiva” en aquellas épocas en que manejábamos nuestra propia emisora. Puso en el aire este programa para recuperar la “salsa” en esta bullanguera ciudad de mar, ritmo y fantasía. Héctor Lavoe siempre era el invitado especial.

Recuerdo este hecho porque Lavoe, este Héctor Juan Pérez Martínez, “el cantante de los cantantes”, nace en Puerto Rico, un 30 de septiembre de 1946.

VENTARRÓN.

“Ventarrón Radio Interactiva” fue una bonita experiencia radial. Junto a Cecilia, quien acolita todas mis locuras, fundamos esta emisora. Mario Cedeño Ugalde fue nuestro asesor y promotor. Todo comenzó a inicios de 1995. Allí, en la esquina de la calle 110 y Malecón de Tarqui establecimos esta pequeña emisora que impone un nuevo criterio de de “hacer radio” para democratizar la palabra.

Desterramos el “Silencio” de la cabina de locución, mejor dicho, no hubo cabina de locución, control y locución era un mismo escenario, trasmitíamos desde cualquier lugar posible, desde la calle, en las esquinas, en el borde de las canchas populares, desde el mercado e incluso, fuimos la radio que compartía el dolor de los deudos desde los velorios.

Joselías Jr., en toda su locura juvenil, trasmitía desde “el lugar de los hechos” donde ocurría la noticia y nuestros oyentes eran los locutores quienes narraban sus tragedias y alegrías en el marco del respeto a los demás. Cuando Ecuador y Argentina jugaron por las eliminatorias y no nos dieron cabina en el Estadio de Quito, este joven trasmitió desde las tribunas junto a su tío Víctor Emilio.

Los niños, con la supervisión de mi hija Candy. tenían su propio programa en la mañana de los domingos. En la tarde, Paul, mi segundo hijo dialogaba con los viejos de Tarqui quienes narraban sus historias. Los jóvenes colegiales, desde las 19:00 a las 21:00, de lunes a viernes, dirigían su propio programa narrando las experiencias estudiantiles, mientras Grígory, Celsito Montalvo y Henán Mendoza inauguraban el primer espacio radial de rock pesado que fue reconocido desde Ifesa de Guayaquil.

La música nacional fue y sigue siendo la pasión de Cecilia. Desde las 05:00 de lunes a viernes, llegaba a los estudios y comenzaba a difundir la música ecuatoriana y, mientras narraba historias sobre estas composiciones musicales, sonaban pasillos, pasacalles, sanjuanitos, tonadas, cachullapis, danzantes, yaravíes, Los madrugadores, las familias, los taxistas y los comerciantes de los mercados marcaron la sintonía.

Hubo también dos programas emblemáticos: Uno con la “Dra. corazón”, doña Alina Albuja, desde las 16:00 emitiendo los “Valsecitos del recuerdo”, preferido por los taxistas; y, los “Sábados bohemios” desde las 21:00, con oyentes fanáticos y críticos. Pero, así fue esta radio que llegó a trasmitir homenajes a personas fallecidas desde el lugar de los velorios y, en algunas ocasiones acompañaba y describía el sepelio. Democratizar la palabra en la FM cuando se creía que era una señal sólo para gente considerada “culta”. Fabulosa la “Ventarrón Radio Interactiva”.

El maestro Fernando Carrera, hoy maestro universitario, conducía un programa de boleros. Por la pasión a la música y a la radio hacemos cosas maravillosas. Fernando venía desde Guayaquil trayendo sus propios casetes para difundir viejos boleros cuyas historias y anécdotas narraba con una extraordinaria vehemencia. También Frank Espin y su carnal, mi compadre César Mero, batieron sintonía con su música popular que difundían todas las mañanas.

Roberto Briones Alcívar dirigía un programa de noticias en Radio Mía; sus comentarios no agradaban el poder de turno. La corrupción tiene manos largas. Insistieron hasta que lograran separar a Roberto de su noticiero. Poco tiempo después, cerraban radio Mía.

Para un hombre apasionado por la comunicación social, era muy duro estar fuera de una radiodifusora. Pero, allí estaba Ventarrón Radio Interactiva, una radio libre, comprometida con la democratización de la palabra. Roberto Briones Alcívar reinició su programa informativo en Ventarrón Radio Interactiva. Al poco tiempo también nos clausuraron.

Le he dicho a Roberto que no fue por él. Hubo otros factores. El Gobierno nacional a quien calificamos de dictadura, las otras radios que nos denunciaban porque les quitábamos sintonía, algunos personajes molestos por nuestra forma de hacer radio, padres de familia descontentos con el programa de rock pesado que consideraban diabólico. Un día, nuestro control estrella, Pablito López, entristecido nos repetía: “Nos clausuraron, don Joselías, nos clausuraron”.

Si. Nos clausuraron. Hice muchas gestiones para recuperar la frecuencia. En Quito, me dijeron. No pierdas tiempo Joselías; fue una decisión de gobierno. Pero allí, donde estuvo Ventarrón Radio Interactiva surgió Tohallí Center, punto de encuentro para la alegría de vivir de las familias manabitas. Caramba, el 16-A, ya no fue el gobierno, fue el terremoto.

SÁBADOS SALSEROS.

“Sábados salseros de Joselías” fue un programa rumbero que se difundía desde las 12:00 hasta las 18:00. Tuvo un éxito total. Varios rumberos jóvenes se unieron, como Xavier Pinoargote Andrade y Leonardo León quien me lo recordó en una nota de Facebook; cuando el presidente – dictador de Fabián Alarcón nos clausuró, poco tiempo después, Xavier se fue a los Estados Unidos.

Era un programa interactivo. Desde los barrios y los bares, participaban los oyentes salseros pidiendo sus canciones y comentando sobre ellas. Aquí entra Héctor Lovoe, el salsero más escuchado, el más solicitado. Este era el programa que Cachorrito León seguía siempre con su “Perfume de rosas”.

Estos recuerdos llegan hoy, 30 de septiembre, por el natalicio de “La Voz”, del “Cantante de cantantes”, el “Rumbero mayor de la salsa” que imponía siempre su voz.

Hay canciones tradicionales que siempre solicitaban nuestros oyentes: “Periódico de ayer”, “Juanito Alimaña”, “El todopoderoso”, “El día de mi suerte”, “El cantante”, canción compuesta por Rubén Blades; “Calle luna, calle sol”, “Mi gente”, temas que se pasearon por el mundo con la famosa Fania All Start, que se inmortalizaron con la voz de Héctor Lavoe junto a Willy Colón.

Aún resuenan “Anacaona”, “Quítate tú”, “Ahora vengo yo”, “Che che colé”, “Juana Peña”, “La murga”, “Barrunto” y cientos de tema que lo convirtieron en leyenda. La salsa sigue siendo un ritmo ícono de la cultura musical. Esta memoria se publica con una infografía de diario El Telégrafo a quien agradecemos.

Salud salseros. (Josar, 2017-09-30)

https://www.youtube.com/watch?v=p7A5Hjt7-AM

https://www.youtube.com/watch?v=hDTkzhvUhwM

https://www.youtube.com/watch?v=zPxV5GCVdU0

Los Manteños y su cultura en la ciudad de Manta del siglo XXI. – 7 –

LOS MANTEÑOS Y SU CULTURA EN LA CIUDAD DE MANTA DEL SIGLO XXI.  TEMA 7: ENCUENTRO DE DOS CULTURAS.

Por Joselías Sánchez Ramos. / sjoselias@gmail.com Manta, 2017-09-26.

0T7 Balsa manteña

Hace 491 años, el 26 de septiembre de 1526, en alta mar, frente a las costas del Cabo Pasado, Manabí, tiene lugar el encuentro de dos culturas. Una embarcación de los mercaderes manteños (balsa manteña) con mástil y vela latina sorprende al bergantín español de Bartolomé Ruiz, piloto mayor de Francisco Pizarro.

Este acontecimiento pasa desapercibido para la historia oficial. Los maestros tampoco lo enfatizan a sus educandos. Es una fecha a la que no se le ha dado la connotación histórica de su trascendencia. Al compartirla con ustedes espero recuperar la atención de los maestros, de los padres de familia, unidades educativas y de la universidad porque es nuestra obligación cívica fortalecer la cosmogonía histórica de Manabí y del litoral ecuatoriano.

Aunque somos uno y múltiples es necesario fortalecer la vivencia colectiva de los habitantes de Manta para entender el proceso histórico de su formación urbana y, sobre todo, entendernos como identidad para fortalecer la “glocalidad”.

El relato del encuentro y posterior captura de la balsa manteña es anotado por Gonzalo Fernández de Oviedo y Valdés quien se entrevista en Panamá con Bartolomé Ruiz. Los detalles del encuentro los describe Juan de Sámano, cronista del Rey, quien viaja con Ruiz. Marshall Seville, antropólogo y profesor de la Universidad de Columbia lo transcribe en su libro “Las antigüedades de Manabí, Ecuador”, publicado en 1907.

LA BALSA MANTEÑA.

Sámano describe una gran embarcación con mástiles y vela latina que transportaba personas y mercancías; llevaba un sinnúmero de mercancías, desde cántaros, camisas, paños, ropa de diversos colores y con distintos motivos, piezas de plata, cascabeles, e incluso instrumentos para tasar y pesar el oro; de toda la carga el material precioso eran las “conchas coloradas…, e por estas dan los indios todo el oro e plata e ropas que traen de rescate”.

De sus veinte ocupantes, tres fueron tomados como intérpretes. Esto demuestra la capacidad de poliglotas que caracterizaba a los nativos manteños – huancavilcas. Uno de ellos fue el traductor de Pizarro frente a Atahualpa en Cajamarca.

DOMINIO DEL MAR.

La tecnología de la navegación manteña era superior a la navegación europea de la época destaca el arqueólogo ecuatoriano Jorge G. Marcos Pino en su libro “Los pueblos navegantes del Ecuador prehispánico”, 2005.

0T7 navegacion

“El dominio del mar y de las rutas marítimas, lo habían alcanzado a través de un largo proceso de más de 4.000 años desde los albores del Período Formativo Temprano, en tiempos de la sociedad Valdivia”.

Estos mercaderes manteños, hábiles señores del mar, que viajan entre Chile al golfo de California en México, conforman una Liga o Confederación de Mercaderes según afirma Jacinto Jijón y Camaaño como resultado de sus observaciones en Manabí entre 1917 a 1923.

Siendo esta cultura el antecedente de nuestra biohistoria debe ser analizada sin temor y con entusiasmo en las Unidades Educativas y universidades manabitas.

IDENTIDAD CULTURAL.

Johnny Alberto Lucas García, Licenciado en Ciencias de la Comunicación al leer mis crónicas sobre la historia de Manta reseña: “Muy bien maestro por recordarnos la Historia, con esto no olvidamos nuestras raíces quienes nacimos a la orilla de un mar y orgullosos de formar parte de las raíces de la cultura manteña”.

En la construcción del diseño curricular de la carrera de Periodismo en la Facultad Ciencias de la Comunicación, en el 2004, logré, con el consenso de docentes, estudiantes y autoridades, insertar la asignatura “Identidad cultural de Manabí”.

Desde principios del siglo XXI la sociedad humana asume la ciencia y la tecnología como principios rectores de su desarrollo; al mismo tiempo la geopolítica mundial genera la globalización económica y la Organización Mundial del Comercio. De manera inusitada pasamos de una sociedad de la información a una sociedad del conocimiento.

Con la sorprendente inmediatez de los nuevos medios de comunicación insertados en la Galaxia Internet, las identidades locales van siendo absorbidas por una voraz globalización. Surge como antítesis, la glocalización.

Para sobrevivir con nuestras culturas locales en la sociedad del conocimiento, los jóvenes profesionales ecuatorianos y sobre todo manabitas, deben entender el zigzag geopolítico de la multipolaridad. Considero que los periodistas deben asumir, conocer y fortalecer sus identidades. La manabita es una poderosa identidad ecuatoriana. Es preciso, conocernos.

Lamentablemente, me entero, que la asignatura “Identidad cultural de Manabí” ha sido borrada del nuevo diseño curricular de la carrera Licenciatura en Comunicación que, desde octubre del 2017, se comenzará a impartir en la Facco/Uleam.

Pero, estamos alegres. A través de las redes sociales sigo en mi trinchera docente fortaleciendo el conocimiento de nuestra cultura e identidad. Estamos alegres porque nuestros artistas, con su voz, composiciones y arreglos musicales, con su poesía, teatro, danza, oralidad, novelística, están promoviendo y fortaleciendo la identidad cultural de Manabí.

Cuando los españoles se encuentran con la balsa manteña, no tiene lugar un descubrimiento, ni es el “Día de la Raza” como nos enseñaron. No. Es el encuentro de la cultura manteña cuya evolución tecnológica suma unos 10.000 años, frente a la cultura española que, en 1526 vive en la Edad Media de la historia europea, en la época de la inquisición, donde se quemaba a la gente por pensar diferente.

Manabita, tú formas parte de una cultura superior. (Josar, 2017-09-25)

Manta, ciudad espiritual y consagrada.

Manta, ciudad espiritual y consagrada. El 24 de septiembre celebr02 Virgen de la Merced - Mantaa a su Virgen de la Merced

Por Joselías Sánchez Ramos. / sjoselias@gmail.com / 2017-09-24.

Manta es una ciudad sensible a las inquietudes del espíritu, la inteligencia y la religión. Sus habitantes se identifican por el respeto a las ideas diversas demostradas en sus actividades culturales de diversas tendencias; son profundamente religiosos, católicos la mayoría y profesan un respetuoso culto a los muertos.

Con esa sensibilidad espiritual, Manta es una ciudad consagrada a la Virgen de La Merced, identidad religiosa que ha prevalecido a lo largo del tiempo histórico de este pueblo cosmopolita y oceánico.

La celebración de su Virgen está señalada para el 24 de septiembre de cada año. Es una fiesta tradicional que durante muchos años se celebró en octubre conjuntamente con la “Fiesta del Comercio”, hasta 1980 en que la Iglesia decide cambiar la fecha de celebración.

Espiritualidad manteña.

Antes de la llegada de los españoles, los Manteños, cultura nativa del Señorío de Jocay, adoraba a la salud en la forma de una gran esmeralda a la que atribuía poderes curativos. La ciudad nativa de Jocay se levantaba en el territorio de lo que hoy es la ciudad de Manta. Hasta este lugar llegaban grandes peregrinaciones de nativos de otros pueblos para pedir sanación.

Tiempos de la Colonia.

Con la conquista llegó la religión católica. Jocay se transformó en Manta. Y, en este pueblo de una calle larga con 27 casas de madera y paja se construye en 1546 el primer templo católico, dedicado a la Virgen de la Merced. Desde aquello tiempos comienza a expandirse la veneración por la Virgen y con ello una identidad espiritual que ha permanecido hasta nuestros días.

Hacia 1678 fondea en Manta un buque español que transportaba hasta Lima, Perú, una estatua de la Virgen de Monserrate. Cumplida la tarea de abastecimiento de vituallas, víveres y agua, el capitán dispone reanudar su viaje. Al iniciar el zarpe se desata una gran tormenta que le impide hacerlo. Hizo tres intentos desatándose el mismo fenómeno. Vinculando la tormenta con la Virgen de Monserrate resuelven dejarla en Manta. En último zarpe ya no hubo tormenta. Cuenta la leyenda que la Virgen decidió quedarse en Cancebí.

Cuando este pequeño puerto es atacado por los piratas, sus habitantes, llevando consigo a su Virgen, se trasladan a las faldas del cerro donde fundan una nueva ciudad: Montecristi. Allí construyen el segundo templo consagrado ahora a la Virgen de Monserrate.

Para 1700, los mantenses retornan a su lugar de origen y construyen un tercer templo, una capilla dedicada a la patrona de Manta, la Virgen de la Merced. Son tiempos de la Colonia.

En la República.

Hacia 1853 cuando Manta es recién designada como parroquia eclesiástica se construye un cuarto templo.

Cuando se crea la diócesis de Portoviejo en 1871, Manta es ratificada como parroquia eclesiástica desde el 18 de julio de ese año

A pesar de que, en 1861, Manta es elevada a parroquia civil de Montecristi, se la sigue llamando “recinto” o “Anejo” de Montecristi.

En la historia de la Iglesia en Manta, se reseña que el primer libro de bautismo data del 26 de julio de 1878 con el sacerdote Ángel Alicandrio. En los libros de bautismo se anotan nombres de padres y padrinos; es un importante documento de referencia histórica.

En el siglo XX.

El primer párroco de Manta es el Dr. Manuel María Flor G. desde el 21 de octubre de 1908.

El 25 de enero de 1923, cuando Manta ya es cantón, llegan la comunidad Jesuita con el Padre Julio Pierregrosse en calidad de párroco permanente. Con él se forma un Comité Pro Templo de La Merced. Se recogen fondos y se construye el quinto tempo católico en Manta. El P. Pierregrosse fallece en 1942. Desde enero de 1950 asume el P. Luis Hermida. Para 1965 se concluye la construcción del sexto templo con aportes voluntarios de los exportadores de café de Manta. Hoy es una imponente iglesia que enorgullece a los católicos mantenses.

Siglo XXI.

La Virgen de La Merced es la patrona de Manta. Su imagen se venera más de un siglo en el mismo lugar donde se han construido seis iglesias, las primeras cinco de caña y madera hasta 1964. Desde 1965 existe el actual templo de hormigón financiado con aportes voluntarios de los exportadores de café. Los jesuitas llegan a Manta hace 96 años.

En diferentes ciudades los manabitas festejan a la Virgen de La Merced. En Portoviejo es su patrona. En Bahía su fiesta es tradicional. En Paján reúne al pueblo. Es también la patrona del Ejército Ecuatoriano. (Josar, 2017-09-24)

Los Manteños y su cultura en la ciudad de Manta del siglo XXI. – 6. –

LOS MANTEÑOS Y SU CULTURA EN LA CIUDAD DE MANTA DEL SIGLO XXI.  TEMA 6: COLOQUIO CON LA POLICIA NACIONAL DE MANTA.

Por Joselías Sánchez Ramos. / sjoselias@gmail.com  Manta, 2017-09-15.

Atendiendo la invitación del Tnte. (P) David Fernando Mejía Lara, participamos en la mañana del viernes 15 de septiembre, en un “Coloquio” con miembros de la Policía Nacional en el auditorio del UPC-Manta, de la Av. 4 de noviembre.

El tema del Coloquio versó sobre “Los Manteños y su cultura en la Manta del siglo XXI”. Diapositivas explicativas, preguntas y respuestas. Un conversatorio interesante.

Recorrimos el pasado histórico de Manta que, en mi criterio, suma más de 1500 años desde el surgimiento de esta Cultura en el Período de Integración, 500 dC hasta nuestros días.

Vamos a programar un ciclo de conferencias y foros en el Museo Centro Cultural de Manta antes que la Ministra de Pesca le arrebate este patrimonio cultural a nuestra ciudad.

LO MANTEÑO.

El primer arqueólogo que descubre Jocay-Manta fue el norteamericano Marshall Saville en 1906. Posteriormente llega Jacinto Jijón y Caamaño en 1924 y la denomina Cultura Manteña, nombre reconocido por Estrada, Holm, Cedeño, McEwan, Marcos, Stothert y muchos otros investigadores, aunque el arqueólogo Marcos Vargas, en el informe final de la investigación del Cerro de Jaboncillo, diga: “En todo caso a lo largo del presente trabajo nos referiremos a este complejo cultural como “Manteño”, simplemente por respetar la denominación más aceptada por los investigadores, sin que esto signifique nuestro acuerdo tácito ante tal denominación; pues es un tema de amplio debate y estudio, que deberá ser abordado en estudios ulteriores.

A pesar de su criterio, la existencia de la Cultura Manteña en el territorio de Manabí́ es una realidad incuestionable como lo demuestran los estudios arqueológicos. El territorio de Manabí es un importante centro del desarrollo humano de América prehispánica que se configura desde hace 10.000 años aC, con una presencia definida e históricamente reconocida. Desde el 500 dC predominan Los Manteños cuya cultura se inserta en el ser y deber ser de los habitantes de la región para generar la identidad cultural manabita.

06 Señorio del Jocay

SEÑORÍOS.

Esta Confederación de pueblos, denominada por Marshall Saville y Jacinto Jijón y Caamaño como “Manteña” es la que logra reunir varios Señoríos alrededor de Jocay, sede política, administrativa y religiosa de la confederación; ciudad del régulo Lligua Tohallí, Señor de las Aguas; ciudad adoratorio de la diosa Umiña, diosa de la salud; ciudad de pozos de agua y albarradas ubicadas en la ciudadela Los Algarrobos, en el barrio La Dolorosa, en el Barrio Buenos Aires y en muchos otros lugares que, personalmente observé y ubiqué.

Benzoni (1565) y luego Saville (1906), luego de calcular la enorme extensión de tiestos que observaron en los lugares donde estaba edificada Jocay (Cancebí / Manta) afirman que llegó a tener una población de por lo menos 20.000 pobladores. Estos tiestos aún se siguen encontrando.

CULTURA SUPERIOR.

Los manteños constituyen una cultura superior cuya economía se sustenta en el comercio, la navegación, la pesca y las artesanías. Constituyen una cultura superior porque adoran lo intangible, a la salud, a la que llaman diosa Umiña. Sus elementos claves: las sillas de piedra en “U” sin respaldar, y las estelas manteñas, son iconografías que simbolizan el poder y la vida.

La condición de cosmopolita de la Manta actual es también testimonio de vinculación con la cultura manteña cuyo comercio global con sus balsas lo acercaba a otras culturas compartiendo comercio, costumbres, dialectos y convivencia humana.

La jerarquía y el orden social están representados por la silla de piedra en forma de “U”. El respeto por la vida y la naturaleza están representados por las estelas de piedra que testimonian la fecundidad de la vida y fertilidad de la naturaleza.

La cultura manteña es espiritual. Los “manteños” adoraban la salud que llamaban Umiña y le pedían sanación. Los mantenses de hoy peregrinan a la Virgen de Monserrate pidiendo salud. La salud es intangible, existe, pero no se puede tocar.

TESTIMONIOS.

Tejer la paja toquilla es un arte nativo que data de 4.000 años antes de Cristo. Se teje hasta nuestros días elaborando el sombrero de paja toquilla. La Unesco reconoce este arte de tejer el sombrero de paja toquilla y lo declara patrimonio cultural inmaterial de la humanidad.

La fiesta de San Pedro y San Pablo, una fiesta manabita es patrimonio cultural inmaterial del Ecuador como testimonio del sincretismo indígena y el catolicismo español.

Nosotros somos parte de la Cultura Manteña, pueblo de navegantes, pescadores y comerciantes, pueblo de artesanías nativas y adoradores de lo intangible como es la salud. Las referencias a su Jocay son múltiples y de muy diversas interpretaciones.

CONCLUSIÓN

El pasado y el presente confluyen en la actual ciudad de Manta caracterizada por su comercio, navegación, pesquería, cosmopolitismo y espiritualidad. Usted, vecino de Manta, está construyendo el futuro de esta ciudad. (Josar, 2017-09-15 / Continúa)

07 Conversatorio

 

Los Manteños y su cultura en la ciudad de Manta del siglo XXI. – 5.3. –

LOS MANTEÑOS Y SU CULTURA EN LA CIUDAD DE MANTA DEL SIGLO XXI.  TEMA 5.3.: CULTURA MANTEÑA (Señorío de Salangome)

Por Joselías Sánchez Ramos. / sjoselias@gmail.com  Manta, 2017-09-13.

Los arqueólogos, antropólogos y etno historiadores coinciden que la Milagro-Quevedo, la Jama II, La Atacames y la Manteño-Huancavilca (Manteños del norte y Manteños del Sur), son las últimas culturas del litoral ecuatoriano antes de la llegada de los españoles.

En el territorio manabita, a más de algunos poblados dispersos, se han identificado tres importantes señoríos de la Cultura Manteña: Jocay con sus pueblos Jocay, Jaramijó, Camilloa y Cama; Picoazá, con sus pueblos Picoazá, Tohalla, Misbay y Solongo; y Salangome, con sus pueblos Salangome, Tuxo, Sercapez y Salango.

Hoy nos detendremos brevemente en el Señorío Salangome.

 SEÑORÍO DE SALANGOME.

Señorío de Salangome es el nombre de una poderosa alianza comercial de los pueblos manteños en el sur de Manabí y Santa Elena (800-1530 dC); Joan Sámano (1527) y Cieza de León (1553) citan a Salangome (Agua Blanca), Tuxo (Machalilla), Sercapez (Puerto López) y Salango como pueblos integrantes de este Señorío.

En el estudio del pasado arqueológico no se pueden citar límites territoriales ni ubicaciones geográficas precisos pero las evidencias arqueológicas nos ubican en Salango, Machalilla y en la Comuna de Agua Blanca, Parque Nacional de Machalilla del cantón Puerto López que con anterioridad formaban parte del cantón Jipijapa.

Salangome, centro político y religioso de este Señorío, estuvo ubicado en la Comuna de Agua Blanca, punto principal del Parque Nacional de Machalilla, afirma el arqueólogo norteamericano, Colin McEwan quien, desde 1979, inició estudios del sector.

COMUNA DE AGUA BLANCA.

Para 1980, Colin McEwan ya afirma el descubrimiento de una ciudad Manteña en esta Comuna de Agua Blanca, restos que son considerados tesoro arqueológico y ancestral del Ecuador y que hoy se ha convertido en un centro de turismo comunitario del Parque Nacional de Machalilla,

Localizada en el valle Buena Vista, a ocho kilómetros de la costa del Pacífico, Salangome (Agua Blanca), fue una ruta importante que conectaba a los pueblos del interior con los de la costa, pasando por Julcuy hasta llegar a Xipijapa.

Salangome, es el asentamiento principal desde donde se gobernaba el señorío y un importante centro político y religioso que controlaba las incursiones desde el sur al territorio manteño, sostiene McEwan.

Los cimientos de paredes de piedra de varios cientos de estructuras son todavía visibles a lo largo de un área de unos cuatro kilómetros cuadrados.

El principal complejo arquitectónico revela una jerarquía de estructuras organizada con cuidado y que, presumiblemente, se prestaban para una variedad de funciones; si bien la mayoría de ellas aún no han sido excavadas. Los tamaños van desde edificios públicos de cincuenta metros de largo y doce de ancho, hasta pequeñas habitaciones para vivienda.

La ubicación elegida para las construcciones parece ser el resultado de los limitados espacios planos sobre terrazas y cornisas junto y sobre los activos llanos aluviales. La misma comunidad de Agua Blanca está ubicada en uno de esos barrios del sitio arqueológico y los cimientos de construcciones manteñas que yacen bajo el pueblo actual se pueden ver con claridad en algunos lugares”, relata Colin McEwan, María Isabel Silva y Chris Hudson, en un estudio publicado por la FLACSO (2011) con el título, ”Usando el pasado para forjar el futuro génesis del museo y centro cultural de la comunidad de Agua Blanca”.

Agua Blanca se puede recorrer en compañía de un guía nativo quien explica, con sobrados detalles, las vivencias de sus antepasados en cada lugar donde fueron encontrados los restos arqueológicos. Nos permite comprender nuestro pasado. Y, al turista, conocer una ciudad aborigen. Visítelo.

El asentamiento muestra más de cien cimientos de casas, terraplenes, estructuras ceremoniales, abundantes restos o fragmentos de las sillas de piedra “U” de la cultura Manteña.

Agua Blanca busca consolidar su proceso de desarrollo, considerando como uno de los aspectos principales el ecoturismo comunitario, aprovechando el potencial recurso natural y cultural que posee, como una herencia de los pueblos aborígenes que se asentaron en este sector.

SALANGO.

Salango, es también un pueblo de profundas raíces ancestrales ubicada en la zona de amortiguamiento del Parque Nacional Machalilla, a orillas del pacífico sur de Manabí.

Richard Marshall Lunniss, arqueólogo, docente de la UTM, explora el simbolismo y la cosmología de Salango como centro ceremonial del Señorío Salangome, sugeridos por los artefactos recuperados, las estructuras ceremoniales y los escenarios de la actividad religiosa como resultado de las excavaciones arqueológicas.

MANABÍ, ESCENARIO DE SORPRESAS.

“En sondeos preliminares en Agua Blanca encontramos huellas de las primeras culturas del Período Formativo, o sea Valdivia”. “Valdivia y sus herederas Machalilla y Chorrera, han tenido un factor aglutinante en la formación de una infraestructura de todas las culturas posteriores del Ecuador y quizá fuera del ámbito nacional”, sostiene la antropóloga norteamericana.

Hablando sobre Olaf Holm, el arqueólogo humanista del siglo XX, Karen E. Stothert nos llama la atención y pregunta ¿por qué hemos demorado tanto en reconocer la importancia de la cultura manteña?

Para ella, “la provincia de Manabí nos guarda aún muchas sorpresas”. “El estudio de las tumbas precolombinas puede darnos muchos informes sobre la vida de los manabitas precolombinos” afirma con entusiasmo. (Josar, 2017-09-13 / Continúa)

Los Manteños y su cultura en la ciudad de Manta del siglo XXI. – 5.2. –

LOS MANTEÑOS Y SU CULTURA EN LA CIUDAD DE MANTA DEL SIGLO XXI.  TEMA 5.2.: CULTURA MANTEÑA.

Por Joselías Sánchez Ramos. / sjoselias@gmail.com Manta, 2017-09-12.

CREENCIAS.

La cultura manteña era espiritual. Su culto a la serpiente, el jaguar, el puma, el venado, los lagartos, contrastaba con el culto a lo intangible, a la salud, que llamaban “Umiña”, representada por una gran esmeralda a la que pedían sanación. Hacían grandes peregrinaciones a sus templos en la Isla de la Plata y en Jocay con ricos presentes entre ellos pequeñas esmeraldas.

Las sillas de piedra con asiento zoomorfo estaban reservadas para fines religiosos.

Citando a Cieza y a Juan de Velasco, Jacinto Jijón y Caamaño, al hablar sobre los pueblos de la Costa, dice: “En Manta había una diosa, una esmeralda de gran tamaño que curaba las enfermedades y le ofrecían como don, otras esmeraldas. Se llamaba Umiña”.

En la ciudad nativa de Jocay, el famoso santuario de la Umiña se levantaba al final de lo que hoy llama calle 16, en el barrio Córdova, donde se ubicó el antiguo cementerio de Manta y ahora están los bloques Tohallí del Banco de la Vivienda.

Sobre la diosa Umiña han surgido algunas leyendas

Los mantenses de hoy, en cambio, peregrinan a la Virgen de Monserrate pidiendo salud. Los habitantes actuales de la ciudad de Manta sienten respeto por sus creencias, son solidarios, generosos y ejercen la inclusión.

LIGA O CONFEDERACIÓN DE MERCADERES.

Los manteños eran comerciantes y grandes navegantes.

La expansión de los manteños se basó en el comercio y en los excedentes de las cosechas, sostiene Saville. Su economía, en la destreza para la navegación y habilidad para comerciar conformando una Liga o Confederación de Mercaderes según Jijón y Caamaño quien sostiene que esta unidad política tenía como base fundamental la posesión de medios de navegación superiores a los que por lo general tenían los indios sudamericanos. Eran las balsas de madera de gran dimensión que navegaban con vela latina.

Esta tecnología de navegación con velamen y sin quilla les permitía recorrer largas distancias. Su facilidad para entender otros dialectos demuestra sus atributos de pueblo. Son habiles comerciantes con una innata capacidad para establecer rutas del comercio de la concha spondylus, principal producto de comercio

Dada su condición de navegantes son los primeros nativos en encontrarse con los españoles, en alta mar, frente a las costas del Cabo Pasado, Manabí, el 26 de septiembre de 1526, fecha a la que no se le ha dado la connotación histórica de su trascendencia considerando que es el encuentro de dos culturas.

Un buque de los mercaderes manteños (balsa manteña) con vela latina y quilla sorprende al bergantín español piloteado por Bartolomé Ruiz. La historia oficial reseña muy poco sobre este encuentro y los pueblos aborígenes del litoral ecuatoriano. Juan de Sámano, cronista del Rey quien acompaña a Bartolomé Ruiz, reseña el encuentro. Marshall Seville lo transcribe en su libro “Las antigüedades de Manabí, 1907.

Sámano describe una gran embarcación a vela que transportaba personas y mercancías; llevaba un sinnúmero de mercancías, desde cántaros, camisas, paños, ropa de diversos colores y con distintos motivos, piezas de plata, cascabeles, e incluso instrumentos para tasar y pesar el oro; de toda la carga el material precioso eran las “conchas coloradas…, e por estas dan los indios todo el oro e plata e ropas que traen de rescate”. De sus veinte ocupantes, tres fueron tomados como intérpretes.

La tecnología de navegación de los “manteños” era superior a la navegación europea de la época. “El dominio del mar y de las rutas marítimas, lo habían alcanzado a través de un largo proceso de más de 4.000 años desde los albores del Período Formativo Temprano, en tiempos de la sociedad Valdivia”, destaca Jorge G. Marcos Pino en su libro “Los pueblos navegantes del Ecuador prehispánico, 2005; afirma que el poder económico y político de la Cultura Manteña residía en su condición de mercaderes a larga distancia, y haber logrado dominar y articular a cabalidad el variado medioambiente regional.

Los mercaderes manteños, hábiles señores del mar, llegaron hasta el golfo de California en México. También llegaron al Perú y a Chile con el intercambio de la concha Spondylus, sagrada para los antiguos debido a su relación con la fertilidad y la lluvia. Esto los convertía en un pueblo superior.

Estos atributos socioculturales están vigentes en la Manta actual del siglo XXI. Es un pueblo de comercio, el único en Ecuador que, desde más de un siglo viene realizando una “fiesta del comercio” que se inició como “fiesta religiosa y del comercio”. Es un pueblo de navegantes cuya evidencia se muestra en su condición portuaria desde tiempos precolombinos, durante la colonia y a siete años de crearse la República, el gobierno de Vicente Rocafuerte lo declara “Primer puerto marítimo del Ecuador”, para el 2007 se convierte en el primer puerto de transferencia internacional de carga de la costa del Pacífico Sur y, es hoy, el primero puerto pesquero del Ecuador. (Josar, 2017-09-12 / Continúa)

Los Manteños y su cultura en la ciudad de Manta del siglo XXI. – 5.1. –

LOS MANTEÑOS Y SU CULTURA EN LA CIUDAD DE MANTA DEL SIGLO XXI.  TEMA 5.1.: CULTURA MANTEÑA.

Por Joselías Sánchez Ramos. / sjoselias@gmail.com  Manta, 2017-09-11.

Señoríos.

Su organización socio política, aunque no estudiada a profundidad, se refleja en la organización de sus Señoríos, su integración en una Liga o Confederación de Mercaderes; las sillas de piedra para los líderes políticos y religiosos; el urbanismo de sus ciudades; los entierros, los adoratorios de la diosa Umiña, venerando lo intangible: la salud; su economía sustentada en el comercio, la navegación y las artesanías.

La silla manteña en forma de “U” sobre figuras humanas o de puma, es el elemento clave de la jerarquía manteña. La silla de piedra asentada en una figura humana en posición de sumisión estaba destinada para los señores; la que tenía figuras de felino era para los sacerdotes. Marshall Saville, en 1906 las encontró en el Cerro de Hojas y se conservan en el Museo Smithsoniano de Washington D.C., USA; Colin McEwan, en 1980 las encontró en el sitio Agua Blanca (Puerto López) y se conservan allí, en el Parque Nacional de Machalilla.

Los cronistas españoles, Joan Samano (1527) y Cieza de León (1553) citan nombres de algunos poblados dispersos pero, posteriores estudios identifican tres importantes señoríos manteños: Jocay con sus pueblos Jocay, Jaramijó, Camilloa y Cama; Picoazá, con sus pueblos Picoazá, Tohalla, Misbay y Solongo; y el tercero es Salangome, con sus pueblos Salangome, Tuxo, Sercapez y Salango (Ernesto Salazar en “La cultura Manteña”, 2008)

Cronistas españoles como Zárate y Cieza de León describen a sus pobladores como hombres de rostro labrado y cráneo deformado que se trasquilaban dejándose una corona a manera de frailes con cabellos a los lados.

Con la llegada de los españoles, los Señoríos manteños desaparecen en silencio. Sus habitantes huyen hacia el interior o son víctimas de las epidemias europeas. Durante la Colonia se reagrupan para formar ciudades como Jipijapa, Montecristi o Charapotó.

Alimentación

La pesca y la agricultura sustentan su alimentación.

María Isabel Silva reporta cultivos de maíz, yuca, camote, frutas como guayaba, aguacate, tuna, melón, piña, ají, que cultivaban en terrazas agrícolas y guardaban en silos de conservación como los encontrados en Jaboncillo o existentes en las montañas de El Aromo y Liguiqui. Para conservar el agua construían pozos y albarradas.

La actividad pesquera fue muy desarrollada reseña Girolamo Benzoni en 1572 y Torres de Mendoza, 1605, afirma que “son los indios de este lugar grandes buzos, hacen pesquerías gruesas de lisas y de otros pescados que se llevan a vender a Guayaquil, a Quito y a otras partes.

Este arte, conocimientos y experticias pesqueras perduran hoy en el pueblo cholo de pescadores a lo largo del litoral ecuatoriano.

Artesanos.

Los mantenses son reputados artesanos en cerámica, orfebrería, tejidos y sobre todo en el labrado de la piedra.

La cerámica manteña es de color negro con superficies muy pulidas, brillantes y decoradas. Gran orfebrería elaborando “piezas martilladas y repujadas como orejeras, narigueras y pectorales” afirma Olaf Holm, 2007.

Sus tejidos de algodón y lana de ceibo son suaves y vistosos. Los tejidos de la paja toquilla, un arte que vienen ejerciendo desde hace 4.000 años, es práctica común hasta nuestros días sorprendiendo a la UNESCO que lo declara “Patrimonio Cultural Inmaterial de la humanidad”.

Un elemento clave de la Cultura Manteña es la silla de piedra en “U”.

Con la piedra también tallan esculturas, estelas, columnas; construyen acueductos, silos para alimentos y agua; la utilizan también para construir los cimientos de sus casas, cuyos restos fueron conocidos como “corrales”.

Otro elemento clave de la Cultura Manteña es la “Estela manteña”. En una laja de piedra de variadas dimensiones (algunas de 1,5 m) tallan una figura central rodeado de pequeños motivos secundarios. Las más conocidas muestran una mujer desnuda en cuclillas en posición de parto; una iconografía asociada a la vida humana y a la naturaleza, sea la concepción o la fertilidad de la tierra. Ello revela que en su estratificación social, la mujer tiene una simbología espiritual vinculada con la vida.

Simple. La silla manteña, el poder; la estela manteña, la vida. En fin, estamos frente a una cultura superior. (Josar, 2017-09-11 / Continúa)

Los Manteños y su cultura en la ciudad de Manta del siglo XXI. – 5 –

LOS MANTEÑOS Y SU CULTURA EN LA CIUDAD DE MANTA DEL SIGLO XXI. TEMA 5: CULTURA MANTEÑA.

Por Joselías Sánchez Ramos. / sjoselias@gmail.com  / Manta, 2017-09-10.

Hola amigos. Ecuador es un Estado plurinacional y multicultural. Las culturas y los pueblos que la Constitución de la República señala no son los únicos. Existen otros pueblos, pueblos de la costa ecuatoriana, pueblos descendientes de la cultura Manteña – Huancavilca que la visión centralista oficial se niega a reconocer. El pueblo cholo del litoral ecuatoriano, por ejemplo. De esto estamos dialogando para comprender su participación en la ecuatorianidad.

CULTURA MANTEÑA

La Cultura Manteña (500 – 1535 DdC) adquirió un alto desarrollo y habitó la costa del Pacífico ecuatoriano, desde Atacames hasta la Isla Puná en el Golfo de Guayaquil. Abarca a los manteños del norte y a los manteños del sur o Huancavilcas.

La cultura Manteña resume la experiencia de los pueblos del litoral que datan desde 10.000 años A.C. (Viliulfo Cedeño, historiador, 1985) El 26 de septiembre de 1526, hace 491 años, en alta mar, frente a las costas manabitas del Cabo Pasado una balsa de los mercaderes manteños se encuentra con el buque español de Bartolomé Ruiz. Es la cultura del encuentro (Joan Sámano, cronista, 1526)

Se puede afirmar que Marshall Seville, arqueólogo y profesor de la Universidad de Columbia, a principios del siglo XX descubre la Cultura Manteña. Su libro “Las antigüedades de Manabí” publicado en 1907 es un gran testimonio de sus observaciones. Fue el único arqueólogo que logra ver las ruinas de Jocay, restos de cientos de casas, numerosas tolas por doquier. Los mantenses de fines del siglo 19 y principios del siglo 20 usaron la antigua ciudad como cantera y la fueron destruyendo sin dejar vestigios. A los 100 de este descubrimiento, en el 2010, el guayaquileño Benjamín Rosales Valenzuela, presenta la traducción al español de esta importante obra.

Entre 1917 a 1923 Jacinto Jijón y Caamaño realiza excavaciones en la misma zona; formula algunos elementos característicos como la Liga de Mercaderes. Su libro “El Ecuador interandino y occidental antes de la conquista castellana” (1941) es una interesante lectura.

Pero es, Emilio Estrada Icaza, apasionado por la arqueología quien, desde 1950 redescubre el litoral ecuatoriano y, para 1953 establece el primer sitio Valdivia. En esa misma década, con los esposos Clifford Evans y Betty Meggers, inicia un largo encuentro de recorridos, estudios y publicaciones. Hacia 1960 visita Manta y sus observaciones son publicadas en “Arqueología de Manabí Central” obra que, en 1962, publica el Museo Víctor Emilio Estrada.

También, desde 1950, el célebre arqueólogo humanista, Olaf Holm, inicia estudios arqueológicos en la costa ecuatoriana que impulsa desde el Banco Central de Guayaquil en 1974.

Colin McEwan, hacia 1980 descubre restos de una ciudad Manteña en la Comuna de Agua Blanca (Puerto López) Sus estudios analizan el rol de las sillas de piedra, estelas y otras figuras antropomórficas y zoomórficas, así como en la cosmogonía manteña y su organización social. Hoy es un centro de turismo comunitario del Parque Nacional de Machalilla

En Manta, el historiador, Dr. Viliulfo Cedeño Sánchez, publica en 1985 su obra “La confederación manteña”, donde recorre el vasto mundo de esta cultura.

Hacia el 2010, Jorge G. Marcos Pino, arqueólogo, y Tatiana Hidrovo Quiñónez, historiadora, suman esfuerzos y conocimientos de Los Manteños en la “ciudad de los cerros”, ubicada en las montañas de Jaboncillo y Hojas.

También os cronistas españoles durante la Conquista y el P. Juan de Velasco, durante la Colonia describen a esta cultura y sus entornos. (Josar, 2017-09-10 / Continúa)

Los Manteños y su cultura en la ciudad de Manta del siglo XXI. – 4 –

LOS MANTEÑOS Y SU CULTURA EN LA CIUDAD DE MANTA DEL SIGLO XXI.  TEMA 4: PERÍODO DE INTEGRACIÓN.

Por Joselías Sánchez Ramos. / sjoselias@gmail.com Manta, 2017-09-09.

Hola amigos. En 1966 un fuerte aguaje en Los Esteros dejó al descubierto un adoratorio de la Cultura Bahía en las playas de Manta. Estudiaba en Quito. A las 07:00, como todos los días, ingresé a mis clases en la Universidad Central del Ecuador. Mi profesor de arte, Dr. Leonardo Tejada, entró con su cabeza de pelo revuelto y sin decir buenos días comenzó a gritar: “Los manabitas son unos ignorantes, acaban de encontrar un adoratorio aborigen y lo han destruido. Son unos ignorantes”. Y, se fue, estaba furioso, no volvió a clases.

Nunca había visto un profesor tan furioso por unos simples “mocarros” que, con mi padre, encontrábamos a cada rato y en cualquier lugar de Manta. Pero aquello despertó mi curiosidad. Para 1981 escribí en Diario El Mercurio mi primer ensayo sobre Manta y su historia vinculada a Diario El Mercurio y la Cultura Manteña. Cuatro años más tarde, en 1985, el Dr. Viliulfo Cedeño Sánchez pondría en mis manos su obra “Confederación manteña”.

Estas reflexiones sobre mis investigaciones históricas las comparto con ustedes como un homenaje a mi padre y a mi maestro, el Dr. Viliulfo.

Mi premisa es simple. Manta es un pueblo que resume pasados, vive presentes y configura futuros. Es lo que estoy demostrando.

Mi conclusión es simple. La Cultura Manteña que surge en el Período de Integración posee los conocimientos y experticias tecnológicas de las culturas que la precedieron. Analicemos brevemente este Periodo.

PERÍODO DE INTEGRACIÓN

El Período de Integración es el período de la consolidación de las “urbes, los mercaderes y navegantes”. Los señoríos étnicos establecen ciudades socialmente organizadas, confederaciones y, en algunos casos, Estados. 

“Las investigaciones nos han enseñado, por medio de la ceramografía, que se produce una integración y que las culturas anteriores y regionales más pequeñas en territorio se funden en agrupaciones más grandes”. Hablamos entonces de Atacames (Esmeraldas), Manteño – Huancavilca, en la costa del Pacífico y Milagro – Quevedo, conocida también como pueblo Chono, tierra adentro del litoral, señala Olaf Holm.[1]

El Periodo de Integración abarca los años 500 después de Cristo hasta 1534 cuando Pedro de Alvarado destruye la ciudad nativa de Jocay y, un año después, en 1535, Francisco Pacheco funda la ciudad española de Portoviejo.

Este período comienza con una serie de cambios a lo largo de toda la región costera donde las culturas anteriores dejan de existir y se reemplazan por otras, exceptuando la Jama- Coaque que se transforma y se adapta a los ambientes sociales y políticos cambiantes.

Ello nos permita afirmar que la Cultura Milagro – Quevedo junto a La Atacames, Jama II y Manteño – Huancavilca, son las últimas culturas en el litoral ecuatoriano antes de la llegada de los españoles.

“Durante esta época las unidades políticas del periodo anterior tienden a unificarse o a ser incorporadas en una entidad política mayor por aquellas sociedades que alcanzaron un verdadero poder económico y político a través de la acumulación del capital mercantil logrado mediante la consolidación de la Confederación Manteña Huancavilca” reseñan estudios del Banco Central que fueron difundidos en Manta, año 2.000, durante la inauguración de su Museo en esta ciudad manabita.

El predominio de estructuras de poder descentralizadas, la influencia de las ceremonias religiosas, las fiestas anuales y la presencia del curaca configuran una organización político administrativa que consolida los Señoríos, las ciudades nativas y la formación de confederaciones como la Confederación Manteña y la Liga de Mercaderes.

Se tecnifica la agricultura con la utilización de “terrazas” de cultivo en los cerros circundantes o “camellones” en los terrenos anegadizos; la tierra se distribuye entre las familias, incrementándose la producción cuyo excedente se comercializa.

Se expande el intercambio a través del trueque utilizando las redes de intercambio por tierra o por el mar en grandes balsas. Se establece el sistema de moneda para el intercambio surgiendo las pequeñas hachas de cobre como una base de intercambio o la concha Spóndylus para el trueque.

La metalurgia alcance niveles sorprendentes, sobre todo en la Cultura Milagro-Quevedo.

LA CULTURA MILAGRO-QUEVEDO se identifica con la «macroetnia» de los Chonos, pueblos que habitaban las fértiles tierras de la cuenca del Guayas. Otto von Buchwald fue el primero en estudiarla y la llamó Cultura de Las Tolas porque estos números montículos encontradas era su principal característica. El segundo investigador fue Emilio Estrada quien la llamó Cultura Milagro-Quevedo por haberla estudiado en las cercanías de estas poblaciones.[2]

Las tolas, tumbas, cerámica, metalurgia y agricultura, destacan entre Los Chonos. Las tolas fueron construidas para enterrar a los muertos o ganar altura edificando allí sus casas preservándolas de las inundaciones.

Tola es un montículo de tierra amontonada de extensión y altura variable. “Las más pequeñas suelen medir unos 10 metros de diámetro por apenas sólo dos de altura, mientras que las más grandes pueden tener dimensiones impresionantes: más de 100 metros de longitud por unos 30 de anchura y sobrepasando los 10 de altura” destaca Efrén Avilés Pino en su Enciclopedia del Ecuador.[3]

La construcción de tolas se extendió por todo el litoral; servían de base para adoratorios y el enterramiento de cadáveres destaca Jacinto Jijón y Caamaño.

La cultura de Las Tolas marca el apogeo de la orfebrería en la costa, señala Víctor Manuel Rendón. Crearon hermosas joyas de oro, plata y cobre dorado. De una sola tola excavada casualmente en el sitio “Balao Chico”, Guayas, se extrajeron piezas avaluadas en más de USD2 millones que se encuentra en el Museo de Oro de la CCE del Guayas.

Vale destacar la construcción de “camellones” para utilizar en la agricultura los extensos terrenos anegadizos de la cuenca del Río Guayas. Los camellones son bancos de tierra, artificiales, construidos en terrenos anegadizos. Olaf Holm, en sus estudios sobre esta Cultura ha contado más de 50.000 hectáreas de estas infraestructuras agrícolas en tiempos precolombinos para cuya construcción debieron mover millones de metros cúbicos de tierra con mano de obra y herramientas precolombinas. Holm, pregunta: ¿Cuál habrá sido la organización social capaz de ejecutar semejante obra?[4]

LA CULTURA MANTEÑA – HUANCAVILCA, es la última cultura precolombina en el litoral ecuatoriano. Es la cultura del encuentro. Son los primeros en observar las naves españolas y en sufrir la destrucción de Jocay, la ciudad nativa, centro de la Liga de Mercaderes, de la Confederación Manteña y del adoratorio de la diosa Umiña.

Por las evidencias arqueológicas y las crónicas de los españoles, esta cultura se extendía desde la actual Bahía de Caráquez hasta la Isla Puná, en el sur.

Los investigadores destacan Los Manteños del sur conocidos como Huancavilcas; y Los Manteños del norte que integraba tres Señoríos: Salangome, Jocay y Picoazá. De ellos hablaremos más detenidamente.

Cronológicamente se ubica entre el año 500 de nuestra era hasta 1534 con la fundación de Portoviejo. Durante ese milenio las manifestaciones de su cultura, a través de los nativos reagrupados después de la Conquista, durante la Colonia, su presencia durante la República y sus reconocimientos en este siglo XXI nos obligan a compartir estas investigaciones históricas que esperan sus aportes y opiniones. (Josar, 2017-09-10 / Continúa)

Bibliografía y referencias:

AVILÉS PINO, Efrén, “Cultura Milagro-Quevedo”, Enciclopedia del Ecuador, http://www.enciclopediadelecuador.com/historia-del-ecuador/cultura-milagro-quevedo/

GARCÍA CAPUTI, Mariella (2016), “Los 10.000 años del Antiguo Ecuador: Historia de sus pueblos a través de su arte y su ciencia”, Seminario de actualización continua en arqueología, CONAH-ESPOL, Guayaquil, Ecuador.

HUERTA RENDÓN Francisco (1969), “Historia del Ecuador”, Publicaciones Educativas Ariel, 4ta edición, Imprenta Cronograf, Guayaquil, Ecuador.

JIJÓN Y CAAMAÑO, Jacinto, (1941) “El Ecuador Interandino y Occidental antes de la conquista castellana”, Editorial ecuatoriana, Quito, Ecuador.

MARCOS PINO, Jorge G. (2000), “Arqueología de la antigua provincia de Manabí”. Ediciones del Banco Central del Ecuador, Dirección regional de museos, Guayaquil, Ecuador.

HOLM, Olaf (1983), “Cultura Milagro – Quevedo”, Imprenta Cromos S.A., Editado por Museo Antropológico y Pinacoteca del Banco Central del Ecuador, Guayaquil.

[1] HOLM, Olaf (1983), “Cultura Milagro – Quevedo”, Imprenta Cromos S.A., Editado por Museo Antropológico y Pinacoteca del Banco Central del Ecuador, Guayaquil.

[2] Huerta Rendón, Franciso (1969), “Historia del Ecuador”, Publicaciones Educativas Ariel, 4ta edición, Imprenta Cronograf, Guayaquil, Ecuador.

[3] http://www.enciclopediadelecuador.com/historia-del-ecuador/cultura-milagro-quevedo/

[4] HOLM, Olaf (1983), “Cultura Milagro – Quevedo”, Imprenta Cromos S.A., Editado por Museo Antropológico y Pinacoteca del Banco Central del Ecuador, Guayaquil.

Los Manteños y su cultura en la ciudad de Manta del siglo XXI. – 3 –

LOS MANTEÑOS Y SU CULTURA EN LA CIUDAD DE MANTA DEL SIGLO XXI.  TEMA 3: PERÍODO DE DESARROLLO REGIONAL.

Por Joselías Sánchez Ramos.  /  Manta, 2017-09-08.  /  sjoselias@gmail.com  /  

Hola amigos. Manta está aquí y ahora. Es tu pueblo, un pueblo que resume pasados, vive presentes y configura futuros.

En su pasado encontramos a Los Manteños, cuya cultura asume los conocimientos y experticias tecnológicas de las culturas que los precedieron desde el año 10.000 AdC. El primer periodo, el Período Formativo abarca hasta el año 500 AdC. Ahora, vamos a repasar el siguiente Periodo de Desarrollo Regional.

PERIODO DE DESARROLLO REGIONAL

El Desarrollo Regional transcurre entre los años 500 AdC hasta el 500 DdC tiempo durante el cual, en Manabí, destacan las Culturas Guangala, Bahía, Jama-Coaque, y La Tolita. Es el periodo de los “Señoríos de la costa y de las diferencias sociales”.

En sus estudios, Olaf Holm señala que los arqueólogos interpretan este período “como una serie de diferentes señoríos que ha sido denominados: Jambelí, en la provincia de El Oro, Isla Puná y la costa norte del golfo de Guayaquil; Guangala, que llega hasta Manabí Central; la cultura Bahía hasta la bahía de Caráquez; la Jama-Coaque hasta el cabo de San Francisco y, más al norte aún la de La Tolita que sobrepasa la frontera actual de Colombia, para allá formar la cultura conocida como Tumaco/Mataje.[1]

“Este periodo se caracteriza por la formación de una serie de grupos culturales que se pueden denominar por su organización social, como “señoríos” en cada uno de los cuales, muy probablemente, uno de los señores se elevó a mayor rango, conservando a los demás dentro de un territorio determinado bajo su dominio. Comparando los señoríos entre sí, hay elementos suficientes para señalar fronteras culturales porque existen marcadas diferencias, aunque también tienen varios rasgos en común. Los linderos culturales que determina la arqueología a través de los vestigios materiales nunca permitirán hablar de fronteras exactas o formación de “nacionalidades””, destaca Víctor Arellano P., del Museo Municipal de Guayaquil.[2]

Estos pueblos trascienden por sus conocimientos y experticias tecnológicas, organización social, cosmovisión religiosa, consolidación de la artesanía, desarrollo de la metalurgia, la masificación de la agricultura con obras de infraestructura agrícola.

Durante este periodo el ámbito territorial es más amplio evidenciando una vida urbana estable con una organización social estratificada entre aristócratas, sacerdotes y el pueblo.

Su cosmovisión religiosa los impulsa a construir templos, tolas (tierra amontonada en grandes lomas de tamaño variable) funerarias y centros religiosos que también son lugares para las artesanías, alfarería, textilería, elaboración de adornos como símbolos de poder y una variedad de cerámicas y figurines con estilos sorprendentes y fantásticos que testimonian los cambios que tienen lugar en este periodo. Se desarrolla la metalurgia con la fundición de piezas de oro, plata y cobre, minerales logrados a través del intercambio y el comercio con otros pueblos lejanos y cercanos, a través de las rutas de intercambio y la navegación.

Esta diversidad de artesanos, comerciantes y agricultores establece la estratificación de las sociedades en las varias clases sociales que se identifican por sus vestidos y adornos de acuerdo a la jerarquía social.

Dos fases del desarrollo regional se perciben en este periodo.

Una primera fase, aproximadamente, entre los 500 a los 250 años AdC. Destacan las culturas Guangala, Bahía y La Tolita.

La Cultura Guangala se extendió por las playas y territorios cercanos desde el sur de Manabí hacia Santa Elena ocupando la mayor parte de la Península. Sus poblados en la desembocadura de los ríos y pequeños caseríos en el bosque seco. Su cerámica destaca por los colores rojo, anaranjado y negro. Trabajan en piedra y cobre Su principal tecnología es la construcción de diques de tierra y albarradas para recolectar el agua de las lluvias estacionales para regar sus cultivos.

La Cultura Bahía ocupó los territorios que se extienden desde las estribaciones de la cordillera de los Andes hasta el Océano Pacífico; y desde Bahía de Caráquez, hasta el sur de Manabí. Sociedad de chamanes y comerciantes con intercambios a la larga distancia por mar y tierra. Fueron grandes navegantes y agricultores. Elaboran sellos para pintarse el cuerpo, trabajan en piedra, metales, conchas, huesos, madera e hilos para sus tejidos. Sus figuras de barro llegan a medir hasta 80 cm. Su principal santuario estaba en la Isla de La Plata. En 1966, uno de sus adoratorios fue encontrado en la playa de Los Esteros de Manta. Sus poblados muestran innumerables montículos de tierra (tolas) y plataformas sobre las que levantan templos y viviendas.

La Cultura Tolita desde la desembocadura del Río Esmeraldas hasta la bahía de Buenaventura en Colombia. Su más notable vestigio es el centro ceremonial ubicado en la Isla de La Tolita. Su nombre está vinculado a los restos encontrados en las tolas. Fueron ceramistas de gran decoración y desarrollaron la metalurgia trabajando piezas y ornamentos de cobre, oro, plata, platino y tumbaga (una mezcla de oro y cobre que fue usado extensivamente por los nativos en Colombia), habilidades y técnicas que llegaron a su máximo esplendor en la primera mitad del periodo.

Al final de esta primera fase, alrededor de los años 250 AdC aparece la cultura Jama-Coaque.

La segunda fase abarca hasta los años 500 DdC y marca el fin de este Período de Desarrollo Regional, con la desaparición de las Culturas Guangala, Bahía y La Tolita, mas no así́ la Cultura Jama-Cuaque que pasa a una segunda fase con su estilo cerámico.

La Cultura Jama-Coaque habitó el norte de Manabí, desde Bahía de Caráquez hasta el cabo de San Francisco en Esmeraldas. Habitan una zona de colinas boscosas y extensas playas donde desarrollan el intercambio a largas distancias por mar y tierra. Fueron buenos navegantes. Desarrollan el arte de la cerámica con hermosas figuras que permiten identificar sus casas, embarcaciones, ceremonias, formas de vestir y las distintas clases sociales como caciques, sacerdotes, guerreros, músicos, pescadores, hechos cotidianos y animales, etc. Su indumentaria demuestra un avanzado dominio de la textilería. Entre sus principales estudiosos podemos citar a Emilio Estrada, Betty Meggers y Olaf Holm.

Los Señoríos de la Costa de este periodo, darán paso a sociedades más complejas que crearán ciudades y Estados, como veremos en el siguiente período de “Integración”, durante el cual surgirá la Cultura Manteña. (Josar, 2017-09-08 / Continúa)

Bibliografía y referencias:

ALVAREZ, Aurelio; ALVAREZ, Silva G.; FAURÍA, Carmen; MARCOS, Jorge G. (1995), “Primer Encuentro de Investigadores de la Costa Ecuatoriana en Europa”. Ediciones Abya Yala, Ecuador.

ARELLANO, Víctor Hugo, “Desarrollo Regional”, http://museodeguayaquil.com/index.phpoption=com_content&view=category&layout=blog&id=52&Itemid=226.html

ESTRADA, Emilio, (1958), Las culturas pre-clásicas, formativas o arcaicas del Ecuador. Publicaciones del Museo Víctor Emilio Estrada, Guayaquil.

GARCÍA CAPUTI, Mariella (2016), “Los 10.000 años del Antiguo Ecuador: Historia de sus pueblos a través de su arte y su ciencia”, Seminario de actualización continua en arqueología, CONAH-ESPOL, Guayaquil, Ecuador.

HUERTA RENDÓN Francisco (1969), “Historia del Ecuador”, Publicaciones Educativas Ariel, 4ta edición, Imprenta Cronograf, Guayaquil, Ecuador.

MARCOS PINO, Jorge G. (2000), “Arqueología de la antigua provincia de Manabí”. Ediciones del Banco Central del Ecuador, Dirección regional de museos, Guayaquil, Ecuador.

HOLM, Olaf (1983), “Cultura Milagro – Quevedo”, Imprenta Cromos S.A., Editado por Museo Antropológico y Pinacoteca del Banco Central del Ecuador, Guayaquil.

[1] Olaf Holm (1983) “Cultura Milagro – Quevedo”, Imprenta Cromos S.A., Editado por Museo Antropológico y Pinacoteca del Banco Central del Ecuador, Guayaquil.

[2] Desarrollo Regional, http://museodeguayaquil.com/index.phpoption=com_content&view=category&layout=blog&id=52&Itemid=226.html

Los manteños y su cultura en la ciudad de Manta del siglo XXI. – 2 –

LOS MANTEÑOS Y SU CULTURA EN LA CIUDAD DE MANTA DEL SIGLO XXI.  TEMA 2: PERÍODO FORMATIVO.

Por Joselías Sánchez Ramos. /  Manta, 2017-09-07. /  sjoselias@gmail.com  /  

Hola amigos. Manta está aquí y ahora porque es un pueblo que resume pasados, vive presentes y configura futuros.

La Cultura Manteña es su pasado. Es la cultura nativa en cuyo territorio se instalan los españoles desde el 12 de marzo de 1535 al fundar la villa de San Gregorio de Portoviejo.

Muy grave fue la presencia de los españoles que, en tan sólo 9 años, desde 1526 a 1535, desarticulan una civilización que se fragua a lo largo de un milenio.

Los cronistas de la conquista hacen detalladas descripciones de la riqueza y del urbanismo de los grandes pueblos de la faja costera de Manabí. Uno de ellos, el antropólogo y arqueólogo ecuatoriano, Dr. Jorge G. Marcos, así lo consigna en su obra, “Arqueología de la antigua provincia de Manabí”[1], publicación del Centro de estudios arqueológicos y antropológicos  de la ESPOL (CEAA-ESPOL) de Guayaquil, editado por el Banco Central del Ecuador, en el año 2000.

El territorio manabita, caracterizado por su biodiversidad, es el escenario de un largo proceso de perfeccionamiento cultural, en el que se distinguen tres periodos establecidos por estudios científicos y aceptados por la comunidad internacional: Período formativo, Periodo de desarrollo regional y Periodo de Integración. Así lo afirman Meggers, Betty Jane.; Evans, Clifford; y, Estrada, Emilio, en la obra “Early Formative Period of the Coastal Ecuador: The Phases of Valdivia and Machalilla”[2] (Período Formativo Temprano del Ecuador Costero: Las Fases de Valdivia y Machalilla), que el Smithsonian Institution, de Washington D.C., USA, publica en 1965.

PERIODO FORMATIVO.

El primero es el Periodo Formativo, un largo período de tiempo que transcurre desde los 10.000 hasta los 500 años antes de Cristo. Este periodo incluye a las culturas Valdivia, Machalilla y Chorrera. Son los agro alfareros aldeanos del inicio de la historia costera del Ecuador.

En este periodo surge la neotilización o revolución neolítica caracterizada por una transformación radical de la forma de vida de los primeros nativos que dejan el nomadismo para convertirse en sedentarios. Estos pueblos articulan un proceso complejo para pasar de una economía de subsistencia basada en la caza y recolección, a una economía de producción basada en la agricultura y ganadería.

Durante este proceso fueron articulando la domesticación de las plantas (agricultura) y de los animales (ganadería) cuya característica básica es el sedentarismo y con ello el establecimiento de aldeas permanentes en las cuales van a surgir las relaciones de parentesco político y ceremonial, la percepción del tiempo cíclico por las actividades agrícolas y la percepción del territorio en el cual está viviendo.

Surge la producción de la cerámica y su incorporación al uso común así como las redes de intercambio con otros poblados cercanos y posterioremente va a surgir la navegación fluvial y marítima, actividades que van integrando a pueblos diferentes a través del intercambio.

Todos estas actividades van modificando la conducta de los nativos, cambios mentales que se configuran en sus creencias religiosas creando un mundo simbólico en el “cosmos” del territorio en el cual está viviendo.

Iván Matellanes, en su estudio sobre “La neolitización para la historia de la humanidad” publicado en la Revista de Humanidades Sarasuati (2009)[3] sostiene:

“Lo que el hombre vio en los cereales, lo que aprendió en el trato con ellos y lo que le enseñó el ejemplo de las semillas que pierden su forma bajo la tierra ha sido una lección decisiva en la historia de la humanidad. La agricultura ha revelado al hombre la unidad fundamental de la vida orgánica. Las síntesis mentales más importantes tienen su origen en la revelación de la vida rítmica y de la muerte entendida como regresión. Estas síntesis mentales, gracias al descubrimiento de la agricultura, han sido esenciales para la evolución de la humanidad”.

Los estudios arqueológicos del Ecuador antiguo en el litoral precolombino evidencian que el homo sapiens llega a este territorio hace unos 10.000 años AdC. Que hacia los 8.000 años AdC se configura como cultura Las Vegas que, en el período formativo conformará cultura Valdivia donde comienza la “efervescencia cultural” de la costa ecuatoriana, es la cultura con cerámica más antigua de las hasta ahora conocidas en el Abya Yala.

El Dr. Jorge Marcos afirma el surgimiento progresivo de la agricultura, de la formación de las aldeas, de las redes de intercambio, no sólo de productos agrícolas sino de materia prima y bienes de prestigio como la concha spondylus.

Todo este largo proceso nos conducirá a la cultura Manteña, una sociedad estatal y mercantil que sufrirá el encuentro con la cultura española, en alta mar, frente a la costa norte de Manabí, el 26 de septiembre de 1526. (Joselías, 2017-09-07 / Continúa)

Bibliografía:

Betty j. Meggebs, Clifford Evans, and Emilio Estrada (1965), “Early Formative Period of the Coastal Ecuador: The Phases of Valdivia and Machalilla”, Smithsonian Institution, Washington D.C., USA.

García Caputi, Mariella (2016) “Los 10.000 años del Antiguo Ecuador: Historia de sus pueblos a través de su arte y su ciencia”, Seminario de actualización continua en arqueología, CONAH-ESPOL, Guayaquil, Ecuador.

Matellanes, Iván (2009) “La neolitización para la historia de la humanidad”, Revista de Humanidades Sarasuati, España. http://www.sarasuati.com/wp-content/uploads/downloads/2012/04/Sarasuati.2009.01.pdf

Marcos Pino, Jorge G. (2000) “Arqueología de la antigua provincia de Manabí”. Ediciones del Banco Central del Ecuador, Dirección regional de museos, Guayaquil, Ecuador.

[1] Marcos Pino, Jorge G. (2000) “Arqueología de la antigua provincia de Manabí”. Ediciones del Banco Central del Ecuador, Dirección regional de museos, Guayaquil, Ecuador.

[2] Betty j. Meggebs, Clifford Evans, and Emilio Estrada (1965), “Early Formative Period of the Coastal Ecuador: The Phases of Valdivia and Machalilla”, Smithsonian Institution, Washington D.C., USA

[3] http://www.sarasuati.com/wp-content/uploads/downloads/2012/04/Sarasuati.2009.01.pdf