Hombres de mi pueblo Identidad

Manta, ciudad de pescadores.

Manta es una ciudad de pescadores porque se asienta a orillas del mar Pacífico, sus habitantes nativos son expertos pescadores y la economía de la ciudad se sustenta en las actividades pesqueras.

MANTA, CIUDAD DE PESCADORES.

Joselías Sánchez Ramos. / sjoselías@gmail.com / 2020-06-14

Hola amigos. ¿Por qué Manta es una ciudad de pescdores?. Simple.

Primero, porque es una ciudad oceánica a orillas del mar Pacífico.

Segundo, porque sus habitantes nativos, navegantes y pescadores, son los señores del mar y herederos del arte de la pesca con más 5.000 años de antigüedad.

Tercero, porque la economía de Manta se sustenta en la pesca y hace ricos a muchas personas que invierten en barcos y/o en la industria procesadora que exporta a todos partes del mundo. Cuarto, porque la pesca da de comer a todos, sustenta la gastronomía manabita y es un soporte para el turismo.

CHOLO PESCADOR.

Simple, eh, entonces el cholo pescador, heredero del territorio de la ciudad, dueño del mar y de la pesca, debiera ser socialmente considerado con respeto, buen trato en su trabajo y atenciones sociales.

Lo extraño es que ocurre lo contrario. Tal vez, los habitantes de Manta no se percatan de este hecho por la cultura social imperante.

El cholo pescador es tratado con irrespeto y discrimen social. El cholo pescador es el “manteño“, identificado con la historia nativa precolombina. El resto de los habitantes de la ciudad se llaman, así mismos, “mantenses“.

CORONAVIRUS.

El coronavirus ha mostrado una faceta interesante de la vida social de Manta.

Recordemos que la pandemia del coronavirus obliga al gobierno nacional a declarar la emergencia sanitaria nacional y luego el estado de excepción con el aislamiento obligado para evitar el contagio y la muerte. Pero, qué sucede en Manta.

Primero. Las fábricas de pescado, a pesar de todo aquello, obligan que sus trabajadores acudan al trabajo. Las denuncias son alarmantes porque no se guardan las restricciones establecidas y el contagio se propaga. La excusa es simple. Hay que producir para alimentar a la población. Un argumento pueril para empresas que tiene stock para la exportación mientras el puerto permanece cerrado y no llegan ni los cruceros.

Segundo. Los armadores convocan a los pescadores y las embarcaciones zarpan de pesca, con los permisos de la capitanía  del puerto.

Las familias de los pescadores se alarman porque, a más del aislamiento obligado por el gobierno, suben a bordo sin las protecciones adecuadas y donde no se cumplirá el distancimiento social. Conclusión: los pescadores y tripulantes mantenses reportan que están contagiados; desde Perú hacia Ecuador, en Posorja donde los aislan, en Manta donde los ponen en cuarentena en los propios B/P o desde la Polinesia Francesa.

“Es en medio de este desaguisado que se desata la ola de contagio comunitario entre los pescadores de la flota atunera en la que ya suman varios fallecidos, entre ellos varios capitanes de barco“, reporta desde Nueva York el periodista David Ramírez.

Tercero. Cuando la situación se vuelve incontenible por el número de contagiados y las muertes, surge una tardía decisión para atender a los pescadores.

Con fecha 12 de mayo, David Ramíres, reporta: “Es una infamia que hayan tenido que morir tantos pescadores y capitanes de barco para recién este martes -por presión ciudadana- el alcalde informara haciendo énfasis que (SIC): “El Ministerio de Salud Pública (MSP), responsable del manejo del COVID-19 en Ecuador, nos ha comunicado el siguiente protocolo que junto a la Capitanía del Puerto tienen definido para nuestra gente del mar”.

Cuarto. Con una buena gestión del alcalde y las empresas pesqueras se equipa el Centro Geriátrico para atender a los pacientes del Covid-19. Excelente.

Se esperaba que los pescadores contagiados con el mortal coronavirus vayan al Centro Geriátrico financiado por las empresas pesqueras, pero, la autoridad dispone que esos pescadores contagiados con el Covid-19, sean “confinados“ en el Centro de aislamiento de El Aromo, implementado en las casas de la Refinería del Pacífico en las que el MSP, según información del Distrito de Salud, ha asignado dos médicos y dos enfermeras quienes atenderán a los pacientes que lleguen hasta el lugar.

ÉLITES MANTENSES

Interesante lo que nos revela el coronavirus. En Manta existe el discrimen social oculto bajo el falso concepto del desarrollo de la ciudad y de los apellidos pomposamente asumidos como de élite social que invierte para dar trabajo, lidera las instituciones, financia las campañas políticas y elige alcaldes, élite a quienes los periodistas entrevistan y mantienen el statuo quo.

El coronavirus nos ha mostrado el discrimen de las élites de Manta hacia el cholo pescador y para los más desposeidos a quienes regala paquetes de alimentos, ahora en el coronavirus  también lo hizo en las primeras semanas del terremoto 16-A.

Un estudio social sobre la Manta de la base aérea norteamericana, radiograficó la realidad social de esta ciudad, estudio al que no se le prestó atención porque todos estaban preocupados de defender o sacar la base de la FOL.

Dice: “Los habitantes que se autodenominan “mantenses“ son aquellos que se sienten mestizos blancos, descendientes de las constantes migraciones a la ciudad, éste término tiene un significado relacionado con la modernidad, con el desarrollo, con el comercio de ultramar; a diferencia, el término “manteños“ está relacionado con la cultura precolombina asentada en Manta y cotidianamente es utilizado por aquellos que se sienten pertener al grupo social más desposeído de Manta: generalmente lo mencionan los pescadores artesanales y habitantes ubicados en Los Esteros, Tarqui y los pequeños comerciantes informales.“

Un tema de análisis para sociólogos, periodistas, maestros y políticos porque Manta es una ciudad de pescadores. (Joselías, 2020-06-17)

Soy la vida hasta que muera. Historiador y cronista de Manta - Jocay, mi ciudad puerto de Manabí, Ecuador. Periodista - Docente en la Universidad Laica Eloy Alfaro de Manabí, Ecuador - Mis estudiantes me llaman "Maestro de la sonrisa eterna". Mi Facultad me declara "Patriarca de la Facco". Para mis lectores soy un "Diálogo con Joselías". Soy amante de la vida, río a carcajadas, con Cecilia somos una familia de cuatro hijos y nueve nietos, por ahora. Bailamos "chévere". Nací junto a las olas, vivo frente al mar, converso y río con mis padres que siguen iluminando mi vida aunque estén muertos. Mis hijos son maravillosos. Cada uno de ellos me llena de asombros. Los amigos son libros abiertos para la descontextualización de la relación humana. Proclamo la paz y respeto la diversidad.

0 comments on “Manta, ciudad de pescadores.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: