Archivo de la categoría: Terremoto 16A

Objetivos y ejes temáticos del Encuentro Manta 16-A.

CIRCULAR Nº 2:

El II ENCUENTRO 16 A: “MANTA, EL TERREMOTO Y SU PROYECCION COMO CIUDAD EN EL SIGLO XXI”, se realizará los días 15, 16 y 17 de abril del 2018 en el Museo Centro Cultural Manta ubicado frente al Malecón Escénico de Manta.

El evento incluye una exposición de libros de la Asociación de Escritores de Manta (ASESMAN) desde el 15 al 23 de abril (Dia Internacional del Libro) y presentación de obra de teatro del Grupo de Teatro Jocay

OBJETIVOS DEL ENCUENTRO

El Encuentro, a más de evocar el terremoto, conocer sus efectos y obras tres años después, se plantea CUATRO OBJETIVOS para reflexionar, comprender y proponer una proyección de Manta como ciudad en el siglo XXI. Es lo que ha motivado a los organizadores. Es lo que ha comprometido a los ponentes y conferenciantes.

  1. Reconocer que existe un antes y un después del terremoto que la ciudad debe asumir para mantener el bienestar colectivo y/o buen vivir.
  2. Evocar la tragedia y el desastre posterior para mantener viva en la memoria colectiva las lecciones del terremoto 16 A.
  3. Conocer el estado actual de las zonas afectadas por el terremoto del 16 de abril de 2016 revisando las obras de recuperación y reactivación económica que, desde la iniciativa e inversión pública y/o privada se ha realizado en la denominada zona cero.
  4. Presentar, desde la visión de reconocidos profesionales, una nueva perspectiva para Manta como ciudad en el siglo XXI.

EJES TEMÁTICOS DEL II ENCUENTRO 16 A

Estos objetivos se cumplirán a traves de dos conferencias magistrales y 20 ponencias vinculadas con los siguientes tres ejes temáticos:

  1. Manta y el terremoto.
  2. Manta, tres años después del terremoto.
  3. Manta, su proyección como ciudad en el siglo XXI.

Se espera que los lideres políticos y de opinión, dirigentes institucionales, académicos e investigadores, medios de comunicación, periodistas y ciudadanos interesados en el futuro de la ciudad participen en este Encuentro Manta 16-A.

Joselías Sánchez Ramos
Director ejecutivo del Encuentro
2019-03-28

Tarqui (Manta) y los 300 millones que saltan por “ociosos“.

Reconstrucción del terremoto.

300 MILLONES SALTAN POR “OCIOSOS“.

Joselías Sánchez Ramos. sjoselias@gmail.com / 2018-01-17.

Mientras se llevan 300 millones de dólares “ociosos“ de los fondos de la reconstrucción de Manabí y Esmeraldas, Tarqui, la llamada zona cero de Manta, sigue en la indigencia.

El desastre causado por el terremoto sólo ha servido para las declaraciones rimbombantes de dos gobiernos, uno que se fue y otro en el poder.

NUEVO TARQUI.

Se gastaron 13 millones para construir el llamado “NUEVO TARQUI“ donde los postes eléctricos ya comienzan a caerse y muchos comerciantes abandonan los locales por asfixiantes e inadecuados.

Poste caido

Tanta alharaca para decirle al país que se había reconstruido un nuevo Tarqui como si los comerciantes de portales, calles y aceras fueron los habitantes de Tarqui.

MANTENSES DE TARQUI.

Los mantenses de Tarqui son los consumidores, son las personas sin las cuales no habría comercio. Los mantenses de Tarqui son los pescadores, artesanos, mecánicos, profesores, boticarios, hoteleros, trabajadores turísticos, comerciantes con tiendas en sus casas, empresarios que levantaron sus negocios en sus propios terrenos, fonderos, cocineros y cocineras, vendedores de helado y granizados desbuchadores, trabajadores que nacieron allí, que construyeron sus casas y convivían con sus familias.

Ellos perdieron todo. Pero ellos no se fueron a los albergues, se refugiaron con sus familias en los otros barrios que no sufrieron la destrucción, se quedaron allí, entre ruinas cuidando los restos de sus enseres.

Los funcionarios del gobierno, ocupados en la “pose“ para las fotos de los periódicos nunca vieron sus lágrimas, nunca escucharon los gemidos en las solitarias noches del desastre. Solo sumaban los números de las personas de los albergues.

Solo personal del ejército repartía la poca comida de las listas que los dirigentes barriales, que desconocen sus barrios, les entregaban. La comida, en las bodegas, se dañó; en una bodega del párroco de Tarqui, miles de botellas de agua se dañaron. Se retaceaba el reparto.

VIVIENDAS
Tarqui, casita Miduvi

 

Las noticias por la entrega de casitas llena los periódicos, las radios las replican, las televisoras las muestran.

Pero, los damnificados y sobrevivientes de Tarqui, no existen para los funcionarios del gobierno. Parece no formar parte de la ciudad de Manta. Ellos no están en la lista.

Y los que vivían alquilando, o los que vivían con sus familias en casa de sus padres y que no tenían escrituras, fueron anotados para darles una casita. Hasta ahora los llaman. Ni los llamarán. Las listas fueron borradas. Las Manuelas hicieron otras listas para la campaña electoral.

Caminen por las calles de los suburbios de Tarqui, como dice Luis Agustín, quien vive en la calle Portoviejo y Guaranda.

Si un mantense de Tarqui quiere ampliar esa casita que le dio el MIDUVI, los funcionarios los amenazan con quitárselas.

Es sorprendente. En este país del “buen vivir“ se impide que la gente quiera vivir con más holgura. Si tiene plata para construir, el gobierno no debe darles casa; si amplia la casa se la quitamos.

Mi compadre Timoteo dice que el miedo no es como el susto. El susto del terremoto duró pocos segundos. El miedo que imponen los servidores públicos es para largo. Los del Miduvi ya andan cobrando lo de las casitas, dice la gente de la vieja Tarqui.

300 MILLONES.

Manabí sorprendente. Parece cuento, pero es cierto. El gobierno se lleva 300 millones de dólares de los fondos de la reconstrucción, “por ociosos“. Aunque tardó un poquito, vino el consabido “berreo“. La presión los hizo retornar. Las dudas generan muchos comentarios.

Lo sorprendente es que el Ministro de Finanzas, muy orondo, lo declara en Manabí.

Don Carlos Bernal dice que renuncia la Secretaría Técnica del Comité del Comité de Reconstrucción y Reactivación Económica de Manabí y Esmeraldas, porque el Ministro de Finanzas no asignó recursos para la construcción de 4.540 viviendas para damnificados.

Sin embargo, Ecuador Estratégico se gasta cerca de 100 millones para construir un carril sobre las vías urbanas de Manta, dizque para sacar la carga del puerto de Agunsa/TPM, pero no invierte 30 millones para rehabilitar el aeropuerto Eloy Alfaro ni contrata el alcantarillado de aguas lluvias para Tarqui. Dinero ocioso. Dinero que gastan en todo menos en la reconstrucción de lo destruido por el terremoto.

El terremoto es ya una leyenda urbana. Los damnificados que vean como resuelven su vida. El dinero de la reconstrucción salta entre la ociosidad y las obras obesas de intereses ocultos.

Tarqui vive en las ruinas

Bomberos de mi pueblo: Gracias.

Gracias bomberos de mi pueblo

Joselías Sánchez Ramos. / sjoselias@gmail.com / Manta, 2017-10-10.

10 de octubre: Día del bombero ecuatoriano.

22448085_10214374086616081_7138469954721141645_n

Fecha propicia para saludar con honor, respeto y gratitud a los bomberos y bomberas de mi pueblo, a su distinguido Comandante en Jefe y valerosos oficiales.

Hace 127 años en la pequeña parroquia de 1890 se funda el Cuerpo de Bomberos de Manta.

Durante este siglo y más de un lustro, los mantenses hemos mirado con asombro y reconocimiento innumerables acontecimientos y sus trágicas consecuencias en las que, de mil maneras, los bomberos se han configurado en la memoria colectiva como héroes populares que, a más de enorgullecer a sus familias, se convierten en símbolos de valor humano.

Esta memoria colectiva sustenta a la memoria histórica que se transforma en una evocación volcada hacia el presente. En este presente conviven con el valor simbólico de las acciones colectivas que los pueblos recuerdan con pasión y gratitud.

Así lo hizo el pueblo de Tarqui, el pasado 10 de octubre de 2016, al rendir gratitud pública al Benemérito Cuerpo de Bomberos reconociendo su heroicidad durante la catástrofe del 16 de abril.

En fechas como esta, las comunidades se detienen para celebrar el “Día del Bombero”. Es una fecha de valor del presente y una oportunidad para vislumbrar el futuro.

El maestro colombiano, Dr. Germán Fierro Medina, mi maestro de cultura social, explica que estos actos celebratorios fortalecidos por la tradición le dan nuevos sentidos al colectivo social y al romper lo cotidiano marcan un ritmo social y cultural que afirma las identidades.

El bombero mantense como una identidad cultural. La identidad de quien soy, la cultura de lo que soy.

Quienes ejercen esta tarea en nuestra sociedad son bomberos superiores. 

Su identidad es que son bomberos como todos los bomberos del mundo, pero su cultura es ser superior, tener una vida de calidad, es decir, ser cada día mejores y para lograrlo están en constante ejercicio de su responsabilidad y en permanente aprendizaje de nuevas destrezas y tecnologías para cumplir su encargo social.

Es el perfil profesional, es la identidad cultural del bombero mantense.

La comunidad reconoce al bombero como una persona que se dedica a extinguir incendios utilizando diversos medios, entre ellos la motobomba. Esta visión tradicional nos viene desde la antigua Roma donde se asegura se crea el primer servicio contra incendios.

Con esta visión se crea el Cuerpo de Bomberos de Manta el 6 de agosto de 1890, hace 127 años. Vale recordar la fecha para enfatizar que la institución bomberil es más antigua que el Municipio de Manta cuya celebración cantonal recién alcanza los 95 años.

Con el paso del tiempo las responsabilidades del bombero se vuelven más complejas dado que, a su responsabilidad de extinguir incendios para salvaguardar los bienes materiales se suma la de proteger la vida humana

Los bomberos de Manta son reconocidos en la ciudad por esta extraordinaria labor de salvaguardar la vida humana.

Múltiples y enormes son los comentarios ciudadanos quienes se muestran orgullosos de sus bomberos porque cuando hay accidentes en los que peligra la vida humana los paramédicos del Cuerpo de Bomberos llegan primero que la policía, comentario que no menoscaba el valor de la Policía Nacional, sino que reconoce la nueva responsabilidad social de los bomberos.

El bombero es un personaje heroico que asume voluntariamente su tarea. En el cumplimiento de su deber sufre y muchas veces perece. Sin embargo, nadie se fija en este sacrificio.  El bombero es un héroe silencioso.

TARQUI. GRATITUD.

Hace un año, el 10 de octubre de 2016, los vecinos de la Zona Cero de Manta se reunieron para, en acto público tributar homenaje y gratitud a los bomberos de Manta.

Ese homenaje surgió de la voluntad libre y soberana de la Junta de Vecinos de la Zona Cero de Mana.

Ellos fueron testigos de la oportuna intervención de los bomberos de Manta desde los primeros minutos posteriores al terremoto del 16 de abril de 2016.

Fueron los primeros en llegar, los últimos en irse de la Zona Cero. Llegaron y se quedaron hasta el agotamiento.

Algunos vecinos, expresaron:

“Escarbaron los escombros, sacaron a nuestros familiares fallecidos y rescataron a los vivos que quedaron atrapados.

“Más allá de eso, cuando policías y militares acordonaron los espacios y nos impedían sacar nuestros enseres de casa, equipos que necesitábamos para vivir, fueron ellos, los bomberos, quienes cargando nuestras cosas las sacaron de las viviendas y nos las entregaron”

LOS BOMBEROS Y LA VIDA.

Los bomberos de Manta también han superado la tradicional misión de combatir los incendios. Su misión va más allá, su misión es ahora, proteger la vida, vida que se desenvuelve en el ambiente de la naturaleza.

Desde el 2008, Ecuador se convierte en un Estado constitucional de derechos y justicia. En esta constitución se protegen los derechos humanos, pero también se protegen los derechos de la naturaleza.

La vida es un derecho constitucional. Por tanto, hablamos de la vida, de esta energía vital que alienta al universo, de nuestra vida humana y de la vida de los seres de la naturaleza.

La misión del bombero de hoy es trascendental, histórica, es una misión cósmica, su misión es proteger la vida, es proteger el ambiente donde se desarrolla la vida.

Le corresponderá al bombero del siglo XXI proteger y defender la vida, la vida humana, la vida del ambiente o de la naturaleza para superar la exclusión e inequidad que atentan contra la humanidad.

Los bomberos de Manta a lo largo de estos 127 años han sumado experiencias y sacrificios que justifican plenamente este homenaje en su Día clásico. Su presencia vive en la memoria colectiva del pueblo de Manta, allí vive su heroicidad y sacrificio.

Al bombero de Manta, a este héroe silencioso que, entre los grandes es el más bueno, valeroso, tierno; que entre los nobles es fuerza, arrojo, abnegación; a este bombero del pueblo, en su día, “Día del bombero ecuatoriano”, saludamos con reconocimiento y emoción.

HOMENAJE.

Desde la zona cero de Manta, desde Tarqui, rendimos homenaje a todos los hombres y mujeres bomberos que ayudaron a las familias porteñas que sufrieron la horrible tragedia del terremoto del 16 de abril de 2016.

Los bomberos son apóstoles de la vida; son guardianes de los derechos de la naturaleza. Ellos son los mecenas del buen vivir. (Josar. Manta, 2017-10-10)

Tarqui, 12 meses después del 16 A.

Tarqui, 12 meses después del 16 A.

  • ¿Los vecinos de la zona cero de Tarqui también pagaremos los 100 millones de dólares que desde el 2019 comenzarán a pagar todos los mantenses?
  • La concentración de daños por la catástrofe no está relacionada con el subsuelo sino con las características del terremoto y la concentración de los edificios altos.

Por Joselias Sanchez Ramos. / 2017-04-15.

Después del terremoto del 16 de abril de 2016, Tarqui, la parroquia de Manta, fue declarada zona cero. 

En los días posteriores los medios de comunicación difunden declaraciones que configuran a los habitantes de Tarqui como culpables de la catástrofe, desde la caída de los edificios hasta de los muertos. 

El titular de El Diario, fecha 1 de mayo de 2016, es llamativo, interesante. Dice: “Tarqui colapsó por su suelo de arena y arcilla“. Caramba, no colapsó por el terremoto, sino por el suelo.

De allí en adelante, todos repitieron, de una u otra manera, casi lo mismo, desde funcionarios públicos hasta Ministros y el propio Presidente Correa dijo que Tarqui era inhabitable.

La psicosis generó el éxodo de la población. Declarada zona cero, Tarqui se volvió “pueblo fantasma” como titulan sus noticias algunos diarios del país.

El pasado 30 de marzo de 2017, a 16 días de cumplir un año el terremoto 16A, el científico Hugo Yépez, Ph.D durante un “Encuentro de Universidades y Organizaciones de la Sociedad Civil 16A + 1 Aprediizajes para la reducción de riesgos” sustenta una conferencia que titula: “Del peligro sísmico al riesgo: efectos del terremoto del 16A en Portoviejo. Mensaje válido para las zonas urbanas en la costa norte de Ecuador y en el país en general”, sostiene muy claramente que el impacto de la catástrofe y concentración de daños está relacionada con las características del terremoto y la concentración de edificios altos, NO AL SUBSUELO”.

12 meses después el GAD municipal de Manta aún no norma la regeneración de la zona cero de Tarqui ni no autoriza la construcción de nuevos edificios argumentando que está esperando el estudio del suelo de Tarqui que debe presentar la Secretaria de Riesgos.

12 meses después, la población ya regresó, en medio del lodo generado por las lluvias, los huecos de los trabajos del alcantarillado sanitario aún no concluidos, los terrenos vacíos porque las casas fueron demolidas y/o en las viviendas que han sido reparadas y/o en las casitas del Miduvi que se han construido.

2 Viejos

Los tarqueños retornaron, están viviendo, trabajando, comerciando, ofreciendo comida y refrescos en los portales que aún quedan, trabajando como mecánicos, artesanos, siguen pescando y vendiendo el pescado, preparando comidas en las playas para los turistas o comerciando productos, desde víveres hasta enseres domésticos, hasta sus profesores están dando clases.

Parece que más dinero se ha gastado en demoler 2.600 edificios y en hacer estudios de suelo, que en reconstruir y regenerar la zona cero de Tarqui. Hasta la Fiscalía General del Estado presentó un estudio del suelo de Tarqui.

Si enumerar los daños personales, muertes, enfermedades contraídas, destrucción de los enseres familiares, solo los 2.600 edificios representan un aproximado de 100 millones de dólares que el pueblo de Manta invirtió en construir sus viviendas, edificios comerciales como hoteles y/o locales escolares, resultado de sus ahorros a lo largo de su vida o de créditos pendientes que deben pagarse. Todo esto perdió en la catástrofe. Nadie repondrá sus viviendas ni pagará sus créditos.

Sobre este suelo de “arena y arcilla”, el MIDUVI ha construido y está entregando sus casitas de 6 x 6 m y/o 4 x 10 m a los damnificados de Tarqui, la famosa zona cero.

Compruébelo, venga a Tarqui, recorra sus calles, pero no se quede sólo en el parque hasta donde van las autoridades, recorra sectores como Buenos Aires, El Cementerio, El Salitre, Rumiñahui, Playita Mía, el Parque del Marisco y vaya a la Picantería El Marino.

Pero, recuerde que el Centro comercial “Nuevo Tarqui”, no es la parroquia Tarqui ni la zona cero, este Centro comercial se ubica en la parroquia Manta, El Gobierno explica que con los incentivos que ha entregado se han abierto 20.386 nuevos negocios en Manabí.

Al 31 de marzo de 2017, a casi el año del terremoto 16-A, la Ley de Solidaridad ha recaudado US$ 1.397. En Tarqui se invierte menos de 50 millones.

La obra más visible es el nuevo sistema de alcantarillado sanitario y agua potable.

Hace pocos días comenzó Priza el estudio para el soterramiento eléctrico de un pequeño sector de la Av. 105.

CNEL, sin cambiar los postes que sufrieron el terremoto, tiende una red blindada y entorcha las acometidas domiciliarias. Muy pronto ya no habrá dinero, pero Tarqui y los tarqueños de Manta seguiremos viviendo sobre este “suelo de arena y arcilla”.

Frente a TIA de Tarqui, en la esquina de la Av. 108 y calle 102 se encuentra un letrero. Su leyenda es un impacto a la conciencia: “Sr. Alcalde. Los ciudadanos de Tarqui también somos Manta. Exigimos respeto y se nos haga respetar, es nuestro derecho, agua potable, electricidad, alcantarillado y obra pública. Tarqui vive. Viva Tarqui.”

IMG_4146

Hace unos meses la Junta de Vecinos de la Zona Cero de Tarqui remite oficio al señor Alcalde y concejales. Sugería que en el sector del demolido mercado de Tarqui se construya un “Parque In Memoria o del holocausto” donde se levante un monumento a la memoria de los caídos durante el terremoto: allí se concentrarán los vecinos de Tarqui para mantener la memoria viva de sus deudos, para evocar la catástrofe y para construir nuevos sueños.

Bueno, el Municipio ya construyó un “Memorial 16 A” en el parque central de Tarqui.

En este espacio territorial de la iglesia demolida y el parque podría construirse la gran iglesia de Tarqui que Alcalde y Prefecto se comprometieron hace unos pocos meses frente a los vecinos reunidos en el Parque.

Allí, en este parque frente al espacio vacío del Colegio San José, a las 18:00 del domingo 16 de abril de 2017, los párrocos de Manta, todos juntos, ofician misa para evocar la tragedia y pedir por los fallecidos. Hasta aquí llega la caminata que el GAD municipal de Manta ha organizado y convocado a la ciudadanía. A las 06:48 la ciudadanía hace un minuto de silencio mientras se escuchas las dianas y se elevan globos blancos.

A los 12 meses del terremoto me surge la pregunta, ¿los vecinos de la zona cero también pagaremos los 100 millones de dólares que desde el 2019 comenzarán a pagar todos los mantenses? (Josar, 2017-04-15)

 

 

 

 

 

Pronunciamiento de la Junta Cívica de apoyo y seguimiento por la reconstrucción de Manabí. Conclusiones y recomendaciones al Gobierno nacional, provincial y locales.

Resumen:

Para apoyar y seguir la reconstrucción de Manabí asolada por el terremoto del 16 de abril de 2016 se constituye la Junta Cívica que convoca a una asamblea provincial que, luego de analizar los planteamientos, observaciones y aspiraciones expresados, presenta sus conclusiones y recomendaciones que se recogen en esta investigación.

Antecedentes

El 16 de abril de 2016, a las 18:58, un terremoto de intensidad 7.8 asoló las provincias ecuatorianas de Manabí y Esmeraldas ocasionando un desastre de incalculables consecuencias sociales, económicas, urbanísticas y políticas.

El 28 de abril de 2016, como una importante medida de mitigación al desastre, el Gobierno Nacional crea el Comité de reconstrucción y reactivación productiva en las zonas afectadas por el terremoto.

El 25 de agosto de 2016 se realiza una gran asamblea provincial “Sólo por Manabí” convocada por Junta Cívica de apoyo y seguimiento por la reconstrucción de Manabí que, integrada por prestantes ciudadanos preside el Dr. Marcelo Farfán, rector de la Universidad San Gregorio de Portoviejo.

El 31 de agosto de 2016, esta Junta Cívica analiza los planteamientos, observaciones y aspiraciones presentadas en esta Asamblea.

El 2 de septiembre de 2016, el Lic. Julio César Villacreses Guillem, en su condición de Secretario de esta Junta Cívica difunde las conclusiones y presenta once recomendaciones que ponemos en conocimiento de la ciudadanía y de la opinión pública.

Conclusiones

1.- Lamentar y censurar la ausencia y participación de los representantes gubernamentales, así como de los señores Alcaldes de la Provincia y del Prefecto de Manabí, quienes fueron debidamente convocados por constituir y representar a la ciudadanía manabita, siendo ellos los responsables históricos de la reconstrucción provincial, cuyas consecuencias trágicas y devastadoras estamos sufriendo.

2.- Invitamos a estas autoridades a tomar sobre sus hombros la responsabilidad total y final de lo que pueda pasar en la obra reconstructora de la provincia, pues sus entidades están dotadas de los departamentos técnicos, legales, publicitarios, urbanísticos, de educación, de salud, etc., para llevar a cabo los objetivos, la vigilancia y la corrección deseada para lograr las metas requeridas.

3.- No es posible que los manabitas y sobre todo sus autoridades, no conozcan y no opinen sobre los gastos y proyectos de reconstrucción que son manejados, aparentemente, desde las alturas  del poder y los actores políticos provinciales no estén capacitados para dar información a sus ciudadanos del proceso, la inversión y los resultados de la reconstrucción.

4.- No podemos desaprovechar esta oportunidad para agradecer la solidaridad demostrada por el pueblo del Ecuador y el mundo, para con nuestra provincia y no permitir que esto se diluya por falta de control y quemimportismo.

5.-  En el momento en que los legisladores representantes de nuestra provincia, cumplan con su primera obligación que es la de FISCALIZAR, prevenir que se actúe con irresponsabilidad o mala fe, y que permanentemente informen a sus mandantes de la marcha de la reconstrucción.

6.- Consideramos que nos ético hacer proselitismo político para impulsar una candidatura, utilizando como estrategia el dolor y la angustia de los ciudadanos de Manabí y Esmeraldas causada por el terremoto.

7.- Hacemos propias el pedido de las organizaciones campesinas y de agricultores y ganaderos para poner en funcionamiento inmediatamente el sistema de riego que está bajo la responsabilidad de SENAGUA, que actualmente se encuentra paralizado, debilitando la principal base económica de Manabí.

8.- Con respecto a las construcciones, apoyamos el pedido de los barrios, maestros y estudiantes, de solicitar que se construyan las viviendas, respetando el entorno natural y garantizando las áreas verdes y sociales. Así mismo, exigir el inmediato  inicio de la construcción de todas las unidades educativas básicas, de bachillerato y universitarias afectadas por el sismo  y el reinicio urgente de la Unidad Emblemática Fiscal Olmedo de de Portoviejo, considerando que es un Patrimonio cultural de Manabí.

Bajo estas consideraciones Manabí espera respuestas claras e inmediatas con informes detallados con cifras reales capaces de ser probadas del proceso reconstructor, cumpliendo el compromiso adquirido con el pueblo que los eligió. Más preocupante aún, son las declaraciones del presidente Correa en Portoviejo, quien respondió a los requerimientos del Alcalde de Portoviejo, señalando: “Me alegra que haya visión con proyectos, lo que no hay es plata…” Estamos seguros que nuestros gobernantes serán aplaudidos o severamente juzgados por la historia en los momentos  en los momentos trascendentales que les tocó actuar.

Ratificamos una vez más que esta Junta Cívica Provincial, no es de carácter partidario político, ni ha pretendido serlo, merecemos respuestas categóricas por el derecho que nos asiste de ser manabitas de hoy y de siempre.

Recomendaciones

  1. Solicitar enfáticamente al Comité de reconstrucción de las provincias de Manabí y Esmeraldas, presenten un informe organizado, detallado, de los rubros hasta el momento utilizados, tomando en cuenta que el Gobierno manifestó que el costo de la reconstrucción bordearía los 3.400 millones de dólares
  1. Que se especifique las áreas afectadas en los sectores urbanos y rurales, daño emergente y lucro cesante, las medidas que se tomarán para reactivar dichos sectores y brindar una solución definitiva a los daños causados por el terremoto en cada uno de ellos, en las provincias de Manabí y Esmeraldas.
  1. Que se presente ante la ciudadanía el listado de proveedores que fueron, según el gobierno, a los que se canceló sus servicios con los 120 millones provenientes del 14% del IVA y otros impuestos.
  1. Exigir al Gobierno Provincial de Manabí y la SENAGUA, atiendan en el menor tiempo posible la recuperación de las cuencas hidrográficas de la provincia que fueron seriamente afectadas por el terremoto.
  1. Exigir al actual y al próximo gobierno nacional, atención especial al desarrollo agropecuario, pesquero, camaronero, turístico, artesanal y el comercio en general, mediante el otorgamiento de créditos blandos a largo plazo y con intereses que no pasen del 4%, con uno a dos años gracia, tomando en cuenta la situación que están viviendo como estrategia para reactivar la economía de las provincias afectadas
  1. Emprender la reconstrucción inmediata de la infraestructura en salud y educación que fueron afectadas por el terremoto.
  1. Declarar de absoluta necesidad el mejoramiento operacional del aeropuerto Los Perales de San Vicente y Bahía de Caráquez, cuya importancia estratégica para Manabí es indispensable ya que pretender cerrar ese aeropuerto constituye un desatino que atenta al desarrollo de la provincia y en especial al sector norte. Así mismo se hace necesario la construcción de un nuevo aeropuerto en la  jurisdicción del cantón Portoviejo que puede convertirse en el aeropuerto alterno de Manta y Los Perales ante la posibilidad de una catástrofe como la que hemos vivido o un tsunami, hechos que no se pueden descartar por el alto riesgo sísmico de nuestra provincia, garantizando de esta manera la comunicación aérea de la provincia con el resto del país y del mundo tan necesario en este tipo de catástrofe.
  1. Exigir el cumplimiento de las denominadas obras macro ofrecidas por el gobierno actual, como el puerto de Manta, vía Intermodal Manta-Manaos, Aeropuerto Internacional Eloy Alfaro de Manta, Refinería del Pacífico, Autopista Manta-Portoviejo-Quevedo, Agrocentro y los puertos pesqueros artesanales de Punta Bellaca, Bahía de Caráquez y Crucita – Portoviejo.
  1. Luchar por la creación de un organismo de desarrollo provincial que planifique y priorice las obras más fundamentales que requieren los cantones de la provincia de Manabí, actuando con la transparencia que los ecuatorianos demandan.
  1. Respaldar a la Unión Nacional de Educadores UNE, frente a la persecución de que es objeto por parte del Gobierno Nacional
  1. Continuar con la realización de este tipo de asamblea con el objetivo de desarrollar el espíritu cívico y organizar comisiones técnicas integradas por profesionales manabitas del área agrícola y pecuaria, industrial, portuaria, artesanía y turismo, para elaborar proyectos para ser presentados a los representantes de la Asamblea Nacional y de los diferentes Ministerios, para luchar por la justicia integral que llegue a todos.

    Lo certifica: Julio César Villacreses Guillem, Secretario de la Junta Cívica de Seguimiento a la Reconstrucción de Manabí. Telef. 0994925583.