Comunicación Historia Manta centenaria

Ricardo Delgado Abeiga y la pasión familiar por la comunicación social.

El reconocimiento a un pertinaz comunicador, legado de una familia que ha mantenido Diario EL MERCURIO como el periódico de la ciudad.

Ricardo Delgado Abeiga y la pasión familiar por la comunicación social

Un Diálogo con Joselías, desde Manta, Manabí, Ecuador / sjoselias@gmail.com / 2010-12-14

Introducción

Hola amigos. La comunicación ha adquirido dimensiones inigualables. No es sólo una libertad, la libertad de comunicación (libertad de pensar, libertad de decir, libertad de disentir) Es, sobre todo, un derecho de la humanidad.

Este derecho humano es consagrado en todas las declaraciones universales, desde la Carta Magna de la Inglaterra de Cromwell, la declaración de los derechos del ciudadano como corolario de la Revolución Francesa, la constitución de los EEUU como heredera de las libertades inglesas, la declaración de los derechos humanos de 1948 por la ONU luego de las dos guerras mundiales o la carta de San José, Costa Rica, para los latinoamericanos.

En Ecuador

Ecuador, nuestro país, tiene una vocación libertaria y consagró este derecho desde su primera Constitución Política en 1830, cuyo Art. 64, establece: “Todo ciudadano puede expresar y publicar libremente sus pensamientos por medio de la prensa, respetando la decencia y moral pública y sujetándose siempre a la responsabilidad de la ley”. Su actual Constitución de la República del Ecuador, promulgada en octubre del 2008, lo define como un Estado de derechos y justicia.

La tecnocracia

Dado los avances científicos y tecnológicos de la humanidad, la comunicación se tecnologiza surgiendo tecnocracias que la asumen, poseen, controlan y distribuyen, según sus conveniencias e intereses.

Esta tecnocracia está constituida por el poder de los gobiernos y el poder de las grandes corporaciones globalizadas.

Es fácil percibirla en varios países de nuestra América Latina, países asiáticos como Irán o China, países de la Unión Europea y el mismo EEUU. En varias corporaciones globales que poseen las plataformas de la Internet y las redes sociales que han engatusado a los jóvenes haciéndoles creer que la tecnología es todo y que la sabiduría es nada.

Ellos controlan la comunicación global y pisotean este derecho humano que, es humano sólo cuando responde a sus intereses. Tenemos el caso de Wikileaks, el más sobresaliente en lo que va de este siglo planetarizado. Nadie puede escaparse a la red del poder gubernamental y económico. (Mientras escribo este Diálogo no puedo conectarme a la Internet; dependo de otros que desconozco pero que poseen el poder de proveerme o quitarme el servicio)

El Gran Hermano

George Orwell adquiere dimensiones actuales. En la década de los treinta escribe su famoso libro “1948” poniendo en evidencia al “Gran Hermano” controlador de la vida y de los actos de los humanos a través de la comunicación tecnológica. Queman los libros para que no haya disidencia. Sólo hay una verdad, la que se dicta a través de la comunicación pública controlada por el poder. También surgen los revolucionarios que protegen los libros como la memoria universal libre y sin control.

En el 2010, Wikileaks es perseguida por el “Gran Hermano”, le quitan la plataforma, las redes sociales borran sus cuentas y las tarjetas de crédito no activan los aportes que regularmente le hacen. También han surgido los revolucionarios cibernéticos que con sus 196 “mirror” o espejos en varias partes del mundo, reproducen a Wikileaks y mantienen la difusión de los secretos diplomáticos de los EEUU.

Nuestra realidad

Esta realidad mundial debemos contrastarla con nuestra realidad. En pueblos como los nuestros se mantiene esa libertad y ese derecho de la comunicación (libertad de pensar, libertad de decir, libertad de disentir), sobre todo en los medios de comunicación de provincias donde aún puede percibirse la visión del “buen salvaje” que citara Cristóbal Colón en sus cartas a la Reina Isabel, la católica, y en la que se sustentara Juan Jacobo Rousseau para escribir su obra “Emilio” y sostener que “el hombre nace bueno pero la sociedad la corrompe”.

Es, sin embargo, el venezolano Carlos Rangel quien, en su ya famosa obra: “Del buen salvaje al buen revolucionario” analiza los mitos de la conciencia latinoamericana para sostener: “nos mentimos a nosotros mismos, y aceptamos además fácilmente cualquier mentira ajena que nos alivie de nuestra humillación”. Al destruir lo mitos, Rangel, sacude los espíritu.

El Mercurio de Manta

En Manta, por ejemplo, Diario El Mercurio, surge el 25 de agosto de 1924 para sacudir los espíritus de su época, para desfacer entuertos y construir mocedades. Se ubica en la  categoría de defensor, promotor, difusor y orientador de la libertad y el derecho a la comunicación. Mantiene, desde su fundación, esa filosofía humanista y social de la comunicación que infundiera don Gil Delgado Pinto convertido en patriarca de la comunicación porteña.

Quienes tuvimos el honor de escucharlo, dialogar y trabajar bajo su dirección asumimos ese compromiso de poner la comunicación periodística el servicio del pueblo de Manta.

El diario de la ciudad

El Mercurio es, el diario de la ciudad, en sus páginas está escrita nuestra historia, logros y fracasos, con esa extraordinaria connotación humana de entender las diferencias como parte consubstancial de la naturaleza del hombre. Don Gil dispuso que se publique aún aquello que lo criticaba porque, el periódico -decía- no nos pertenece a los periodistas sino al pueblo que tiene el derecho de disentir.

Esta filosofía la asumen sus hijos, los hermanos Carlos Enrique y Ricardo Delgado Aray. Ellos desplegarán todos sus esfuerzos para mantener en circulación este periódico que el pueblo de Manta lo considera como su periódico.

Tres décadas

Hay que destacar los logros en los últimos 30 años. Desde 1981 asume la Dirección de El Mercurio, el Eco. Ricardo Delgado Abeiga. Acepta la disposición de su padre, no regresa a los EEUU, país de su residencia y enfrenta los retos que imponen los tiempos.

Continua con la filosofía de sus ancestros, percibe el crecimiento de la ciudad y las nuevas necesidades sociales, moderniza el periódico, le implementa las nuevas tecnologías, lo transforma en un periódico digital y compromete su gestión, creatividad y decisiones para mantener a Diario El Mercurio como el Diario de los mantenses.

Reconocimiento municipal

El pasado lunes 6 de diciembre, el Gobierno Municipal y su Alcalde, Ing. Jaime Estrada Bonilla, entre otras instituciones a las que reconoce, también reconoce al Ec. Ricardo Delgado Abeiga, como Director, y a Diario El Mercurio como medio de comunicación, comprometidos e identificados con el desarrollo deportivo de la ciudad y la provincia que se ratifica con el reconocimiento al periodista, José Chóez Moreira, como organizador de El Semillero de El Mercurio.

Es un reconocimiento justo y meritorio porque “Ricardito” como lo conocen sus amigos, amplió la cobertura informativa de El Mercurio para promover todas las disciplinas deportivas que se practican en Manta.

En sus páginas encuentran cabida todos los dirigentes y deportistas, todas las disciplinas duras como el fútbol, básquet, vóley, tenis, siendo también un libro abierto para el ajedrez, artes marciales, fulbito,  etc. No solo el deporte federado, también el deporte barrial y colegial tienen en El Mercurio a su mejor aliado, recordando que desde 1981, con Frank Espín, imponen el semillero de nuevas valores deportivos en los torneos infantiles y juveniles organizados por este periódico, actividad que luego es imitada por otros medios de comunicación.

Es, por tanto, un reconocimiento meritorio el que otorga el Gobierno Municipal.

Convivir con la ciudad

Creo oportuno recordar que no sólo es el deporte. Es la cultura, el arte, el periodismo estudiantil, la industria, el comercio, la artesanía, el turismo, actividades que tienen su vocero propio, sin distingos y con permanente aliento.

Es el periódico de la zona rural de Manta y de los inmigrantes que le escriben desde todas partes del mundo para que difundan sus actividades o el aporte que hacen a sus pueblos de origen.

En las páginas de El Mercurio tienen cabida el pensamiento científico, universitario, profesional y religioso, sin distingos de ideología, clase social o género. Es un periódico que proclama el Derecho a la Información  y promueve el Derecho a la Comunicación como un soporte e identidad del desarrollo humano de Manta. Si señores, desde mucho antes que se reconozca al Ecuador como un estado constitucional derechos.

Las campañas para promover el teatro, la danza, la literatura, la salud, las actividades de los grupos culturales, la música nacional, las iniciativas de los jóvenes emprendedores o de nuestras reinas de la ciudad o de los barrios, la convergencia y discordancia de ideas, todo cabe en las páginas de este periódico, reconocido por el gobierno municipal.

Ejemplo continental

Soy un testimonio vivo de los alcances continentales de El Mercurio. Me encontraba en Miami y visité las oficinas de la Sociedad Interamericana de Prensa. Al identificarme como periodista de Diario El Mercurio de Manta me llenan de favorables comentarios por la difusión, en páginas enteras, del pensamiento de los jóvenes a través de los Talleres y Clubes del Periodismo Colegial. Sólo El Mercurio tiene este compromiso con los jóvenes, el diarismo y la democracia; ningún otro periódico del continente es capaz de entregar de manera gratuita una página a los jóvenes comentaban mis interlocutores.

Lo sé. Desde allí se consolida el Taller de Periodismo “Joselías Sánchez” del Colegio Manta y otros clubes del periodismo estudiantil. El Colegio Ascario Paz le otorga el título de personaje ascariano del año en reconocimieno a la labor educativa del periódico.

Ricardito logra insertar El Mercurio como periódico diario en New York; llega con un día de retraso pero es comprado con devoción y ansiedad por los mantenses que residen en la “gran manzana” viven su ciudad a través de las páginas de este diario, a pesar de la versión electrónica que es habitual en los manabitas inmigrantes en otros países.

Cumpliendo el legado

Don Ricardo Delgado Abeiga, asume el legado de su abuelo y de su padre, lo asume con responsabilidad y proyección. Cuando se dialoga con él es fácil percibir su prognosis de una Manta consolidada en el futuro escenario de América Latina y, convergente con su identidad marinera, la quiere protagonista en la Cuenca del Pacífico. Tal vez por eso es criticado por algunos que no entienden el valor del pensamiento y de la sabiduría.

Sostengo que, dada la convergencia virtual y la complejidad de nuestra sociedad es importante reconocer “en vida, hermano, en vida” a nuestros prohombres porque ellos ya han superado la mediocridad y en envanecimiento.

Ricardo Delgado Abeiga, es uno de ellos, porque en los 30 años como Director de El Mercurio, ha consolidado la filosofía diarística de su familia y ampliado los horizontes de la comunicación escrita de nuestro pueblo.

Un buen homenaje del Municipio, de su Alcalde y de la sociedad de Manta. Un homenaje que aplaudo y felicito.

SÁNCHEZ RAMOS Joselías / Docente universitario, periodista y escritor / Manta, 14 de diciembre de 2010 / sjoselias@gmail.com

Nota. Algunas gráficas son posteriores a la publicación de este ensayo.

Soy la vida hasta que muera. Historiador y cronista de Manta - Jocay, mi ciudad puerto de Manabí, Ecuador. Periodista - Docente en la Universidad Laica Eloy Alfaro de Manabí, Ecuador - Mis estudiantes me llaman "Maestro de la sonrisa eterna". Mi Facultad me declara "Patriarca de la Facco". Para mis lectores soy un "Diálogo con Joselías". Soy amante de la vida, río a carcajadas, con Cecilia somos una familia de cuatro hijos y nueve nietos, por ahora. Bailamos "chévere". Nací junto a las olas, vivo frente al mar, converso y río con mis padres que siguen iluminando mi vida aunque estén muertos. Mis hijos son maravillosos. Cada uno de ellos me llena de asombros. Los amigos son libros abiertos para la descontextualización de la relación humana. Proclamo la paz y respeto la diversidad.

0 comments on “Ricardo Delgado Abeiga y la pasión familiar por la comunicación social.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: