Historia Identidad Manta centenaria

Manta, la gran ciudad de cholos y pescadores (Sexta parte)

Desde el inicio del siglo 19, los tres principales pueblos del Partido de Poroviejo protagonizan levantamientos y protestas contra la administración española del Corregimieto de Guayaquil-

MANTA, LA GRAN CIUDAD DE CHOLOS Y PESCADORES. (Sexta parte)

Joselías Sánchez Ramos / sjoselías@gmail.com / 2020-11-22.

Hola. Cuando termina la guerra de la Independencia, Manta es una pequeña población de Montecristi.

El fin del coloniaje español lo anuncia el pueblo de Quito con su levantamiento del 10 de agosto de 1809 y, tras la matanza del 2 de agosto de 1810, vuelve a enfrentar a las tropas españolas.

Hacia 1813, el libertador Simón Bolívar, comienza su “Campaña Admirable” para liberar a Venezuela del dominio español.

Son los años de la insubordinación en el Partido de Portoviejo. En sus tres principales poblaciones: Portoviejo, Jipijapa y Montecristi surgen  levantamientos y protestas que culminarán en 1820 con la adhesión al movimiento libertario del 9 de octubre en Guayaquil.

INSUBORDINACIÓN.

“En 1814, los nativos de Jiopijapa con los vecinos de Portoviejo se aliaban para protestar contra el nombramiento del subdelegado y Juez Real del Partido, frente a lo cual, las autoridades de Guayaquil tuvieron que enviar un piquete de soldados para pacificar el Partido”, reseña la historiador, Carmen Dueñas de Analhzer en su libro  “Soberanía e Insurrección en Manabí”. (pag. 26)

Para 1816, los nativos de Jipijapa y Montecristi, que parecían estar bien informados sobre el clima de agitación en las colonias españolas, protagonizaron una sublevación indígena en contra del pago del tributo. Mientras en Montecristi lanzaban “vivas a la Constitución”, en  Jipijapa, reunidos en la plaza del pueblo, los indígenas declararon ser hombres libres y que no pagarían el tributo porque el Rey les había dado su libertad. Las autoridades españolas de Guayaquil, acusaron a los cabecillas de estar vinculados a la protesta de 1814 y a las insurrecciones en Venezuela.

En 1818, insurgentes chilenos según unos, o piratas ingleses, según otros, desembarcando en Manta, atacaron a la población de Montecristi y saquearon la iglesia. El Cura y Teniente del pueblo, Fray Joaquín de Jijón, en su informe sobre el hecho, acusó a los indígenas de Montecristi y Jipijapa de haber colaborado con el enemigo. Los indigenas, “nos vendieron y nos remataron”, dijo.

INDEPENDENCIA.

Durante el proceso de la Independencia, la ensenada de Manta es un pequeño fondeadero habitado por nativos y unos pocos mestizos, dedicados a la pesca, al abastecimiento de víveres a los tripulantes de los buques que acoderan, al embarque, desembarque y transporte de mercancías. Los Esteros y Jaramijó son los asentamientos más numerosos.

Sin embargo, Manta, así como fue un fondeadero de embarque y desembarque de las tropas españolas durante la Conquista; un puerto de obligada escala durante la Colonia, es también un lugar estratégico durante los años de la Independencia.

A fines de 1821 desembarcan en Manta, las tropas grancolombianas que, provenientes de Buenaventura, se dirigen a Guayaquil. En enero de 1822 también desembarcan, provenientes del norte, las tropas comandadas por el  coronel Illingworth-

El levantamiento independentista de Guayaquil del 9 de octubre de 1820 es rapidamente secundado por el Partido de Portoviejo.

Jipijapa, el 15 de octubre, es la primera población nativa que se adhiere y proclama su independencia cuando el prócer José Antonio de Vallejo, está de paso rumbo a Portoviejo. 

Portoviejo, el 18 de octubre, proclama su independencia en un clima de tranquilidad sin enfrentamientos con las autoridades del anterior gobierno colonial.

Montecristi, el 23 de octubre, tras recibir la noticia asume su independencia y durante todo el día, en las calles de la pequeña ciudad, se escuchan gritos de: “Viva la Patria”, “Viva la unión”, “Viva la libertad”.

La rapidez con que la población del Partido de Portoviejo se adhiere al proceso independentista confirma el espíritu de insurgencia que alienta a estos pueblos que, desde 1814, están proclamando su autonomía.

MANABÍ.

Concluida la guerra de la Independencia, la Audiencia de Quito se incorpora a la Gran Colombia. La Ley de División Territorial de la Grancolombia del 25 de junio de 1824, la divide en tres departamentos: Ecuador, Cuenca y Guayaquil.

Guayaquil se divide en dos provincias: Guayaquil y Manabí.  Manabí, a su vez, se divide en tres cantones: Portoviejo, Jipijapa y Montecristi.

Montecristi está integrado por las parroquias Montecristi, Charapotó y Canoa. Manta forma parte de la parroquia Montecristi.

Creado el Estado República del Ecuador, en 1830, la division territorial sigue siendo la misma: Departamentos, provincias, cantones y parroquias.

El 29 de mayo de 1861 al dictarse la primera Ley de División Territorial que divide y demarca el territorio de la República, desaparecen el departamentalismo y se afirman 13 provincias, entre ellas Manabí.

El Art. 11 del Decreto establece: “La provincia de Manabí consta de los cantones de Montecristi, Portoviejo, Jipijapa y Rocafuerte.

El literal 1 del Art. 11 sñala: “El cantón Montecristi se compone de las parroquias de Montecristi, Charapotó, Manta, Canoa, Bahìa de Caráquez, Pedernales, Mompiche y la Isla de Puná.

Manta es reconocida como parroquia el 29 de mayo de 1861. (Joselías, 2020-11-22 / Continúa)

Soy la vida hasta que muera. Historiador y cronista de Manta - Jocay, mi ciudad puerto de Manabí, Ecuador. Periodista - Docente en la Universidad Laica Eloy Alfaro de Manabí, Ecuador - Mis estudiantes me llaman "Maestro de la sonrisa eterna". Mi Facultad me declara "Patriarca de la Facco". Para mis lectores soy un "Diálogo con Joselías". Soy amante de la vida, río a carcajadas, con Cecilia somos una familia de cuatro hijos y nueve nietos, por ahora. Bailamos "chévere". Nací junto a las olas, vivo frente al mar, converso y río con mis padres que siguen iluminando mi vida aunque estén muertos. Mis hijos son maravillosos. Cada uno de ellos me llena de asombros. Los amigos son libros abiertos para la descontextualización de la relación humana. Proclamo la paz y respeto la diversidad.

0 comments on “Manta, la gran ciudad de cholos y pescadores (Sexta parte)

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: