Familia Hombres de mi pueblo Manta centenaria

Oscar Loor Gilces, Mantense y ejemplar ciudadano.

El fallecimiento de Oscar Loor Gilces, hombre de integridad y lucha, ciudadano ejemplar de Manta, enluta numerosas y honorables familias.

OSCAR LOOR GILCES, MANTENSE Y EJEMPLAR CIUDADANO.

Joselías Sánchez Ramos / Manta, Ecuador / 2020-06-10.

Hola amigos. Se tardan 9 meses para nacer pero sólo un instante para morir. Y, aunque las muertes se vuelven cotidianas, cada una pesa más que otra. El fallecimiento de don Oscar Gonzalo Loor Gilces, fue sorprendente y terriblemente doloroso.

OSCAR, ABUELO.

Oscar es el abuelo de nuestros nietos: Emilio (15 años) y Elías (8 años), ellos crecieron meciéndose entre sus brazos, pasando entre sus piernas, jugando, riendo, abrazándose; fue “Oscar“, el abuelo, el amigo, el consentidor de todos los desastres infantiles. A medida que crecían, los abrazos eran más fuertes pero también más dulces. De pronto, llega el coronavirus y ya no pueden abrazarse, solo queda la voz y la imagen en el celular. De súbito se enteran que se ha ido con Dios sin darles un abrazo.

SORPRESA.

No sé, si es asombro o sorpresa. En la mañana de ayer, Oscar habla con Cecilia y le comenta que viajará a Portoviejo para una nueva cirugía dispuesta desde Guayaquil. Dice Cecilia que fue como una despedida.

En semanas anteriores, en el IESS de Manta no pudieron realizarla porque el coronavirus saturó todo; allí le atendieron muy bien y cuando ya estaba restablecido le dieron de alta porque en ese hospital, el coronavirus, de súbito, entraba y salía.

En la tarde de ayer, Cecilia y Elsita, cónyuge de Oscar, hablan sobre el estado de salud de esta patriarca de los Loor Mendoza. Entre anécdotas de mujeres, las historias conyugales se entrelazan.

FAMILIA.

Oscar es un buen amigo de familia. Es el abuelo de mis dos nietos. Su padre, don Néstor, me distinguió con su amistad y la de sus 14 hijos, entre los cuales, Oscar Gonzalo es el séptimo. Hemos participado en reuniones familiares, radiograficado la vida, analizado la política, diseñado el futuro de la ciudad, reirnos recordando a los amigos, escuchar sus anécdotas en su club “La Fanfarria“ donde todos los sueños se entretejían entre el calor de la juventud que, transformandose en madurez, llega a la vejez con la sobriedad del deber cumplido.

Oscar es un mantense mutifacético, imparable, un manabita incansable en el trabajo creador, constructor de sueños y de obras, caminante de todos los caminos de la patria donde se requerían sus inversiones, sus conocimientos y su trabajo.

Se encontró con Elsita Mendoza y surgió un poderoso amor que entretejió una familia y la transformó en un hogar con cuatro hijos: Maribel, Ximena, Marcelo y Emilio. De allí surgieron los nietos que alegraron su vida.

OSCAR, NOS VAMOS.

De pronto, la vida se detuvo un momento. “Nos vamos Oscar, nos llama la muerte“, le dijo.

El diálogo de silencios que surgió fue terrible. Explosionó en otros silencios de sorpresa y se fue envolviendo en lágrimas. Oscar Loor Gilces, murió anoche, junio 9, antes de las 22:00, en Portoviejo. Las puertas del cielo se abrieron. Dios lo recibió con amor y con ternura.

Lo que siguió ya es inenarrable.

Se nace para morir. La existencia que llamamos vida se configura entre estos dos extremos. Oscar vivió su vida con la creación de su trabajo, con la dignidad de un manabita y con el amor de su familia.

SEPELIO.

Desde el Hospital Verdi Cevallos de Portoviejo, acompañado de un policía, en la mañana de hoy, hasta el Cementario General de Manta llega la carroza con los restos mortales de Oscar. Su cónyuge e hijos lo acompañan en este solitario sepelio.

Manta está en semaforo amarillo. El P. Andrés Druet, frente a la tumba, oficia misa y despedida cristiana en la que participan su cónyuge, hijos y contados parientes.

AMIGOS.

Un gran espacio deja mi querido amigo desde la niñez, de los que nacimos y crecimos en el centro de la ciudad, que acudíamos todas las tardes al Parque 4 de Noviembre, juegos que terminaban con la corneta del Cuerpo de Bomberos para bajar la bandera“, recuerda Marcos Viteri Miranda,

Para Juan Bosco Zambrano Montesdeoca es una “trágica noticia, la semana pasada conversamos sobre sus proyectos venideros, amigos desde la infancia.“

“Hemos perdido un gran personaje mantense“, sentencia Genaro Hernández.

 “Lamentamos la muerte de este hombre de integridad y lucha“, dice el Dr. Carlos Teodoro Delgado, Ex Ministro de la Corte Nacional de Justicia.

Desde los Estados Unidos, don Frank Trivino Pico: “Querido amigo Oscar, que pronto acudiste al prematuro llamado de nuestro creador, inolvidable amigo desde nuestra juventud. Nos dejas un hondo vacío, pero siempre te llevaremos en nuestros pensamientos y atesoraremos nuestra amistad en nuestro corazón.

La distinguida dama, Sra. Letty Maria Loor Santana, evoca al Ing. Oscar Loor Gilces como un caballero, excelente hijo y  extraordinario  padre, con un corazón de oro que toda su vida la consagró en hacer el bien. “No olvidaremos ese carisma que tenias cuando  estudiabamos en el glorioso Colegio Cinco de Junio. Tus huellas serán imborrables, y tu vida un legado para todos. Jamás te olvidaremos, primo querido, hermano de corazón. Nos dejas con el corazón está destrozado y en nombre de mi familia FAMILIA SALCEDO LOOR, expreso nuestras condolencias.“

ADIÓS.

Las redes sociales se llenan de notas de pesar y condolencias. Las calles siguen solitarias mientras el dolor de los parientes se ahoga con el llanto. Descansa en paz, Oscar, gran amigo. (Joselías, 2020-06-10)

Soy la vida hasta que muera. Historiador y cronista de Manta - Jocay, mi ciudad puerto de Manabí, Ecuador. Periodista - Docente en la Universidad Laica Eloy Alfaro de Manabí, Ecuador - Mis estudiantes me llaman "Maestro de la sonrisa eterna". Mi Facultad me declara "Patriarca de la Facco". Para mis lectores soy un "Diálogo con Joselías". Soy amante de la vida, río a carcajadas, con Cecilia somos una familia de cuatro hijos y nueve nietos, por ahora. Bailamos "chévere". Nací junto a las olas, vivo frente al mar, converso y río con mis padres que siguen iluminando mi vida aunque estén muertos. Mis hijos son maravillosos. Cada uno de ellos me llena de asombros. Los amigos son libros abiertos para la descontextualización de la relación humana. Proclamo la paz y respeto la diversidad.

2 comments on “Oscar Loor Gilces, Mantense y ejemplar ciudadano.

  1. Excelente, poca veces he leído las historias de vida, por ser muy largas, pero con este relato sucinto, me enterado de la amistad, la ciudadanía ejemplar y de la familia extensa, gracias por ilustrar la vida, para hacerla más dulce a la muerte, un abrazo maestro, creo que vale el “diálogo con José Elías”

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: