Educación, arte y cultura Identidad Manta centenaria

Un mundo lleno de luz

Muerte y vida, una dualidad entre el dolor y la alegria. Al final el mundo siempre está lleno de luz.

UN MUND0 LLENO DE LUZ.

Joselías Sánchez Ramos. / sjoselias@gmail.com / 2020-01-26

El mundo está lleno de luz“, Joselías, me dijo Carl Sagan, mientras leía su obra, “El mundo y sus demonios”. Recuerda, “Más vale prender una luz que maldecir la oscuridad”.

La muerte siempre será, para mí, un sentido de oscuridad. La vida que comienza, el nacer, los natalicios, es la luz, la luz de la vida.

En estos días, deambulo entre la oscuridad y la luz. Cada 23 de enero deberé guardar el luto que mi hermana Teresita nos decía. Guardarlo hasta que se vuelva cotidiano y no ensombrezca tu vida. Sabia y científica de la geriatría, mi hermana Teresa de Jesús, sonreía siempre. Pero, ella muere junto a mi hijo primogénito. Ese luto aún me sobrecoge.

Cuando Oriana Fallaci le escribe una “Carta al hijo que no acaba de nacer” y que nunca nace, se percibe el valor de la vida.

Vida. Ese mismo 23 de enero, de un año diferente, nace Génesis Dayana, la segunda hija de mi hijo Joselías Jr., quien muere un 23 de enero.

Nick Bostrom, filósofo y transhumanista, afirma que la muerte es uno de los grandes problemas de la humanidad porque nos quita información, conocimientos y experiencias que la persona que muere acumula durante su vida. Pero esa vida se proyecta en los hijos.

Madre. “He allí a tu hijo”, le dice Jesús a María, señalándole a Juan. Madre – hijo, dualidad de vida. La muerte de la madre, sobrecoge. Mueren muchas madres. Muchos hijos lloran. Conocí a dos madres: Ayda Barcia de Espinoza y Rosa Flores de Castro. Ellas han muerto.

Padre, por qué me has abandonado”, en medio del dolor de la cruz, clama Jesús. Cuando un padre muere, los hijos se sienten abandonados. Muchos padres mueren. Muchos hijos lloran. Conocí a dos padres: al Dr. Miguel Ángel Andrade, médico; y a Jorge “El pibe” Larraz, futbolista. Ellos han muerto.

La muerte y la vida rondan nuestras vidas. Mi amiga, la Dra. Lizbeth Reyes cumple años.

Repetiré a Walt Witman para “Cantarme a mí mismo”, porque el mundo está lleno de luz. (Joselías, 2020-01-26)

Soy la vida hasta que muera. Historiador y cronista de Manta - Jocay, mi ciudad puerto de Manabí, Ecuador. Periodista - Docente en la Universidad Laica Eloy Alfaro de Manabí, Ecuador - Mis estudiantes me llaman "Maestro de la sonrisa eterna". Mi Facultad me declara "Patriarca de la Facco". Para mis lectores soy un "Diálogo con Joselías". Soy amante de la vida, río a carcajadas, con Cecilia somos una familia de cuatro hijos y nueve nietos, por ahora. Bailamos "chévere". Nací junto a las olas, vivo frente al mar, converso y río con mis padres que siguen iluminando mi vida aunque estén muertos. Mis hijos son maravillosos. Cada uno de ellos me llena de asombros. Los amigos son libros abiertos para la descontextualización de la relación humana. Proclamo la paz y respeto la diversidad.

0 comments on “Un mundo lleno de luz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: