Manta centenaria

La paz, suprema aspiración.

Convocados por su alcalde, los mantenses se reúnen para ratificar su vocación por la paz como suprema aspiración de la humanidad.

LA PAZ, SUPREMA ASPIRACIÓN.

Joselías Sánchez Ramos / Joselías2022.com / 2019-10-16.

El alcalde convocó a los mantenses por la paz. En la tarde del lunes 14 de octubre, en los bajos del Palacio Municipal, allí, en concentración cívica, se reunieron los ciudadanos. Allí, para reafirmar su manteñidad, se reunieron en esta concentración pacífica.

Sobre esta concentración información los medios. Fotos y videos circularon en las redes. Hombres y mujeres, de toda condición social, estuvieron allí, comprometidos con su aspiración de paz.

¿QUÉ ES LA PAZ?

La paz es armonía, es convivencia, es alegría, es inclusión, es el sueño, cuasi inalcanzable de la humanidad, por ello, se insiste, se testimonia, se pronuncia y se vive.

La paz, no es la ausencia de la guerra, no, la paz es la victoria sobre la injusticia y la inequidad.

MANTA ES PAZ.

Manta no es una ciudad de trabajo, Manta es una ciudad de paz. Porque, quienes viven en esta ciudad aman la paz, por eso, desde muy temprano y hasta la madrugada, construyen un himno de paz con su trabajo.

Entonces, la remuneración a esos trabajos debe ser justa y adecuada, para no romper la armonía social.

DOLOR Y DÓLAR.

Muchos analistas, comentaristas, políticos y burócratas hablan de las millonarias pérdidas que ha sufrido el país en estos 11 días del estallido social.

Deben observar más allá de sus narices.

El dinero se recupera, pero no la vida de 8 muertos, el dolor de los casi 1500 heridos, la ausencia de libertad de cerca 2.000 detenidos, el sufrimiento de los manifestantes, el sacrificio de policías, soldados y de sus familias.

Todo queda en el pasado, forma parte de la memoria colectiva, que mirará el “diálogo directo” como otro himno a la paz, porque, al ceder las partes, todo el pueblo ecuatoriano se alegró y sintió que recuperaba la paz.

El Ecuador recuperó la paz. Eso es lo más importante de este trágico octubre de 2019. (Joselías, 2019-10-16)

Soy la vida hasta que muera. Historiador y cronista de Manta - Jocay, mi ciudad puerto de Manabí, Ecuador. Periodista - Docente en la Universidad Laica Eloy Alfaro de Manabí, Ecuador - Mis estudiantes me llaman "Maestro de la sonrisa eterna". Mi Facultad me declara "Patriarca de la Facco". Para mis lectores soy un "Diálogo con Joselías". Soy amante de la vida, río a carcajadas, con Cecilia somos una familia de cuatro hijos y nueve nietos, por ahora. Bailamos "chévere". Nací junto a las olas, vivo frente al mar, converso y río con mis padres que siguen iluminando mi vida aunque estén muertos. Mis hijos son maravillosos. Cada uno de ellos me llena de asombros. Los amigos son libros abiertos para la descontextualización de la relación humana. Proclamo la paz y respeto la diversidad.

0 comments on “La paz, suprema aspiración.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: