Refinería, estímulos, respuestas y autoengaño.

REFINERÍA, ESTÍMULOS, RESPUESTAS Y AUTOENGAÑO.

Joselías Sánchez Ramos / sjoselías@gmail.com / 2019-09-01.

Hola amigos. Mantenses y manabitas estamos viviendo un autoengaño. Las planteo redefinir nuestros pensamientos, discutir un nuevo paradigma de vida. George Rodríguez, Jorge Emilio González, Alfonso Sánchez y Manuel Paredes, profesionales académicos graduados en diferentes universidades, mientras se convoca para construir una nueva refinería de petróleos, me hablan de refundar a Manta.

REFINERÍA.

El sueño loco de la refinería enloqueció a los manabitas. Primero fue el Presidente Gutiérrez con su Refinería Jaramijó. Luego vino el Presidente Correa con su Refinería del Pacífico. Ahora vino el Presidente Moreno con su Refinería de Manabí para la que, en Manta, resolvió una Convocatoria Internacional.

Desde el 2004 han transcurrido 15 años. En Portoviejo (2015), en una sesión conmemorativa del 12 de marzo, mediante diapositivas, se presentó la propuesta. Desde el 2008 hasta la fecha se han invertido 1.500 millones de dólares de un costo total de 13.000 millones que el gobierno del Presidente Moreno bajó a 5.000 millones de dólares al replantear el proyecto reduciendo la planta petroquímica para producir sólo úrea y azufre.

En el 2019, 27 de agosto, el Presidente Moreno dicta el Decreto Nº 861 autorizando “con caracter excepcional la delegación a la iniciativa privada la ejecución del proyecto “DISEÑO, CONSTRUCCIÓN y OPERACIÓN DE UNA REFINERIA DE ALTA CONVERSION EN LA REGION COSTA DEL ECUADOR”. El Ministro de Energía y Recursos Naturales no Renovables, quien deberá definir la modalidad de delegación, anunció que la nueva refinería tendría una capacidad de 100.000 a 300.000 barriles de petróleos diarios.

Se habla de Esmeraldas y Monteverde como posibles lugares. En ninguna declaración se cita a El Aromo.

En febrero del 2019, debemos recordar que el mismo ministro de Energía y Recursos Naturales No Renovables, don Carlos Pérez, anunció que El Aromo no es la mejor ubicación para la construcción de la Refinería de Manabí. He subrayado esta expresión. Tanto tiempo para esta conclusión.

El mismo ministro declaró que para El Aromo, sobre una plataforma de 1.500 millones de dólares, se tiene previsto un proyecto alterno: un parque solar para generar alrededor de mil megavatios con un costo de 500 millones de dólares.

AUTOENGAÑO.

En febrero de 2019 cuando el gobierno nacional anunció que El Aromo no es la mejor ubicación para la construcción de la Refinería, el señor Ing. Jorge Zambrano, quien era alcalde de Manta, dijo a los periodistas que aquello ya era “una muerte anunciada”.

“¡Una muerte anunciada!”. Cuando en el 2008 se contrató la Refinería del Pacífico, el alcalde de Manta también era el Ing. Jorge Zambrano. El Ing. Zambrano tardó 11 años para reconocer que era una muerte anunciada.

El Dr. Robert Trivers, considerado el fundador de la sociobiología al hablar sobre su Teoría del engaño, dice: “si el engaño es fundamental para la comunicación animal, entonces tiene que haber una fuerte selección para descubrirlo, y esto, a su vez, debería proporcionar un grado de autoengaño, de modo que no tengamos conciencia de algunos hechos y motivos para no traicionar, por los sutiles signos del autoconocimiento, el engaño que se está llevando a cabo”.

Los mantenses nunca tenemos la culpa de nuestros fracasos. Seguimos vociferando que la culpa de todo lo tienen los guayacos. El señor Correa que gobernó 10 años al Ecuador, frente al anuncio de una nueva refinería dice que  “todo el ataque a la Refinería del Pacífico era porque los socialcristianos nunca la quisieron en Manabí, sino en Guayas”.

Pregunto: ¿Es Manta una sociedad que tiene una elevada conciencia de su autoengaño?

ESTÍMULOS Y RESPUESTAS.

Un estímulo es una señal externa o interna capaz de generar una reacción. Para una reacción instintiva tenemos cinco sentidos. Para una reacción racional tenemos el cerebro que, asumiento la información de los sentidos, genera pensamientos y los pensamientos se vuelven acciones.

No voy a citar los estímulos políticos ni las ofertas gubernamentales que Manta y Manabí ha tenido a lo largo de la vida repúblicana. Miremos a Manta sólo en los 19 años del siglo XXI.

Teníamos un puerto de transferencia internacional de carga de 550 millones de dólares y lo transforman en un puerto de carga múltiple de 175 millones. Teníamos una aeropuerto que pintaba ser el mejor de sudamérica y es hoy un aeropuerto alterno de Quito y Guayaquil.

Una Refinería del Pacífico, con una inversión de 13.000 millones de dólares, que se transforma en Refinería de Manabí con una inversión de 5.000 millones de dólares incluyendo la plataforma de 1.500 millones. Pero, desde el 28 de agosto de 2019 ya no será refinería; allí se construirá el Proyecto Fotovoltaico El Aromo con una potencia mínima instalada de 200 MW (enería solar) cuya inversión sera menor a 500 millones de dólares para lo cual se lanzó una convocatoria internacional.

También el tren costanero que viniendo desde Daule pase por Posorja (puerto de transferencia internacional) y recorre al costa turística hasta Manta.

La mejor obra gubernamental del post-terremoto: la vía Colisa – Manta, con una inversión de 100 millones de dólares.

Colisa – Manta, una vía que se construye sobre una vía en uso, en buen estado y que no sufrió daños con el terremoto. El puente inconcluso es la única referencia de la Vía Colisa – Manta porque las otras vías que se observan, existen desde antes del terremoto.

Frente a estos estímulos externos, es interesante detenerse en la respuesta de los mantenses quienes, a través de su alcalde, en febrero de 2019, dijeron que todo esto es “una muerte anunciada”.

Pregunto: ¿Frente a las muertes anunciadas debemos permanecer impasibles? ¿Será necesario refundar la ciudad para cambiar nuestra manera de pensar y actuar frente a los ofertas gubernamentales?

Pregunto: ¿Considera usted que ha sido adecuado para Manta mantener dignatarios por tan largo tiempo en el poder como es el caso del último alcalde quien administró la ciudad por casi 20 años y del ex rector de la ULEAM quien administró la universidad estatal por casi 30 años? ¿Debería la comunidad de mantenses y manabitas redefinir su pensamiento político y su visión de futuro? (Joselías, 2019-09-01)

2 comentarios sobre “Refinería, estímulos, respuestas y autoengaño.

  1. Concuerdo conque los manabitas vivimos del cuento pero tambien debemos reconocer que una refineria no es un buen negocio para Manabi. Son muchas nuestras posibles avenidas de desarrollo de la provincia, pesca, agricultura, agroindustria, turismo, vivienda para extranjeros, artesania, desarrollo portuario, aeropuerto, etc, pero NO una refineria. Un proyecto como la Ciudad Alimentaria es una mucho mejor propuesta.

    Me gusta

  2. Completamente de acuerdo. Desde que el Crnl Gutierrez ofreciera la Refinería Jaramijó hasta la Refinería del Pacífico con el Ec. Correa, demostré con argumentos válidos la inconveniencia de una Refinería en una provincia agropecuaria y pesquera sin experiencia en el manejo de hidrocarburos. Lo sostengo porque estudie Minas y Petróleos con el maestro René Bucarám quien fue mi Director de Escuela y Profesor en la Universidad Central de Quito.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.