Eventos Manta centenaria

Entre la memoria y el significado de la Batalla por la Libertad.

Estudio sobre la memoria y el significado de la Batalla del Pichincha para el Ecuador Plurinacional como resultado de un proceso que se inicia en el Guayaquil del 9 de octubre de 1820.

“ENTRE LA MEMORIA Y EL SIGNIFICADO DE LA BATALLA POR LA LIBERTAD”

José Elías Sánchez (*) / sjoselías@gmail.com / 2019-05-24.

RESUMEN.

La presente investigación analiza la Batalla del Pichincha del 24 de mayo de 1822 en la búsqueda de un significado socio histórico que consolide la identidad este Ecuador que se reconoce asimismo como un Estado Plurinacional. De allí que es importante recordar que la independencia de la Presidencia de Quito forma parte del proceso libertario que se inicia el 9 de octubre de 1820 en Guayaquil y que diez años más tarde, el 13 de mayo de 1830, permite la creación de la República del Ecuador transformado hoy en un Estado Plurinacional de derechos constitucionales y justicia.

ABSTRACT

The present investigation analyzes the Battle of Pichincha of May 24, 1822 in the search for a socio-historical significance that consolidates the identity of this Ecuador that is also recognized as a Plurinational State. Hence it is important to remember that the independence of the Presidency of Quito is part of the libertarian process that began on October 9, 1820 in Guayaquil and that ten years later, on May 13, 1830, allows the creation of the Republic of Ecuador transformed today into a State of constitutional rights and justice.

PALABRAS CLAVE.

Batalla del Pichincha, independencia, libertad, paz, memoria, significado.

INTRODUCCIÓN.

¿Qué nos evoca la Batalla del Pichincha? ¡Nuestras raíces! Somos América. Somos Ecuador. Somos Manabí. Somos una identidad. Somos una memoria histórica.

Con esta identidad y con nuestra memoria histórica hemos construido nuestra dignidad. Esta dignidad nos hace comprender la libertad.

La libertad es un tributo que nos hemos ganado con sangre y con honor.

Por eso somos un pueblo digno, libre y altivo, un pueblo con una poderosa identidad y una memoria histórica formidable, uno de cuyos hechos es la Batalla del Pichincha que el 24 de mayo de 1822 consolida la independencia de la Presidencia de Quito, proceso libertario que se inicia el 9 de octubre de 1820 en Guayaquil, y que ocho años después, el 13 de mayo de 1830, permite la creación del Estado República del Ecuador.

Sin el 9 de octubre en Guayaquil, no habría el 24 de mayo en Quito. Es la controversia de los historiadores.

La Batalla del Pichincha es el triunfo liberador que consolida la independencia de América con la batalla de Ayacucho.

La Batalla del Pichincha, ratifica el espíritu libertario de los habitantes de la Presidencia de Quito que el 10 de agosto de 1809 dieron el primer grito de la independencia de América.

La controversia es que, para esos tiempos, ya existía un pueblo libre, libre desde la Colonia, el pueblo cholo del litoral ecuatoriano, tan libre que hasta fue invisibilizado por la Constitución de Montecristi, 2008.

La controversia es que, en Esmeraldas, desde el siglo XXVII, ya existía una región libre, la República de los Zambos.

MEMORIA.

La Batalla del Pichincha evoca varios aspectos:

Consolida el ideal bolivariano de “libertad”. En esta batalla participan gente de otros países comprometidos con la libertad, gente de todos los estratos de nuestra región: hombres y mujeres, costeños y serranos, montuvios y cholos, nativos y afroecuatorianos, blancos y mestizos.

Genera el sentimiento de la heroicidad a través del sacrificio y reconocimiento del joven cuencano, Abdón Calderón, cuyo nombre era repetido por todos los ejércitos: “Murió gloriosamente en la Batalla del Pichincha pero vive en nuestros corazones”.

Demuestra el liderazgo militar y la capacidad estratégica del Gral. Antonio José de Sucre, vencedor del Pichincha, quien luego fuera reconocido como Mariscal de Ayacucho.

Visualiza la unidad nacional de la próxima república dado que los hombres y mujeres que participan en la gesta del 9 de octubre de 1820 participan en la Batalla del Pichincha del 24 de mayo de 1822.

GUAYAQUIL 1820 – 1821.

La victoria de Antonio José de Sucre en las faldas del Pichincha consolida el proceso libertario que se inicia en Guayaquil el 9 de octubre de 1820.

Desde aquella fecha, los patriotas guayaquileños logran su independencia de España, establecen la Provincia Libre de Guayaquil dirigida por José Joaquín de Olmedo, dictan una naciente Constitución como Reglamento Provisorio de Gobierno y arman un ejército denominado División Protectora de Quito para buscar la independencia de los otros pueblos de la Presidencia de Quito.

El gobierno provisorio dispone que su tropa de 1.500 hombres avance hacia Los Andes. Primero Babahoyo, luego Guaranda tras vencer a los realistas en la Batalla de Camino Real (9 de noviembre de 1820) continúan hacia Ambato; en sus cercanías tiene lugar la “Primera Batalla de Huachi”, el 22 de noviembre, una sangrienta derrota que deja 500 muertos y heridos, numerosos prisioneros, cañones, fusiles y municiones perdidas. En el repliegue sufren otras dos derrotas que obliga a la División Protectora regresar a Guayaquil.

Olmedo busca apoyo en los otros libertadores. San Martin enfrenta problemas en Perú mientras Bolívar debe vencer la resistencia española en Pasto.

En mayo de 1821, vía marítima, el Gral. Antonio José de Sucre llega a Guayaquil con una fuerza de 700 hombres armados y equipados. Asume el mando del ejército guayaquileño e inicia la liberación de Quito.

En julio de 1821 Sucre avanza hacia Los Andes. En agosto triunfa en la Batalla de Yaguachi pero el 12 de septiembre es detenido en la “Segunda Batalla de Huachi”; en noviembre de 1821 firma un armisticio con los realistas y regresa a Guayaquil.

CUENCA, 1822.

La tercera campaña de Quito se inicia en enero de 1822. Con un ejército de 1700 hombres entre veteranos y nuevos reclutas, el Gral. Antonio José de Sucre avanza hacia Machala, el 9 de febrero ya está en Saraguro donde recibe un contingente de 1200 hombres enviados por San Martín.

El 21 de febrero entra a Cuenca sin disparar un solo tiro dado el repliegue hacia el norte de la caballería realista. La incorpora a la Gran Colombia; será la capital del Departamento del Azuay.

Cuenca se declaró independiente el 3 de noviembre de 1820, se proclamó como República de Cuenca y redactó una Constitución Política; el 20 de noviembre de ese año, las fuerzas realistas contratacan, derrotan al ejército patriota con 200 muertos en el campo de batalla y reprimen la República de Cuenca.

El 21 de abril, tras un feroz combate en Tapi captura Riobamba. El 2 de mayo ya está en Latacunga y el 18 de mayo tras una difícil marcha llega a Sangolquí.

QUITO 1822.

El ejército patriota está conformado por 2.971 hombres, grancolombianos la mayoría (batallones Alto Magdalena y Yaguachi), peruanos y argentinos (batallones Paya y Trujillo); Ingleses la mayoría, unos cuantos irlandeses y franceses (Batallón Albión) El ejército español comandado por Aymerich cuenta con 3000 soldados.

En la noche de 23 de mayo Sucre dispone el ascenso del volcán Pichincha. 200 colombianos del Alto Magdalena en la vanguardia, sigue el ejército principal y en la retaguardia el batallón Albión cuidando las municiones.

En la madrugada del 24 de mayo el ascenso es lento por la llovizna que cae, difícil por lo escabroso del terreno, empinadas laderas, barrancos profundos, matorrales densos. A las ocho de la mañana están a 3500 metros de altura y son divisados por los españoles quienes comienzan a escalar el volcán para enfrentarlos.

A las 09:30 el batallón Paya recibe descargas de mosquetes. La batalla ha comenzado. El Alto Magdalena trata de hacer un movimiento de flanqueo sin éxito por lo escabroso del terreno. Los batallones Paya, Trujillo y Yaguachi sufren muchas bajas. Es una guerra cruel, difícil, desesperada, sin municiones se pelea a bayoneta calada, ya retrocediendo, ya avanzando, en el campo de batalla quedan los muertos, los heridos, el destino de la batalla parece depender del batallón Albión que llegue con las municiones.

Cerca del mediodía, cuando el Aragón, batallón español que se había separado del grueso del ejército realista para ascender a la cúspide del volcán está a punto de atacar a los patriotas por la retaguardia es detenido en seco por el Albión que había ascendido a una posición más alta. El Alto Magdalena se une a la batalla y logran desintegrar al Aragón que sufren fuertes bajas y se desintegra. El Alto Magdalena avanza para reemplazar al Paya, la tenaz lucha favorece a los patriotas.

Al medio día, tras sufrir numerosas bajas, el ejército realista se desintegra, retrocede desesperado y se refugia en el fortín de El Panecillo. En la cima del volcán Pichincha, los patriotas gritan la victoria, Sucre ha triunfado, Quito es libre.

Para evitar el sangriento asalto a El Panecillo, Sucre envía un emisario pidiendo a Aymerich que capitule; éste acepta. El acta de capitulación se firma al medio día del 25 de mayo. A las 14:00 los españoles arriaron su bandera y entregaron sus armas al Ejército de la Grancolombia. En la cima de El Panecillo desaparece el imperio español en Ecuador. La victoria es completa.

INDEPENDENCIA.

La Batalla del Pichincha es muy significativa en el contexto de las guerras de la independencia. Aunque por su tiempo de duración y número de combatientes figura como un conflicto menor, esta victoria permitió el triunfo de Bolívar en Junín y Ayacucho (Perú), gloriosas batallas con la que termina el Imperio Español en América del Sur.

En el Ecuador de hoy, consolida la independencia de Guayaquil (9 de octubre de 1820), la independencia de Cuenca (3 de noviembre de 1820) e independiza a Quito (24 de mayo de 1822).

GRANCOLOMBIA.

La Gran Colombia es creada por el Congreso de Angosturas en 1819. En 1821 el Congreso de Cúcuta ratifica la República de Colombia, redacta su Constitución nacional y reglamenta su sistema político – administrativo. Jurídicamente existe hasta 1831.

El triunfo de Pichincha le permite a Bolívar expandir su proyecto político integrando la Presidencia de Quito o Distrito del Sur, con sus tres departamentos, a la Gran Colombia

El 18 de junio de 1822 Bolívar entra a Quito y la incorpora a la Gran Colombia. Será la capital del Departamento de Ecuador.

El 31 de julio de 1822 la Provincia Libre de Guayaquil declara su anexión oficial a la Gran Colombia y será capital del Departamento de Guayaquil. Bolívar llega a Guayaquil el 11 de julio y considerando al puerto como entrada al Perú se proclama Jefe Supremo de la Provincia Libre de Guayaquil para anexarla a la Gran Colombia. Días después (26 de julio) recibe al Gral. José de San Martín y en una entrevista histórica analizan la manera de finalizar la guerra libertadora y las formas de gobierno para las nacientes repúblicas. San Martín es partidario del régimen monárquico; Bolívar, de la república democrática.

Cuando el 21 de Febrero de 1822 Sucre reconquista Cuenca, la incorpora a la Gran Colombia; será la capital del Departamento del Azuay. Dos años antes, el 3 de noviembre de 1820, en esta ciudad se proclama la República de Cuenca. 17 días más tarde, el 20 de noviembre, los españoles recuperan la plaza y reprimen la República.

ECUADOR.

Ocho años después de la Batalla del Pichincha, el 13 de mayo de 1830, el Distrito del Sur se separa de la Gran Colombia y constituye un Estado libre y soberano con el nombre de República del Ecuador.

Esta declaración es ratificada el 22 de septiembre de 1830 por el Congreso Constituyente reunido en Riobamba que proclama la primera Constitución de la República del Ecuador.

Ecuador como Estado nace el 13 de mayo de 1830, ocho años después de la Batalla del Pichincha.

SIGNIFICADO.

La Batalla del Pichincha, hace 197 años, fue una tragedia convertida en victoria. En las faldas del volcán quedaron los cadáveres y heridos, conocidos unos como Abdón Calderón quien “murió gloriosamente en el Pichincha pero vive en nuestros corazones”, desconocidos la mayoría.

Pero este sacrificio se convierte en independencia y libertad.

Hace 107 años, otra tragedia se ha convertido en victoria. El sacrificio, arrastre e inmolación del Gral. Eloy Alfaro es ahora símbolo de libertad e independencia democrática.

Pero en los tiempos actuales en nuestra sociedad ya no hay sacrificios. El ideal de vida es el confort, el camino a seguir es el consumismo, predomina la corrupción, el engaño, el vandalaje, la indiferencia y el facilismo.

Vivimos una época en que el deber es una mofa y la moral un canto de anticorrupción.

En un país cuya naturaleza tiene derechos, ella nos obliga al sacrificio. El 16 de abril de 2016, Ecuador, en Manabí y Esmeraldas, soporta el horror de un terrible terremoto cuyas trágicas consecuencias aún las vivimos.

Han pasado más de tres años y aun no comprendemos la lección del terror ni entendemos el sacrificio de 663 víctimas cuya sangre nos exige meditar para mejorar nuestras vidas, para fortalecer el desarrollo humano de la sociedad y alcanzar el buen vivir.

Se considera que el terremoto debe ser visto y pensado como un antes y un después, como un cambio de tiempo para la actitud humana.

El mundo también vive una crisis civilizatoria y requiere protagonistas superiores para recuperar la dignidad humana.

Manta ha recuperado su Gobierno Autónomo Descentralizado que durante 19 años permaneció en manos de una misma persona. La nueva administración, desde el 15 de mayo de 2019 hasta el 14 de mayo del 2023 debe cumplir sus sueños.

Del flamante alcalde: “Que son posibles los sueños / esa es mi mayor verdad / Manta crecerá sin dueño / Mi Manta la mejor ciudad.”

CONCLUSIÓN

Los conceptos de paz, libertad, entender para comprender, nos permiten visualizar el significado de esta gloriosa Batalla.

PAZ. – Al concluir la batalla del Pichincha, Aymerich, el general español derrotado entrega su espada el general vencedor. Sucre la recibe y en vez de quebrarla para ratificar la humillación y la derrota del vencido, se la devuelve, íntegra, en señal de respeto y consideración. Este gesto consolida la victoria y la paz. Un gesto superior del siglo XIX. Es lo que Alfaro, con su “perdón y olvido”, predicó a fines de ese siglo XIX. Es lo que debe recuperarse como valoración humana de los ecuatorianos del siglo XXI.

LIBERTAD. – Que implica el respeto y reconocimiento a la otredad, entender al otro para comprendernos todos. Es la lección de Sucre, es la lección de la Batalla del Pichincha. La alteridad es el nuevo valor humano del siglo XXI. A nosotros nos llega desde el 24 de mayo de 1822.

ENTENDER. – La fecha y el hecho son importantes para preguntar y cuestionar. Pregunto: ¿es más importante entender que recordar? Como ensayista e historiador cuestiono la no inclusión del pueblo cholo en las luchas libertarias.

HERMANDAD.- La poetisa ecuatoriana Karina Gálvez lo afirma en estos versos:

La Batalla del Pichincha abrió paso a toda América
A disfrutar de dos cosas que todo ser humano espera:
Vivir libres, con justicia, con respeto y soberanos,
Cubiertos con la bandera del amor a los hermanos.

CONVOCATORIA.

El tiempo es mi amigo.
Por eso os digo que la libertad es la más bella herencia.
Os convoco a trabajar por la paz del universo.

REFERENCIA BIBLIOGRÁFICA:

• Apuntes personales, recortes de prensa.
• Avilés Pino, Efrén (2002). “Historia del Ecuador¨, Diario El Universo, fascículos, Guayaquil, Ecuador.
• Ayala Mora, Enrique (1989). “Nueva historia del Ecuador”, Corporación Editora Nacional, Vol. 5, Quito, Ecuador.
• Batalla del Pichincha, https://es.wikipedia.org/wiki/Batalla_de_Pichincha
• Campaña libertadora de Quito: 1820 – 1823.
http://independencia.ec/es/batallas/batalla-de-pichincha
• Gálvez, Karina ( 2013 ) “La Batalla del Pichincha”, poema histórico, http://www.lahueca.ec/batalla-del-pichincha-poema/
http://www.karinagalvez.com/attachments/056_LA%20BATALLA%20DEL%20PICHINCHA.pdf
• Independencia de Guayaquil,
https://es.wikipedia.org/wiki/Independencia_de_Guayaquil
• Revista Historia Militar del Ejercito de los ecuatorianos, Vol. 1, https://issuu.com/ceheesmil/docs/revista_historia_militar_vol._1
• Reyes, Oscar Efrén (1962) “Breve historia general del Ecuador”, Editorial Don Bosco, Quito, Ecuador.
• Salvat Editores (1980) “Historia del Ecuador”, Salvat Editores, Quito, Ecuador.

(Joselias, 2019-05-24)

Soy la vida hasta que muera. Historiador y cronista de Manta - Jocay, mi ciudad puerto de Manabí, Ecuador. Periodista - Docente en la Universidad Laica Eloy Alfaro de Manabí, Ecuador - Mis estudiantes me llaman "Maestro de la sonrisa eterna". Mi Facultad me declara "Patriarca de la Facco". Para mis lectores soy un "Diálogo con Joselías". Soy amante de la vida, río a carcajadas, con Cecilia somos una familia de cuatro hijos y nueve nietos, por ahora. Bailamos "chévere". Nací junto a las olas, vivo frente al mar, converso y río con mis padres que siguen iluminando mi vida aunque estén muertos. Mis hijos son maravillosos. Cada uno de ellos me llena de asombros. Los amigos son libros abiertos para la descontextualización de la relación humana. Proclamo la paz y respeto la diversidad.

0 comments on “Entre la memoria y el significado de la Batalla por la Libertad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: