Eventos Manta centenaria

El destino de Manta eres tú.

Ensayo, que revisa de manera suscinta el proceso histórico de la ciudad de Manta, considerada la más antigua del Ecuador actual.

Ensayo
MANTENSE, EL DESTINO DE MANTA ERES TÚ

Joselías Sánchez Ramos. / sjoselías@gmail.com / 2019-05-11.

RESUMEN.

Valorar la ciudad donde se vive debe ser un ejercicio de identidad constante para quienes habitan este territorio manabita y, tras conocerla, valorarla y afirmarla como pertenencia cultural asumir que “el destino de Manta eres tú”. El propósito del presente ensayo, parte de una investigación más amplia, revisa de manera suscinta el proceso histórico de la ciudad de Manta considerada una de las más antiguas del Ecuador actual

ASTRACT.

Valuing the city where you live should be a constant identity exercise for those who inhabit this Manabi territory and, after knowing it, value it and affirm it as a cultural belonging to assume that “the destiny of Manta is you”. The purpose of this essay, part of a broader investigation, is to review in a succinct way the historic process of the city of Manta considered one of the oldest in Ecuador today.

PALABRAS CLAVE.

Historia, Jocay, Manta, cantón, manteñidad.

INDICE.

  1. Introducción.
    1.1. Análisis.
    1.2. Prognosis.
    1.3. Problematización.
    1.4. Objetivo.
    1.5. Metodología.
    1.6. Marco Legal.
  2. Somos.
  3. Jocay.
  4. Lligua Tohallí.
  5. San Pablo de Manta.
  6. Puerto.
  7. Parroquia.
  8. Cantón Manta.
  9. Aeropuerto.
  10. Mantenses, manteñidad.
  11. Eres tú. Conclusión.
  12. Bibliografía.

1. INTRODUCCIÓN

1.1. ANÁLISIS,

Hola amigos. Manta es la ciudad de mi nacimiento. Con ella diré que mi corazón está en el pasado, mi cuerpo en el presente y mi espíritu está en el futuro. Sobre ella, hace unos años esboce una idea sobre su destino histórico, una especie de doctrina sobre la convicción que debemos tener los mantenses, sobre el destino de nuestro pueblo en América Latina.

Mi obra “Manta, 1.500 años de vida histórica y la racionalidad (razón de ser) de la identidad cultural manabita” tiene este propósito.

El presente ensayo, parte de una investigación más amplia, revisa de manera suscinta el proceso histórico de la ciudad considerada una de las más antiguas del Ecuador actual.

Se aspira que los habitantes de Manta conozcan la ciudad donde viven y, tras conocerla, valorarla y afirmarla como pertenencia cultural en un ejercicio de identidad constante que les permita asumir que cada uno forma parte “del destino de Manta”.

A cuatro años del centenario de su cantonización, considero oportuno insistir en el destino histórico de Manta.

1.2. PROGNOSIS.

El adecuado conocimiento socio cultural, desde su pasado histórico hasta su presente, fortalecerá la memoria colectiva de la ciudad para comprender que el destino de Manta está vinculado con cada uno sus habitantes.

1.3. PROBLEMATIZACIÓN.

El destino de Manta está directamente vinculado con la memoria colectiva de la ciudad.

1.4. OBJETIVO.

Contribuir con un ensayo socio histórico sobre Manta para que cada ciudadano asuma su participación en el destino histórico de la ciudad.

1.5. METODOLOGÍA.

La presente investigación se sustenta en el método histórico descriptivo con una etapa exploratoria a través de técnicas bibliográficas, documentales y conversatorios con otros historiadores locales.

1.6. MARCO LEGAL.

Se sustenta en los artículos 18, 21 y 377 de la Constitución de la República.
Art. 18: El derecho a buscar, recibir, intercambiar, producir y difundir información veraz, verificada, oportuna, contextualizada, plural, sin censura previa acerca de los hechos, acontecimientos y procesos de interés general, y con responsabilidad ulterior.
Art. 21: El derecho a construir y mantener la propia identidad cultural, a conocer la memoria histórica de sus culturas.
Art. 377: Garantiza el derecho pleno a la cultura y el derecho a salvaguardar la memoria social y el patrimonio cultural.

2. SOMOS.

San Pablo de Manta, la ciudad más antigua del Ecuador (1534). Entre el mar y el cerro de Montecristi, a fines de la segunda década del siglo XXI, vivimos unas 300.000 personas. Somos una ciudad puerto, una ciudad universitaria, una ciudad de pesquerías, encuentros y turismos, una ciudad de trabajo donde todos los sueños se realizan.

Somos el epicentro de la Mancomunidad del Pacífico junto a Jaramijó y Montecristi; y con Portoviejo estamos generando una conurbación del Manabí central. Somos la ciudad orgullo de la región.

3. JOCAY.

Nacimos como Jocay hace más de 1.500 años. Jocay fue el centro administrativo – religioso de la Confederación Manteña, uno de los pueblos más cultos de esta parte del continente, como la afirma el historiador Wilfrido Loor Moreira. Un pueblo que dominó la navegación, el comercio y adoraba la salud representándola como diosa Umiña. Tapipinche fue el día dedicado al descanso semanal.

Jocay era una ciudad aborigen muy grande con más de 20.000 habitantes reseña J. Viliulfo Cedeño Sánchez en su obra “La Confederación Manteña”.

La hoy calle 17 era una gran avenida que desde la playa llegaba hasta el templo de la diosa Umiña ubicado al final de la calle, donde hoy se levanta el Complejo de viviendas Tohallí.

A ambos lados de esa gran avenida (calle 17) estaban erigidas estatuas de piedra de hasta 2.5 metros de altura representando a sus jefes y sacerdotes, desnudos de cuerpo.

Por esas colosales estatuas desnudas, a la llegada de los españoles, surge la leyenda de los gigantes.

4. LLIGUA TOHALLÍ.

El Lligua Tohallí, Señor de las Aguas, es el último gobernante manteño de quien tenemos memoria. Fue ahorcado en Paján por el conquistador español Pedro de Alvarado porque, en el trayecto, iba gritando a los otros curacas que huyeran de los españoles y, aunque lo bautizaron como Gonzalo Tohallí, su muerte sigue siendo un crimen. Nuestro historiador J. Viliulfo Cedeño Sánchez lo rescató del ostracismo.

Ramón Chávez García, otro historiador local, reseña que este Lligua, Jefe, Cacique, Curaca, fue educado en el Yachay Huasi, un centro de formación de líderes creado por Virachocha en esta parte del Abya Yala

5. SAN PABLO DE MANTA.

En febrero de 1534 llegó a Jocay la expedición comandada por Pedro de Alvarado. El grupo estaba integrado por 11 barcos, 450 hombres y algunas mujeres, entre ellos el sacerdote Fray Jadoco Ricki, aborígenes centroamericanos y unos 200 caballos.

Alvarado saqueó el poblado y ordenó incendiarla. Hizo prisionero al jefe de la tribu, Lligua Tohalli, y a otros nativos porque no encontró la Umiña y los tesoros que se decía existían en este lugar.

Destruida la ciudad aborigen, el Adelantado español, en nombre del Rey de España, se posesiona del territorio con el nombre de San Pablo de Manta, el 2 de marzo de 1534. Desde entonces nos llamamos así.

De esas cenizas se reconstruyó como pueblo. A los pocos nativos que resistieron la masacre, los cholos de hoy, se sumó el aporte valioso de mucha gente venida de todas partes.

6. PUERTO.

Somos un pueblo de espíritu libre, altivo y emprendedor que se forjó a lo largo de los siglos superando el olvido, el abandono e incluso el desprecio. Pero siempre fuimos un puerto de obligada estancia en las rutas del Pacífico. Los navegantes llegaban por agua dulce, leña y víveres para sus largos días en alta mar.

Los piratas volvieron a destruírnos. Nos fuímos hasta el cerro, nos llevamos la Virgen de Monserrate y allí construímos la ciudad de Montecristi. Pero volvimos a la orilla del mar porque aquí está la libertad.

En tiempos de la Gran Colombia se nos suprime como puerto, pero a inicios de la República, en el siglo XIX, se nos reconoce como el “Primer Puerto Marítimo del Ecuador”.

A inicios del siglo XX, somos el segundo puerto de la República. Seguimos exportando sombreros pero también la tagua para lo que construimos un ferrocarril en 1913.

En la década de los años 60´s construimos las obras portuarias. Tenemos un puerto marítimo con un espigón de 1.700 metros mar afuera, el primero del país y único en el mundo que utiliza piedra. El 12 de noviembre de 1966 se conforma su Autoridad Portuaria con Carlos Pólit Ortiz como su primer presidente. Manta se convierte en el gran puerto de la exportación del café y del pescado.

En la primera década del siglo XXI, durante dos años fuimos el “Puerto de Transferencia Internacional de carga del Pacífico Sur”. Desde marzo de 2017, la empresa Terminal Portuario de Manta S.A. (TPM) administra y opera el puerto en representación de la firma chilena “Agunsa” concesionaria del Puerto por 50 años. Hoy se proyecta a Manta como gran puerto turístico del Ecuador.

7. PARROQUIA.

Fuímos aldea, pequeña, rústica, abandonada por los gobernantes, pero los mantenses nunca la abandonamos. Fuímos construyéndonos como pueblo, con identidad y con orgullo. Cambiamos nuestra Umiña por la Virgen católica.

Durante la “Colonia” formamos parte del Corregimiento de Guayaquil. Se nos acusa de ser puerto de contrabandos pero hasta fines del siglo XIX fuirmos grandes exportadores del sombrero de paja toquilla.

Lograda la “Independencia”, desde 1824 formamos parte de la jurisdicción del cantón Montecristi, uno de los tres con los que se crea la provincia de Manabí. Los otros dos son:Portoviejo y Jipijapa.

Creada la República en 1830, somos parroquia de Montecristi desde 1861 por efecto de la primera Ley de División Territorial de la República.

En el siglo XX, desde el 4 de noviembre de 1922 dejamos de ser parroquia para convertirnos en “Cantón” de la República, como resultado de una gesta patriótica liderada por don Ascario Paz desde el 8 de junio de 1912.

8. CANTON MANTA.

Después de una década de gestiones, amenazas, persecuciones y encarcelamientos, el 29 de septiembre de 1922, el presidente de la República firma el decreto de cantonización que al día siguiente se publica en el Registro Oficial debiendo cumplirse lo dispuesto en el Código Civil para oficializar la cantonización. Ascario Paz y Sergio Domingo Dueñas son los dos gestores de esta epopeya cívica.

El 8 de octubre de 1922, los parroquianos jubilosos, reunidos en el Parque Central, escuchan la lectura del Decreto de Cantonización que pronuncia el señor Carlos Cevallos.

El 4 de noviembre de 1922 nos reunimos en la Plazoleta Pichincha, hoy Plazoleta Azua, para reafirmar, dar fe y asumir nuestra cantonización.

Nuestro primer Ayuntamiento se posesiona el 4 de febrero de 1923 liderado por don Luis Teodoro Cantos; es el primer presidente municipal. Cien años después, en el 2022, los actos recordatorios los presidirá el Alcalde Agustín Intriago Quijano.

Como cantón tenemos otra historia. No la disputamos con nadie. El Dr. Verdi Cevallos Balda nos retrata de cuerpo entero en su poema “Himno a Manta” que con unción cívica entonamos o escuchamos: “Pueblo excelso, ya nada podrá detener tu adelanto fecundo”. Así es. Nada ni nadie puede detener a Manta y a los mantenses.

El mes de octubre es un mes de encuentros, espiritualidad, comercio y cultura. Desde principios de siglo XX celebramos las Fiestas Religiosas y del Comercio como símbolo de identidad, progreso y espiritualidad, repitiendo la frase del P. Julio Pierregrosse, el primer párroco, que alentaba a los mantenses con su “Adelante, siempre adelante”.

Desde principios del siglo XXI a Octubre lo convertimos también en el mes del arte y la cultura para celebrar, cada 11 de octubre, el “Día del cholo”, colectivo de hombres que heredan el conocimiento ancestral de “La Confederación Manteña” descubierta por el historiador Viliulfo Cedeño Sánchez.

También tenemos nuestras soledades, nuestra sed y nuestras tragedias. Pero aprendimos a enfrentar los retos del destino. La soledad de mirar al mar desde la playa esperando el regreso del pescador que fue tragado por el mar. Nuestra sed que maravillosamente describe Othón Castillo en su libro “Sed en el puerto”. Nuestras tragedias como el terremoto del 16 de abril del 2016 que permanecerá en la memoria colectiva como un instante de renovación urbana.

Llegamos al centenario de cantonización cargados de sueños y comprometidos con un nuevo pensamiento para América Latina.

En 1922 eramos 5.000 mantenses pugnando por agua, educación y desarrollo humano. Cien años después, en el 2022, somos más 300.000 mantenses forjando lìderes con integridad y visiones diferentes para generar los paradigmas del siglo XXI.

9. AEROPUERTO.

El 2 de agosto de 1932, procedente de Guayaquil, llega el avión Ecuador para inaugurar el campo de aviación “Eloy Alfaro”, el primero de Manabí.

Un año antes, en 1931 el empresario guayaquileño Rafael A. Dillon, logra despertar el interés de prestantes caballeros mantense y conforma el “Aero Club de Manta” cuyo directorio conforman, en calidad de vocales: Aquiles Paz, Carlos T. Camacho, Jacinto L. Dueñas, Carlos D. Delgado, J. Ruperto Delgado; G. J. Toala, Secretario; Francisco O. Palacios, prosecretario; y J.F. Arcia y Morales, Tesorero.

En noviembre de 1931, el Aero Club de Manta, que gestiona el futuro campo de aviación, lo denomina “Eloy Alfaro”, reseña la Revista del Ejército Nacional No. 65 de 1932.

En marzo de 1932 el avión San Juan de la compañía Panagra llega a Manta para una preinauguración de su aeropuerto y el transporte aéreo semanal de correos y pasajeros.

En la primera década del siglo XXI, el aeropuerto Eloy Alfaro ha logrado posisionarse como uno de los más grandes y seguros del continente. Tres años después del terremoto 16-A, el presidente Lenin Moreno, recibe propuesta del gobieno coreano para administrar el Aeropuerto Eloy Alfaro.

10. UNIVERSIDAD.

En noviembre de 1967, la Asociación de Empleados de Manta presidida por Edmundo Lourido Moreira resuelve gestionar la creación de una Universidad en Manta respondiendo así al clamor de sus asociaciados y de la juventud de Manta que debía viajar a Portoviejo, Quito y/o Guayaquil para sus estudios Superiores.

El 9 de marzo de 1968 se firma Convenio con la Universidad Laica Vicente Rocafuerte de Guayaquil para crear una “Extensión Universitaria” en esta ciudad.

El 16 de mayo de 1968 se inician las clases universitarias en las dependencias del Sindicato de Choferes de Manta cedido por su presidente, Laercio Chiriboga Alava.

Las primeras autoridades de la Extensión Universitaria son: Dr. Miguel Morán Lucio, decano; Ing. Pablo Delgado Álava, subdecano; Edmundo Lourido Moreira, administrador; Wilson Verduga Loor, secretario; Viliulfo Cedeño Sánchez, Tesorero; y Joel Moreira Vélez, inspector General.

Durante los diez años subsiguientes, los estudiantes universitarios y las instituciones de Manta gestionan la autonomía universitaria para convertir a su “Extensión” en una Universidad Estatal.

Cuando concluye la dictadura militar se convocan a elecciones y los mantenses eligen a los nuevos diputados, entre ellos al Dr. Medardo Mora Solórzano, quien ejercía el decanato de la extensión universitaria de Manta.

Para agosto de 1983, el diputado Mora Solórzano presente ante el Congreso Nacional del Ecuador el proyecto de ley que crea la Universidad de Manta, propuesta que es respaldada por toda la legislatura manabita.

En julio de 1984, una asamblea provincial reunida en el Municipio de Manta y un paro posterior, respaldan el proyecto frente a la oposicion del Consejo Nacional de Universidades y Escuela Politécnicas (CONUEP) que emitieron informe desfavorable.

En los días subsiguientes, los jóvenes de la extensiòn universitaria viajan a Quito y marchan frente al Congreso Nacional exigiendo la aprobación de su Universidad. El 16 de octubre de 1985, el Congreso Nacional aprueba la Ley que crea la Universidad Laica Eloy Alfaro de Manabí y el 30 de octubre, el Ing. León Febres Cordero, Presidente de la Repúblic pone el “Ejecútese” al Decreto 313 que se publica en el Registro Oficial No. 10 del 13 de noviembre de 1985.

El sueño de los mantenses se ha cumplido. Manta es una ciudad universitaria. El primer rector de la ULEAM es el Dr. Medardo Mora Solórzano. El actual rector de la ULEAM es el Dr. Leonardo Camino Solórzano.

11. MANTENSES, MANTEÑIDAD.

Somos mantenses, sin favor ni temor, sin egoísmos ni localismos, solidarios y libres, altivos y generosos, humildes y orgullosos de nuestra estirpe manabita.

Somos mantenses y manabitas, reinvindicando a Eloy Alfaro en este monumento vivo que es nuestra universidad.

Víctor Arias, célebre orador, poeta, escritor y comunicador social, en conferencia magistral que tituló “Terremoto tres”, proclamaba:

Somos una legión de gladiadores por la libertad, nadie sabe de dónde hemos llegado, pero probablemente somos los señores de las estrellas, nos inunda la luz, somos guerreros de los amaneceres, el manabita se levanta temprano y usa el machete de su inteligencia para hacer las cosas más perfectas, y nos sale perfecto el dulce de pechiche y la empanada de verde; el rompope y la majada; el manjar de leche y los alfajores; el viche, el corviche, el ceviche y el camotillo; nuestras comidas son perfectas, nuestros artistas cantan hermoso, el pasillo Manabí y la Tejedora; es de oir sino a Eduardo Brito, a Kike vega, a Lilián Suárez y a Abilio Bermúdez; a Juan Alava; A Viviana Alvarado, Tito Macías a Magaly Macías, a Margarita Pilay, nuestra música es perfecta y los besos de la mujer manabita saben mejor porque ellas están hechas, con mermelada de las estrellas y pueden matar de amor por las mañanas.

“Los manteños de la nada hicieron una Universidad.

Así que ningún terremoto va a vencernos, por pintado que fuere y vamos a decirle al Gobierno con voz firme, que lo estamos esperando señor gobierno para que nos devuelvan la plata de la Reconstrucción que se la han robado toda.”

12. ERES TÚ.

La conclusión es simple. Tú eres mantense y representas la manteñidad. San Pablo de Manta es tu ciudad.

¿Quieres verla grande y hermosa?. Sé un ciudadano íntegro, cuídala con tu honestidad, revístela de orgullo con tu prestigio familiar, fortalécela con tu cultura y emprendimientos.

Somos mantenses. El destino de Manta eres tú. (Joselías, 2019-05-11)

12. BIBLIOGRAFÍA.

Arias Aroca, Victor (2019) “Terremoto tres”, Conferencia magistral, II Encuentro Manta 16-A, Ecuador.
Castillo Othón, (1981) “Sed en el puerto”, Casa de la Cultura Ecuatoriana de Manabí, Portoviejo, Ecuador.
Cedeño Rengijo, Rossy, (2010) “Identidad manteña”. Imprenta universitaria, Uleam, Ecuador.
Cedeño Sánchez, Vilulfo, (1895) “La confederaciòn manteña”, Editorial Ofacoda Color, Manta, Ecuador.
Chávez García, Ramón, (2012) “Manta en la historia”, Imprenta La Letra, Manta, Ecuador.
Delgado Otero César, ( 2015) Editorial Eskeletra, Quito, Ecuador.
Dueñas de Anhalzer Carmen, (1991) “Soberania e insurrección en Manabí”, Editorial Abya Yala, Quito, Ecuador.
Estrada Icaza, Emilio, (1962) “Arqueología de Manabí Central”, Publicacion del Museo Víctor Emilio Estrada, Guayaquil, Ecuador.
Jijón y Caamaño, Jacinto (1941) “El Ecuador interandino y occidental antes de la conquista castellana”, Editorial Ecuatoriana, Quito, Ecuador.
Loor Moreira Wilfrido, (1969) “Manabí, desde 1922”, Editorial Ecuatoriana, Quito, Ecuador.
Molina Cedeño Ramiro, (2010) “Los caminos en Manabí”, Ediciones La Tierra, Quito, Ecuador.
Molina Cedeño Ramiro, (2009) “Manabí, su historia, su nombre II, Imprenta Ramírez, Portoviejo, Ecuador.
Palma John Milton, (2017) “Una ciudad llamada Jocay”, Editorial Libromanta, Ecuador.
Saville Marshal, (1907) “Las antiguedades de Manabí, Ecuador”, Ministerio de Cultura del Ecuador.
Stothert, Karen, (2001) “Lanzas silvadoras y otras contribuiones del Olaf Holm al eatudio del pasado del Ecuador”. Banco Central del Ecuador.
Velasco, Juan, (1996) Historia del Reino de Quito en la América Meridional”, Editorial CCE. Quito, Ecuador.

Soy la vida hasta que muera. Historiador y cronista de Manta - Jocay, mi ciudad puerto de Manabí, Ecuador. Periodista - Docente en la Universidad Laica Eloy Alfaro de Manabí, Ecuador - Mis estudiantes me llaman "Maestro de la sonrisa eterna". Mi Facultad me declara "Patriarca de la Facco". Para mis lectores soy un "Diálogo con Joselías". Soy amante de la vida, río a carcajadas, con Cecilia somos una familia de cuatro hijos y nueve nietos, por ahora. Bailamos "chévere". Nací junto a las olas, vivo frente al mar, converso y río con mis padres que siguen iluminando mi vida aunque estén muertos. Mis hijos son maravillosos. Cada uno de ellos me llena de asombros. Los amigos son libros abiertos para la descontextualización de la relación humana. Proclamo la paz y respeto la diversidad.

0 comments on “El destino de Manta eres tú.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: