Carta a la Universidad de Manta.

Manta, 2019-03-07
CARTA A LA UNIVERSIDAD DE MANTA

La Universidad es el referente del futuro. Para describir el futuro hay que entender el presente. Para entender el presente hay que conocer el pasado.

Manta es una ciudad costera, rodeada de colinas; todo el territorio se asienta en las laderas finales del cerro Montecristi. En cada estación invernal las aguas lluvias corren por las laderas del cerro y las laderas de las colinas circundantes. Un viejo rio de invierno la divide: el río Manta, rio que en cada creciente afecta a Las Chacras y a Los barrios Cuatro de Noviembre, La Ensenadita, 8 de enero y Miraflores.
Para 1982, con el fenómeno de El Niño aparece el Río Burro como resultado de la ocupación de la tierra en el Barrio Jocay al que luego se anexarían otros barrios. Todos ocupan el territorio donde antes el agua corría sin obstáculos.
En ese mismo año, corre fuerte el estero de Los Esteros al que comienza a llamárselo Río Muerto porque, de un simple hilo de agua se convirtió en un enorme desaguadero.
Con la premisa de que en Manta nunca llueve, los constructores de calles, urbanizaciones e incluso los pobladores de las invasiones, realizan las obras y las viviendas.

Esta mañana, desde el Malecón de Manta escuché: ¿Dónde están los sumideros? Bueno, esta realidad es un grito lastimero. Debemos trabajar para el futuro porque el presente es tan frágil que pronto se convierte en pasado.

Por eso, llego a la Universidad de Manta, a la Universidad Laica Eloy Alfaro de Manabí, para pedirle con respeto y consideración:

  1. Disponer que la Facultad Ciencias de la Comunicación recoja todos los testimonios de la tragedia que vive hoy se vive en Manta con motivo de las lluvias de la noche del miércoles 6 de marzo, de la madrugada y del día jueves 7 de marzo de 2019. Este archivo será el referente para los planficadores urbanos de la ciudad.
  2. Pido disponer que la Facultad de Ingeniería observe en sitio e inspeccione los lugares más críticos de la tragedia que ha ocasionado la lluvia de la noche del miércoles 6 de marzo, de la madrugada y del día jueves 7 de marzo de 2019. Los informes que se emitan servirán de guía para los planificadores de la ciudad y para los constructores de obras.
  3. Pido a la Facultad de Arquitectura que observe en sitio la distribución urbana de la ciudad, tome videos y fotografías, realice mesas de trabajo y tras la observación y discusión de la tragedia que ha ocasionado la lluvia, elaborar informes que sirvan a los planificadores urbanos para rediseñar la ciudad.
  4. Pido a la Facultad Ciencias de la Educación y a su especialidad de historia y geografía que visite los lugares críticos de esta tragedia, converse con los vecinos, pregunte sobre hechos similares del pasado y elabore informes históricos sobre dichos sitios para que los planificadores, los constructores y las autoridades, conozcan la historia de los lugares donde se ha permitido construir viviendas, cementerios, edificios, avenidas y calles.
  5. Pido a la Facultad de Trabajo Social que visite a las familias afectadas para preguntar por qué están viviendo en dichos sectores, quienes les vendieron dichos terrenos, si hubo advertencia de las autoridades y, si en el pasado han sufrido estas tragedias, por qué siguen viviendo allí y qué requieren para superar esta difícil situación.
  6. Pido a la Facultad de Psicología, visitar y observar los lugares de la tragedia; de manera especial localizar a los adultos mayores para preguntarles sobre la tragedia y como les afecta. ¿Por qué? Porque esas personas pueden orientar la toma de decisiones de los planificadores y porque ellas son las más vulnerables en toda tragedia. Esto no se hizo en el terremoto del 16 A.
  7. Finalmente pido a la Facultad de Medicina, visitar en sitio los lugares críticos de la tragedia ocasionada por las lluvias e indagar qué enfermedades pueden generarse y sugerir a la salud pública las medidas que deben adoptarse, primero para prevenir el futuro y segundo para curar.

Si me equivoco, pido disculpas. Si algo falta, incluirlo. Yo sufrí el terremoto 16 A y todas las referencias que, con respecto a la vieja Tarqui de Manta o zona cero, publican los Gobiernos, carecen de solvencia cientifica. La Universidad es un buen referente para la investigación y conclusiones.

Les agradezco su atención.

Joselías Sánchez Ramos
C.c.: 170066484-8.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.