Todo tiene su final

TODO TIENE SU FINAL.

Joselías Sánchez Ramos. / sjoselias@gmail.com / 2019-01-13

Hola amigos. Todo tiene su final. A los 33 meses del terremoto se acabó la reconstrucción. No es tiempo de llorar. Es tiempo de aprender. Es el segundo gran episodio de esta gran tragedia que vive el pueblo manabita en los últimos tres años.

El primero es el terremoto del 16 de abril de 2016. La naturaleza nos dio una lección. La naturaleza destruyó vidas, bienes y servicios públicos. A los manabitas nos tocaba reconstruir. Nos contentamos con “obritas” que los funcionarios del centralismo diseñaron. No aprendimos la lección.

El segundo es el Comité de la reconstrucción y reactivación económica para las provincias de Manabí y Esmeraldas. Manta no formó parte del Comité porque su alcalde llegó tarde a la cita inicial. El Prefecto provincial es el vicepresidente; vive en Manta pero ha sido un actor con poco protagonismo porque las decisiones fueron tomadas por los burócratas del gobierno. Los manabitas aprueban todo. Otra lección no aprendida.

La reconstrucción se financia con los aportes de la Ley de Solidaridad. El pueblo ecuatoriano aporta 3.000 millones de dólares. USD 300 millones se lleva el gobierno porque están ociosos, según el Ministro de Finanzas de entonces. El saldo a la fecha es de USD600 millones.

En los primeros días de enero del 2019, el gobierno nacional anuncia que se analiza cerrar el proyecto de la reconstrucción para emprender el “desarrollo productivo”. El presidente del Comité de la Reconstrucción anuncia que se completarán todas las obras en proceso.

Lamentarnos es tarde. Debemos reconocer que no aprendimos la lección del terremoto ni la lección de la reconstrucción. Pero, nunca es tarde.

Ecuador vive tiempos de incoherencia. Para la burocracia gubernamental los manabitas son piezas de ajedrez. En este juego, seleccionan y designan vocales de la Junta Electoral, a pocos días los cambian. Si. Ecuador vive tiempos de incoherencia. ¿Podrá Manabí superar el estado de incertidumbre e incoherencia política?

El tercer episodio es la elección de dignatarios provinciales, cantonales y parroquiales rurales. Se espera que los nuevos dignatarios hayan aprendido la lección y estén dispuestos a reclamar, en el ámbito de sus competencias, lo que Manabí requiere, y confrontar, para desechar, lo que la burocracia del gobierno impone porque ellos quieren demostrar que los manabitas no piensan.

La pregunta para el pueblo manabita. ¿Aprendió la lección para elegir a los mejores y más capacitados dignatarios que dirijan nuestra provincia, nuestros cantones y nuestras parroquias rurales?

Repetiré. Que Dios salve a Manabí de los votos de los arribistas, de los inmediatistas y de los falsos profetas. (Joselías, 2019-01-13)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.