Manta centenaria Retrospectiva

Simón Bolívar. “Del colonialismo del siglo XIX a la colonialidad del siglo XXI.”

Entre el nacimiento y la muerte del Libertador hay una vida consagrada a la libertad. Esta conferencia de Joselías Sánchez al evocar su natalicio en la fecha de su fallecimiento quiere establecer el compromiso de continuar la tarea libertaria de Simón Bolívar quien destruyó el colonialismo, pero aun está vigente la lógica cultural de la colonialidad del poder.

Conferencia.

Simón Bolívar.
“Del colonialismo del siglo XIX
a la colonialidad del siglo XXI.”

Autor:
Joselías Sánchez Ramos.
Sociedad Bolivariana del Ecuador – Manabí
Portoviejo, 2018-07-24.
En el 235 aniversario del natalicio del Libertador.

Conferencia que evoca el natalicio de Bolívar en un escenario geopolítico del siglo XXI, muy diferente a la sociedad latinoamericana que liberó del colonialismo en el siglo XIX. Un pensar que se pronuncia para romper la lógica cultural que dejó insertado ese colonialismo europeo – español y que hoy llamamos “colonialidad”. Se busca reflexionar sobre lo que dice Bolívar: “La libertad, no se mantiene, ni se logra fácilmente; hay que intentar alcanzarla siempre”, para comprender la propuesta que esboza Paulo Freire: Educar para la libertad, no para la servidumbre.

Estimados amigos.

INTRODUCCIÓN.

La geopolítica del mundo de hoy es multipolar, con sociedades que así mismo se llaman desarrolladas, sustentando su existencia en el determinismo histórico y considerándose destinadas a prevalecer con sus sistemas económicos, sus conocimientos tecnológicos y su modernismo filosófico.

Sin embargo, en este mundo, la población plantearia es inmigrante, con una multiplicidad de étnias enhebrandose en todos los rincones de la Tierra para superar sus falencias sociales y potenciar sus vidas.

Llegamos al siglo XXI con tres poderes dominantes: la industria, la tecnología y la economía, escenario de complejidades e incertidumbres, de organizaciones y redes, de flujos de tiempo en una geografía líquida, de prisas e imágenes que estereotipan la vida humana.

Nuestro mundo, el mundo de hoy, debate sus viejos principios en la búsqueda de nuevos valores humanos que configuren su estancia en el planeta que empieza a resistir su presencia.

Plagado de derechos, el hombre se ha olvidado de sus deberes. En la búsqueda del confort se ha olvidado de la subsistencia.

Por un lado, exige todo sin la percepción de dar algo para mantener el equilibrio.

Por otro lado, explota hasta el extremo los recursos naturales generando desde el calentamiento global hasta la pobreza extrema.

Vivimos en una sociedad de presentes y de consumos donde se observa un deterioro de tres factores fundamentales de la vida humana: la educación, la comunicación y la política.

BOLÍVAR.

En este escenario de nuestra vida nos reune hoy el Libertador para evocar su natalicio.

Hace 235 años, un 24 de julio de 1783, en Caracas, Venezuela, nace Simón Bolívar. Nace y vive en el colonialismo español de América. Nace y crece en una sociedad humana donde hay rezagos de la Edad Media, donde la Edad Moderna no tiene asidero, donde la economía y el sistema de gobierno es colonial y monárquico, donde persiste la esclavitud más allá de la servidumbre, donde la educación es limitada a la élite en el ambito de la creencia única.

Bolívar observa su tiempo, la independencia de Norteamérica, la revolución francesa, la monarquía napoleónica. En este escenario su mente prodigiosa crea una manera diferente de vida para el pueblo de Latinoamérica; se vive una época de ilustración y reclama hombres ilustrados e ilustradores, que asimilen las ideas más avanzadas del momento.

Libertad / educación.

Para lograrlo requiere libertad, entonces lucha con un ejército de plebeyos, nobles, y esclavos, con un ejército de nativos, negros y blancos venidos de todas lares.

Bolívar le otorga a la libertad una fuerza subjetiva extraordinaria de manera que la liberación se convierte en esperanza y fuerza, en sacrificio de vida o muerte.

Para Bolivar, “La libertad, no se mantiene, ni se logra fácilmente; hay que intentar alcanzarla siempre”. Esta es la propuesta: Educar para la libertad, no para la servidumbre.

Comunicación / Independencia.

Para lograrlo requiere que el pueblo conozca y participe. Entonces crea medios de comunicación para informar los avances libertarios y explicar el pensamiento de la revolución.

“El correo del Orinoco”, es un periódico que traspasa el continente. En él se leen los objetivos del Libertador y se informa sobre la vida nacional. Es un llamado a la libertad al que acuden jóvenes y patriotas de otros continentes que se integran a la revolución.

Bolívar confía en el hombre y en su capacidad de discernimiento para que al pueblo le sean revelados desde el papel que debe desempeñar como gestor de su propio destino y la función de la lucha por la libertad como partera de la historia.

Bolivar nos recuerda: “El pueblo que ama su independencia, por fin la logra”.

Política / sociedad.

Para lograrlo requiere un nuevo sistema político. Su misión emancipadora no se limitó a derrumbar los poderes políticos del colonialismo español que subyugaban al hombre latinoamericano, sino también a otros seudopoderes que lo enajenaban.

Simón Bolívar fue un reformador social. Su obra política giró en torno a la igualdad de los hombres frente a la Ley. Crea un conjunto de códigos y leyes orientados a alcanzar la justicia y la libertad. Trató de encontrar el punto de equilibrio entre las funciones del gobierno y las necesidades del pueblo que había sido liberado.

Bolívar pensó más allá de su tiempo. La integración de América Latina es una necesidad histórica que, aunque cada día se vuelve quimera, sigue siendo el sueño de hombres y mujeres comprometidos con la Gran Patria de Martí, la raza cósmica de Vasconcelos, la tierra de los hombres de maíz de Asturias, el Abya Yala de los pueblos originarios.

En su discurso de Angosturas, el más denso de la literatura política, proclama: “El sistema de gobierno más perfecto es aquel que produce mayor suma de felicidad posible, mayor suma de seguridad social y mayor suma de estabilidad política”.

Es un americanista. En Angostura también dice: “no olvidar jamás que la excelencia de un Gobierno no consiste en su teoría, en su forma, ni en su mecanismo, sino en ser apropiado a la naturaleza y al carácter de la Nación para quien se instituye. ¡He aquí él código que debemos consultar, y no el de Washington! “.

Pero, a pesar de todos sus esfuerzos, el Libertador no logra consolidar la vida institucional de los nuevos Estados.

En su último año, exclama ante el Congreso Grancolombiano: “Me ruborizo al decirlo: la independencia es el único bien que hemos adquirido, a costa de los demás”.

EPOPEYA.

De su vida de 47 años solo necesito 20 para la gran epopeya de la libertad.

Comprometido con la libertad no hay obstáculo que lo detenga. Fue una campaña admirable por la libertad de América. Desde la entrada triunfal a Caracas, el Decreto de “guerra a muerte”, el triunfo de Boyacá, la victoria en Caracobo, la gloria de Pichincha hasta el victorioso trueno horrendo que en fragor revienta en Junín y Ayacucho para consolidar la libertad y poner fin al colonialismo español.

El Colonialismo es un estado político que se produce por la ocupación militar y la anexión jurídica de un territorio y sus habitantes por parte de una fuerza imperial extranjera.

En esta America liberada del colonialismo, Bolívar crea tres grandes naciones: Gran Colombia, Perú y Bolivia. Su sueño de la unidad latinoamericana se desintegra cuando los lideres militares y los criollos descendientes de españoles, se reparten el gran territorio en tres tres países; luego surgirá Panamá. Hoy hablamos de seis naciones bolivarianas.

EVOCACIÓN.

En este Ecuador glorioso, nos reunimos hoy para evocar su natalicio y su epopeya.

Nos reunimos en Manabí, provincia a la que Bolívar quería siga siendo parte de Guayaquil como un territorio enorme en población y riqueza para visionar su porvenir.

En esta provincia de cholos y montuvios, de campesinos y pescadores, nos reunimos al conjuro de la libertad bolivariana para reconocer la grandeza y la heroicidad espiritual de nuestras mujeres, dos de ellas, la Dra. Vicenta Alarcón Castro, como la mejor funcionaria de la administración pública, y la Dra. Monserrate Aráuz de Vásquez como la mejor ciudadana de la provincia; ambas, poseedoras del talento, del conocimiento científico y profesional que ilustra a las mujeres de este siglo.

También nos reunimos para dar testimonio del valor humano de un maestro de juventudes, gran poeta de la cultura manabita y extraordinario gestor del porvenir, el Dr. Ángel Primitivo Ganchozo Zambrano, cuya producción cultural nos enorgullece a todos.

COLONIALIDAD.

Estimados amigos.

La sociedad latinoamericana que Bolívar liberó del colonialismo en el siglo XIX es muy diferente a la sociedad latinoamericana de este siglo XXI.

Desapareció el colonialismo pero seguimos insertados en su lógica cultural que llamamos “colonialidad”.

Pensadores como Aníbal Quijano, sociólogos como Edgardo Lander, semiólogos como Walter Mignolo, pedagogos como Catherine Walsh, antropólogos como Arturo Escobar, filósofos como Enrique Dussel, críticos como Javier Sanginés, coinciden en señalar que las herencias coloniales en América Latina se dejan sentir hasta hoy en por lo menos tres áreas complementarias:
• El racismo;
• El eurocentrismo epistémico; y,
• La occidentalización (violenta o consentida) de los estilos de vida.

Estas áreas corresponden a tres categorías centrales:
La colonialidad del poder;
• La colonialidad del saber; y,
• La colonialidad del ser
.

La colonialidad del poder se expresa no sólo en el racismo, sino también en el “blanqueamiento cultural”, es decir, en la aspiración a imitar siempre modelos europeos y norteamericanos en todas las áreas de la vida. Se accede al poder sólo en la medida en que se establece una semejanza con lo que ocurre en Europa y los Estados Unidos al nivel de las instituciones, de las costumbres, del pensamiento, de la educación, del arte, etc.

La colonialidad del saber refiere al modo en que la racionalidad tecno-científica es un factor determinante en la generación y expansión del colonialismo norteamericano y europeo de modo que, el conocimiento dominante se sustenta en dos lenguas: inglés y francés. El conocimiento tiene así una clara dimensión geopolítica. Hay un “mito del eurocentrismo”: todo conocimiento “válido” es generado primero en los centros de poder del sistema-mundo

Aquello ha generado la colonialidad del ser. El “ser” es una propiedad que le pertenece a los europeos y sus descendientes criollos en las Américas.

“La colonialidad del ser no es un proyecto de destrucción sino de producción, que atraviesa todo el siglo XIX y se concretiza en el siglo XX con los procesos de industrialización”, sostiene Walter Mignolo.

En el siglo XXI, haciendo uso de la biopolítica, se formaliza con el control de la natalidad y ahora con la agenda de género, es decir, el sometimiento se hace por medios no coercitivos.

Se trata de la producción sistemática de una ontología social urbana, de unas formas de ser-en-el-mundo en la que los sujetos son libidinalmente “sujetados” a lo que llaman control de la natalidad y derechos de género para desvirtuar el contexto de la familia latinoamericana.

“Anclada de este modo en las estructuras de la subjetividad, la colonialidad del ser no es percibida como algo que oprime sino como algo que se desea, pues produce las condiciones materiales e inmateriales de existencia para amplios sectores de la población”, sostienen los pensadores de la modernidad/colonialidad.

CONCLUSIÓN.

Un largo recorrido, estimados amigos, pero no tengo otra oportunidad para compartir estos pensamientos.

Si en el siglo 19 Bolívar destruyó el colonialismo en América.
En este siglo 21, nos corresponde a nosotros comprender para superar la colonialidad que se ha apoderado del saber, del poder y del ser latinoamericano.

La guerra de la cuarta generación no es con las armas, es con la cultura.

Damas y caballeros

Evocando a Neruda le diremos a Bolívar que en este augusto salón hay una ronda de manos junto a él.

Que junto a mi mano hay otra y hay otra junto a ella, y otra más, hasta el fondo del continente oscuro.

Y otra mano que Bolívar no conoció viene también a saludarlo y a estrechar la suya; vienen desde los barrios de este Portoviejo, desde los confines de esta Manabí altiva.

Vienen manos del campo y del mar; de los talleres, del aire, de la carcel, de los arrabales; de las escuelas y universidades; de los muertos de todos nuestros cementerios, llega esta mano de pueblo que es hija de la tuya, gran Bolívar

Libertador, un mundo de paz nació en tus brazos.
La paz, el maíz, la tortilla, de tu sangre nacieron,
de nuestra sangre manabita venida de tu sangre
saldrán paz, pan y trigo
para el mundo que en tu nombre construiremos.

Desde Manabi para la Patria.
Desde Ecuador para America.
Desde América para el mundo.

Damas y caballeros.

Joselías Sánchez Ramos
Portoviejo, 2018-07-24.

Referencias bibliográficas.

Álvarez, Federico (1983), “Bolívar y el periodismo”, Artículo de archivo.

Beltrán Salmon, Luis Ramiro (2001), “El gran comunicador Simón Bolívar”, Plural Editores, 2da Edición, La Paz, Bolivia.

Bolívar, Simón (2010), “Carta de Jamaica”. Archivo.

Bolívar, Simón (2010), “Pensamientos”. 2da. Edición, Fundación Editorial El Perro y la rana”, Centro Simón Bolívar, Caracas, Venezuela.

Doussel, Enrique (2000), Eurocentrismo y modernidad (Introducción a las lecturas de Frankfurt)” en Mignolo Walter. Capitalismo y geopolítica del conocimiento. El eurocentrismo y la filosofía de la liberación en el debate intelectual contemporáneo. Editorial del Signo, Buenos Aires, Argentina.

Freire, Paulo (2002) “Pedagogía de la esperanza”, Siglo XXI Editories, Buenos Aires, Argentina.

Mignolo, Walter. (2005), “Cambiando las éticas y las políticas del conocimiento: La lógica de la colonialidad y la postcolonialidad imperial”. Conferencia Inaugural del Programa de Estudios Postcoloniales, en el Centro de Estudios Avanzados, de la Universidad de Coimbra. En http://www.tristestopicos.org

Pérez Vila, Manuel (1968), Biografía de Simón Bolívar”, Biblioteca virtual Miguel de Cervantes,
http://www.cervantesvirtual.com/portales/simon_bolivar/autor_biografia/

Ojeda Pizarro, Rossana Paula y Cabaluz Ducasse, Jorge Fabián (2010) “Colonialidad del poder y geopolítica del conocimiento. Reflexiones para re-pensar las pedagogías críticas”. Revista electrónica Diálogos Educativos. http://www.umce.ch/-dialogos/n19_2010/ojeda.swl

Quijano, Aníbal. (2000). “Colonialidad del Poder, Eurocentrismo y América Latina”, en Lander, Edgardo (Ed) La Colonialidad del Saber: Eurocentrismo y ciencias sociales. Perspectivas latinoamericanas. Clacso. Buenos Aires, Argentina.

Unesco (1983) “Simón Bolívar, la esperanza del universo”, París, Francia.

Uslar Pietri, Arturo (1983) “Bolívar hoy”, Monte Ávila Editores, Colección Letra Viva, Caracas, Venezuela.

Soy la vida hasta que muera. Historiador y cronista de Manta - Jocay, mi ciudad puerto de Manabí, Ecuador. Periodista - Docente en la Universidad Laica Eloy Alfaro de Manabí, Ecuador - Mis estudiantes me llaman "Maestro de la sonrisa eterna". Mi Facultad me declara "Patriarca de la Facco". Para mis lectores soy un "Diálogo con Joselías". Soy amante de la vida, río a carcajadas, con Cecilia somos una familia de cuatro hijos y nueve nietos, por ahora. Bailamos "chévere". Nací junto a las olas, vivo frente al mar, converso y río con mis padres que siguen iluminando mi vida aunque estén muertos. Mis hijos son maravillosos. Cada uno de ellos me llena de asombros. Los amigos son libros abiertos para la descontextualización de la relación humana. Proclamo la paz y respeto la diversidad.

0 comments on “Simón Bolívar. “Del colonialismo del siglo XIX a la colonialidad del siglo XXI.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: