Jaramijó, Museo de la Libertad.

JARAMIJÓ, MUSEO DE LA LIBERTAD

Joselías Sánchez Ramos / sjoselias@gmail.com / 2018-12-06.

Hola amigos. Mientras los quiteños celebran la fundación de su ciudad, los manabitas evocamos los 134 años de la batalla naval de Balsamaragua, Jaramijó (6 de diciembre de 1884), para enfatizar dos propósitos: 1) Un reencuentro con los valores; 2) Un museo de la libertad.

MENSAJE.

Reitero el mensaje que vengo proclamando a los jóvenes manabitas. Nuestros hitos históricas son fechas para reencontrarnos con nuestros valores, para reflexionar el pasado y mirarnos hacia nosotros mismos, para evocar a nuestros ancestros y examinar nuestra actual condición humana.

La batalla naval de Balsamaragua, entre los buques gobiernistas “Huacho” y “9 de Julio” con el “Alajuela”, comandado por el Gral. Eloy Alfaro, es una poderosa gesta de nuestra memoria social y de la historia ecuatoriana. Plantea un parangón entre la realidad vivida en el Ecuador de 1884 y la del Ecuador del 2018.

La gesta de Balsamaragua es una batalla por la vida porque la derrota del “Alajuela” y su incendio en el mar, demostró el arrojo y la audacia de los 72 montoneros navales quienes dieron todo de si para preservar la vida de Eloy Alfaro porque si hubiera sucumbido el líder, no se habría completado la revolución.

REENCUENTRO CON LOS VALORES

Los ecuatorianos no tenemos hoy una batalla naval, tenemos una batalla por la integridad de cada uno de nosotros. Debemos incendiar la palabra corrupción con la que nos está educando el poder político.

Esa es la consigna de hoy. Enfrentemos la batalla por la dignidad ciudadana. Los medios de comunicación, los comentarios ciudadanos y los rumores de las redes sólo hablan de la corrupción, Hoy hacen un parangón de la corrupción de dos vicepresidentes del Ecuador. Estamos tan ensartados en el tema “corrupción” que hemos perdido de vista nuestro propio valor humano: los ecuatorianos somos gente honesta. Hablemas de nosotros mismos, de nuesta familia, de nuestros hijos, de nuestros vecinos.

Debemos hablar, escribir y reafirmar la integridad ciudadana. Debemos mirarnos y creer en nosotros mismos. Nos están haciendo mirar a los otros y, en ellos sólo vemos corrupcion. Quieren hacernos creer que los ecuatorianos somos corruptos. Contra eso es la batalla de hoy en día.

UN MUSEO DE LA LIBERTAD.

Invito a los jóvenes manabitas para rediseñar la memoria alfarista del siglo XXI. Para ello, les planteo que emprendan la construcción, en Jaramijó, de un gran ”MUSEO DE LA LIBERTAD” donde se preserven los valores del pueblo manabita, donde se reafirme su identidad chola – montuvia, donde se proyecte el Eloy Alfaro Delgado del siglo XXI, donde exista una “Cátedra alfarista para América Latina” dado que su Universidad, la Laica de Manta, no pudo crearla en los últimos 30 años.

El plazo para que esta obra esté lista es de seis años, hasta el 25 de junio de 2024, cuando Manabí cumpla el bicentenario de su creación provincial.

CONCLUSION.

Eloy Alfaro no es pasado. Eloy Alfaro es futuro. ¿Por qué? Porque Eloy Alfaro no fue sólo un revolucionario, fue sobre todo, y lo sigue siendo, un visionario. Su pensamiento social, político y económico superó el siglo XIX, ha superado el siglo XX y, debe ser hoy, el pensamiento y la consigna de los jóvenes del siglo XXI. (Joselías, 2018-12-06)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.