Manabi Manta centenaria Manta centenaria

El mito manteño.

El escultor, José Loor Muñoz, configura "El mito manteño" como un cholo pescador que naufraga sin cumplir su misión de traer comida a la familia. En la espiritualidad del pueblo cholo, la familia es sagrada. Entonces, el cholo pescador naufragado, emerge cual un héroe y, navegando sobre una concha spondylus halada por caballitos de mar, regresa a la playa donde le espera su familia, su mujer y sus hijos. Es el mito manteño.

EL MITO MANTEÑO.

Joselías Sánchez Ramos. / sjoselías@gmail.com / 2018-10-14.

En el Museo Centro Cultural Manta y para celebrar el “Día del cholo ecuatoriano”, el artista manteño, José Loor Muñoz, expuso obras dedicadas al pueblo cholo del Ecuador. Una de ellas se llama “Mito manteño”.

El “Mito manteño” representa a un cholo mitológico que tras naufragar retorna a su pueblo como un héroe sobre una concha spondylus halada por caballitos de mar; allá en la playa le espera su hogar, su mujer y sus hijos. La mitología vertebra el mar, el pescador y la familia, elementos característicos de la cultura chola.

José Loor Muñoz, un escultor creativo logra insertar en su obra un acto mítico de este poblado costero. Reflexiona en la mitología griega y romana para configurar el “Mito manteño. “Si Grecia, a través de su mitología configura a Poseidón como el dios del mar; si Roma crea a su Neptuno como Señor del mar; si todos los pueblos tienen sus mitos, el pueblo manteño, el pueblo cholo del Ecuador, también tiene sus mitos y configura al cholo pescador como un héroe del mar, como un mito manteño”, proclama.

Mito manteño3

A través de su obra, el cholo pescador que ha naufragado durante sus faenas de pesca y sucumbe en el mar, no logra cumplir su misión de llevar el alimento a su familia. En la espiritualidad del pueblo cholo, la familia del pescador es poderosa y sagrada. Esta fuerza de su espiritualidad hace que emerja para regresar, pero lo hace, no como un náufrago, sino como un héroe navegando sobre una concha spóndylus halada por caballitos de mar. Allá en la playa le espera su hogar, su mujer y sus hijos. (Joselías, 2018-10-14)

Soy la vida hasta que muera. Historiador y cronista de Manta - Jocay, mi ciudad puerto de Manabí, Ecuador. Periodista - Docente en la Universidad Laica Eloy Alfaro de Manabí, Ecuador - Mis estudiantes me llaman "Maestro de la sonrisa eterna". Mi Facultad me declara "Patriarca de la Facco". Para mis lectores soy un "Diálogo con Joselías". Soy amante de la vida, río a carcajadas, con Cecilia somos una familia de cuatro hijos y nueve nietos, por ahora. Bailamos "chévere". Nací junto a las olas, vivo frente al mar, converso y río con mis padres que siguen iluminando mi vida aunque estén muertos. Mis hijos son maravillosos. Cada uno de ellos me llena de asombros. Los amigos son libros abiertos para la descontextualización de la relación humana. Proclamo la paz y respeto la diversidad.

0 comments on “El mito manteño.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: