Loor al bombero ecuatoriano.

EN EL DÍA DEL BOMBERO ECUATORIANO.

Joselías Sánchez Ramos. / sjoselias@gmail.com / 2018-08-10.

Hola amigos. Hoy es el día del bombero ecuatoriano, es el día del bombero de mi pueblo, hombre o mujer bombero, que acude presto al llamado del pueblo.

Para los que sufrimos el horror del terremoto del 16 de abril de 2016, el bombero de Manta es uno de esos héroes que sacrificando vida, tiempo y familia, permanecieron largos días en la búsqueda de los desaparecidos y prestando ayuda a los tarqueños.

Los vecinos de la vieja Tarqui, el 10 de octubre de 2016, les rendimos homanaje de gratitud y, a cada uno, lo declaramos. “Héroe del pueblo de Tarqui”. Para ellos nuestro homenaje y pleitesía.

NOBLES.

Entre los grandes eres el más bueno, valeroso, tierno
Entre los nobles eres fuerza, arrojo, abnegación
Eres bombero, sacrificio, silencio y emoción
Bombero de mi pueblo.
En tu día, Día del bombero ecuatoriano.
Te saludo con reconocimiento y emoción.

Allá, un hombre clama:
“Oro y sangre semeja la llama
que voraz en el aire se eleva;
Sopla el viento que aviva y renueva
Del incendio el poder destructor.
Al hogar amenaza la ruina
Y con eco de angustia infinita
Sobre el ruido fatal se oye un grito
Que demanda ¡socorro y favor!”

Es Rubén Darío, el poeta que canta a la tétrica angustia, a la familia que con horror demanda, al pueblo que la llama voraz contempla mientras el calor los abraza en un infierno mortal que aterra.

“¡Suena alarma, valiente bombero!
Va la bomba una hoguera a vencer.
Ponte el casco y camina ligero
Donde vibra el clarín del deber.
— Vamos, vamos, con paso ligero,
Donde vibra el clarín del deber.
¡Marchad!
¡Volad!
¡Fuerza, ardor y voluntad!”
(Rubén Darío)

Y, mientras del fuego huyen todos, hacia el fuego se encamina el bombero, valiente y sin nombre, con arrojo y con furia a vencer; acude raudo, con prisa, a la gente y al pueblo a socorrer.

“¡Gloria a aquel que sucumbe en la lucha!
Valeroso, sublime, esforzado;
Gloria a aquel que al deber consagrado
Salva vidas, riquezas, hogar.
Bronces hay que sus cuerpos encarnen,
Y el recuerdo del fiel compañero
En el alma viril del bombero
Nunca, nunca se puede borrar.”
(Rubén Darío)

MANTA, 124 AÑOS.

No borrar nunca, no olvidar jamás esa heroicidad, es lo que reúne a amigos, conciudadanos, autoridades, los reúne para rendir tributo a estos hombres y mujeres resueltos, que dedican su vida al servicio de los demás.

Ellos son los bomberos de mi pueblo, para quienes, el Estado ecuatoriano dispuso, desde el 18 de diciembre de 1974, se les rinda honor y pleitesía en este día, Día del Bombero Ecuatoriano.

Es un día para rendir el homenaje justo y sincero a los bomberos, a estos hombres y mujeres que, de manera voluntaria, escogieron esta profesión de servicio público, que la ejercen con arrojo y decisión, que se comprometen a cumplir su misión sin importar día, hora, ni lugar, ni de quien se trate. Ese es el valor de sus vidas.

Trabajar en prevención, para salvaguardar la vida y bienes de la comunidad ante riesgos de incendios y cualquier otro evento producido de los fenómenos naturales, o sociales, con la preparación técnica de su personal y la participación de la comunidad.

El Cuerpo de Bomberos de Manta, benemérito por mil razones, fue creado hace 124 años para salvaguardar la vida y bienes de la comunidad contra el fuego, pero los tiempos cambian, las responsabilidades también y los retos del servicio hoy son diferentes y tan urgentes como apagar los incendios.

En la actualidad, nuestros bomberos, conjuntamente con los jefes y mandos en la línea del servicio, han incrementado sus actividades y se han implementado nuevas responsabilidades para prevenir los riesgos y superar los desastres.

La ciudadanía los observa y aplaude. Ya no sólo combaten el fuego y protegen los bienes de la comunidad. Ellos allí, están salvando vidas y rescatando personas, animales; realizando rescates vehiculares y rescates acuáticos.

Al personal de paramédicos se lo ve en todas partes. El pueblo sabe que los paramédicos bomberos llegan antes que la Policía y, en las atenciones que brindan demuestran sus estudios especializados y conocimientos científicos.

Los hemos visto manejando equipos de materiales peligrosos y se los encuentra colaborando en muchas actividades del desarrollo social de la ciudad de Manta.

SALUD BOMBERO ECUATORIANO.

Bomberos de mi pueblo, hombres de la casaca roja.

Te vengo a dedicar mi canto, bombero
Con el honor de mi pueblo cholo y austero
A ti, mujer y hombre que con esmero
Cumples tu misión sagrada,
Y, sin condición entregas tu vida amada
Por una razón sencilla y adorada
Que tú llamas abnegación.

Entre los grandes eres el más bueno
Salud, bombero ecuatoriano.
(Joselías, 2018-10-10)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s