Ponencia: “Manabí, Alfaro y la revolución liberal en el Ecuador del siglo XXI”.

Ponencia.

“MANABÍ, ALFARO Y LA REVOLUCIÓN LIBERAL EN EL ECUADOR DEL SIGLO XXI”.
Ponencia sustentada en la Gala de la Fundación Pacífico del Ecuador.

Joselías Sánchez Ramos / sjoselias@gmail.com / 2018-06-04.

TEMA.

“Manabí, Alfaro y la revolución liberal en el Ecuador del siglo XXI”.

RESUMEN.

Esta ponencia forma parte de una investigación cualitativa con prevalencia del método histórico, analítico, descriptivo, que se presenta para demostrar que la revolución liberal de 1895 es un hecho de trascendencia histórica, pero la filosofía de Eloy Alfaro, social y política, sigue siendo un aprendizaje válido para el Ecuador político del siglo XXI.

PREGUNTA PROBLEMATIZADORA.

1. Si el liberalismo como ideología política ha sido superado por la modernidad, ¿por qué los ecuatorianos seguimos hablando del liberalismo y la revolución de 1895?

2. ¿Podrán los ecuatorianos del siglo XXI interpretar adecuadamente la filosofía alfarista para superar la colonialidad del poder?

INTRODUCCIÓN.

02 Joselias, ponente

Tres elementos plenamente vinculados, vertebran el tema de nuestra investigación: Manabí, Alfaro y Revolución liberal.

Manabí, una región chola – montuvia del Ecuador plurinacional del siglo XXI, escenario de la forja de la nacionalidad ecuatoriana y de la modernización de la República.

Alfaro, un “Héroe nacional, héroe insignia del Ecuador, signo de la Patria, ejemplar voluntad como gobernante, militar y ciudadano. Paradigma de las generaciones que le suceden”. Así fue declarado desde 2003 por Decreto Ejecutivo No. 878 del gobierno del Dr. Alfredo Palacio González.

Revolución liberal, culminación de 31 años de lucha revolucionaria que emprende el Gral. Eloy Alfaro Delgado, desde el 5 de junio de 1864, hasta el 5 de junio de 1895. Hecho histórico que permitió la reforma política, económica e ideológica del Estado.

PLANTEAMIENTO.

MANABÍ.

Provincia, a la que identifico como una nación chola – montuvia del Ecuador plurinacional del siglo XXI, se reune el mes de junio, declarado “mes del manabitismo” para rememorar fechas y hechos claves, presentes en la memoria colectiva de sus habitantes:

1. 5 de junio de 1864. Primera montonera liberal liderada el “águila roja”, como se conoce a don Eloy Alfaro Delgado. Los primeros montoneros son cholos manabitas e Isabel Muentes de Alvia es la primera mujer montonera del alfarismo.

2. 5 de junio de 1895. Triunfo, en Guayaquil, de la revolución liberal, e inicio de la modernización del Estado ecuatoriano.

3. 17 de junio de 1745, natalicio del cacique Manuel Inocencio Parrales y Guale. Nace en Jipijapa. Es considerado el primer agrarista de América Latina.

4. 20 de junio de 1838, natalicio de María Isabel Muentes de Alvia, “la primera montonera alfarista”, “heroína ecuatoriana de la revolución alfarista”.

5. 25 de junio de 1842. Natalicio del Gral. José Eloy Alfaro Delgado. Nace en Montecristi. Héroe nacional. Es el más ilustre de los ecuatorianos y creador del Ecuador moderno.

6. 25 de junio de 1824. Creación de la provincia de Manabí con los cantones Portoviejo, Montecristi y Jipijapa

7. 25 de junio de 1908. Llega a Quito el ferrocarril cuya ruta comienza en Guayaquil. Es el ferrocarril de la unidad nacional, que integra Sierra y Costa. Obra alfarista ejemplar.

8. 25 de junio de 1954. Inicio de labores de la Universidad Técnica de Manabí. Homenaje a su gestor fundador, Ing. Paulo Emilio Macías Sabando.

ALFARO.

El manabita, José Eloy Alfaro Delgado, nace en Montecristi. A sus 22 años comanda la primera revuelta montonera con los cholos de Colorado con el aliento, apoyo y seguimiento de Isabel Muentes de Alvia. Varios de estos montoneros son fusilados en Montecristi y Jipijapa.

Siguieron 31 años de luchas y derrotas que culminan con el triunfo, en Guayaquil, de la revolución alfarista, el 5 de junio de 1895.

Rebeldía, irreverencia, coraje, perseverancia, decisión, humanismo, lealtad y honestidad, son palabras que describen el carácter invencible de Don Eloy, el Viejo Luchador, el Montonero de Montecristi, el General de las mil derrotas, el Garibaldi Americano, el Cholo Alfaro, el Indio Alfaro, el Diablo Alfaro, como lo llamaban sus opositores, detractores y enemigos.

Alfaro, gestó y lideró la más grande revolución del Ecuador. Es el padre del liberalismo en Ecuador.

Alfaro goberno al país durante dos períodos: de 1895 a 1901 y desde 1906 a 1911.

En estos once años, las transformaciones del alfarismo pueden resumirse en estos cuatro grandes hechos, acciones y tendencias:

• La promoción de la economía liberal.
• Las transformaciones jurídico-políticas.
• Los cambios ideológicos – culturales.
• Las políicas sociales.

Con Alfaro se crea un nuevo Estado.

Su legado sigue vigente entre muchos ecuatorianos que lo recuerdan con unción cívica, que describen su empeño por modernizar el país del siglo XIX, sus logros como el ferrocarril de la unidad nacional, el establecimiento de la educación laica y el ejercicio de los derechos para la mujer y para los ecuatorianos hasta entonces marginados.

Un hombre eterno de sólo 70 años de vida, que dedicó 31 años a su lucha revolucionaria y sólo 11 años de gobierno para modernizar el Estado ecuatoriano.

Alfaro es un paradigna. A lo largo de la historia política del siglo XX, su legado desencadenó movimientos políticos y sociales de diferente esquema y tendencias. Así surge el movimiento guerrillero de los “Alfaro Vive Carajo”. Tambien el Frente Radical Alfarista, un partido político liderado por Abdón Calderón Muños, quien fuera asesinado por la dictadura militar de Poveda Burbano.

Y, ya en el siglo XXI, su pensamiento es guía y práxis del movimiento Alianza Pais que, luego de una década de ejercer el poder de la República (2007-2017), se fraccciona en dos movimientos políticos.

REVOLUCION LIBERAL.

03 Publico

El 5 de junio de 1895, el pueblo guayaquileño se congrega en el Cabildo y, considerando “Que las ideas liberales son las que están más en armonía con la civilización y el progreso modernos y que son ellas las llamadas a hacer la felicidad de la República”, decide desconocer al gobierno y “Nombrar para Jefe Supremo de la República y General en Jefe del Ejército al benemérito General don Eloy Alfaro”.

El acta es suscrita por 16.000 mil personas. La Revolucion Liberal Ecuatoriana, ha triunfado.

Ha llegado la hora de imponer el “Decálogo Liberal” que los radicales ecuatorianos habían publicado:

1. Decreto de manos muertas.
2. Supresión de conventos.
3. Supresión de monasterios.
4. Enseñanza laica y obligatoria.
5. Libertad de los indios.
6. Abolición del Concordato.
7. Secularización eclesiástica.
8. Expulsión del clero extranjero.
9. Ejército fuerte y bien remunerado.
10. Ferrocarril al Pacífico.

El éxito de campaña militar y política de Alfaro fue su liderazgo sobre las montoneras integradas por gentes de todos los niveles sociales, cholos, campesinos, conciertos, jornaleros, nativos ancestrales de la sierra, afroecuatorianos esmeraldeños, pequeños y medianos hacendados, mujeres comprometidas con la lucha liberal, intelectuales radicales. Durante los 31 años de la revolución, desde el 5 de junio de 1864, surge una movilización popular impresionante que recuerda las campañas por la independencia a inicios del siglo XIX.

Le tocó la tarea histórica de iniciar y afirmar el liberalismo radical para cambiar las condiciones de vida de los sectores populares más explotados.

“La Revolución Liberal respondió a las estructuras y condiciones del siglo XIX, por más que sus acciones e influencias se prolongaron hasta 1925, cuando la Revolución Juliana acabó con el Estado Liberal e introdujo al Ecuador en el siglo XX histórico”, afirma el historidador Juan J. Paz y Miño en la obra “Eloy Alfaro: pensamiento y políticas sociales”.

Si el liberalismo como ideología política ha sido superado por la modernidad, surge entonces la pregunta:

¿Por qué los ecuatorianos del siglo XXI seguimos hablando del liberalismo y la revolución de 1895?

FILOSOFÍA ALFARISTA.

04 Mesa Directiv

La pregunta plantea una repregunta:

¿Podrán los ecuatorianos del siglo XXI interpretar adecuadamente la filosofía alfarista para superar la colonialidad del poder?

Lo que me lleva a afirmar que Alfaro es un pensador, un filósofo social y político que no ha sido escrudiñado en este ámbito. Su pensamiento y aprendizaje es indispensable para entender y superar esta colonialidad del poder impuesta en el centro y en la periferia del mundo como racionalidad única.

Es el propósito de esta ponencia, aún inconclusa. Es una convocatoria a ustedes, a los manabitas y ecuatorianos, para que reflexionemos sobre las lecciones que nos ha legado Alfaro, que nos reunamos para el aprendizaje reflexivo y sistemático del pensamiento alfarista.

Sobre esta afirmación, Jorge Núñez Sánchez, presidente de la Academia Nacional de Historia, señala: “La imagen de Alfaro como pensador político ha sido distorsionada por el fervor que se ha puesto en la consagración del héroe”.

El compromiso de este siglo es reflexionar sobre el pensamiento alfarista para procurar entender y hablar del mismo Alfaro pero desde otra perspectiva. “Nada soy, nada valgo, nada pretendo, nada quiero para mí, todo para vosotros que sois el pueblo que se ha hecho digno de ser libre”, no es sólo una proclama, es una actitud de vida, resultado de un modelo de pensamiento.

Alfaro comprende y predica que el pueblo es la única sede del poder político y redefine la democracia como voluntad de vida de ese pueblo: “Nada soy, nada valgo, todo para vosotros que sois el pueblo”.

Malcom Deas, historiador inglés, sostiene que Alfaro no era un político cualquiera fabricante vulgar de panfletos y mensajes, era sin duda alguna una figura que como pensador supo interpretar su tiempo.

Esta ponencia aspira demostrar que este héroe nacional y americanista ilustre, a más de guerrero y de político superior, es un pensador profundo cuyas ideas deben guiar la vida y acción de los latinoamericanos de este siglo multipolar.

A través de Alfaro, podremos comprender para superar la colonialidad del poder, este proceso de la matriz colonial que surge hace 500 años con el encuentro de dos mundos: América y Europa, proceso que permance instalado en el imaginario colectivo como racionalidad única, como hegemonía social y material, como proceso educativo sucursalista, como agenda de la información y de la comunicación, como instrumento de la economía mundial y del ejercicio político.

Alfaro pensó, gestionó y ejerció, desde el poder, tres tareas claves en la transformación de la realidad socio politica de nuestro entorno:

La primera tarea es la educación. Los maestros construyen el futuro; ellos educan a los niños, forman a los jóvenes y orientan a los profesionales.

La segunda tarea es la información y la comunicación. Los periodistas configuran el presente; ellos informan y comunican a la sociedad; con esta información el pueblo convive y desarrolla su presente, se oriente y asume sus decisiones.

La tercera tarea es la política. Los políticos gestionan, deciden y ejecutan; por tanto, son ellos quienes deben distinguirse por su integridad personal y por la eticidad en todos los actos de su vida personal y pública.

CONCLUSION.

Eloy Alfaro es un filósofo social y político cuyo aprendizaje permitirá superar el coloniaje del poder.

La revolución liberal es un hecho histórico trascendente que vive en la memoria colectiva de los ecuatorianos.

RECOMENDACIÓN.

Que los manabitas y ecuatorianos se autoconvoquen para el aprendizaje reflexivo y sistemático del pensamiento alfarista que permita comprender para superar la colonialidad del poder.

Que es importante reinvidicar la integridad personal y la eticidad en nuestros actos para superar las incertidumbres.

Que, de manera particular, la mujeres, manabitas y ecuatorianas, deberían asumir esta tarea desde su entorno de vida como madre, profesional académica, emprendedora empresarial, trabajadora, estudiante de todos los niveles y, sobre todo si ejerce la política.

Isabel Muentes, pintura

Se invita a las mujeres manabitas a mirar sus ciudades, su región y su país, con sueños nuevos, con sueños imposibles. Son mujeres del siglo XXI. El futuro debe ser construido desde el presente comprometido. (Josar, 2018-06-04)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s