5 de mayo, Día de la libertad y la decisión.

5 DE MAYO, DÍA DE LA LIBERTAD Y LA DECISIÓN

Joselías Sánchez Ramos / sjoselias@gmail.com / 2018-05-05.

RESUMEN.

Hola amigos. Mayo y junio son meses alfaristas. Se recoge las fechas claves de la revolución alfarista para evocar el pensamiento y la acción libertaria de Eloy Alfaro a lo largo de sus 31 años de lucha revolucionaria, desde el levantamiento de Colorado hasta el triunfo en Guayaquil. 123 años después se percibe que la ciudadanía manabita tiene la urgente necesidad de recuperar la lección de Alfaro y su sentido de libertad y decisión para superar los conflictos de su propio desarrollo humano.

ABSTRACTS.

Hello friends. May and June are alfarista months. The key dates of the Alfarista revolution are gathered to evoke the thought and libertarian action of Eloy Alfaro throughout his 31 years of revolutionary struggle, from the rise of Colorado to the triumph in Guayaquil. 123 years later it is perceived that the Manabi citizenship has the urgent need to recover the lesson of Alfaro and his sense of freedom and decision to overcome the conflicts of his own human development.

PALABRAS CLAVE:

Chone, 5 de mayo, libertad, decision, revolución alfarista.

INTRODUCCIÓN.

Alfaro, todo para la Patria

Mientras junio evoca la revolución alfarista desde Colorado (junio 5, 1864) hasta Guayaquil (junio 5, 1895), mayo nos ubica en Chone donde se proclama a Eloy Alfaro como Jefe Supremo de la República, el 5 de mayo de 1895, un mes antes de los acontecimientos de Guayaquil.

Chone es cabecera cantonal de uno de los 22 cantones de la Provincia de Manabí, una de las cinco provincias región costeña y una de las 22 provincias de la República de ECUADOR, América del Sur.

En sus 19.230 Km2, su millón y medio de habitantes montuvios y cholos, han estructurado una región geográfica de especiales características donde sobresale su poderosa identidad cultural que ha hecho de la unidad (manabitismo) en la diversidad (22 cantones diferentes) su fortaleza y de la libertad, un paradigma.

DÍA DE LA LIBERTAD.

En esta norteña ciudad de Chone los intelectuales, maestros, jóvenes, hombres y mujeres, encabezados por el Dr. Enrique Delgado Coppiano, recuerdan el 5 de mayo como el preludio de la libertad ecuatoriana.

“Nosotros les hemos entregado a los ecuatorianos la más bella herencia: la libertad”, proclaman con énfasis y sano orgullo los jóvenes manabitas que evocan la gesta alfarista,

“Manabí fue el cuartel general de Alfaro. Con la aparición del Alfarismo montonero, pudo librar incontables batallas y cuando el caudillo se encontraba en otras localidades del país, débil en sus tropas, inmediatamente recurría a sus cholos y montuvios montoneros que por centenares en presurosos corceles se desplazaban al llamado del Jefe para combatir contra los gobiernos conservadores a favor de los principios liberales, a costa de sus vidas.

“Luego de más de 30 años de insurgencias, revueltas y levantamientos armados, destierros, persecuciones y prisiones, el proceso histórico estaba listo, maduro para su culminación. Fue el pueblo de Chone el primero en la provincia de Manabí y en el Ecuador, que lanzó su manifiesto en ejemplar expresión de patriotismo proclamando al viejo luchador como Jefe Supremo de la República.

“La acción se produjo el 5 de mayo de 1895. Los chonenses delegaron a Alfaro todas las facultades y poderes para la consecución de una honrada generación política en el país”, reseña Delgado Coppiano.

El preludio de esta proclama es el combate de “Los Amarillos”, sitio cercano a Chone. Ocurre cuatro días antes, el 1 de mayo de 1895. En este combate muere el Crnel. Mauro Ramos Iduarte, valiente mejicano, temible con la espada, fino y culto en sus maneras, fuerte en la polémica y suave en la palabra, caballero, escritor y soldado cuya sangre riega el campo de la libertad y alienta a la juventud chonense.

Los manabitas tenemos una identidad definida que nos alienta y llena de orgullo. Los montecristenses también sienten lo mismo. Alfaro nace aquí el 25 de junio de 1842. Cuando tenía 22 años, el 5 de junio de 1864, inicia su revolución en el sitio Colorado secuestrando al Gobernador Militar, Gral. Francisco Javier Salazar. Allí se gana el mote de “Águila Roja”. Allí se escucha por vez primera “¡Viva Alfaro, carajo!”.

“No es el 5 de junio de 1895 la fecha de la proclamación de Eloy Alfaro como Jefe Supremo, sino el 5 de mayo de 1895, acaecido en Chone”, proclama en voz alta Enrique Delgado Coppiano.

DÍA DE LA DECISIÓN.

¿Por qué en esa fecha, hace 123 años, los manabitas de Chone proclaman a don José Eloy Alfaro Delgado como Jefe Supremo y le disponen que gobierne la República?

¿Por qué los manabitas de esa época, reunidos en Chone, tienen el valor supremo de desconocer y declarar reo al Presidente de la República?

¿Por qué esos manabitas, hasta que se presente el General Alfaro, encargan el mando supremo al Gobernador Civil y Militar de Manabí, disponiendo que opere del modo más conveniente para alcanzar triunfos y capitulaciones, exigir contribuciones, llamar al servicio activo, disponer de los prisioneros de guerra y heridos, confinar o expatriar a los opositores, o castigar la insubordinación?

SENTIDO DE LA LIBERTAD.

Para comprender esta actitud, de manabitas de una época diferente y distante, ensayo algunas reflexiones. Por favor, hágame conocer las suyos:

1) Los manabitas tienen muy desarrollado el sentido de libertad. Lo han ido insertando en sus genes a lo largo de varias centurias. Ser manabita es ser libre e independiente. No fue sojuzgado por los españoles. El propio Rey de España le reconoce la propiedad de la tierra. Se reconoce a sí mismo como parte de una entidad territorial, regional y política. No requiere de la autorización de Guayaquil para poner en funcionamiento su Cabildo en Portoviejo. Tiene independencia económica por su producción agrícola y su comercio internacional. Paga el tributo por la independencia y a la Gran Colombia le compra toda la tierra de la región. La región es, entonces, manabita, le pertenece a todos los habitantes. Estos se mueven de un lado a otro, sin trabas y sin permisos, porque la tierra es común a todos. Sobre este territorio regional se constituye la Provincia de Manabí.

2) Este sentido de libertad, su contacto con el mar y otras culturas, que se asientan en su territorio, su comercio de exportación e importación, vigorizan nuevas ideas, maneras de ser diferentes, costumbres que se van asumiendo como propias, nuevos sentidos de la vida que lo hacen optimista, independiente y querendón de lo suyo. No le serán extrañas las ideas de la Revolución Francesa.

3) Surge una nueva manera de pensar que se vigoriza a lo largo de más 30 años de luchas comandadas por la espada libertaria y el pensamiento laico de Eloy Alfaro, desde su acción de armas en el sitio Colorado de Montecristi.

4) Este proceso genera un sentido de liderazgo que fortalece la identidad regional comprometiéndola con el destino y la suerte de la República.

Entonces, Chone proclama en nombre de la República. Las fuerzas comprometidas con el ideario alfarista cercan a Guayaquil el 5 de junio de 1895 y exigen el reconocimiento de Eloy Alfaro como Jefe Supremo de la República.

Este proceso permite comprender el afán de los manabitas por la unidad nacional. Alfaro dedica gran parte de sus esfuerzos en la construcción del ferrocarril Guayaquil – Quito como un instrumento de unidad nacional. A fines de siglo XX, los manabitas proclaman la autonomía provincial y/o regional como un instrumento de unidad nacional.

Mayo y junio son meses alfaristas. El 1 de mayo de 1895, en las cercanías de Chone, tiene lugar el combate de “Los Amarillos”. El 5 de mayo, en Chone, los manabitas lo proclaman Jefe Supremo de la República.

MANABITAS DE HOY

Entre ese pasado de luchas y sacrificios y el Manabí de hoy existe una notable, extraña y preocupante diferencia.

Los manabitas nos hemos adocenados a las circunstancias. Ni el terremoto nos hizo reaccionar. Estamos aceptando todo lo que el poder central entrega sin una primaria reflexión sobre la utilidad y beneficios sociales de las obras que se realizan. 

Autoridades y dignatarios se volvieron complacientes y sin capacidad de reacción proclamando las verdades del poder central en las que ni ellos mismos creen.

Los manabitas estamos aplaudiendo la inauguración de obras inconclusas como el Hospital de Especialidades de Portoviejo mientras cerramos los ojos ante la desaparición del Hospital Verdi Cevallos Balda, mientras las autoridades de salud engañan a la opinión pública diciendo que el nuevo Hospital cubre las categorias 2 y 3. Manabitas somos ilusos.

Dos años después del terremoto, la Vicepresidenta de la República dice que aún no se concreta el crédito chino para rehabilitar la Terminal del Aeropuerto Eloy Alfaro de Manta.

Y, Ecuador Estratégico, con falacias del poder, justifica la inversión de USD100 millones de dólares en una vía innecesaria para la reactivación economica del pueblo de Manta.

CONCLUSION.

Es imprescindible recuperar el sentido de la libertad que siempre identificó a los manabitas.

Es imprescindible recuperar la capacidad de decidir sobre nuestro presente y futuro.

Los actores de esta recuperación son los maestros que educan a los niños; los periodistas que informan a la ciudadanía; y, los políticos que toman las decisiones. (Josar, 2018-05-05)

BIBLIOGRAFÍA:

BARROS, Carlos. Comp. (1996). “Historia a Debate. América Latina”, HaD, España.

CARRIÓN, Benjamín. (2002). “El cuento de la Patria”, Colección Luna Tierna, Quito, Ecuador.

DE JANÓN ALCÍVAR, Eugenio. (1948). “El Viejo Luchador”, Quito, Ecuador.-

DELGADO COPPIANO, Enrique. (2004). “La revolución alfarista y su incidencia en el entorno histórico del Ecuador”, Discurso, Apuntes personales, Chone, Ecuador.-

DUEÑAS DE ANHALZER, (1991). “Soberanía e insurrección en Manabí”, Abya Yala, Quito, Ecuador.

FEDELEC. 1995. “Privatización y empleo”, Imp. Silva, Quito, Ecuador.-

HIDROVO PEÑAHERRERA, Horacio. “El montonero de Montecristi”. Imp. Ramírez, Portoviejo, Ecuador.-

IGLESIAS MATA, Dumar. 1995. “Eloy Alfaro, 100 facetas históricas”. Imp. Ramírez, Portoviejo, Ecuador.-

LOOR MOREIRA, Wilfrido. 1982. “Eloy Alfaro”. Imp. Minerva. Quito, Ecuador.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s