Despedida de Ramón Andrade Pazmiño.

DESPEDIDA DE RAMON ANDRADE PAZMIÑO

A SUS FAMILIARES Y AMIGOS

Escrito un día sábado, de octubre de! 2014, a las 14h30, mientras descansaba en su silla junto al balcón de la entonces casa de la Pedro Gual y Chile.

(Nota: Don Ramón Andrade fallece en su Portoviejo querido, el 6 de diciembre de 2017)

32 Ramon Andrade Pamiño

“¡QUE NO HICIERA SEÑOR POR CONOCERTE!

¡QUE NO HICIERA SEÑOR POR CONTEMPLARTE!

Con esta frase, que reposa en una de las paredes de la casa que siempre habitaron nuestros padres, nació la idea de esta despedida anunciada por él.

Nació el pasillo de pechos embargados de tristeza en este extremo de la América hispana y, galopando el lomo andino entre el azul del cielo y riscos de montañas, desciende hasta las pampas gauchas para confundirse con su hermano, el tango.

Tango, tango que me hiciste mal y sin embargo te quiero porque sos el mensajero del alma.

Tango, tango, tu que estas en todas partes, esta noche es la ocasión. Tango, tango, ahora o nunca..!!!

Con estas expresiones que llevo grabadas en mi memoria, y como siempre platicando con la vida y reflexionando con mi conciencia, con mucha sabiduría pensé en mi mujer, mis hijos, en esta hermosa descendencia que prolongó mis días y mis magnánimos amigos.

Le solicité a mi hija Mariella que escriba todo este legajo y, como parte de mis deseos, cuando deje de existir deba ser leído.

“Mi deseo”: escuchar hasta mi último refugio terrenal EL TANGO, pues escuchando “mis ojos se cerraron” quiero entregar mi alma al creador.

¡¡Cómo olvidar a mis amigos del alma!!, a mis amigos de siempre, a mi familia, a mi amada esposa, a mis ocho hijos, nietos y bisnietos

A mis amigos y conocidos que están acompañando a mi familia, les digo que tengo prisa por despedirme de ustedes, aquellos que están aquí hoy día, a dejar mis despojos en el cementerio tradicional de mi querida ciudad de Portoviejo, es posible que a uno de ustedes se le aflore una lágrima oculta.

Quiero expresar un Gracias por tener la satisfacción de despedirme de ustedes, amigos míos, reciban un adiós y al mismo tiempo un hasta pronto, pues ha llegado la hora concluyente de mi partida para ir al encuentro con el Señor, al encuentro con mi vieja y adorada madre Guillermina, con mi entrañable hijo Walter, que prematuramente nos dejó, con mi hermana Dora y Egda, y con todos aquellos amigos que partieron antes que yo.

Gracias y perdón por despedirme de ustedes, pero quiero irme en paz, era un deber de esposo, padre, abuelo, de caballero, amigo y camarada.

Familia querida y amigos.

La muerte no se supera, la muerte se abraza.

Eso les dejo, un abrazo fraterno repleto de amor para todos y cada uno de vosotros y demás familiares, y les dejo también un hasta pronto, nos reencontraremos allá en el azul del cielo, allá en la morada santa donde no existe el rencor, sólo la paz eterna.

Gracias

RAMÓN ANDRADE PAZMIÑO”

Nota: Fallece en Portoviejo, el 6 de diciembre de 2017

32 Despedida Ramon Andrade

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s