Bomberos de mi pueblo: Gracias.

Gracias bomberos de mi pueblo

Joselías Sánchez Ramos. / sjoselias@gmail.com / Manta, 2017-10-10.

10 de octubre: Día del bombero ecuatoriano.

22448085_10214374086616081_7138469954721141645_n

Fecha propicia para saludar con honor, respeto y gratitud a los bomberos y bomberas de mi pueblo, a su distinguido Comandante en Jefe y valerosos oficiales.

Hace 127 años en la pequeña parroquia de 1890 se funda el Cuerpo de Bomberos de Manta.

Durante este siglo y más de un lustro, los mantenses hemos mirado con asombro y reconocimiento innumerables acontecimientos y sus trágicas consecuencias en las que, de mil maneras, los bomberos se han configurado en la memoria colectiva como héroes populares que, a más de enorgullecer a sus familias, se convierten en símbolos de valor humano.

Esta memoria colectiva sustenta a la memoria histórica que se transforma en una evocación volcada hacia el presente. En este presente conviven con el valor simbólico de las acciones colectivas que los pueblos recuerdan con pasión y gratitud.

Así lo hizo el pueblo de Tarqui, el pasado 10 de octubre de 2016, al rendir gratitud pública al Benemérito Cuerpo de Bomberos reconociendo su heroicidad durante la catástrofe del 16 de abril.

En fechas como esta, las comunidades se detienen para celebrar el “Día del Bombero”. Es una fecha de valor del presente y una oportunidad para vislumbrar el futuro.

El maestro colombiano, Dr. Germán Fierro Medina, mi maestro de cultura social, explica que estos actos celebratorios fortalecidos por la tradición le dan nuevos sentidos al colectivo social y al romper lo cotidiano marcan un ritmo social y cultural que afirma las identidades.

El bombero mantense como una identidad cultural. La identidad de quien soy, la cultura de lo que soy.

Quienes ejercen esta tarea en nuestra sociedad son bomberos superiores. 

Su identidad es que son bomberos como todos los bomberos del mundo, pero su cultura es ser superior, tener una vida de calidad, es decir, ser cada día mejores y para lograrlo están en constante ejercicio de su responsabilidad y en permanente aprendizaje de nuevas destrezas y tecnologías para cumplir su encargo social.

Es el perfil profesional, es la identidad cultural del bombero mantense.

La comunidad reconoce al bombero como una persona que se dedica a extinguir incendios utilizando diversos medios, entre ellos la motobomba. Esta visión tradicional nos viene desde la antigua Roma donde se asegura se crea el primer servicio contra incendios.

Con esta visión se crea el Cuerpo de Bomberos de Manta el 6 de agosto de 1890, hace 127 años. Vale recordar la fecha para enfatizar que la institución bomberil es más antigua que el Municipio de Manta cuya celebración cantonal recién alcanza los 95 años.

Con el paso del tiempo las responsabilidades del bombero se vuelven más complejas dado que, a su responsabilidad de extinguir incendios para salvaguardar los bienes materiales se suma la de proteger la vida humana

Los bomberos de Manta son reconocidos en la ciudad por esta extraordinaria labor de salvaguardar la vida humana.

Múltiples y enormes son los comentarios ciudadanos quienes se muestran orgullosos de sus bomberos porque cuando hay accidentes en los que peligra la vida humana los paramédicos del Cuerpo de Bomberos llegan primero que la policía, comentario que no menoscaba el valor de la Policía Nacional, sino que reconoce la nueva responsabilidad social de los bomberos.

El bombero es un personaje heroico que asume voluntariamente su tarea. En el cumplimiento de su deber sufre y muchas veces perece. Sin embargo, nadie se fija en este sacrificio.  El bombero es un héroe silencioso.

TARQUI. GRATITUD.

Hace un año, el 10 de octubre de 2016, los vecinos de la Zona Cero de Manta se reunieron para, en acto público tributar homenaje y gratitud a los bomberos de Manta.

Ese homenaje surgió de la voluntad libre y soberana de la Junta de Vecinos de la Zona Cero de Mana.

Ellos fueron testigos de la oportuna intervención de los bomberos de Manta desde los primeros minutos posteriores al terremoto del 16 de abril de 2016.

Fueron los primeros en llegar, los últimos en irse de la Zona Cero. Llegaron y se quedaron hasta el agotamiento.

Algunos vecinos, expresaron:

“Escarbaron los escombros, sacaron a nuestros familiares fallecidos y rescataron a los vivos que quedaron atrapados.

“Más allá de eso, cuando policías y militares acordonaron los espacios y nos impedían sacar nuestros enseres de casa, equipos que necesitábamos para vivir, fueron ellos, los bomberos, quienes cargando nuestras cosas las sacaron de las viviendas y nos las entregaron”

LOS BOMBEROS Y LA VIDA.

Los bomberos de Manta también han superado la tradicional misión de combatir los incendios. Su misión va más allá, su misión es ahora, proteger la vida, vida que se desenvuelve en el ambiente de la naturaleza.

Desde el 2008, Ecuador se convierte en un Estado constitucional de derechos y justicia. En esta constitución se protegen los derechos humanos, pero también se protegen los derechos de la naturaleza.

La vida es un derecho constitucional. Por tanto, hablamos de la vida, de esta energía vital que alienta al universo, de nuestra vida humana y de la vida de los seres de la naturaleza.

La misión del bombero de hoy es trascendental, histórica, es una misión cósmica, su misión es proteger la vida, es proteger el ambiente donde se desarrolla la vida.

Le corresponderá al bombero del siglo XXI proteger y defender la vida, la vida humana, la vida del ambiente o de la naturaleza para superar la exclusión e inequidad que atentan contra la humanidad.

Los bomberos de Manta a lo largo de estos 127 años han sumado experiencias y sacrificios que justifican plenamente este homenaje en su Día clásico. Su presencia vive en la memoria colectiva del pueblo de Manta, allí vive su heroicidad y sacrificio.

Al bombero de Manta, a este héroe silencioso que, entre los grandes es el más bueno, valeroso, tierno; que entre los nobles es fuerza, arrojo, abnegación; a este bombero del pueblo, en su día, “Día del bombero ecuatoriano”, saludamos con reconocimiento y emoción.

HOMENAJE.

Desde la zona cero de Manta, desde Tarqui, rendimos homenaje a todos los hombres y mujeres bomberos que ayudaron a las familias porteñas que sufrieron la horrible tragedia del terremoto del 16 de abril de 2016.

Los bomberos son apóstoles de la vida; son guardianes de los derechos de la naturaleza. Ellos son los mecenas del buen vivir. (Josar. Manta, 2017-10-10)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s