Héctor Lavoe y los sábados salseros de Joselías.

HÉCTOR LAVOE Y LOS SÁBADOS SALSEROS DE JOSELÍAS.

Joselías Sánchez Ramos. / sjoselias@gmail.com / 2017-09-30.

09_30 Hector Lavoe y Willie Colon

Hola amigos. “Los sábados salseros de Joselías” fue un programa de nuestra radiodifusora “Ventarrón Radio Interactiva” en aquellas épocas en que manejábamos nuestra propia emisora. Puso en el aire este programa para recuperar la “salsa” en esta bullanguera ciudad de mar, ritmo y fantasía. Héctor Lavoe siempre era el invitado especial.

Recuerdo este hecho porque Lavoe, este Héctor Juan Pérez Martínez, “el cantante de los cantantes”, nace en Puerto Rico, un 30 de septiembre de 1946.

VENTARRÓN.

“Ventarrón Radio Interactiva” fue una bonita experiencia radial. Junto a Cecilia, quien acolita todas mis locuras, fundamos esta emisora. Mario Cedeño Ugalde fue nuestro asesor y promotor. Todo comenzó a inicios de 1995. Allí, en la esquina de la calle 110 y Malecón de Tarqui establecimos esta pequeña emisora que impone un nuevo criterio de de “hacer radio” para democratizar la palabra.

Desterramos el “Silencio” de la cabina de locución, mejor dicho, no hubo cabina de locución, control y locución era un mismo escenario, trasmitíamos desde cualquier lugar posible, desde la calle, en las esquinas, en el borde de las canchas populares, desde el mercado e incluso, fuimos la radio que compartía el dolor de los deudos desde los velorios.

Joselías Jr., en toda su locura juvenil, trasmitía desde “el lugar de los hechos” donde ocurría la noticia y nuestros oyentes eran los locutores quienes narraban sus tragedias y alegrías en el marco del respeto a los demás. Cuando Ecuador y Argentina jugaron por las eliminatorias y no nos dieron cabina en el Estadio de Quito, este joven trasmitió desde las tribunas junto a su tío Víctor Emilio.

Los niños, con la supervisión de mi hija Candy. tenían su propio programa en la mañana de los domingos. En la tarde, Paul, mi segundo hijo dialogaba con los viejos de Tarqui quienes narraban sus historias. Los jóvenes colegiales, desde las 19:00 a las 21:00, de lunes a viernes, dirigían su propio programa narrando las experiencias estudiantiles, mientras Grígory, Celsito Montalvo y Henán Mendoza inauguraban el primer espacio radial de rock pesado que fue reconocido desde Ifesa de Guayaquil.

La música nacional fue y sigue siendo la pasión de Cecilia. Desde las 05:00 de lunes a viernes, llegaba a los estudios y comenzaba a difundir la música ecuatoriana y, mientras narraba historias sobre estas composiciones musicales, sonaban pasillos, pasacalles, sanjuanitos, tonadas, cachullapis, danzantes, yaravíes, Los madrugadores, las familias, los taxistas y los comerciantes de los mercados marcaron la sintonía.

Hubo también dos programas emblemáticos: Uno con la “Dra. corazón”, doña Alina Albuja, desde las 16:00 emitiendo los “Valsecitos del recuerdo”, preferido por los taxistas; y, los “Sábados bohemios” desde las 21:00, con oyentes fanáticos y críticos. Pero, así fue esta radio que llegó a trasmitir homenajes a personas fallecidas desde el lugar de los velorios y, en algunas ocasiones acompañaba y describía el sepelio. Democratizar la palabra en la FM cuando se creía que era una señal sólo para gente considerada “culta”. Fabulosa la “Ventarrón Radio Interactiva”.

El maestro Fernando Carrera, hoy maestro universitario, conducía un programa de boleros. Por la pasión a la música y a la radio hacemos cosas maravillosas. Fernando venía desde Guayaquil trayendo sus propios casetes para difundir viejos boleros cuyas historias y anécdotas narraba con una extraordinaria vehemencia. También Frank Espin y su carnal, mi compadre César Mero, batieron sintonía con su música popular que difundían todas las mañanas.

Roberto Briones Alcívar dirigía un programa de noticias en Radio Mía; sus comentarios no agradaban el poder de turno. La corrupción tiene manos largas. Insistieron hasta que lograran separar a Roberto de su noticiero. Poco tiempo después, cerraban radio Mía.

Para un hombre apasionado por la comunicación social, era muy duro estar fuera de una radiodifusora. Pero, allí estaba Ventarrón Radio Interactiva, una radio libre, comprometida con la democratización de la palabra. Roberto Briones Alcívar reinició su programa informativo en Ventarrón Radio Interactiva. Al poco tiempo también nos clausuraron.

Le he dicho a Roberto que no fue por él. Hubo otros factores. El Gobierno nacional a quien calificamos de dictadura, las otras radios que nos denunciaban porque les quitábamos sintonía, algunos personajes molestos por nuestra forma de hacer radio, padres de familia descontentos con el programa de rock pesado que consideraban diabólico. Un día, nuestro control estrella, Pablito López, entristecido nos repetía: “Nos clausuraron, don Joselías, nos clausuraron”.

Si. Nos clausuraron. Hice muchas gestiones para recuperar la frecuencia. En Quito, me dijeron. No pierdas tiempo Joselías; fue una decisión de gobierno. Pero allí, donde estuvo Ventarrón Radio Interactiva surgió Tohallí Center, punto de encuentro para la alegría de vivir de las familias manabitas. Caramba, el 16-A, ya no fue el gobierno, fue el terremoto.

SÁBADOS SALSEROS.

“Sábados salseros de Joselías” fue un programa rumbero que se difundía desde las 12:00 hasta las 18:00. Tuvo un éxito total. Varios rumberos jóvenes se unieron, como Xavier Pinoargote Andrade y Leonardo León quien me lo recordó en una nota de Facebook; cuando el presidente – dictador de Fabián Alarcón nos clausuró, poco tiempo después, Xavier se fue a los Estados Unidos.

Era un programa interactivo. Desde los barrios y los bares, participaban los oyentes salseros pidiendo sus canciones y comentando sobre ellas. Aquí entra Héctor Lovoe, el salsero más escuchado, el más solicitado. Este era el programa que Cachorrito León seguía siempre con su “Perfume de rosas”.

Estos recuerdos llegan hoy, 30 de septiembre, por el natalicio de “La Voz”, del “Cantante de cantantes”, el “Rumbero mayor de la salsa” que imponía siempre su voz.

Hay canciones tradicionales que siempre solicitaban nuestros oyentes: “Periódico de ayer”, “Juanito Alimaña”, “El todopoderoso”, “El día de mi suerte”, “El cantante”, canción compuesta por Rubén Blades; “Calle luna, calle sol”, “Mi gente”, temas que se pasearon por el mundo con la famosa Fania All Start, que se inmortalizaron con la voz de Héctor Lavoe junto a Willy Colón.

Aún resuenan “Anacaona”, “Quítate tú”, “Ahora vengo yo”, “Che che colé”, “Juana Peña”, “La murga”, “Barrunto” y cientos de tema que lo convirtieron en leyenda. La salsa sigue siendo un ritmo ícono de la cultura musical. Esta memoria se publica con una infografía de diario El Telégrafo a quien agradecemos.

Salud salseros. (Josar, 2017-09-30)

https://www.youtube.com/watch?v=p7A5Hjt7-AM

https://www.youtube.com/watch?v=hDTkzhvUhwM

https://www.youtube.com/watch?v=zPxV5GCVdU0

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s