Tarqui, 12 meses después del 16 A.

Tarqui, 12 meses después del 16 A.

  • ¿Los vecinos de la zona cero de Tarqui también pagaremos los 100 millones de dólares que desde el 2019 comenzarán a pagar todos los mantenses?
  • La concentración de daños por la catástrofe no está relacionada con el subsuelo sino con las características del terremoto y la concentración de los edificios altos.

Por Joselias Sanchez Ramos. / 2017-04-15.

Después del terremoto del 16 de abril de 2016, Tarqui, la parroquia de Manta, fue declarada zona cero. 

En los días posteriores los medios de comunicación difunden declaraciones que configuran a los habitantes de Tarqui como culpables de la catástrofe, desde la caída de los edificios hasta de los muertos. 

El titular de El Diario, fecha 1 de mayo de 2016, es llamativo, interesante. Dice: “Tarqui colapsó por su suelo de arena y arcilla“. Caramba, no colapsó por el terremoto, sino por el suelo.

De allí en adelante, todos repitieron, de una u otra manera, casi lo mismo, desde funcionarios públicos hasta Ministros y el propio Presidente Correa dijo que Tarqui era inhabitable.

La psicosis generó el éxodo de la población. Declarada zona cero, Tarqui se volvió “pueblo fantasma” como titulan sus noticias algunos diarios del país.

El pasado 30 de marzo de 2017, a 16 días de cumplir un año el terremoto 16A, el científico Hugo Yépez, Ph.D durante un “Encuentro de Universidades y Organizaciones de la Sociedad Civil 16A + 1 Aprediizajes para la reducción de riesgos” sustenta una conferencia que titula: “Del peligro sísmico al riesgo: efectos del terremoto del 16A en Portoviejo. Mensaje válido para las zonas urbanas en la costa norte de Ecuador y en el país en general”, sostiene muy claramente que el impacto de la catástrofe y concentración de daños está relacionada con las características del terremoto y la concentración de edificios altos, NO AL SUBSUELO”.

12 meses después el GAD municipal de Manta aún no norma la regeneración de la zona cero de Tarqui ni no autoriza la construcción de nuevos edificios argumentando que está esperando el estudio del suelo de Tarqui que debe presentar la Secretaria de Riesgos.

12 meses después, la población ya regresó, en medio del lodo generado por las lluvias, los huecos de los trabajos del alcantarillado sanitario aún no concluidos, los terrenos vacíos porque las casas fueron demolidas y/o en las viviendas que han sido reparadas y/o en las casitas del Miduvi que se han construido.

2 Viejos

Los tarqueños retornaron, están viviendo, trabajando, comerciando, ofreciendo comida y refrescos en los portales que aún quedan, trabajando como mecánicos, artesanos, siguen pescando y vendiendo el pescado, preparando comidas en las playas para los turistas o comerciando productos, desde víveres hasta enseres domésticos, hasta sus profesores están dando clases.

Parece que más dinero se ha gastado en demoler 2.600 edificios y en hacer estudios de suelo, que en reconstruir y regenerar la zona cero de Tarqui. Hasta la Fiscalía General del Estado presentó un estudio del suelo de Tarqui.

Si enumerar los daños personales, muertes, enfermedades contraídas, destrucción de los enseres familiares, solo los 2.600 edificios representan un aproximado de 100 millones de dólares que el pueblo de Manta invirtió en construir sus viviendas, edificios comerciales como hoteles y/o locales escolares, resultado de sus ahorros a lo largo de su vida o de créditos pendientes que deben pagarse. Todo esto perdió en la catástrofe. Nadie repondrá sus viviendas ni pagará sus créditos.

Sobre este suelo de “arena y arcilla”, el MIDUVI ha construido y está entregando sus casitas de 6 x 6 m y/o 4 x 10 m a los damnificados de Tarqui, la famosa zona cero.

Compruébelo, venga a Tarqui, recorra sus calles, pero no se quede sólo en el parque hasta donde van las autoridades, recorra sectores como Buenos Aires, El Cementerio, El Salitre, Rumiñahui, Playita Mía, el Parque del Marisco y vaya a la Picantería El Marino.

Pero, recuerde que el Centro comercial “Nuevo Tarqui”, no es la parroquia Tarqui ni la zona cero, este Centro comercial se ubica en la parroquia Manta, El Gobierno explica que con los incentivos que ha entregado se han abierto 20.386 nuevos negocios en Manabí.

Al 31 de marzo de 2017, a casi el año del terremoto 16-A, la Ley de Solidaridad ha recaudado US$ 1.397. En Tarqui se invierte menos de 50 millones.

La obra más visible es el nuevo sistema de alcantarillado sanitario y agua potable.

Hace pocos días comenzó Priza el estudio para el soterramiento eléctrico de un pequeño sector de la Av. 105.

CNEL, sin cambiar los postes que sufrieron el terremoto, tiende una red blindada y entorcha las acometidas domiciliarias. Muy pronto ya no habrá dinero, pero Tarqui y los tarqueños de Manta seguiremos viviendo sobre este “suelo de arena y arcilla”.

Frente a TIA de Tarqui, en la esquina de la Av. 108 y calle 102 se encuentra un letrero. Su leyenda es un impacto a la conciencia: “Sr. Alcalde. Los ciudadanos de Tarqui también somos Manta. Exigimos respeto y se nos haga respetar, es nuestro derecho, agua potable, electricidad, alcantarillado y obra pública. Tarqui vive. Viva Tarqui.”

IMG_4146

Hace unos meses la Junta de Vecinos de la Zona Cero de Tarqui remite oficio al señor Alcalde y concejales. Sugería que en el sector del demolido mercado de Tarqui se construya un “Parque In Memoria o del holocausto” donde se levante un monumento a la memoria de los caídos durante el terremoto: allí se concentrarán los vecinos de Tarqui para mantener la memoria viva de sus deudos, para evocar la catástrofe y para construir nuevos sueños.

Bueno, el Municipio ya construyó un “Memorial 16 A” en el parque central de Tarqui.

En este espacio territorial de la iglesia demolida y el parque podría construirse la gran iglesia de Tarqui que Alcalde y Prefecto se comprometieron hace unos pocos meses frente a los vecinos reunidos en el Parque.

Allí, en este parque frente al espacio vacío del Colegio San José, a las 18:00 del domingo 16 de abril de 2017, los párrocos de Manta, todos juntos, ofician misa para evocar la tragedia y pedir por los fallecidos. Hasta aquí llega la caminata que el GAD municipal de Manta ha organizado y convocado a la ciudadanía. A las 06:48 la ciudadanía hace un minuto de silencio mientras se escuchas las dianas y se elevan globos blancos.

A los 12 meses del terremoto me surge la pregunta, ¿los vecinos de la zona cero también pagaremos los 100 millones de dólares que desde el 2019 comenzarán a pagar todos los mantenses? (Josar, 2017-04-15)

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s