Simón Zambrano Vinces

Simón Zambrano Vinces.

Por Joselías Sánchez Ramos / 2017-03-10

Hola amigos. Enmudecí cuando leí la nota de Miguel Ángel Solórzano. Mi mirada se posó en el techo. Salí y contemplé el cielo. Me llené de silencio.

Me cuesta salir. Aún me resuenan sus palabras de hace pocos días a través del teléfono: “He cumplido Pepelías, he cumplido con Manta”.

Simón Zambrano Vinces muere mientras cumple prisión por haber difundido información reservada. Al respecto, editorial de EL DIARIO señala “mantener la reserva debe ser responsabilidad única y exclusiva de quien la custodia”. Sin embargo, Simón fue el sentenciado.

Con 72 años a cuestas, mi vida es la suma y resta de días y noche, de vidas y muertes, de hombres y mujeres, con quienes he aprendido a convivir, a sentir tristezas profundas, debates inútiles y acuerdos maravillosos para reír a carcajadas. Con ellos me he superado, he sentido sus respaldos y también las soledades de voltear la mirada y encontrarse en solitario, pero ellos, a Dios gracias, todos ellos forman parte de mi vida.

Simón Zambrano Vinces es uno de ellos. Celeste, mi exalumna, su cónyuge. Su hijo fue nuestro alumno en el ABU de la Uleam.

Nos encontramos en una cabina de transmisión radial en el Estado Modelo de Manta. En la década de los 60´s yo era comentarista deportivo. Desde allí siempre fuimos un encuentro de comentarios de todo. Desde los acuerdos hasta las controversias, desde la política hasta las sutilezas del poder que gobierna la ciudad mientras la población mira hacia otro lado. Don Johnny Loor es un ejemplo, le decía; lo apoyaron para ganarle al Dr. Alberto Cantos, para quitarle la EMAPAM al Municipio y lo que después siguió se convirtió en la floreciente industria del agua embotellada. Simón siempre leal a sus amigos.

“Joselias, te espero, viene Eduardo Brito. Unos traguitos, su música y nuestros recuerdos”. Grato Simón.

La construcción de un hombre tiene facetas. La vida nos plantea muchos escenarios.

Tito Livio Mendoza Guillem reconoce que Simón es un “hombre defensor de sus principios, leal con su pueblo y con su gente”. Concluye: “Manta y Manabí pierden a un gran hombre”.

Mario Luis Coello Izquierdo pide que “Manta debe rendirle tributo”. Lo reconoce como “hombre sencillo, humilde, pero de grandes cualidades que solo son entregadas a quienes fueron predestinados para cumplir una misión en la vida”.

Tito Estenio Zambrano Vélez le agradece. “Muchas gracias por defender los derechos de nuestra ciudad y dejarnos un legado de compromisos con Manta”.

Cuando se inicia la década de los 80´s Manta fortalece su condición de ciudad cosmopolita. Junto a otros amigos periodistas de la UNP construimos nuestra frase: “A Manta, ámala o déjala” para consolidar el espíritu del manteñismo como esencia de un pueblo de armonía, emprendimientos y creatividad. Simón, no dejó de repetirla.

En el 2006 tuvimos discrepancias respecto del Puerto de Transferencia Internacional de Carga concesionado a la TIDE / Hutchinson. Para él y el señor alcalde de entonces, era una concesión inconveniente. Yo sostuve lo contrario. Consideré que nos habíamos insertado en el negocio naviero de la cuenca del Pacífico. Sostengo que fue un error haberle pedido al Gobierno Nacional que le diga “¡Qué les vaya bonito!”. Hoy concesionamos nuestro puerto a la firma Agunsa / TPM.

El pasado 29 de enero de 2017, sobre el Mall del Pacífico, don Simón Zambrano Vinces escribió: “Amigos y amigas de Manta. He cumplido con mi promesa. De ahora en adelante juzguen ustedes quien tuvo y tiene la razón. Jamás pelee por algo para mí, siempre pelee por los intereses de Manta. Ahora todo ha regresado a su dueño original que siempre ha sido la ciudad de Manta”.

03_10 Mall del Pacífico

Dirigiéndose al Señor alcalde, le dice: “Recuerde usted que el nombramiento de alcalde es un encargo que los ciudadanos le hemos dado para que administre nuestra ciudad. No haga lo mismo que el que le antecedió. La ciudad NO es propiedad privada y sus bienes son de todos.” La apertura del Mall del Pacífico está programada para el 16 de abril.

El pasado 6 de febrero de 2017 a propósito de una publicación en Diario La Marea sobre mi encuentro y casamiento con Cecilia, me escribe: “Maestro Joselías Sánchez. Ya lo dice la estrofa de una canción: “amor como el nuestro no hay dos en la vida”; qué grato es ver en la prensa escrita a dos amigos, a una pareja que han dedicado su amor a sus hijos y enseñanzas a la juventud. Jamás podré olvidar esa noche de tertulia que me dieron la oportunidad de compartir con ustedes (En Ventarrón Radio Interactiva), como decíamos los jugadores de 40, 40 y 40. Mas felicidades amigos míos se lo merecen.

Estimados amigos. Sigo sosteniendo que lo importante no es morir sino vivir hasta el final. A pocos días de su muerte, desde su prisión en la Clínica Centeno, don Simón Zambrano Vinces me dice: “He cumplido Pepelías, he cumplido con Manta”. Eso es vivir hasta el final.

Soy mantense. En nombre de lo que yo podría representar para mi pueblo le digo: “Gracias por tu vida Simón. Hasta luego.” (Josar. 2017-03-10)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s