Envejecer juntos

Envejecer juntos

Por Joselías Sánchez Ramos

Hola Buenos días. En el primer lunes de este vigoroso año 2017, compartimos con ustedes la alegría que nos produjo este abrazo de dos de nuestros cuatro hijos: del 1ero., Joselías Jr., y del último, Grígoy.

Esta alegría es más brillante porque esos 48 segundos del terremoto nos obligan a mirar la vida de manera diferente. Por eso percibo al 2017 como un vigoroso año para la resiliencia de nuestra comunidad, de nuestro país. Pero también me percibo más vulnerable y con propósitos inconclusos.

Desde 1969 en que, cumpliendo un sueño de enamorados junto a Cecilia nos matrimoniamos en la Iglesia de Tarqui, hemos luchado por construir nuestro sueño: un hogar, una familia.

Hemos llegado al 2017 (48 años) recordando los altibajos de toda relación y es tan maravilloso para nosotros, mirarnos, tocarnos, y sentirnos envejecer juntos.

Podemos decir que hemos cumplido el mandato de nuestros padres, este propósito oculto: permanecer juntos.

En este permanecer juntos están nuestros hijos. En estos nueve días del vigoroso 2017 he dialogado con ellos y con las reiteraciones propias del pensar diferente, vamos construyendo un programa, sílabo o currículum oculto.

Tal vez no lo perciben como lo diseño pero confío en esta sindéresis propia que asumo desde que compartía los sílabos con los estudiantes de mis clases de Filosofía de la Comunicación en la Facco/Uleam.

Gracias hijos: Joselías Jr., Paul Erik, Candy Cecilia y Grígory Renán. Estamos listos. (Josar, 2017-01-09)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s