26 de septiembre de 1526. ENCUENTRO DE DOS CULTURAS

Por José Elías Sánchez Ramos

Hace 490 años, el 26 de septiembre de 1526, en alta mar, frente a las costas del Cabo Pasado, Manabí, tiene lugar el encuentro de dos culturas. Un buque de los mercaderes manteños (balsa manteña) con mástil y vela latina sorprende al bergantín español de Bartolomé Ruiz, piloto mayor de Francisco Pizarro.

Este acontecimiento pasa desapercibido para la historia oficial. Los maestros tampoco lo enfatizan a sus educandos. Es una fecha a la que no se le ha dado la connotación histórica de su trascendencia. Al compartirla con ustedes espero recuperar la atención de los maestros, de los padres de familia, unidades educativas y de la universidad porque es nuestra obligación cívica fortalecer la cosmogonía histórica de Manabí y del litoral ecuatoriano.

El relato de la captura es anotado por Gonzalo Fernández de Oviedo y Valdés quien se entrevista en Panamá con Bartolomé Ruiz. Los detalles del encuentro los describe Juan de Sámano, cronista del Rey, quien viaja con Ruiz. Marshall Seville, antropólogo y profesor de la Universidad de Columbia lo transcribe en su libro “Las antigüedades de Manabí, 1907”.

 Sámano describe una gran embarcación con mástiles y vela latina que transportaba personas y mercancías; llevaba un sinnúmero de mercancías, desde cántaros, camisas, paños, ropa de diversos colores y con distintos motivos, piezas de plata, cascabeles, e incluso instrumentos para tasar y pesar el oro; de toda la carga el material precioso eran las “conchas coloradas…, e por estas dan los indios todo el oro e plata e ropas que traen de rescate”.

De sus veinte ocupantes, tres fueron tomados como intérpretes. Esto demuestra la  capacidad de poliglotas que catacterizaba a los nativos manteños – huancavilcas.

La tecnología de la navegación manteña era superior a la navegación europea de la época destaca el arqueólogo ecuatoriano Jorge G. Marcos Pino en su libro “Los pueblos navegantes del Ecuador prehispánico, 2005.

09_25-navegantes-y-concha
“El dominio del mar y de las rutas marítimas, lo habían alcanzado a través de un largo proceso de más de 4.000 años desde los albores del Período Formativo Temprano, en tiempos de la sociedad Valdivia”.

Estos mercaderes manteños, hábiles señores del mar, que viajan entre Chile al golfo de California en
México, conforman una Liga o Confederación de Mercaderes según afirma Jacinto Jijón y Camaaño como resultado de sus observaciones en Manabí entre 1917 a 1923.

Siendo esta cultura el antecedente de nuestra biohistoria debe ser analizada sin temor y con entusiasmo en las unidades de estudio y universidades manabitas.

Johnny Alberto Lucas García, Licenciado en Ciencias de la Comunicación al leer mis crónicas sobre la historia de Manta reseña: “Muy bien maestro por recordarnos la Historia, con esto no olvidamos nuestras raíces quienes nacimos a la orilla de un mar y orgullosos de formar parte de las raíces de la cultura manteña”. (José Elías Sánchez Ramos. Manta, 2016-09-26)

09_26-navegacion

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s