Sofonías Rezabala, Líder indiscutible de los bomberos de Manta.

Tnte. Crnl. (B) Sofonías Rezabala.

“Líder indiscutible de los bomberos de Manta”

El personal administrativo y operativo del Benemérito Cuerpo de Bomberos de Manta, durante la entrega del edificio CCBB de San Mateo y evocar los 126 años de su creación, entrega “Reconocimiento” al valor humano y noble labor del Tnte. Crnl. (B) Sofonías Rezabala Pico, declarándolo como su líder indiscutible, Comandante insuperable y acepta su legado como ejemplo para las nuevas generaciones del personal de oficiales, tropa, administrativo y operativo. Este es el discurso que pronuncia Lic. José Elías Sánchez Ramos miembro de la Academia Nacional de Historia Alfarista e Historiador de Manta. Sesión en San Mateo, Manta, Ecuador, sábado 6 de agosto de 2016. 

Resumen

Esbozo del valor humano y noble labor del Tnte. Crnl. (B) Sofonías Rezabala Pico al entregar el cuartel de Bomberos en San Mateo y evocar los 126 años de creación del Benemérito Cuerpo de Bomberos de Manta y a quien, el personal administrativo y operativo le otorga “Reconocimiento”, declarándolo líder indiscutible, Comandante insuperable, aceptando su legado como ejemplo para las nuevas generaciones del personal de oficiales, tropa, administrativo y operativo.

Saludo

Noble amigo, Comandante en Jefe del Benemérito Cuerpo de Bomberos de Manta, Tnte. Crnl. Ilsifredo Sofonías Rezabala Pico.

Saludo a su respetable familia y a los ilustres amigos que nos honran con su presencia.

Honorables Jefes, valerosos bomberos, distinguidos miembros del personal administrativo y operativo del Benemérito Cuerpo de Bomberos de Manta.

Damas y caballeros.

Introducción

Cumplo con un honroso encargo. El personal administrativo y operativo de la noble institución bomberil de Manta me ha pedido conversar con ustedes sobre el “Reconocimiento” que ellos van a otorgar.

El término “reconocimiento” significa “distinguir a una persona por sus rasgos o por sus cualidades.

Esta acción de distinguir es resultado de identificar las características que le sobresalen.

Es lo que voy a hacer con esta oratoria.

El personaje que vamos a distinguir para su reconocimiento es el ilustre Tnte. Crnl. (B) Ilsifredo Sofonías Rezabala Pico.

Es lo que me trae a esta tribuna.

Manabita digno

Don Sofonías Rezabala es un manabita digno y honorable, un luchador social incansable, un hombre de testimonios humanos extraordinarios que consagra su vida a la familia, a la comunidad y al servicio público destacando su condición de bombero.

En este contexto de su vida, la Cámara de Comercio de Manta le reconoce su meritoria gestión pública, su entrega social y lo ubica como ejemplo para las nuevas generaciones.

Los Barrios de Manta, a través de su Federación cantonal, primero, y luego la Unión de Barrios del cantón Manta, en años diferentes pero coincidiendo, lo reconocen como un servidor público eficaz comprometido con el bienestar de la comunidad.

Destacan los reconocimientos institucionales desde el Benemérito Cuerpo de Bomberos de Guayaquil que le entrega Placa e impone la condecoración “Estrella de Octubre primera clase” por los 120 años de fundación.

El Cuerpo de Bomberos de Manabí reconociendo la valiosa labor solidaria con los cuerpos de bomberos de la provincia.

El Benemérito Cuerpo de Bomberos de Manta en consideración al invalorable y altruista aporte en beneficio de la institución lo reconoce con el mérito “Servicios distinguidos”.

El Municipio de Manta le otorga la Condecoración “Jocay” destacando el valor humano que lo distingue, su entrega al servicio público y el compromiso institucional que ha sabido registrar en todos sus actos como Comandante en Jefe del Benemérito Cuerpo de Bomberos de Manta, acción que también reconoce el Hospital Rodríguez Zambrano que le entrega el “Mérito Cooperación interinstitucional estratégica”.

Su trayectoria, valor humano y profesionalismo como bombero es reconocido por la Asamblea Nacional que a través de la asambleísta Sra. Grace Moreira de Coello le entrega pergamino nacional.

El Tnte. Crnl. (B) Ilsifredo Sofonías Rezabala Pico es un héroe silencioso, ciudadano ejemplar, un líder excepcional de la institución bomberil que, superando su propia tragedia como damnificado del terremoto, condujo la acción bomberil hasta la heroicidad de los bomberos de Manta para hacer frente al desastre.

Junto a él, compartiendo este ejemplo, estuvieron los bomberos mantenses. Todos superaron el dolor de la familia, el desastre y la angustia de esos  terribles momentos. Todos acudieron presurosos al llamado del deber. Todos estuvieron por encima de su propia tragedia para prestar la ayuda invalorable a las personas, a las familias, a la colectividad en los momentos más duros del desastre.

Tributo

Esta realidad es la que nos ha convocado a esta tribuna para rendir tributo a los bomberos de mi pueblo y para reconocer el valor superior de su Comandante en Jefe, Tnte. Crnl. Ilsifredo Sofonías Rezabala Pico.

Don Sofonías Rezabala nos recuerda que el ser y deber ser de una persona no radica en su valor intelectual, sino en su valor moral y en el ejercicio ético de su vida.

Moral y ética es lo que perfecciona al hombre en su esencia y en la totalidad de su “ser” para ejercer su vida como un “hacer” el bien sin mirar a quien y realizar su “convivir” en solidaridad permanente con la sociedad humana.

Es lo que se percibe al mirar la vida de este hombre profundamente humano. Es lo que se observa en su ser como familia, es lo que se afirma en su hacer como un luchador social extraordinario, es lo que se reafirma en su convivir como hombre comprometido con el servicio público.

Son los tres pilares básicos de su vida, los tres elementos de su reconocimiento, las tres características que lo distinguen.

Familia, el ser.

El primer pilar es la familia. En la familia está la moral y la ética. En la familia está la confianza y el orgullo.

Nace el 20 de julio de 1951. Contrae matrimonio con la Sra. Beatriz Menéndez. Procrean tres hijos, dos mujeres y un varón. Se recrea con sus cuatro nietos.

Doña Aura Posligua Ortiz, Capitana de bomberos y su más cercana colaboradora como Secretaria del B. CC. BB. de Manta lo perfila como un hombre de calidad moral, mente luchadora, defensor de las causas nobles, que es apreciado y respetado por la comunidad.

Su hija Kathier lo define como un padre único, como un libro abierto de experiencias maravillosas, como un hombre trabajador incansable, como un hombre emocionante que se reparte en ternuras, protección y detalles de una vida superior. Como abuelo es único y consentidor.

“Ama el deber, cumple el deber, vive el deber”. Es la lección que impone cumplir. Como familia hemos sentido su ausencia en la reuniones del hogar porque primero está su deber con la comunidad, primero está el servicio público como bombero.”

“Esa es su vida. No hay horarios. No hay fechas importantes en la familia. Su ser bombero, su deber ser bombero, su convivir con el servicio público de los bomberos.”

La familia lo comprende, la familia lo realiza, la familia lo admira, en la familia está su fortaleza, su confianza, su orgullo.

Luchador social, el hacer.

Las luchas sociales son manifestaciones de un pueblo con el objetivo de lograr su bienestar y defender sus derechos. En la lucha social el hombre se comprende a sí mismo. Las luchas sociales requieren de un  líder, de un luchador social.

La lucha social es el segundo pilar en la vida de don Sofonías Rezabala. En la lucha social se realiza, sufre y se yergue con altivez y compromiso.

Repetiré a José (Pepe) Mujica, ex presidente del Uruguay: “Pertenezco a una generación que quiso cambiar el mundo, fui aplastado, derrotado, pulverizado, pero sigo soñando que vale la pena luchar para que la gente pueda vivir un poco mejor y con mayor sentido de igualdad”.

Don Sofonías se formó en el trabajo. De pequeño acompañaba a su abuelo en el comercio del pescado; allí, en la playa aprendió que al que se duerme se lo lleva la marea.

Se robusteció en el deporte. El automovilismo fue su pasión. Cinco veces participó en la carrera nacional “Vuelta a la república”. Recorrió las regiones más recónditas y sorprendentes de su país. Corrió por caminos intransitable, con lluvias torrenciales, frio intensos y lodazales desesperantes, sin parabrisas porque piedras que caían lo rompieron, a veces sin dinero en las largas jornadas, con el impulso de llevar la delantera entre decenas de competidores y con un deseo irrefrenable de llegar a la meta junto a su inseparable compañero, el Lic. Gonzalo Mora Lozada, su copiloto de toda la vida.

Se realizó en la lucha social. Cuando Manta creció poblacional y urbanísticamente, CEPE y sus tanques con un millón de galones de combustibles quedó en el centro urbano de Tarqui. El pueblo lo llama bomba de tiempo.

Los vecinos vivían en zozobra. La angustia pintaba las familias. El pueblo corría desesperado cuando los tanqueros se incendiaban en el interior de los depósitos, cuando los cortocircuitos incendiaban a tanqueros cargados de combustibles, cuando en el ambiente resonaban explosiones, el fuego en derredor de los tanques expandía el calor entre las calles y el humo negro llenaba el cielo.

Los vecinos vivían en una constante psicosis colectiva de temor y miedo.

Frente a la indiferencia de las autoridades conformamos el “Comité Pro defensa de la vida humana”. Don Sofonías Rezabala fue nuestro Presidente, presidente de un grupo de mantenses que recogía la angustia del pueblo que no era escuchado, que acallaban su voz con el temor de las autoridades.

Allí se observa al luchador social sin tiempo ni cansancios, sin temor ni vergüenzas, con valor y decisión. Fue una lucha terrible con amenazas e incomprensiones, con promesas y engaños. Hasta que se cerraron las calles contra todas las amenazas. Este movimiento cívico encabezado por don Sofonías dio sus resultados. Los tanques de Tarqui se cerraron. El depósito de ANGLO, CEPE, PETROECUADOR se fue para siempre. Gracias comandante. Tarqui lo reconoce siempre. Lo sigue reconociendo después del terremoto del 16 de abril.

 La lucha social es lo que mejor define a Sofonías Rezabala. Es un luchador social de toda su vida hasta que encontró su mejor escenario: el Cuerpo de Bomberos porque aquí están los luchadores sociales, aquellos personajes que repiten en silencio: “si ayudo a una sola persona a vivir para que tenga esperanza, no habré vivido en vano”.

Servicio público, el convivir.

Servicio público es la actividad que se desarrolla desde una institución pública o privada con el fin de satisfacer una necesidad social determinada.

La Constitución de la República, en su Art. 229 define al servidor público como una persona que ejerce un cargo, función o dignidad dentro del sector público.

En el servicio público debe prevalecer la transparencia, la creatividad y ejercerse con responsabilidad y decisión.

En la década de los años 80 encontramos a don Sofonías Rezabala ejerciendo las funciones de concejal del cantón Manta. En estas funciones fue Director de la Empresa Municipal de Agua Potable y Alcantarillado de Manta.

En la década de los años 90 el Gobernador, Dr. Alberto Lara lo designa Jefe Político del Cantón.

Pero donde mejor ha realizado su convivir humano es en la actividad bomberil donde inicia su carrera desde muy joven en la Compañía Tarqui, en el año 1973, siendo Comandante del Cuerpo de Bomberos de Manta el Coronel Randolfo Sierra Delgado.

Demostrando siempre un gran espíritu de servicio a la comunidad, disciplina y sacrificio en el cumplimiento del deber, fue ganando ascensos por méritos hasta llegar al grado de Capitán y Comandante de la Compañía Los Esteros.

Asume la Primera Jefatura el 2 de septiembre de 1998 de manos del Crnl. Eliécer Aliatis en un acto de entrega – recepción que fue testificado por el Gobernador y el Jefe Provincial de Bomberos, personal de oficiales, tropa, personal administrativo y operativo.

Desde que ingresa al Cuerpo de Bomberos han transcurrido 43 años. Desde que asume la Primera Jefatura han transcurrido 19 años.

Durante este tiempo se ha convertido en un líder humano y creativo, en un servidor público transparente y eficaz, en un comandante efectivo y solidario, reconocido por la comunidad local, provincial y nacional.

El reconocimiento

Estimado amigos.

Nos reunimos aquí, en San Mateo, en este “Palo Verde” de historia y tradiciones, tierra de los señores del mar y de la pesca, tierra de mujeres altivas y trabajadoras, tierra del orgullo de ser, del compromiso de hacer y de la solidaridad del convivir como pueblo hermano, libre y digno.

Este es el escenario que han escogido los hombres y mujeres que constituyen el personal administrativo y operativo del Benemérito Cuerpo de Bomberos de Manta para rendir tributo a su Comandante en Jefe, al Tnte. Crnl. (B) Ilsifredo Sofonías Rezabala Pico.

Lo hacen para reconocerlo como un líder indiscutible que dirigió con audacia y decisión a los bomberos de Manta para hacer frente al trágico desastre que produjo la catástrofe que sufrió nuestra provincia el 16 de abril de 2016.

Este terremoto de 7,8 de intensidad en la escala de Richter dejó nefastas consecuencias y demostró nuestras vulnerabilidades sociales, económicas, institucionales, urbanísticas y políticas.

En medio de la incertidumbre, el desconcierto y la indecisión, los bomberos de Manta fueron superiores. Actuaron de manera inmediata cuando aún se desconocía la magnitud de la tragedia. Los bomberos en acción tuvieron un Comandante en Jefe que sobrepuso el servicio a la comunidad por sobre su propia tragedia familiar; esto fue ejemplo para otros bomberos que también sufrían las consecuencias en sus viviendas, en sus familias, en su vecindario.

El Tnte. Crnl. (B) Rezabala Pico sufrió daños irreparables en su vivienda igual que varios de sus compañeros bomberos. Tras dejar en buen recaudo a su familia acuden, minutos después de la tragedia a prestar ayuda a la ciudadanía, brindar los primeros auxilios a los heridos, sacar a las víctimas de los escombros y trasladarlas hasta los centros de salud, coordinar la ayuda, buscar, prestar iluminación, orientar y salvaguardar las vidas.

Trabajaron toda la noche, siguieron trabajando durante el día, vencieron al cansancio y la fatiga, pensaban en sus familias pero seguían en la búsqueda y rescate de personas con vida o el cadáver de las personas que perecieron.

Esta es otra historia del Tnte. Crnl. (B) Sofonías Rezabala, otra historia donde se reafirma su ser humano engrandecido por la tragedia, donde resplandece su hacer como un luchador social que vence su propia tragedia familiar para servir a los demás, donde se fortalece su convivir como hombre comprometido con el servicio público. Nada escatima cuando de servir se trata.

Este es su legado: Ser, hacer, convivir, la trilogía del ciudadano del siglo XXI.

Gracias por su vida, don Sofonías Rezabala Pico, gracias por su humildad.

El personal administrativo y operativo del Benemérito Cuerpo de Bomberos de Manta, al evocar los 126 años de su creación, entrega “Reconocimiento” al valor humano y noble labor del Tnte. Crnl. Sofonías Rezabala Pico, declarándolo como su líder indiscutible, Comandante insuperable y acepta su legado como ejemplo para las nuevas generaciones del personal de oficiales, tropa, administrativo y operativo.

Es el día de las profecías. El día en que, hace 126 años, un grupo de mantenses decidió la creación del Benemérito Cuerpo de Bomberos de Manta.

126 años después de aquella memorable fecha, el Comandante Jefe de este Benemérito Cuerpo de Bomberos es declarado líder indiscutible, Comandante insuperable y ejemplo de generaciones.

A un gran señor, un gran honor.

He dicho.

José Elías Sánchez Ramos
Manta, San Mateo, 2016-08-06

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s