Manabí 2014 – 10

Diálogos con Joselias

Proyecto autonómico de Manabí – II

Por Joselías Sánchez Ramos

Universidad Laica Eloy Alfaro de Manabí
joselias@gmail.com / jose.sanchez@uleam.edu.ec
Manta, 15 de junio de 1999

El “Proyecto autonómico de Manabí” nace con la necesidad de la reivindicación. En este primer semestre de 1999 el Comité Cívico Interinstitucional “Pro Autonomía de Manabí formula al Ecuador una propuesta de 12 puntos en la búsqueda de una concertación nacional para implementar la autonomía provincial.

En esta segunda parte presentamos a nuestros lectores otros cuatro puntos (5 al 8) esperando vuestros criterios:

5) Que el pago de la deuda externa se haga en forma proporcional, de acuerdo a la inversión que se ha realizado en cada provincia del país.

Se considera injusto que el pago de esta deuda, que tanto está influyendo en la vida y bienestar de los ecuatorianos, sea pagada por igual por quienes nada o muy poco han recibido de los créditos externos que no siempre fueron bien priorizados y utilizados por los funcionarios del Estado Ecuatoriano, al contratarlos y obtenerlos. Se considera también inaplazable solicitar una reestructuración de esta deuda, que castigue a los acreedores especuladores, con lo cual se operaría una disminución de su monto y su amortización.

6) Que para un eficaz ejercicio de la autonomía es imperioso redefinir la elección y conformación de los entes sociales o gobiernos seccionales.

Se considera que cada cantón debe tener un Alcalde elegido por votación popular, directa y secreta, pero se estima, concomitantemente, que los concejos cantonales deben ser reemplazados por asambleas cantonales, que tengan la potestad de legislar en materia de ordenanzas locales. Que esos asambleístas municipales deben elegirse por distritos electorales de los distintos sectores urbanos y rurales, considerando un determinado número de habitantes del cantón, que será fijado por el Consejo de Desarrollo Provincial o por una Ley que se dicte a nivel nacional.

De esa manera se volverá mucho menos politizado el manejo de los municipios, para que se conviertan en los organismos rectores del desarrollo de sus respectivas comunidades y no sirvan como comités electorales de futuras campañas de los partidos políticos que lo controlan.

Igual criterio se debe adoptar, y en ello también es imprescindible una reforma constitucional, para que la elección de los legisladores nacionales y provinciales (que integren el Congreso Nacional y el Consejo de Desarrollo Provincial) sean por distritos electorales.

Sin duda los municipios son, por historia y por derecho, las instituciones llamadas a cumplir el rol de ejes de la descentralización del Estado, siendo también pertinente que se adopte la tesis que tiene establecida la provincia de Córdova, en la República Argentina, mediante la cual el 10% de los presupuestos municipales son entregados para que sean administrados directamente por las propias comunidades barriales o de recintos, fomentando un sólido espíritu comunitario en la base de la pirámide social.

7) Que se debe crear un Comités de Control Cívico de la Corporación Provincial, e inclusive Cantonal y Parroquial, paralelamente a la descentralización.

Que estos comités estén integrados por un representante de los medios de comunicación social, un representante de la Asociación de los Derechos Humanos de cada provincia, una representante de las Asociaciones Femeninas de cada provincia, un representante de las Cámaras de la Producción de la provincia, un representante de los sectores laborales de la provincia, un representante de las Universidades y Escuelas Politécnicas, un representante de los Colegios de Profesionales, un representante de las organizaciones barriales y de recintos, con lo cual se persigue un mejor y más ético y transparente uso de recursos públicos.

8) Que el modelo del paternalismo estatal está agotado en el Estado moderno.

En razón de ello los manabitas están conscientes y consideran que un buen desarrollo provincial o regional solo será posible en la medida que las instituciones locales sean eficientes y responsables en una justa recaudación de tributos, y en el buen empleo de los mismos, con lo cual se contribuirá a desactivar aquella mentalidad de seguir creyendo en el paternalismo estatal.

Joselías Sánchez
Manta, 1999-06-15

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s