Manabí: la unidad en la diversidad

Evocaciones Manabí – 2014-6

Manabí: la unidad en la diversidad

Por Joselías Sánchez Ramos
Universidad Laica Eloy Alfaro de Manabí
Manta, 15 de diciembre de 1999
joselias@gmail.com / jose.sanchez@uleam.edu.ec
Palabra de periodista

El creador de la integración nacional fue el manabita Eloy Alfaro Delgado. El 25 de junio de 1911 llega a Quito desde Guayaquil el ferrocarril que enlaza las dos ciudades más importantes del Ecuador.

Doce años antes, en 1899, con su visión de unidad nacional, estructura al ejército ecuatoriano y crea el Colegio Militar que hoy lleva su nombre. En 1910, en la frontera ese ejército gritaba: “Túmbez, Marañón o la guerra”, perfilando la aspiración de un Estado Nacional.

Ideas y realidades de un visionario. ¿Hombre superior? ¡Si! Por tanto, incomprendido para su época. Fue traicionado en Guayaquil y victimado en Quito. Los hilos invisibles de los poderosos exportadores y terratenientes de estas dos ciudades no podían concebir la unidad nacional.

Es fácil entender, entonces, el discurso de sus políticos, periodistas, poetas, escritores, empresarios, economistas y sociólogos quienes reclaman la “unidad nacional” mientras se niegan a reconocer la existencia de las otras provincias porque consideran suyas.

Quito cree que la Sierra le pertenece; después de los años 70’s también asumió el Oriente y se llevó el petróleo; después de los años 90´s se cree dueño de la ecología, del turismo y de Galápagos. Guayaquil se cree dueño de la Costa, de los puertos y de la riqueza de exportación.

Ellos inventan la teoría del péndulo para justificar que la Presidencia de la República debe variar entre un serrano o un costeño que ellos escogen y manipulan. De vez en cuando se rasgan las vestiduras e invocan el regionalismo, el centralismo y otras invenciones que esparcen a través de sus medios de comunicación para hacer creer que esta es la realidad del país.

En este realidad inventada aparece Cuenca con su inocencia poética y su insondable visión para alzarse con la cultura y revestirse como “Atenas del Ecuador”.

Al sur está Loja que, en 1859, se proclamó Estado Federal mientras Quito, Guayaquil y Cuenca proclamaban gobiernos diferentes.

Esta disquisición para preguntarnos: ¿Por qué el manabita Eloy Alfaro pudo tener una visión de unidad nacional y trabajar la integración ecuatoriana?

Simplemente por eso, porque es manabita, porque respetaba la diversidad de la gente que habitaba las distintas provincias de la Sierra o de la Costa, porque entendía que cada una de ellas tenía sus propias aspiraciones y realidades.

Manabí ha sido, es y será, el ejemplo más patético de la unidad en la diversidad que tanto buscan los europeos y que los ecuatorianos de Quito y Guayaquil no entienden ni entenderán por su escasa o ninguna experiencia vivencial en comunidades que tienen una identidad común aunque piensen diferente.

Fuimos dos pueblos: Portoviejo y Jipijapa. Al reconocerse a Montecristi, fuimos tres cantones. Luego sumamos trece. Hoy somos 22 y seremos veintitrés.

Cada cantón trabaja por ser diferente y superior. En Manabí, ningún cantón se siente inferior como tampoco hay una ciudad que sea superior a las demás. Portoviejo es simplemente la capital de Provincia. En ello reside nuestra fuerza y nuestra identidad regional: somos manabitas, respetuosos de nuestra diversidad, creyentes de nuestra unidad.

A esto, los burócratas llaman cantonismo y dicen que somos desunidos.

Son ignorantes. No entienden la unidad en la diversidad. Por eso no comprenden a Ecuador cuyos indígenas serranos se levantaron en 1990 y hoy reclaman territorialidad. Nosotros, los manabitas, reclamamos “autonomía”.

Bien podría inscribirse en la Constitución: “Ecuador es un estado social de derecho y de autonomías”. ¿Por qué les duele tanto? Es hora que dejen de ser ignorantes. (Fin)

Joselías Sánchez Ramos
Manta, 1999-12-15

 

Un comentario en “Manabí: la unidad en la diversidad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s